Lamia

Definición

Liana Miate
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 15 septiembre 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Lamia (by John William Waterhouse, Public Domain)
Lamia
John William Waterhouse (Public Domain)

Lamia es un demonio femenino o hermafrodita de la mitología griega que devoraba niños y seducía a los hombres. Aparece en la literatura ya en el siglo VI a.C. y se dice que es temible a la vista, con un rostro feo, la parte superior del cuerpo de una mujer y la inferior de una serpiente.

Su nombre deriva del griego laimos ("garganta") y lamyros ("glotón"), que describe perfectamente su sed de sangre y su hambre de carne humana. En la época clásica, se convirtió en el primer prototipo de vampiro, que seducía a los hombres con su belleza y bebía su sangre. Con el paso de los años, se convirtió en una famosa historia del ogro en Grecia, que se contaba a los niños para que se comportaran.

Eliminar publicidad

Advertisement

Lamia y Zeus

En la mayoría de las fuentes, Lamia era la hermosa hija del rey Belus de Libia. Sin embargo, el poeta lírico griego Estesícoro (c. 630 - c. 555 a.C.) menciona que es hija de Poseidón, el dios del mar, y madre del monstruo marino Escila. La belleza de Lamia llamó la atención de Zeus, que la sedujo y tuvieron varios hijos juntos. Sin embargo, Hera se enfadó por la infidelidad de su marido y mató a todos sus hijos, excepto a uno: Escila. En otras fuentes, Hera obligó cruelmente a Lamia a matar a sus propios hijos. Enloquecida por su dolor, Lamia se propuso matar a otros niños en una retorcida forma de venganza.

Su belleza exterior pronto reflejó su odio y su ira, y pasó de ser una hermosa mujer a una criatura de aspecto demoníaco. En un intento desesperado por apaciguarla, Zeus le concedió el don de la profecía y la extraña capacidad de arrancarse los ojos y sustituirlos, para que no tuviera que mirarse a sí misma.

Eliminar publicidad

Advertisement

Aspecto y naturaleza

Lamia era una criatura mitad humana, mitad serpiente, con un aterrador rostro demoníaco que vivía en una cueva y olía horriblemente.

Lamia era una criatura mitad humana, mitad serpiente, con un aterrador rostro demoníaco, que vivía en una cueva y olía horriblemente. Según el antiguo dramaturgo griego Aristófanes (c. 460 a c. 380 a.C.), Lamia era hermafrodita: "Tenía una voz como un torrente rugiente, el hedor de una foca, las pelotas sin lavar de una Lamia y el culo de un camello".(Avispas, 1: 1035). La idea de que Lamia es hermafrodita quizás se inventó para que Lamia pareciera aún más retorcida y monstruosa.

A menudo se metía en las casas cuando caía la noche, robaba a los niños de sus cunas y atormentaba a las personas mientras dormían. El horrible acto de Lamia de matar a los bebés y arrebatarles el vientre aseguraba que otras madres sintieran su dolor al robarles sus deberes y alegrías maternales.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

En la literatura clásica posterior, Lamia une sus fuerzas con las Empusas, un grupo de demonios que eran hijas de la diosa Hécate o trabajaban bajo su mando. Comenzó a ser representada como una mujer con el poder de transformarse en una hermosa mujer, atraer a los jóvenes, seducirlos y acostarse con ellos, y luego beber su sangre. Su afición a beber sangre la convierte en una de las figuras más antiguas de la mitología que comparte las características del vampiro moderno.

Y para que os deis cuenta de la verdad de lo que digo, esta bella novia es una de las vampiras, es decir, de esos seres a los que muchos consideran lamias y duendes. Estos seres se enamoran y se dedican a las delicias de Afrodita, pero sobre todo a la carne de los seres humanos, y engañan con tales delicias a quienes pretenden devorar en sus festines. (Filóstrato, Vida de Apolonio, 4.21-25).

Representaciones

Una criatura que se cree que es Lamia se puede encontrar en antiguas vasijas griegas. En dos de ellas (ambas vasijas negras áticas de alrededor del año 500 a.C.), se la representa como una figura peluda y amenazante con enormes pechos, grandes garras y prominentes colmillos. Su representación en la segunda vasija ha suscitado cierto debate: figura una Lamia desnuda atada a una palmera (que simboliza sus vínculos con Libia), torturada por cinco sátiros. El historiador de arte John Boardman afirma que un sátiro le quema el vello púbico. En cambio, la historiadora Monique Halm-Tisserant sostiene que la vasija dañada muestra que la figura tiene un falo erecto, lo que da fundamento a que la criatura de la vasija realmente es Lamia, ya que la descripción de Aristófanes como hermafrodita era ampliamente conocida en la época.

Eliminar publicidad

Advertisement

Black-figure Lekythos Attributed to the Beldam Painter
Figura negra de Lekythos atribuida al pintor de Beldam
DAI (Neg. Hermann Wagner D-DAI-ATH-1929–1229A). (CC BY-NC-SA)

Una de las representaciones más modernas y famosas de Lamia se encuentra en el poema narrativo Lamia (1819), escrito por el poeta inglés John Keats (1795-1821). En Lamia, el dios griego Hermes se propone encontrar a una ninfa que, según se rumorea, es más bella que ninguna otra. Al fracasar en su misión de encontrar a esta famosa ninfa, Hermes se sienta a descansar, pero pronto oye una voz. Al levantarse para investigar, se encuentra con Lamia, que está atrapada en el cuerpo de una serpiente. Lamia promete revelar a Hermes la ubicación de la escurridiza ninfa si la convierte de nuevo en una mujer humana, ya que un joven corintio llamado Lycius le había llamado la atención. Hermes acepta y la transforma en una hermosa mujer.

Lycius pasa por delante de Lamia en su camino a Corinto y, en cuanto la ve, se enamora apasionadamente. Viven aislados en Corinto hasta que Lycius le propone matrimonio e invitar a sus seres queridos a la celebración. Lamia se opone, pero finalmente accede con una condición: que no se invite al filósofo Apolonio de Tiana. Como es lógico, Apolonio de Tiana se presenta sin invitación. Lycius se da cuenta de su incomodidad y le dice a Apolonio que la deje de mirar. Apolonio responde:

"¡Idiota!" dijo el sofista, en voz baja

con un tono de desprecio; a lo que un gemido de muerte

Eliminar publicidad

Advertisement

de Lycius, como si estuviese afectado y perdido,

se hundió junto al fantasma dolorido.

"¡Idiota! Tonto!" repitió, mientras sus ojos aún

no se movían; "de todos los males

de la vida te he preservado hasta hoy,

¿Y voy a verte convertido en presa de una serpiente?"

Entonces Lamia exhaló el aliento de la muerte; el ojo del sofista,

Eliminar publicidad

Advertisement

como una lanza afilada, la atravesó por completo,

agudo, cruel, perceptivo, punzante: como su débil mano

podía expresar cualquier significado,

le hizo callar; en vano,

él miró y volvió a mirar... ¡No!

"¡Una serpiente!", repitió; apenas lo dijo,

con un grito espantoso se desvaneció:

y los brazos de Lycius se vaciaron de placer.

(John Keats, Lamia, Parte 2)

Ni bien Lamia desaparece de la celebración de la boda, Lycius muere de tristeza con el corazón roto.

El pintor inglés John William Waterhouse (1849-1917) también se inspiró en la historia de Lamia. En Lamia y el soldado (1905), John William Waterhouse se inspira en la Lamia de John Keats. Muestra a Lamia como una hermosa mujer con un soldado (Lycius) que la mira con asombro. Sin embargo, si se mira con atención, se ve una piel de serpiente colgando de su brazo y una cola de serpiente, que simboliza su naturaleza monstruosa al acecho. En Lamia (1909), Lamia está sentada mirando su hermoso reflejo en un estanque de agua. La única pista de su verdadera forma es la tela azul oscuro bordada que la rodea, que se cree que simboliza la piel de serpiente. Otros artistas de la misma época también utilizaron este método: pintar a Lamia como una mujer joven y encantadora, pero siempre incluyendo un indicio de su verdadera naturaleza, normalmente en forma de piel de serpiente presente en alguna parte del cuadro.

Lamia and the Soldier
Lamia y el soldado
John William Waterhouse (Public Domain)

Similitudes con otros demonios

El poeta e historiador británico Robert Graves (1895-1985) se refirió a Lamia como la forma demonizada de Neit (también llamada Anatha y Atenea), la diosa libia de la guerra y el amor cuyo culto prohibían los aqueos. También hay paralelismos entre Lamia y la Lamme sumeria, criaturas que comían la carne de los niños.

También se la ha comparado con la bíblica Lilit, y se acuñó el nombre de Lilit-Lamia para referirse a ambos demonios. Compartían una apariencia similar y se consideraban una amenaza para los recién nacidos y los niños. Además, ambas poseen connotaciones sexuales impuras y chupan la sangre de sus amantes. Juntas, se las conoce como "bruja de la noche", "monstruo de la noche" y "hada de la noche".

Lamia a lo largo de la historia

En la sociedad griega, Lamia era vista como un cuento de advertencia de lo que las mujeres se convertían cuando perdían su brújula moral. Las buenas mujeres griegas debían casarse y reproducirse con hombres jóvenes, no matarlos, y su deber era procrear y cuidar a los niños, no devorarlos. Los filósofos la utilizaron como ejemplo negativo del deseo y la codicia; lo que puede parecer atractivo y seductor siempre acabará más tarde en la ruina y la corrupción. La historia de Lamia también se utilizaba para asustar a los niños para que se comportaran bien. Era el ogro de la antigua Grecia.

The Kiss of the Enchantress
El beso de la hechicera
Isobel Lilian Gloag (Public Domain)

Tanto Aristóteles (384-322 a.C.) como el filósofo naturalista Alberto Magno (m. 1280 d.C.) intentan dar sentido a Lamia comparándola con un animal, dando sentido al mundo natural. En su Historia de los animales, Aristóteles se refiere a un gran pez conocido como "lamia-tiburón", una idea que ha perdurado, ya que los griegos posteriores tienen una Lamia del mar, una criatura peligrosa parecida a una sirena.

En su De animalibus (Sobre los animales), Alberto Magno se refiere a la Lamia como un gran híbrido animal-mujer que amamanta a sus crías y se dedica a cuidarlas. Que Lamia se dedique a cuidar a sus crías tiene más sentido que una mujer que mata y come cruelmente a los niños, ya que va en contra de todo lo que se supone que representa una mujer.

La naturaleza cruel y torturada de Lamia ha sido notoria a lo largo de la historia. Se ha utilizado para asustar a los niños para que se comporten, y como lección moral, ha inspirado a poetas y artistas y ha ayudado a restablecer la importancia de las ciencias naturales.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿De qué es la diosa Lamia?

Lamia no es técnicamente una diosa, sino que se la consideraba una figura del "hombre del saco" y un primer prototipo del vampiro moderno, ya que devoraba niños y bebía la sangre de sus amantes.

¿Cuál es la historia de Lamia?

Lamia era originalmente una princesa de Libia. Se la consideraba hermosa y llamó la atención de Zeus. Tuvieron varios hijos juntos, pero Hera, celosa, los mató a todos menos a uno. Lamia enloqueció de dolor y comenzó a matar a otros niños, transformándose en una criatura de aspecto demoníaco.

¿Lamia es siempre una mujer?

Sí, Lamia es mujer.

¿De dónde procede Lamia?

Lamia es originaria de Libia, donde era la hermosa hija del rey Belus.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Liana Miate
Liana es la editora de los medios de comunicación social de la Ancient History Encyclopedia. Tiene una licenciatura en artes y su área de concentración es la Historia antigua: Grecia, Roma y la Antigüedad Tardía. Grecia y Roma la apasionan particularmente, así como todo lo que tiene que ver con la mitología y la mujer.

Cita este trabajo

Estilo APA

, L. M. (2022, septiembre 15). Lamia [Lamia]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-13361/lamia/

Estilo Chicago

, Liana Miate. "Lamia." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 15, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-13361/lamia/.

Estilo MLA

, Liana Miate. "Lamia." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 15 sep 2022. Web. 05 oct 2022.

Afiliación