Bombardeo de Dresde de 1945

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$2899 / $18000

Artículo

Mark Cartwright
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 04 abril 2024
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X

El bombardeo de Dresde fue una operación controvertida y muy destructiva de los bombarderos Lancaster de la Real Fuerza Aérea (RAF) de Gran Bretaña en combinación con los bombarderos B-17 Flying Fortress de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAAF) durante los días 13, 14 y 15 de febrero y 2 de marzo de 1945. La incursión fue parte de la operación Trueno, que tenía como objetivo Berlín y otras ciudades del este de Alemania y causar un caos logístico para respaldar el avance ruso en el frente oriental.

Dresden, 1945
Dresde, 1945
Peter Richard - Deutsche Fotothek‎ (CC BY-SA)

Dresde era un centro clave de transportes y contaba con varias fábricas importantes para el Ejército alemán. Sin embargo, el ataque contra civiles, la tormenta ígnea consiguiente y la gran cantidad de muertos llevaron a poner en tela de juicio la necesidad de atacar la ciudad en primer lugar. Los aliados occidentales le habían prometido a la URSS que llevarían a cabo bombardeos en el este de Alemania para respaldar al frente oriental, pero parece que el bombardeo de Dresde fue más allá de lo debido en una guerra que Alemania ya estaba perdiendo claramente. En el ataque murieron unos 30.000 civiles (aunque las estimaciones varían muchísimo) y Dresde quedó prácticamente arrasada. Desde que ocurrió, el ataque a Dresde ha planteado preguntas sobre la validez de los bombardeos de área en la Segunda Guerra Mundial (1939-45) y sus repercusiones morales.

Eliminar publicidad
Publicidad

Los ataques de mil bombarderos

El comandante en jefe del comando de bombarderos de la RAF desde febrero de 1942 hasta el final de la Segunda Guerra Mundial era Arthur Harris (1892-1984), que tenía ideas muy claras sobre la manera más rápida y mejor de ganar el conflicto. Harris, y habría que tener en cuenta que otros en puestos de alto mando, tales como el jefe del Estado Mayor sir Charles Portal (1893-1971) o el primer ministro británico Winston Churchill (1874-1965), creía firmemente que un bombardeo de área (o bombardeo de saturación) extenso y continuo contra las ciudades industriales más importantes de Alemania podrían provocar una rendición temprana.

EL COMANDANTE EN JEFE HARRIS RECIBIÓ EL APOYO DEL MÁS ALTO NIVEL PARA LA OPERACIÓN TRUENO: ATACAR BERLÍN Y OTRAS CIUDADES DE ALEMANIA ORIENTAL.

Había otras razones para realizar ataques contra las ciudades, especialmente en los primeros años de la guerra cuando era imposible realizar una invasión por tierra en Europa, ya que los ataques aéreos eran la única manera de golpear directamente a Alemania y sus aliados. Otra razón era aumentar la moral civil de los aliados en detrimento de la alemana tras la devastación causada cuando la Luftwaffe (la fuerza aérea alemana) bombardeó las ciudades británicas y llevó a cabo el Blitz de Londres. Por último, los objetivos estratégicos como fábricas y bases de submarinos resultaban demasiado difíciles de atacar con precisión con la tecnología disponible en aquel momento, teniendo en cuenta que había que realizar tales ataques durante el día, lo que hacía que los bombarderos fueran presa fácil de los cazas enemigos, tales como el Messerschmitt Bf 109. El reconocimiento mostró que tan solo uno de cada tres aviones tiraba las bombas en un radio de 8 km (5 millas) del objetivo deseado. El bombardeo de área parecía ser un uso mucho mejor de los recursos. Por supuesto, la desventaja era que muchos civiles morirían en tales ataques. Aunque muchos comandantes militares y políticos tenían serias dudas sobre el ataque a ciudades, ambas partes llevaron a cabo tales ataques.

Eliminar publicidad
Publicidad

Allied Strategic Bombing of Germany, 1940 - 1945
Bombardeo estratégico aliado de Alemania, 1940-1945
Simeon Netchev (CC BY-NC-ND)

Por lo tanto, se realizaron bombardeos de área masivos, a menudo con unos 1.000 bombarderos pesados, contra ciudades alemanas específicas y la zona industrial del Ruhr. El primero de estos ataques fue el ataque de mil bombarderos de Colonia en 1942. Entre las demás ciudades atacadas se encuentran Bremen, Essen y Berlín; la capital sufrió una campaña continua desde noviembre de 1943 hasta marzo de 1944, conocida como la batalla de Berlín (del aire). El ataque más devastador de todos fue la Operación Gomorra contra Hamburgo en el verano de 1943 cuando la RAF y la USAAF combinaron su fuerza de bombardeo. La incursión, realizada a lo largo de varios días, causó una tormenta ígnea y acabó con 46.000 civiles muertos.

DRESDE, CONTRARIAMENTE A LO QUE SE CREE POPULARMENTE, ERA UNA CIUDAD INDUSTRIAL CON MUCHAS FÁBRICAS IMPORTANTES PARA EL ESFUERZO BÉLICO ALEMÁN.

Los británicos consideraban que las grandes incursiones eran un éxito. Fábricas e infraestructuras quedaban dañadas (aunque la producción se solía recuperar a los pocos meses del ataque) y con ellas se desviaban recursos vitales para defender Alemania. La idea de amasar tal cantidad de bombarderos para abrumar las defensas antiaéreas enemigas sin duda había funcionado y reducía las bajas por bombas a un nivel aceptable. Sin embargo, la moral civil alemana no se vino abajo, a pesar de la matanza, pero incluso si lo hubiera hecho resulta difícil imaginarse lo que habría hecho el pueblo llano contra el régimen totalitario en el que vivían. La logística necesaria para las "incursiones de mil bombarderos" suponía que no se pudieran llevar a cabo en sucesión rápida sobre ciudades diferentes, una táctica que podría haber tenido mejores resultados a la hora de aplastar la moral civil.

Eliminar publicidad
Publicidad

Operación Trueno: por qué se eligió Dresde como objetivo

En cualquier caso, Arthur Harris permaneció impertérrito, y planeó más ataques masivos. El mariscal en jefe del aire recibió el apoyo del nivel más alto para lo que acabaría conociéndose como Operación Trueno, el bombardeo de Berlín (otra vez), varios objetivos en el este de Alemania, tales como Magdeburg y Chemnitz, y la ciudad grande de Dresde, la capital de Sajonia. Los aliados en Occidente estaban motivados para continuar con los bombardeos masivos ya que la URSS insistía en que le aportaran cierta ayuda en ese sentido a medida que el Ejército Rojo seguía avanzando hacia el oeste. Los aliados en Occidente estaban especialmente deseosos de mantener su promesa de ayuda aérea para colaborar con la destrucción de la resistencia alemana en el este antes de que todos los líderes aliados se encontraran en Yalta en febrero de 1945. Para entonces, la tromba de refugiados civiles en dirección al oeste ya estaba causando estragos en las redes de transportes alemanes. Se esperaba que la operación Trueno causara aún más estragos, especialmente en el reabastecimiento de las tropas alemanas en el frente oriental que estaba cambiando rápidamente. El hecho de que ambas fuerzas aéreas se desplegaran sobre Dresde ilustra que fue una misión conjunta con la aprobación del más alto mando, y que no fue, como se cree comúnmente, responsabilidad única de Harris "el Bombardero".

Air Chief Marshal Arthur 'Bomber' Harris
Mariscal en jefe del Aire Arthur Harris
Flying Officer Stannus (Public Domain)

La elección misma de Dresde fue controvertida porque la ciudad no contaba con tanta industria pesada como otros posibles objetivos, que es por lo que Dresde solo había sido atacada dos veces antes durante la guerra en octubre de 1944 y enero de 1945, ambas veces por bombarderos de la USAAF que tenían como objetivo principal una refinería (aunque también golpearon inadvertidamente el centro de la ciudad). Sin embargo, al contrario de lo que se suele creer, Dresde era una ciudad industrial. La intención principal de los aliados no era bombardear civiles. Entre los objetivos industriales importantes que querían eliminar los aliados con su estrategia de bombardeo de saturación en Dresde se encontraban refinerías de petróleo fuera de la ciudad, la fábrica de cristal de Siemens, la fábrica óptica de Zeiss-Ikon, varias fábricas vitales para las defensas antiaéreas, fábricas de piezas de cabina para los cazas Messerschmitt y una fábrica de motores de aviones Junkers. Se calcula que 10.000 habitantes de Dresde trabajaban en esas fábricas. Las autoridades alemanas insistieron tras el ataque que las fábricas de Dresde se dedicaban mayoritariamente a la manufacturación de pasta de dientes y talco, pero no era más que propaganda. Es importante notar que las mismas autoridades alemanas nunca habían enumerado Dresde como una "ciudad abierta", es decir, que no tuviera objetivos militares.

Aparte de las industrias importantes para la guerra en Alemania, Dresde era un centro de transporte, y los daños causados a las infraestructuras de transporte, especialmente en las bahías de trenes, tendrían consecuencias serias para los suministros de hombres y materiales al frente oriental, que estaba a menos de 160 km (100 millas) al este. También causarían estragos en el transporte de refugiados que se dirigían de este a oeste. Los propios pilotos de la RAF y la USAAF, que supieron de sus objetivos gracias a las sesiones informativas antes y después de la misión, atestiguaron que había grupos específicos de bombarderos con órdenes de atacar la red de transportes en Dresde.

Eliminar publicidad
Publicidad

Otro rasgo a tener en cuenta es que Dresde no estaba especialmente bien defendida en cuanto a armas antiaéreas, ya que la mayoría se habían trasladado al frente oriental, y por tanto fue más fácil para los bombarderos encontrarla que muchos otros objetivos por su ubicación en un río principal. Por desgracia para la posteridad, Dresde tenía gran cantidad de arquitectura admirable y una reputación global por su manufacturación de porcelana, incluidos los talleres de cerámica Meissen, cercanos. El casco antiguo nunca volvería a ser lo que era.

Lancaster Dropping Bombs
Lancaster tirando bombas
Unknown Photographer (Public Domain)

Los bombarderos y la estrategia de ataque

El mejor bombardero pesado de la RAF era el Lancaster de cuatro motores, capaz de transportar una carga de hasta 6.350 kg (14.000 libras) de bombas. La fuerza de ataque contra Dresde estaba compuesta de 796 Lancasters de la RAF y 9 de Havilland Mosquitos (para marcar objetivos). La parte de la operación correspondiente a la USAAF contaba con varios cientos de bombarderos Boeing B-17 Flying Fortress, cada uno de ellos con capacidad para transportar una carga de unos 2.722 kg (6.000 libras).

La estrategia de ataque de la RAF consistía en usar la formación de corriente de bombarderos, que ya había empleado por primera vez en Colonia en 1942. Pensada para abrumar las defensas enemigas, la corriente de bombarderos era una formación apretada de toda la fuerza de bombarderos, aunque no obstante podía abarcar una longitud de hasta 112 km (70 millas) y una profundidad de unos 1.200 metros (4.000 pies). La altura espaciada de los bombarderos reducía las posibilidades de una colisión aérea. Harris añadió además una táctica nueva que se aplicaría en el ataque de Dresde. Esta consistía en dividir la fuerza de ataque en dos grupos separados y hacer que el segundo siguiera al primero tras un intervalo de unas tres horas. La idea era que, una vez estaban cerca o encima de los objetivos, los cazas enemigos se enfrentarían a la primera oleada, pero después tendrían que repostar y rearmarse, con lo que podía ser que no molestaran a la segunda oleada.

Eliminar publicidad
Publicidad

El bombardeo de Dresde

Dresde se eligió como objetivo a principios de febrero, pero las malas condiciones climatológicas retrasaron la operación. El plan original había consistido en que la USAAF realizara un ataque diurno en la ciudad, que iría seguido de un ataque nocturno por parte de la RAF. Pero el mal tiempo obligó a cancelar la parte de la USAAF de la operación. La noche del 13 de febrero, con unas condiciones climatológicas que seguían muy lejos de ser idóneas, la corriente de bombarderos de la RAF partió de Gran Bretaña.

B17 Flying Fortresses over Europe
B-17 Flying Fortress sobre Europa
US Air Force (Public Domain)

Los bombarderos se guiaron en una noche sin luna hasta llegar al objetivo por la localización de la ciudad a orillas del río Elba. Una vez sobre el objetivo, ola tras ola de bombarderos fue arrojando bombas cada pocos minutos. La fuerza completa de dos grupos pasó por encima de Dresde en un tiempo de ataque total de menos de cinco horas. Como era común para entonces, los bombarderos arrojaron una mezcla de bombas explosivas (en total 1.478 toneladas) y bombas incendiarias (1.182 toneladas). Las explosivas destruían los tejados y las estructuras internas de los edificios, mientras que las incendiarias se arrojaban para hacer prender las llamas en las ruinas. Esta combinación letal, similar a la de Hamburgo dos años antes, creó una tormenta ígnea horrible. Los servicios de bomberos no podían lidiar con la escala de daños ni con los incendios, que crearon vientos muy fuertes y un calor extremo.

Ursula Gray, una residente de Dresde, ofrece su testimonio desde el suelo durante el bombardeo:

Lo único que tenía en mente era dirigirme a un espacio abierto y nuestra casa estaba cerca de una zona bonita llamada el Gran Jardín, que tenía unos antiguos robles preciosos, de trescientos años, y varios pabellones pequeños, bonitos. Para entonces ya había edificios desmoronándose y tenías que pasar por encima de la piedra y los escombros y la gente muerta, pero te daba igual: pisabas donde hiciera falta con tal de escapar. Ya se había reunido mucha gente más. Habían tenido la misma idea, alejarse de las casas en llamas, del océano de fuego y bombas, y cobijarse bajo los árboles. Mientras estábamos allí sentados, lanzaron bombas que iluminaron la ciudad de rojo y verde, y por un momento se produjo una imagen muy extraña. Nunca lo olvidaré: era como las vidrieras de una catedral. Una vez se terminó el ataque la ciudad era un mar de fuego, miles y miles de personas muertas, muertas al lado nuestro, en torno a nosotros, los gritos y los olores. La imagen más truculenta era la desnudez de las personas que habían muerto en el bombardeo: aparentemente, el tornado o la presión del aire de las bombas les había destrozado las ropas. (Holmes, 311-2)

Para empeorar la miseria que ya estaban viviendo los civiles de Dresde, la USAAF llevó a cabo el ataque que se había planeado originalmente para el día anterior. El 14 de febrero, 311 B-17 Flying Fortress dejaron caer sus bombas sobre Dresde. El objetivo de los bombarderos eran las vías de tren. Los cazas acompañantes de la USAAF, una vez los bombarderos se habían dado la vuelta, "lo completaron ametrallando las calles... cosa que se había convertido en la táctica estándar de los cazas estadounidenses una vez completada su tarea de acompañamiento" (Neillands, 366). Más bombarderos de la USAAF regresaron el 15 de febrero y el 2 de marzo.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Dresden, February 1945
Dresde, febrero de 1945
Bundesarchiv, Bild 146-1994-041-07 (CC BY-SA)

Mientras la gente que se había quedado sin casa iba huyendo de la ciudad, Gray vuelve a describir la escena:

El tercer ataque fue de los estadounidenses, y se concentraron en ametrallar a la gente. No había defensa posible, no teníamos ninguna defensa, y se concentraron en abatir a esta gente que estaba intentando salvarse, salir a las afueras y al campo. Toda la gente que se había reunido en las praderas a lo largo del río, fueron allí y los tirotearon a todos, los mataron uno a uno (Holmes, 439).

Otro testimonio del bombardeo proviene de Ben Halfgott, un prisionero judío en un campo de concentración nazi cercano:

Vimos el bombardeo de Dresde desde el campo satélite de Schlieben, donde trabajábamos con mujeres alemanas fabricando Panzerfausts, cohetes antitanques. El fuego en el cielo, un enorme resplandor rojo: para nosotros era como el cielo. Salimos a mirar y fue glorioso, porque sabíamos que el final de la guerra debía de estar cerca, y con ello nuestra salvación. Yo tenía quince años cuando llegaron los rusos y pesaba 50 kilos. Se me veían todos los huesos (Neillands, 359).

Legado

La RAF y la USAAF consideraron el ataque un éxito. Como la ciudad tenía pocas defensas antiaéreas, solo perdieron seis Lancasters en Dresde. Tres bombarderos más se estrellaron cuando regresaban a Gran Bretaña. Los objetivos de la operación Trueno se hicieron públicos cuando se filtraron en una conferencia de prensa, y después apareció una historia escrita por un reportero de la Associated Press que decía que los aliados estaban recurriendo al "bombardeo de terror" (una expresión que la máquina propagandística nazi llevaba tiempo usando). Los políticos dieron un giro de 180 grados, incluido Churchill, que les escribió a los jefes de estado mayor británicos en marzo de 1945 diciendo que "La destrucción de Dresde sigue siendo un cuestionamiento serio de la conducta de los bombardeos aliados. Opino que, de ahora en adelante, los objetivos militares deben estudiarse más detenidamente por nuestro propio interés más que por el del enemigo" (Neillands, 372).

Dresden Memorial, 1962
Monumento a Dresde, 1962
Richard Peter - Deutsche Fotothek‎ (CC BY-SA)

Se estima que hubo unas 30.000 víctimas civiles en los cuatro ataques a Dresde, aunque los historiadores no se ponen de acuerdo, y algunas estimaciones son considerablemente más altas. Es difícil calcular los números con exactitud por el elevado número de refugiados que había en la ciudad en aquel momento. Para cada vez más gente en Occidente, Dresde supuso un bombardeo de más. La Directiva Pointblank (junio de 1942) del alto mando aliado había acordado que bombardear objetivos de valor militar y estratégico era la prioridad por encima de los objetivos civiles en preparación para las operaciones por tierra en Europa (aunque la directiva era ambigua ya que incluía minar la moral civil como un objetivo legítimo). Puede que la proximidad de las últimas etapas de la guerra afectara a la opinión pública más que en el caso de los ataques anteriores. Al final de la guerra Harris se convirtió en el chivo expiatorio de la campaña de bombardeos de área, a pesar del hecho obvio de que había otros que habían respaldado repetidamente la ejecución de esta estrategia. Es cierto que algunos comandantes de alto nivel habían preferido atacar objetivos conectados específicamente con el suministro de petróleo en Alemania, y que también había otros que querían atacar solo las redes de transporte, pero la mayoría había estado de acuerdo con la campaña de bombardeo de área. Harris no perdió la convicción en la validez de bombardear ciudades como la mejor manera de reducir en última instancia las bajas inevitables de las operaciones por tierra, y comentó que no consideraba que "el resto de las ciudades de Alemania valieran los huesos de un granadero británico" (Dear, 242).

El debate continúa hoy en día sobre si el bombardeo de ciudades durante la guerra se puede considerar un crimen de guerra o no. Ciertamente, el hecho de que ambas partes bombardearan a civiles no es un argumento contra tal clasificación. Hay una distinción importante, y es que las ciudades alemanas seleccionadas eran ciudades industriales (en contraposición, por ejemplo, a una ciudad balneario de la costa), y tanto la RAF como la USAAF repitieron en anuncios públicos que sus ataques iban dirigidos a objetivos industriales incluso si las bombas, en realidad, acabaron cayendo sobre civiles. También puede que sea inapropiado juzgar la historia desde la perspectiva del presente con el don de la retrospectiva. Tal y como destaca el historiador de aviación R. Neillands:

La orden de atacar Dresde no fue ilegal. Había razones de peso para bombardear Dresde y, aunque la retrospectiva indica que probablemente fuera una operación innecesaria, eso no era lo que se pensó en su momento. (393)

A pesar de las cuestiones morales planteadas tras el ataque a Dresde, esa ciudad no sería la última en ser el objetivo de bombardeos intensos durante la guerra. En 1945, muchas ciudades japonesas se enfrentaron a bombardeos igual de masivos y destructivos porque Estados Unidos quería evitar una invasión terrestre larga y peligrosa, una campaña de terror calculado que culminó en la devastación total de Hiroshima y Nagasaki con las bombas atómicas.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Quién bombardeó Dresde en la Segunda Guerra Mundial?

Dresde fue bombardeada tanto por la fuerza aérea real como la fuerza aérea de EE. UU. durante la Segunda Guerra Mundial, de la manera más controvertida en febrero-marzo de 1945.

¿Por qué fue este bombardeo tan controvertido?

El bombardeo de Dresde en febrero-marzo de 1945 fue muy controvertido porque la guerra casi había terminado y decenas de miles de civiles murieron en el ataque. Sin embargo, el objetivo era importantes fábricas y conexiones de transporte, y los aliados habían prometido actuar para ayudar a la URSS el en frente oriental.

¿Cuánta gente murió en el bombardeo de Dresde?

En torno a 30.000 civiles murieron en el bombardeo de febrero-marzo de 1945. Algunos historiadores hablan de una cifra mucho mayor, pero la presencia de un gran número de refugiados en aquel tiempo en la ciudad dificulta establecer un número exacto de víctimas.

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Muy interesada en la historia, especialmente en la antigua Grecia y Egipto. Actualmente trabaja escribiendo subtítulos para clases en línea y traduciendo textos de historia y filosofía, entre otras cosas.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2024, abril 04). Bombardeo de Dresde de 1945 [The Bombing of Dresden in 1945]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-2412/bombardeo-de-dresde-de-1945/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Bombardeo de Dresde de 1945." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación abril 04, 2024. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-2412/bombardeo-de-dresde-de-1945/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Bombardeo de Dresde de 1945." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 04 abr 2024. Web. 19 jul 2024.

Afiliación