Los fariseos

Definición

Rebecca Denova
por , traducido por Antonio Elduque
Publicado el 02 febrero 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés
Christ and the Pharisees, from Das Plenarium (by Hans Schäufelein, Copyright)
Cristo y los fariseos, de Das Plenarium
Hans Schäufelein (Copyright)

Los fariseos fueron una secta judía, surgida hacia el 150 a.C., que promovía la idea de la pureza sacerdotal para todos los judíos, la fe en la providencia o el destino y el concepto de la resurrección de los muertos, y que enseñaba que, más allá de los mandamientos, la Ley Oral también fue transmitida por Moisés. El judaísmo rabínico temprano del siglo II d.C. sostenía su descendencia espiritual de los fariseos.

Orígenes

Tras las conquistas de Alejandro Magno (que gobernó de 336 a 323 a.C.), en el 330 a.C., los pueblos conquistados de la cuenca mediterránea adoptaron la forma de gobierno, el idioma, la filosofía, la religión y la educación griegas. Al morir Alejandro en el 323 a. C., su imperio quedó dividido entre sus generales, en las guerras de los Diádocos. Uno de esos generales, Seleuco I Nicátor, fundó el Imperio seléucida en la región de Siria. En el 167 a.C., el seléucida Antíoco IV Epífanes (que gobernó de 175 a 164 a.C.) prohibió todas las costumbres judías, lo que originó la Revuelta de los macabeos, liderada por la familia de los asmoneos, en la que los judíos consiguieron rechazar a los griegos y establecer su propio reino.

Eliminar publicidad

Advertisement

Sin embargo, no todos estaban contentos con el gobierno de los asmoneos, que combinaban el cargo de rey con el de sumo sacerdote del Templo de Jerusalén. El trono de Israel debía recaer sobre un descendiente de la tribu del rey David, la de Judá. Durante ese período, el sumo sacerdote debía ser un descendiente de Sadoc, el último sumo sacerdote durante el reinado de Salomón. Los asmoneos no podían reclamar para sí ninguna de las dos líneas sucesorias.

En este período encontramos evidencias de lo que los académicos denominan “sectarismo judío”. Varios grupos de judíos formaron sectas dentro de la religión, todas de acuerdo en lo básico, según la Ley de Moisés y los Libros de los Profetas. Uno de los asuntos principales era cómo vivir dentro de esa nueva cultura cosmopolita griega, manteniendo los rasgos de identidad y las tradiciones judías. Entre esas sectas, vemos la aparición de un grupo conocido como los fariseos. Su nombre resulta problemático; puede significar en hebreo tanto “estar separados” como “suavizadores de cosas ásperas”.

Eliminar publicidad

Advertisement

Conceptos fariseos

El libro del Levítico subrayaba los rituales especiales de pureza y los criterios para los sacerdotes que prestaban sus servicios en el Templo. Todas las religiones antiguas tenían leyes de pureza ritual, y muchas de ellas utilizaban rituales de agua, pero no necesariamente relacionados con la higiene. La pureza ritual era un estado del ser. Los fariseos promovían la idea de que todos los judíos debían adoptar la pureza sacerdotal y los rituales del Templo en sus vidas cotidianas.

Los fariseos promovían la idea de que todos los judíos debían adoptar la pureza sacerdotal y los rituales del Templo en sus vidas cotidianas.

A menudo, los fariseos eran totalmente literales en la organización de la vida cotidiana. Construían sus casas cerca para poder compartir las comidas y visitarse en el Sabbat, que restringía cuánto se podía caminar. Construían mikvaim (singular: mikvah), unas piscinas de piedra de agua corriente natural delante de sus casas para restaurar la pureza ritual. En las comidas, los fariseos separaban la décima parte (el diezmo) y la dejaban aparte como perteneciente a Dios.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Debido a esas opiniones, los fariseos a menudo se enfrentaban con el partido de los saduceos, que supervisaba las operaciones cotidianas del Templo. Según escritos rabínicos posteriores, los fariseos no estaban de acuerdo con los saduceos en aspectos de la pureza ritual, en la forma en que el contagio podía producirse desde los recipientes de piedra.

El Sanedrín, que era el consejo dirigente en Jerusalén, estaba formado por saduceos, fariseos, el sumo sacerdote, otros sacerdotes y líderes aristocráticos que habían demostrado su capacidad de obrar sabiamente. Entre estos, uno de los más famosos, Hilel (ca. 110 a. C. - 10 d. C.), fue la fuente de las enseñanzas posteriores, organizadas en las primeras escuelas rabínicas (ver a continuación). Una de sus más famosas enseñanzas era: “No hagas a tu prójimo lo que no quieras que te hagan a ti. Esto es toda la Torá; el resto es explicación; ve y aprende” (Talmud babilónico, Shabbat 31a). Conocida como la "Regla de Oro", fue incluida en las enseñanzas de Jesús de Nazaret.

Eliminar publicidad

Advertisement

La Ley Oral

Se conocía a los fariseos por su afirmación de que, además de la Ley de Moisés (incluida en muchos libros de las Escrituras judías), este también transmitió tradiciones orales que no estaban escritas en aquel momento (en hebreo: Torah she-be-‘al peh, “la Torá que está en la boca”). Esas tradiciones fueron dadas a los ancianos que estaban en el Monte Sinaí y transmitidas por las sucesivas generaciones a sus descendientes, los fariseos. La Ley Oral incluía interpretaciones sobre códigos de conducta, rituales, culto, relaciones interpersonales, leyes dietéticas, festivales, relaciones conyugales y reclamaciones de daños.

Moses on Mount Sinai
Moisés en el Monte Sinaí
Jean-Léon Gérôme (Public Domain)

Una de las funciones de la Ley Oral era reinterpretar la Ley Mosaica, o actualizarla, en el sentido de que, con el paso del tiempo, algunos aspectos no estaban contemplados en la legislación original. Por ejemplo, estaba prohibido trabajar en el Sabbat, pero el concepto de "trabajo" no estaba definido con detalle. Los fariseos encontraron un pasaje que decía que, si tu buey se cae en una acequia en el Sabbat, has de rescatarlo, por supuesto. En general, los fariseos enseñaban que la vida siempre estaba por delante de cualquier ley de la Torá.

La teología de los fariseos

Los fariseos fueron una de las primeras sectas judías en promover el concepto de la resurrección de los muertos.

El Dios de Israel era considerado creador del universo y de toda la vida sobre la tierra. Se creía que era omnipotente, omnisciente y omnipresente. Al crear a los seres humanos, les dio dos impulsos: hacer el mal o hacer el bien. Según este sistema de creencias, aquellos tienen libre albedrío para escoger. La Torá debía ser interpretada a través de la racionalidad (dada por Dios a los seres humanos), considerando las condiciones de cada época desde la revelación de los Mandamientos en el Sinaí. Sin embargo, al mismo tiempo, a pesar de que los seres humanos tenían libertad para escoger, también promovieron la idea de la providencia o el destino.

Eliminar publicidad

Advertisement

Reflexionando sobre los desastres nacionales de Israel (la conquista asiria del Reino del Samaria en el 722 a. C. y la conquista por Babilonia y la destrucción del Templo de Jerusalén en el 587/586 a. C.), los profetas de Israel predijeron que un día, al final de los tiempos, Dios actuaría sobre la historia humana. En ese momento, todos los enemigos de Israel serían destruidos en una última batalla, seguida de un juicio final. Todos los muertos resucitarían y serían juzgados, para ser condenados al Gehenna (la forma judía del infierno) o para vivir en una nueva utopía, el Jardín del Edén en la tierra, tal como lo había planeado Dios originalmente. Los fariseos fueron una de las primeras sectas judías en promover el concepto de la resurrección de los muertos.

La gran revuelta judía del 66 d.C.

Entre los años 30 y 60, el gobierno de Roma envió a la región una serie de magistrados corruptos e ineptos, lo que dio origen a una revuelta contra Roma, liberada por la secta judía conocida como los zelotes. La revuelta acabó en desastre cuando Tito (que reinó del 79 al 81 d. C.), hijo del emperador Vespasiano (que reinó del 69 al 79 d. C.), asedió Jerusalén y destruyó el complejo del segundo Templo. Según el historiador judío Flavio Josefo (36-100 d. C.) y otras tradiciones rabínicas posteriores, un fariseo llamado Yohanan ben Zakai negoció con Vespasiano abandonar la ciudad, junto con otros, en un ataúd, simulando estar muerto. Afirmó que los fariseos solamente querían la paz con Roma y estableció una escuela en la ciudad de Yavne, en la costa. Con el Templo destruido, instó a los judíos a centrarse en las enseñanzas de Moisés, priorizando la oración sobre los sacrificios. Otros fariseos se establecieron en Galilea y desarrollaron escuelas similares.

Este es el comienzo del judaísmo rabínico y, a partir de esas fuentes, se desarrollaron textos posteriores que están incorporados en el Talmud, la recopilación completa del pensamiento judío. Una de las primeras tareas fue transcribir la Ley Oral, una colección conocida como la Mishná. Fue completada bajo los auspicios del rabino Yehudah Hanasí, conocido como "el príncipe", hacia el año 200 d. C. Los rabinos también escribieron la Halajá, con los detalles de la Ley judía para la vida cotidiana, y la Agadá, con comentarios sobre las narrativas bíblicas. Se restituyó un Sanedrín como corte de justicia.

Eliminar publicidad

Advertisement

The Pharisees and the Sadducees Come to Tempt Jesus
Los fariseos y los saduceos llegan para tentar a Jesús
James Tissot (Public Domain)

Un problema histórico del estudio de los antiguos fariseos es que ha sobrevivido muy poca literatura de su historia primitiva, anterior a la destrucción del Templo. La primera literatura rabínica data del siglo II d. C. En esos escritos, los rabinos declaran una ascendencia espiritual de los fariseos. Sin embargo, al discutir temas y enseñanzas específicas, no se puede determinar cuáles se relacionaban con el período anterior. Solo han sobrevivido los escritos de un fariseo de ese período, el apóstol Pablo, que tenía mucho que decir en relación a si los nuevos creyentes gentiles debían adoptar los marcadores de la identidad judía, aunque a través de sus cartas elogió de manera consistente el Templo y sus prácticas.

Los fariseos en el Nuevo Testamento

Los fariseos son bien conocidos por su papel en los cuatro evangelios del Nuevo Testamento. Marcos, el primer evangelista (69/70 d. C.), apuntaba que, desde el principio del ministerio de Jesús, los fariseos estaban decididos a matarlo. En los "diálogos de conflicto" (debate entre Jesús y los fariseos), estos desempeñan el papel opuesto a las enseñanzas de Jesús. La polémica negativa contra los fariseos (y los saduceos) fue la racionalización de por qué Dios había permitido la destrucción del Templo. Marcos acusó a los judíos de la muerte de Jesús, y no a Roma, porque los judíos de Marcos tuvieron que vivir en el Imperio romano.

El problema histórico persiste en el hecho de que los teólogos e historiadores modernos siguen utilizando la polémica de los evangelios para reconstruir lo que los fariseos pensaban y enseñaban en el siglo I d. C. Sin embargo, la polémica no es ninguna evidencia. A menudo se acusa a los fariseos de oprimir a los pobres y reservar la salvación para su pueblo pero, como una más de las sectas judías, los fariseos no tuvieron autoridad para imponer sus ideas a todos los judíos.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Antonio Elduque
Soy doctor en Química y trabajo en el sector biomédico. También licenciado en Humanidades, especialmente aficionado a la Historia. Me gusta traducir porque obliga a una lectura lenta y cuidadosa, buscando el sentido del texto más que el significado de las palabras.

Sobre el autor

Rebecca Denova
La Doctora Rebecca I. Denova es Profesora Emérita de Cristianismo Primitivo en el Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Pittsburgh. Recientemente ha completado un libro de texto: "The Origins of Christianity and the New Testament" (Wiley-Blackwell)

Cita este trabajo

Estilo APA

Denova, R. (2022, febrero 02). Los fariseos [Pharisees]. (A. Elduque, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20491/los-fariseos/

Estilo Chicago

Denova, Rebecca. "Los fariseos." Traducido por Antonio Elduque. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 02, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20491/los-fariseos/.

Estilo MLA

Denova, Rebecca. "Los fariseos." Traducido por Antonio Elduque. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 02 feb 2022. Web. 28 jun 2022.

Afiliación