El papiro Westcar

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Maria Barquin
Publicado el 05 abril 2017
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
The Westcar Papyrus (Detail) (by Keith Schengili-Roberts, CC BY-SA)
El Papiro Westcar (Detalle)
Keith Schengili-Roberts (CC BY-SA)

Uno de los pasatiempos favoritos de los antiguos egipcios era el de contar historias. Las inscripciones y las imágenes, así como el número de historias que se creaban, dan evidencia de una historia amplia de Egipto en el arte de contar relatos, que tratan temas que varían desde actos de los dioses y grandes aventuras hasta meditaciones sobre el significado de la vida y acontecimientos mágicos.

Una de las colecciones de historias más interesantes, publicadas a menudo bajo el título Relatos asombrosos o El rey Keops y los magos proviene del Papiro Westcar. Estas historias, ambientadas en la época del rey Kufu de la Dinastía IV del Imperio Antiguo (en torno a 2613-2181 a.C.), tratan sobre acontecimientos mágicos y maravillosos que ocurrieron en el pasado, presente y aluden al futuro.

Eliminar publicidad
Advertisement

En el manuscrito, todos los hijos de Kufu hablan por turno, contando su propio relato para entretener a su padre, hasta que su hijo Hardedef afirma que sería más interesante experimentar una maravilla en el presente, y para este propósito trae a un mago. Más tarde, la quinta historia retoma la conclusión del cuarto relato para contar el nacimiento mágico de los tres primeros reyes de la Dinastía V. Estas son algunas de las historias del antiguo Egipto más entretenidas y tan complejamente conectadas por el tema y el escenario que algunos eruditos consideran este manuscrito más una novela que una colección de cuentos cortos.

La historia del rollo de papiro

El papiro Westcar es un manuscrito que data del Segundo Periodo Intermedio (1782 - en torno a 1570 a.C.). Toma su nombre, como la mayoría de los papiros egipcios, del nombre de la persona que lo adquirió por primera vez, Henry Westcar. Westcar compró la pieza alrededor de 1824, bajo circunstancias desconocidas, mientras viajaba por Egipto. Ya que él nunca reveló cómo o dónde llegó a tener la propiedad del manuscrito, su procedencia se ha perdido; nadie sabe donde se encontró ni en qué contexto se descubrió inicialmente.

Eliminar publicidad
Advertisement
EL PAPIRO WESTCAR SE CONSIDERA UNA DE LAS OBRAS DE LA LITERATURA EGIPCIA MÁS IMPORTANTES PORQUE REPRESENTA EL TIPO DE RELATOS MÁS POPULARES.

El famoso egiptólogo Karl Lepsius lo compró o lo adquirió ilegalmente en torno a 1839 y fue capaz de leerlo en parte, pero no se realizó un progreso real de entender lo que el papiro contenía hasta que Adolf Erman lo tradujo al alemán en 1890. La traducción de Erman, que llama a las historias “cuentos de hadas”, estableció las pautas para traducciones posteriores que bastante coherentemente mencionan al mago o a la “maravilla” en sus títulos.

Originalmente el rollo contenía cinco historias, pero la primera excepto por las últimas frases, se ha perdido. Se escribió en la clásica escritura hierática del Egipto Medio y data del periodo de los hicsos (Lichtheim, 215). Debido a que existe evidencia de un texto anterior que fue borrado, el manuscrito se denomina palimpsesto, una obra escrita en páginas de un manuscrito que anteriormente albergaron otra obra. Debido a que los rollos de papiro eran un material de escritura caro, era común que un documento antiguo se raspara y que el papiro se reutilizara para una obra nueva.

Eliminar publicidad
Advertisement

El contexto

En este caso, en algún momento del Imperio Medio Tardío (2040-1782 a.C.) o del Segundo Periodo Intermedio, un escriba eliminó una obra anterior del rollo para escribir una historia ambientada en el Imperio Antiguo. El contexto de la obra hace que fechar la pieza sea problemático porque, aunque el papiro en sí data del Segundo Periodo Intermedio, las historias tendrían más sentido de haber sido escritas en el Imperio Medio.

The Westcar Papyrus
El Papiro Westcar
Keith Schengili-Roberts (CC BY-SA)

El Imperio Medio le sucedió al Primer Periodo Intermedio (2181-2040 a.C.) en que el gobierno central se volvió débil tras la caída del Imperio Antiguo. La literatura del Imperio Medio, que está entre las mejores de Egipto, se remonta continuamente a los “buenos tiempos” del Imperio Antiguo y a menudo utiliza mecanismos de emplazar una historia en el periodo del Imperio Antiguo donde alguien realiza una “profecía” en relación a acontecimientos futuros, como en Las profecías de Neferti. Las Lamentaciones de Ipuer es otra obra literaria famosa del Imperio Medio que del mismo modo lamenta el estado terrible de la existencia en un Egipto en el que se ha perdido la estabilidad del Imperio Antiguo y el caos reina en la tierra.

ES POSIBLE QUE LA OBRA SE ESCRIBIERA DURANTE LA TRANSICIÓN DEL SEGUNDO PERIODO INTERMEDIO AL IMPERIO NUEVO.

Por otro lado, en el Segundo Periodo Intermedio, el gobierno egipcio consistía únicamente de la ciudad de Tebas que gobernaba una parte del país. La región del Delta y parte del Bajo Egipto estaba tomada por los extranjeros hicsos y la zona sur del Alto Egipto estaba bajo control nubio. Una obra como el Papiro Wetscar encaja mejor con la literatura del Imperio Medio que con las obras del Segundo Periodo intermedio o del Imperio Nuevo (alrededor de 1570-1069 a.C.). El egiptólogo William Kelly Simpson afirma que la obra “parece pertenecer a la Dinastía XII” (13). Esto la emplazaría, apropiadamente, de lleno en la Dinastía más grande del Imperio Medio. La egiptóloga Verena Lepper también ubica la obra en el Imperio Medio, pero la fecha en la Dinastía XIII.

Eliminar publicidad
Advertisement

A pesar de todo, el papiro se fecha sistemáticamente en el “periodo de los hicsos”, siguiendo la evaluación de la erudita Miriam Lichtheim, que la emplaza en el Segundo Periodo Intermedio, pero con desconocimiento de en qué momento de este. Es posible que la obra fuera escrita durante la transición del Segundo Periodo Intermedio al Imperio Nuevo, cuando Ahmose I (en torno a 1570-1544 a.C.) se encontraba expulsando a los hicsos de Egipto. Esto tendría sentido porque una serie de historias del Imperio Antiguo que rodean al legendario Kufu y a sus hijos y, que finalizan con una profecía de futuros grandes reyes, se ajustarían al giro nacionalista de la literatura del Imperio Nuevo.

Las historias

Historia Nº1

La primera historia está desaparecida excepto por la parte final (que también aparece en las dos siguientes) donde Kufu elogia el cuento y ordena que se realicen sacrificios a los reyes que aparecen en él y a aquellos que realizaron los milagros. La conclusión menciona al rey Djoser (en torno a 2670 a.C.) y lo más probable es que se refiriera a su arquitecto brillante y visir erudito Imhotep (en torno a 2667-2600 a.C.).

Pharaoh Khufu
El faraón Kufu
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Historia Nº2

La segunda historia se refiere a Nebka, un gobernador misterioso supuestamente de la Dinastía III y a su estancia en la casa de un sacerdote. La esposa del sacerdote tiene una aventura con un joven del séquito de Nebka que es descubierto por el sacerdote. Este entonces crea un cocodrilo de cera que da al vigilante para que lo eche en el lago donde se baña el joven. Cuando esto ocurre, el cocodrilo cobra vida y arrastra al joven al fondo. El sacerdote lleva a Nebka al lago para observar la maravilla, llama al cocodrilo y lo vuelve a convertir en una figura de cera. Luego le cuenta a Nebka lo que ha ocurrido y el rey condena al joven y a la mujer. El cocodrilo de cera se convierte en uno real y se lleva al joven mientras que la esposa adúltera es quemada viva.

Eliminar publicidad
Advertisement

Historia Nº3

En la tercera historia, el rey Seneferu está aburrido y deprimido y su sumo sacerdote le sugiere que haga un viaje en barco con las mujeres más bellas de su harén. Todos salen al lago y Seneferu está disfrutando cuando una de las mujeres pierde una joya de su cabello con forma de pez verde y deja de remar. Rechaza el ofrecimiento de Seneferu de reemplazar la joya y entonces el rey llama a su sumo sacerdote, que también está en el barco, para que haga algo al respecto. El sacerdote separa las aguas del lago, recupera la joya, y después une las aguas de nuevo. Seneferu está contento, las mujeres continúan remando, y el sacerdote es recompensado por la maravilla realizada que el escritor del Éxodo tomará prestada más tarde para su propia obra.

Historia Nº4

La cuarta historia rompe el patrón cuando Hardedef, hijo de Kufu, se queja de que todas las historias hasta entonces han sido sobre el pasado, aunque los milagros pueden ocurrir en el presente. Le cuenta al rey acerca de un hombre que puede realizar una magia grandiosa; por ejemplo, recolocar una cabeza una vez ha sido cercenada, y conoce muchas cosas secretas, entonces Kufu envía a su hijo para traer al hombre a la corte. Hardedef da con el sabio, Djedi, y cuando llegan a palacio, Kufu ordena que traigan a un prisionero y lo decapiten, pero Djedi le detiene explicándole que no puede realizar esta magia en un ser humano porque va contra el deseo de los dioses. No obstante, demuestra con éxito su poder en un ganso, en un ave acuática y en un buey. Luego se le hace una pregunta sobre los santuarios de Thot y contesta que no está en su mano revelar los secretos ya que deben provenir del hijo mayor de Reddedet, la mujer que dará a luz a los reyes de la próxima dinastía.

Thoth, Luxor Relief
Thot, relieve de Luxor
Jon bodsworth (Copyright, fair use)

Historia Nº5

El quinto cuento recoge las últimas frases de Djedi sobre Reddedet que soporta un parto difícil. El dios Ra envía a Isis, Neftis, Meskhenet, Heqet y Khnum a ayudarla. Llegan a la casa disfrazadas de músicos y bailarinas y encuentran al esposo de Reddedet, Rewosre, preocupado por el parto. Este acepta el ofrecimiento de Isis, Neftis y Heqet de ayudar a traer al mundo a sus tres hijos. Estos serán los tres primeros reyes de la Dinastía V: Userkaf, Sahure y Kakai. Rewosre está agradecido y entrega a las deidades disfrazadas un saco de grano para fabricar cerveza y estas se marchan. Luego Isis recuerda que no han dado nada milagroso a los niños ni a sus padres y entonces los dioses crean tres coronas reales, las colocan en el saco y regresan a la casa. Generan una tormenta como excusa y preguntan si pueden dejar el saco de grano para que no se moje.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Entonces el saco se guarda en un cuarto y los dioses siguen su camino. Dos semanas más tarde, una vez recuperada Reddedet, están preparando una fiesta y la criada le dice que no tienen grano para fabricar cerveza excepto el saco que Rewosre les dio a los músicos. Reddedet le dice que lo utilice y que Rewosre lo reemplazará antes de que regresen los músicos. Cuando la criada entra en el cuarto escucha música y fiesta y, atemorizada, corre a contárselo a Reddet. Reddedet va al cuarto y se da cuenta que los sonidos provienen del saco y ve las tres coronas reales. Se llena de alegría porque sus hijos se convertirán en reyes, pero teme que Kufu lo descubra, así que esconde el saco en un cofre. Unos días más tarde tiene una pelea con la criada que la amenaza con ir a contar a Kufu el secreto, pero de camino, esta se detiene para contarle a su hermano lo ocurrido. Su hermano monta en cólera con ella por haber amenazado a la señora de la casa de esa manera y la golpea con un látigo. La criada corre hacia el río para beber agua y se la come un cocodrilo.

Crocodile Statue from Ancient Egypt
Estatua de cocodrilo del Antiguo Egipto
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

La historia y el manuscrito terminan cuando el hermano va a casa de Reddedet a contarle lo ocurrido. La encuentra preocupada y le pregunta qué le ocurre. Reddedet le cuenta acerca de la criada que escapó para relatarle a Kufu lo ocurrido y sobre su preocupación por lo que sucederá. El hermano le dice que no se preocupe porque el secreto está a salvo; a su hermana se la acaba de comer un cocodrilo.

Parece que el manuscrito finaliza en este momento, pero Miriam Lichtheim, entre otros eruditos, afirma que la conclusión de la obra es la escena del hermano consolando a Reddedet. La egiptóloga Verena Lepper está de acuerdo y señala que en el papiro hay suficiente espacio para una conclusión más larga si se hubiera tenido la intención de escribirla.

El significado

El Papiro Westcar está considerado como una de las obras más importantes de la literatura egipcia porque representa el tipo de cuentos más populares entonces. Existen muchos ejemplos de cuentos didácticos que enseñan una lección y que son muy entretenidos, pero las historias del Papiro Westcar tienen como objetivo primero el entretenimiento. La egiptóloga Rosalie David escribe:

A diferencia de otras historias cuya intención era educar e informar a las clases altas y medias, el estilo y el lenguaje de este texto indica que habría pertenecido a la tradición popular de Egipto, transmitida oralmente por cuentistas públicos que viajaban de ciudad en ciudad. (212)

Sin embargo, como señala David, las historias sí tenían “propósitos propagandísticos políticos y religiosos” al resaltar la intervención divina en los nacimientos de los tres primeros reyes de la Dinastía V, así como al mostrar a Kufu y a sus hijos como “personas normales” enfrascados en una tarde de cuentacuentos.

Puede parecer extraño para un lector moderno que el escriba emplazara la historia en un pasado tan distante; ¿qué propósito tendría recordar a la gente el derecho divino de reyes muertos hacía tiempo? Sin embargo, la profecía de Djedi respecto a los reyes y luego la historia de su nacimiento con la ayuda de las tres diosas, habría dejado una impronta en las gentes sobre el interés que tenía lo divino en los asuntos terrenales y en la importancia de los monarcas que aceptaban los dioses.

No obstante, la Dinastía V tuvo sus propios problemas, con los gastos contraídos por los monarcas de la Dinastía IV al construir sus monumentos inmensos en Giza, al eximir a los sacerdotes de pagar impuestos y al pagar al clero por el mantenimiento continuo de los rituales requeridos para honrar las almas de los difuntos. Un periodo posterior, afrontando sus propios problemas, habría podido consolarse con el conocimiento de que personas anteriores habían peleado y perdurado y, por lo tanto, ellos también lo harían. Si el Papiro Westcar se escribió en un momento alto o bajo del Imperio Medio o, más tarde, en una época incierta del Segundo Periodo Intermedio, habría sido de todas formas un concepto importante y reconfortante para aquellos que conformaron la audiencia original.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Maria Barquin
Debido a mi gran interés por aprender humanidades, soy traductora voluntaria para WHE, lo que me da la oportunidad de profundizar en las olas del tiempo.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Joshua J. Mark es un escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York. Vivió en Grecia y Alemania y ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2017, abril 05). El papiro Westcar [The Westcar Papyrus]. (R. M. Barquin, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15834/el-papiro-westcar/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "El papiro Westcar." Traducido por Rosa Maria Barquin. World History Encyclopedia. Última modificación abril 05, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15834/el-papiro-westcar/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "El papiro Westcar." Traducido por Rosa Maria Barquin. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 05 abr 2017. Web. 22 abr 2024.

Afiliación