El Fayum

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 28 julio 2017
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
Mummy Portrait of a Girl (by Carole Raddato, CC BY-SA)
Retrato de la momia de una chica
Carole Raddato (CC BY-SA)

El Fayum (también Fayoum u Oasis de Faiyum) era una región del antiguo Egipto conocida por su fertilidad y la abundancia de flora y fauna. Situado a 100 kilómetros (62 millas) al sur de Menfis (El Cairo actual), El Fayum en algún tiempo fue una cuenca desértica árida que se convirtió en un oasis exuberante cuando un brazo del Nilo se encenagó y desvió el agua en su dirección. La cuenca se llenó, lo que atrajo a la fauna salvaje y fomentó el crecimiento de plantas, que a su vez atrajo a los seres humanos en algún momento antes de alrededor del 7200 a.C.

Hoy en día, Fayum hace referencia a la ciudad moderna de Medinet el-Faiyum, pero en la antigüedad designaba el área entera, en la que había varios pueblos y ciudades grandes y prósperos, como Shedet (más conocido como Crocodilópolis), Karanis, Hawara y Kahun, entre otros. El nombre deriva de la palabra egipcia antigua Pa-yuum o Pa-yom, que significa "el Lago" o "el Mar" y se refiere al Lago Moeris, creado por Amenemhat I (en torno a 1991-1962 a.C.) de la Dinastía XII durante el Imperio Medio (2040-1782 a.C.) cuando los reyes de la Dinastía XII, en particular, le prestaron especial atención.

Eliminar publicidad
Publicidad

El Imperio Medio del antiguo Egipto está considerado como la "época dorada" en la que la cultura produjo algunas de sus mejores obras y El Fayum se benefició del gobierno estable de la Dinastía XII tanto como cualquier otra región, y en algunos aspectos incluso más. Aunque algunos escritores y comentaristas modernos conectan Pa-yom con la ciudad de Pithom que se menciona en el Libro del Éxodo 1:11, esta afirmación es insostenible: Pa-yom hacía referencia a un área, no una ciudad y estas dos palabras no son sinónimas.

HOY EN DÍA LA REGIÓN ES MÁS CONOCIDA POR LOS LLAMADOS RETRATOS DE EL FAYUM, UNA COLECCIÓN DE HERMOSAS MÁSCARAS DE MOMIAS.

La región fue más próspera durante el Imperio Medio pero entró en declive tras la caída del Imperio Nuevo (en torno a 1570 - en torno a 1069 a.C.). Experimentó un resurgimiento durante la dinastía Ptolemaica (323-30 a.C.) y el periodo romano (30 a.C. a 646 d.C.), tras lo cual se sumió en el abandono y el declive. Hoy en día la región es más conocida por los llamados Retratos de El Fayum, una colección de hermosas máscaras de momias creadas durante estos periodos finales y descubiertas entre alrededor de 1898 y 1899 d.C. por el egiptólogo Flinders Petrie.

Eliminar publicidad
Publicidad

Primeros asentamientos

En un principio era una cuenca sin vida, pero El Fayum se transformó en un jardín fértil gracias a la sedimentación del Nilo que recondujo una rama importante del río en su dirección. La corriente del río arrastró consigo la tierra fértil del lecho, que se asentó en el fondo y los alrededores del recién creado lago, con lo que creció la vegetación en sus orillas. El agua y la flora atrajeron animales que lo convirtieron en su hogar. Después, llegaron otros en busca de presas, o simplemente buscando agua en una región árida.

Faiyum
El Fayum
Yash Shah (CC BY-SA)

Esta rama del Nilo acabaría llamándose Bahr Yusef ("Río de José") en honor al profeta José (Yusuf) del Corán (el equivalente a José en el Génesis) y todavía existe hoy en día como un canal. El primer canal (conocido como Mer-Wer, "Gran Canal")se construyó durante el Imperio Medio. Sin embargo todo esto llegó mucho más tarde, una vez que la gente llegó y sintió la necesidad de dar nombre a los elementos de su entorno. Antes de convertirse en un canal o tener un nombre era sencillamente una rama del Nilo. Esta vía de agua, y el entorno fértil que creó, acabó por atraer a la gente a la zona.

Eliminar publicidad
Publicidad

Los indicios de asentamientos humanos en la región del desierto del Sáhara se remontan en torno al 8000 a.C., y esta gente emigró hacia el valle del Nilo. Según el egiptólogo David P. Silverman, "los restos de la comunidad agrícola más antigua confirmada en Egipto se han descubierto en Merimde Beni Salama, un lugar en el extremo oeste del Delta que data de en torno a 4750 a.C." (58). Esta fecha estuvo aceptada entre la comunidad de eruditos durante décadas hasta que en 2007 las ruinas de una comunidad granjera anterior fue descubierta en El Fayum que databa de en torno a 5200 a.C., y también se descubrieron piezas de arcilla que databan de 5500 a.C. Hay que tener en cuenta que estas fechas solo reflejan las comunidades agrícolas establecidas, no la ocupación humana de la región de El Fayum, que data de en torno a 7200 a.C.

El Fayum en torno a 5000 a.C. era un paraíso exuberante en el que la gente debió de vivir vidas bastante cómodas. Abundaban la comida y el agua, los árboles frondosos proporcionaban toda la sombra necesaria y había pescado y animales salvajes para completar la dieta. Sin embargo, en algún momento en torno a 4000 a.C. parece que una sequía cambió estas condiciones idóneas y mucha gente emigró hacia el valle del Nilo y dejó la cuenca de El Fayum bastante desierta. Esta gente sería la que formaría las comunidades que acabarían convirtiéndose en las grandes ciudades egipcias de la antigüedad.

En la cima de la prosperidad

A principios del Periodo arcaico (en torno a 3150 a en torno a 2613 a.C.) parece que la región quedó bastante abandonada, aunque todavía estaba habitada. Pero en la época del Imperio Antiguo (en torno a 2613 a 2181 a.C.), El Fayum volvió a convertirse en un paraíso exuberante y se convirtió en el lugar preferido de la nobleza egipcia para cazar la fauna local. En aquella época, El Fayum se conocía como Ta-She ("El país de los lagos" o "País de los lagos sureños") entre los reyes de Menfis que dejaron escritas sus expediciones a la zona.

Eliminar publicidad
Publicidad

Crocodile Statue from Ancient Egypt
Estatua de cocodrilo del Antiguo Egipto
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

La región estaba habitada principalmente por fauna salvaje (aunque había algunos pueblos) y muchas plantas, incluido el papiro, que crecía en abundancia. Los cazadores se dieron cuenta de ello, y pronto desarrollaron un sistema para cosechar estas plantas y usarlas con varios fines. El papiro es célebre por ser el "papel" del antiguo Egipto, pero también se usaba para hacer botes de pesca pequeños, cuerda, ropa, juguetes, amuletos, cestas, esterillas persianas y comida, entre muchas otras cosas.

A principios del Imperio medio, Amenemhat I ordenó al construcción de una red de canales junto al Bahr Yusef que inundaba El Fayum y había creado en gran lago Moeris. Este lago podría ser el que se menciona en la obra literaria del Imperio nuevo conocida como Setna II, en la que un gran sabio egipcio derrota a un hechicero nubio al transportar su creación diabólica al centro de un gran lago. Parece ser que el sucesor de Amenemhat I, Senusret I (en torno a 1971-1926 a.C.), pensaba que el lago era un lujo demasiado grande y que malgastaba las tierras agrícolas, por lo que ordenó construir una serie de canales para drenarlo.

El sistema de canales de Senusret I operaba mediante una serie de medidas hidráulicas que transportaban el agua de la cuenca de El Fayum a otros lugares mientras se mantenía la masa de agua en el mismo lugar. El resultado fue que reclamaron tierra fértil, transportaron agua a las áreas que necesitaban regadío y preservaron el ecosistema del lago. Tras Senusret I vino Amenemhat II (en torno a 1929 a 1895 a.C.), de cuyo reinado no se sabe mucho. Pero el sucesor de este rey, Senusret II (en torno a 1897-1878 a.C.) continuó con la política de Senusret I en El Fayum y mantuvo el sistema de canales.

Eliminar publicidad
Publicidad

A Senusret II le sucedió Senusret III (en torno a 1878 a 1860 a.C.), que está considerado como el mejor rey de la ya de por sí impresionante Dinastía XII. Senusret III es más conocido por sus sucesivas victorias contra los nubios y la reorganización de Egipto para reducir el poder de los gobernadores de los distritos (los nomarcas), pero estos logros no fueron más que dos aspectos de un reinado que fue el epítome del valor cultural egipcio del ma'at (armonía y equilibrio) y elevó el Imperio Medio a su máximo esplendor. El reinado de Senusret III marcó el culmen de la prosperidad del Imperio medio en general y de El Fayum específicamente.

Senusret III
Senusret III
radiowood (CC BY-NC-SA)

Las ciudades de El Fayum, tales como Kahun (fundada por Senusret II) se expandieron y se hicieron más prósperas con Senusret III. La ciudad de Shedet, que fue la capital de la región de El Fayum desde el Imperio antiguo también prosperó, al igual que otras. Los excelentes productos agrícolas de la región, que aparentemente eran más sabrosos que los de cualquier otro sitio, produjeron una demanda alta y un comercio lucrativo, con otras regiones de Egipto y con el extranjero.

El sucesor de Senusret III fue Amenemhat III (en torno a 1860-1815 a.C.), que le dedicó una atención importante a la región. Retomó la política de Senusret I e instaló murallas de contención, diques y canales para reducir aún más el nivel del lago Moeris y crear más tierra cultivable. Construyó el famoso Laberinto como parte de su complejo palaciego en Hawara que más tarde Heródoto documentaría como más impresionante que cualquiera de las siete maravillas de la Antigüedad. Amenemhat III también erigió varios monumentos importantes más por toda la zona, como hicieran los reyes de la Dinastía XII antes que él, y creó normas y políticas que estimularon aún más la economía y el comercio.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Por supuesto, para entonces El Fayum ya no contaba con tantos animales salvajes, ni era tan verde ni tan exuberante como lo había sido antaño. A medida que la región se fue haciendo más próspera, naturalmente también se hizo más popular. Los pueblos crecieron hasta convertirse en ciudades, y las ciudades se fueron expandiendo y se fueron creando suburbios en las afueras que siguieron expandiéndose. Construir un anexo en una casa, o levantar viviendas nuevas, era tan sencillo como medir una parcela, hacer todos los ladrillos de barro necesarios y ponerlos en su sitio. No había normativa urbanística y cada uno podía construir donde quisiera, siempre y cuando nadie más objetara.

LA GRAN RIQUEZA DE EL FAYUM, ASÍ COMO SU BELLEZA NATURAL, FUE ATRAYENDO MÁS Y MÁS GENTE A LA REGIÓN, A PESAR DE QUE LOS IMPUESTOS ERAN MÁS ALTOS QUE EN CUALQUIER OTRO SITIO.

Había casas de clase alta con vigas de madera, ventanas y puertas de madera, pero las casas más sencillas se podían construir relativamente rápido por una modesta suma. De la misma manera que la gente hoy en día pide ayuda a amigos y parientes con la mudanza o a hacer renovaciones, la gente de El Fayum daba una fiesta en la que los invitados ayudaban a hacer los ladrillos de barro y construir la casa. La gran riqueza de El Fayum, así como su belleza natural, fueron atrayendo a más y más gente a la región, a pesar de que los impuestos eran los más altos de la zona.

Así era como se encontraba la región de Fayum a principios de la Dinastía XIII durante el Imperio Medio. La Dinastía XIII no tenía ni el poder ni la atención de la Dinastía XII, y fue degenerando poco a poco con cada gobernante nuevo. Hacia el final, la nobleza estaba mucho más ocupada con su propio placer y sus dramas personales que con el bien del país, y permitió que los hicsos, un pueblo foráneo que se estableció en Avaris, en el Delta, se hiciera con un control importante en el Bajo Egipto. Esto condujo a una continua pérdida de poder del gobierno central, que acabó desmoronándose y dando paso a la época conocida como el Segundo periodo intermedio (en torno a 1782 hasta alrededor de 1570 a.C.).

No hay mucha documentación sobre El Fayum durante esta época, o durante el Imperio Nuevo que vino después. No se construyeron monumentos nuevos y parece que se descuidó el mantenimiento de los canales. Para principios de la Dinastía Ptolemaica, los grandes canales, las obras hidráulicas y los muros y monumentos habían sufrido todos a causa de años de desatención, y El Fayum no era más que una sombra de lo que fue en otra época.

El periodo grecorromano y los retratos de El Fayum

El tercer periodo intermedio (en torno a 1069 a 525 a.C.) que siguió al Imperio Nuevo vería a Egipto dividido entre el gobierno de Tanis y Tebas, gobernantes de Libia y Nubia y el país marcado por la invasión persa al final del periodo. El periodo tardío (525-332 a.C.) fue una era en la que el país pasó una y otra vez de manos entre egipcios y persas hasta que los griegos lo conquistaron. Alejandro Magno tomó Egipto de los persas en 332 a.C. y, tras su muerte, fue reclamado por uno de sus generales, Ptolomeo I Soter (323-285 a.C.), que fundó la Dinastía Ptolemaica.

Ptolomeo I y su sucesor inmediato, Ptolomeo II Filadelfo (285-246 a.C.) le dedicaron una gran atención a El Fayum, repararon y renovaron los monumentos, los templos, los canales y los edificios administrativos que estaban en mal estado. Ptolomeo I vació aún más el lago Moeris para crear más tierra cultivable y Ptolomeo II asignó las parcelas a los veteranos griegos y macedonios, que las mejoraron.

Mummy Portrait of Lady Aline
Retrato de la momia de Lady Aline
Carole Raddato (CC BY-SA)

Desde la conquista de Alejandro Magno en 332 a.C., la vida en El Fayum había mejorado considerablemente. Aunque se puede ver esta prosperidad en varios ejemplos, los mejores y más famosos son los retratos de El Fayum. Estos son pinturas de los miembros de la élite de la comunidad producidos en paneles de madera y colocados sobre sus momias.

Cuando Flinders Petrie los descubrió por primera vez a finales del siglo XIX se creyó que estas pinturas se habían hecho con los retratados posando para ellas, y que eran decoraciones para las paredes de sus casas. Sin embargo, desde entonces se ha establecido que estas pinturas se llevaron a cabo a la muerte de los retratados. Teniendo en cuenta la increíble vitalidad de los cuadros, especialmente la expresividad de los ojos, es fácil entender por qué Flinders Petrie pensó que las personas tenían que haber estado vivas cuando se pintaron los cuadros.

Estas obras son representaciones detalladas que muestran de manera exacta la ropa, las joyas, los peinados y otros objetos personales importantes de la gente de la época. La obvia variedad de sujetos refleja la prosperidad de la región, que también se demuestra en la mera existencia de las pinturas, que son obras de gran calidad creadas por una sociedad pudiente y estable. La egiptóloga Helen Strudwick escribe:

Los retratos de El Fayum son obras de arte realmente originales, que representan una síntesis del estilo naturalista clásico de los retratos y el antiguo concepto egipcio de la muerte como un paso a la existencia continuada tras la muerte. Estos retratos les proporcionan a los egiptólogos una fuente importante de información en cuanto a los miembros de la clase alta de la sociedad grecorromana en Egipto, especialmente en lo relacionado a su vestimenta, sus ornamentos y sus características físicas, además de ser obras maestras del arte por derecho propio. (336)

Estas pinturas plasman la atención que se volvió a prestar a El Fayum en aquella época. Los dos primeros gobernantes de la Dinastía Ptolemaica se inspiraron en la historia de Egipto y se esforzaron en crear una sociedad multicultural que acogía la diversidad e incentivaba la exploración cultural e intelectual. Fue con estos gobernantes con los que se crearon la biblioteca de Alejandría, el Serapeo y el gran faro de Alejandría. Sin embargo, sus sucesores no fueron tan competentes y, para la época de Cleopatra VII (en torno al 69-30 a.C.) la grandeza de Egipto había disminuido considerablemente.

Declive de El Fayum

Tras la muerte de Cleopatra, el país fue anexionado a Roma por César Augusto (27 a.C. - 14 d.C.). Para entonces, tras años de abandono durante los últimos reinados de la Dinastía Ptolemaica, El Fayum se había deteriorado de tal manera que los canales y los desagües estaban atascados e inservibles. Augusto ordenó realizar obras de reparación a todos los niveles en la zona, devolviendo así la vida al El Fayum. Durante los primeros años del periodo romano El Fayum volvió a conocer parte de la prosperidad de la que había disfrutado en otra época, ya que seguía siendo un tierra de labranza rica y Egipto se consideraba el granero de Roma porque suplía al imperio de grano.

Mummy Portrait of a Man from Fayum
Retrato de la momia de un hombre de El Fayum
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

El Fayum siguió prosperando mientras el imperio siguió siendo estable y continuó expandiéndose de manera regular y firme. Pero cuando el imperio empezó a decaer, las provincias siguieron el mismo camino. La población de El Fayum empezó a disminuir en el siglo II d.C. y una peste mortífera causó aún más estragos. Para principios del siglo III d.C. la población había quedado reducida a menos del 10 % de la que fuera el siglo anterior.

Para entonces, este valle fértil se había usado en exceso y gran parte de la tierra se había explotado hasta tal punto que ya no había fauna para la caza ni había más animales que acudieran a la zona. Las plantas de papiro, que en otra época habían sido tan abundantes, se habían cosechado casi hasta la extinción, al igual que otras flores y animales, que eran lo que habían atraído a la gente a la zona en un principio.

Aunque El Fayum siguió existiendo a lo largo de todo el periodo romano hasta la invasión árabe del siglo VII d.C. y siguió sirviendo como el centro de la resistencia egipcia contra los árabes, nunca recuperaría la grandeza y prosperidad que tuvo en el pasado. Durante el dominio árabe, sin duda viviría épocas de cosechas abundantes y comercio próspero, y la población volvería a aumentar, pero los recursos naturales del área habían ido mermando, y continuarían esa tendencia a medida que se exigía cada vez más de la tierra, hasta que el valle volvió a convertirse en la árida cuenca que fue hacía milenios.

Hoy en día el área es otra vez una región agrícola rica gracias a los esfuerzos de conservación ecológica y a las mejoras en la explotación de la tierra. También se han conservado varias ruinas impresionantes del antiguo Egipto por toda la región, tales como la pirámide de Amenemhat III en Hawara, pero aunque está relativamente cerca de El Cairo, no recibe muchos turistas. La gente de El Fayum hoy en día vive en gran medida de la misma manera que sus ancestros hace miles de años, cultivando la tierra básicamente con las mismas herramientas y de la misma manera que se hacía hace tanto tiempo en la edad de oro del Imperio Medio.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Muy interesada en la historia, especialmente en la antigua Grecia y Egipto. Actualmente trabaja escribiendo subtítulos para clases en línea y traduciendo textos de historia y filosofía, entre otras cosas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark es el cofundador de World History Encyclopedia y es su director de contenido. Vivió en Grecia y Alemania y ha viajado por muchos lugares. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía en el Marist College de Nueva York

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2017, julio 28). El Fayum [Fayum]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-16198/el-fayum/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "El Fayum." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación julio 28, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-16198/el-fayum/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "El Fayum." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 28 jul 2017. Web. 25 may 2024.

Afiliación