Tonatiuh

Recaudación de fondos para las traducciones

Nuestra visión: educación en historia gratuita para todos, en todo el mundo, en todos los idiomas. Sabemos que es una meta ambiciosa, pero no nos detendremos. Para lograrlo, necesitamos traducir... ¡Y mucho! Haz una donación ahora y ayúdanos a tener un verdadero impacto global. ¡Te lo agradecemos!
$1708 / $3000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Ritchie R. R. Chaidez
Publicado el 30 marzo 2017
X

Texto original en inglés: Tonatiuh

Tonatiuh, Calendar Stone (by Bomba Rosa, CC BY-ND)
Tonatiuh, Calendario de Piedra
Bomba Rosa (CC BY-ND)

Tonatiuh, "Señor de la Turquesa", era el quinto y actual sol en la visión azteca del cosmos y el feroz dios del sol de varias otras culturas mesoamericanas del Posclásico, incluidos los toltecas. Se creía que sólo la ofrenda regular de corazones de víctimas de sacrificios alimentaría a Tonatiuh para que tuviera la fuerza de reinar supremo en los cielos y luchar cada noche contra las fuerzas de la oscuridad. Para muchos, el dios del sol es la figura central de la Piedra del Sol, quizá la más famosa de todas las piezas de arte aztecas, donde su lengua aparece como una hoja de sacrificio sedienta de sangre.

Nombres y Asociaciones

La idea en Mesoamérica de un dios del sol con cualidades marciales se remonta atrás en la figura maya clásica K'inich Ajaw. Para la civilización zapoteca (500 AEC - 900 EC) en el altiplano sur del centro de México, en el Valle de Oaxaca, Tonatiuh era Copijcha (también conocido como Cocicho). La civilización tolteca, que floreció en el centro de México entre el siglo X y mediados del siglo XII, asoció estrechamente a Tonatiuh con Quetzalcóatl, el dios serpiente emplumada, y su manifestación como el aspecto de estrella de la mañana del planeta Venus.

Eliminar publicidad

Advertisement

Para los aztecas del antiguo México (c. 1345-1521 EC) Tonatiuh también era conocido como Cuauhtlehuanitl ('Águila ascendente') y Cuauhtemoc ('Águila descendente'). Su nombre calendárico era Nahui ollin, 4 Movimiento, era el dios patrono del 19º día Quiahuitl (lluvia), y el 4º de los 13 Señores del Día aztecas con un signo de "pájaro" asociado de la codorniz. El sol se asociaba con el oro y, para los mixtecos, estaba hecho de turquesa, de ahí que a Tonatiuh se le conozca a veces como "Señor de la Turquesa" (al igual que, confusamente, a Xiuhtecuhtli, el dios azteca del Fuego). Tonatiuh era un dios feroz y guerrero, y resulta sugerente que los aztecas llamaran al cruel y despiadado conquistador Pedro de Alvarado nada menos que Tonatiuh.

El Mito de la Creación Azteca

Los sacrificios aseguraban el regreso exitoso de Tonatiuh y la victoria cada noche contra las fuerzas de la oscuridad.

Los aztecas creían que el cosmos ya había pasado por cuatro etapas, cada una con su propio sol y seres. La era actual para los aztecas era la del quinto y último sol, Tonatiuh. El dios había nacido del sacrificio de Nanahuatzin, que se arrojó al fuego en Teotihuacán y se convirtió así en el nuevo sol. Hubo un problema inmediato, ya que Tonatiuh no podía o no quería ponerse en movimiento por el cielo sin un sacrificio de sangre. Ahora interviniendo Tlahuizcalpantecuhtli, para los aztecas el planeta Venus como la amenazante estrella de la mañana. Lanzó con rabia su dardo atl-atl a Tonatiuh para ponerlo en su órbita, pero el sol se desquitó lanzando un dardo de vuelta. Este proyectil alcanzó a Tlahuizcalpantecuhtli justo en la frente, transformándolo instantáneamente en piedra y en el dios Itztlacoliuhqui, una deidad asociada al hielo y al frío. El resto de los dioses se dieron cuenta de que sólo un sacrificio pondría en marcha el sol y por eso Quetzalcóatl les quitó el corazón para ello. La ofrenda funcionó y Tonatiuh se puso en marcha.

Eliminar publicidad

Advertisement

Tonatiuh, Codex Borgia
Tonatiuh, Códice Borgia
Unknown Artist (Public Domain)

Sin embargo, Tlahuizcalpantecuhtli no había abandonado la escena de forma permanente, y cada 584 días se levanta del mar oriental para volver a luchar contra Tonatiuh. Por esta razón, Tonatiuh tenía que fortalecerse a través del sacrificio de humanos para que pudiera deleitarse con sus corazones, al igual que se había nutrido primero de los corazones de los dioses. Se imaginaba que el sol era tragado cada noche por la diosa de la fertilidad de la tierra, Tlaltecuhtli, y luego regurgitado por el monstruo con forma de sapo a la mañana siguiente. Los sacrificios aseguraban su regreso exitoso y la victoria cada noche contra ella y las fuerzas de la oscuridad.

Los guerreros estaban estrechamente asociados a Tonatiuh porque era su deber asegurar un suministro constante de víctimas de sacrificio para él. Los espíritus de los guerreros muertos también eran conducidos a la otra vida por Tonatiuh. Además, dado el papel vital del sol para asegurar el bienestar del cosmos y la posición del gobernante azteca como jefe guerrero, Tonatiuh tenía su propio altar de sacrificios durante las ceremonias de coronación. En tiempos de grandes luchas, como la hambruna, la sequía y la guerra, Tonatiuh podía recibir el enorme número de sacrificios sangrientos que los aztecas han hecho famosos desde entonces.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Representación en el Arte

En el arte, Tonatiuh suele representarse como un disco solar simbólico que se tallaba en monumentos y esculturas a gran escala. Un imitador del dios llevaba ese disco a la espalda durante las ceremonias de sacrificio celebradas en su honor, y a veces el propio dios es representado en la escultura como un hombre en cuclillas con un gran disco a la espalda. Un ejemplo de este último tipo se expone actualmente en el Museum fur Volkerkunde de Basilea (Suiza). En el disco está el símbolo de los terremotos (ollin), que los aztecas creían que sería la fuente de la destrucción del quinto cosmos.

Las primeras representaciones de Tonatiuh proceden del arte de la civilización tolteca en el sitio postclásico de Ixtapantongo y en Chichén Itzá. Cuando aparece en color, como en los códices posclásicos, Tonatiuh suele ser rojo, con un tocado de plumas de águila y un disco solar rayado. Por último, muchos estudiosos consideran que la cara central de la célebre Piedra del Sol (también conocida como Piedra del Calendario), encontrada en la base del Templo Mayor de la capital azteca de Tenochtitlan, es la de Tonatiuh (para otros es el sol nocturno Yohualtecuhtli o Tlaltecuhtli). La piedra de basalto, fechada hacia 1427 EC, mide 3,58 metros de diámetro, tiene 98 centímetros de grosor y pesa 25 toneladas. No representa un calendario, sino un disco solar que representa los cinco mundos del cosmos azteca, y es posible que se utilizara como altar para sacrificar víctimas. Se encuentra en exposición permanente en el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Ritchie R. R. Chaidez
Ritchie es un estudiante universitario que creció en México, actualmente estudia en California para obtener un título de Biología. Sus intereses son la ciencia y literatura. Actualmente tiene como pasatiempo traducir artículos de diversos temas.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses especiales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y el descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene un máster en Filosofía Política y es el director de publicaciones de la WHE.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2017, marzo 30). Tonatiuh [Tonatiuh]. (R. R. R. Chaidez, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15844/tonatiuh/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Tonatiuh." Traducido por Ritchie R. R. Chaidez. World History Encyclopedia. Última modificación marzo 30, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15844/tonatiuh/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Tonatiuh." Traducido por Ritchie R. R. Chaidez. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 30 mar 2017. Web. 06 dic 2021.

Afiliación