La vida cotidiana en la antigua China.

Artículo

Emily Mark
por , traducido por María Josefa Barreiro Arpón
publicado el 27 abril 2016
X

Texto original en inglés: Daily Life in Ancient China

En la actualidad la cultura china es una de las más antiguas en el mundo. Aproximadamente hace 6000 años, esta cultura empezó a desarrollarse en el valle del Río Amarillo y muchas prácticas antiguas siguen realizándose hasta el presente. Los chinos desarrollaron una sociedad basada en el respeto por la tierra, los ancestros, los dioses y otras personas. Se creía que el mundo estaba gobernado por espíritus y deidades y la gente debía comportarse todo el tiempo como si estuvieran en presencia de estos espíritus.

La vida cotidiana en la antigua China cambió a lo largo de los siglos, pero sigue reflejando estos valores en cada etapa como son: la presencia de los dioses y ancestros. En la edad prehistórica (c. 5000 AEC) las personas vivían en villas pequeñas en el valle del Río Amarillo. La villa Banpo muestra evidencias de una sociedad matriarcal, ya que había una clase sacerdotal dominada por mujeres que gobernaban y eran las autoridades religiosas.

Eliminar publicidad

Advertisement

La gente vivía en casas pequeñas y redondas construidas en la tierra, vestían pieles de animales y practicaba el animismo; un tipo de religión. Pequeñas villas como Banpo crecieron en comunidades más grandes y luego en ciudades. La dinastía Xia (2070-1600 AEC) fue la primera forma de gobierno en China la cual fundó grandes ciudades. Se pensaba que era una dinastía mitológica hasta que se encontró evidencia arqueológica la cual, según los especialistas, prueba su existencia (aunque todavía se debate esta evidencia). Después de la dinastía Xia llegó la Shang (1600-1046 AEC) en donde la escritura se desarrolló y apareció la primera evidencia escrita de cómo era la vida de las personas en la antigua China.

Banpo Village, Xi'an, China
Pueblo de Banpo, Xi'an, China
Ian Armstrong (CC BY-SA)

Clases sociales, ropa y adornos

Se piensa que la seda se inventó c. 2696 AEC, cuando la diosa Leizu, esposa del dios supremo Shangti, tomaba té y un capullo cayó en su taza. En cuanto el capullo se desenredó, notó que todo era una hebra de hilo y así lo plantó en un árbol de morera (morus alba) para que los gusanos de seda entretejieran sus hilos para hacer seda. Los nobles y la realeza era las únicas personas que podían vestir seda. Aquellos que la procesaban y aún los comerciantes que la vendía, no se les permitía vestir seda. La mayoría de la población de China usaba ropa hecha con hilo de cáñamo.

Eliminar publicidad

Advertisement

Las mujeres usaban túnicas largas hasta los tobillos amarradas con una cinta alrededor de su cintura; las túnicas de los hombres eran más cortas, llegaban a las rodillas y en ocasiones llevaban pantalones y botas de tela o sandalias. En la temporada de frío vestían una chaqueta gruesa hecha con hilo de cáñamo la cual tenía acolchado para hacerla más caliente. Las mujeres chinas cosían la imagen de un tigre dentro de la ropa de sus niños como símbolo de protección. Pensaban que el tigre era el más amable de los animales y su imagen los protegería contra el mal. A veces, las madres cosían imágenes de sapos y serpientes en la ropa junto con la del tigre para darles mayor protección contra el mal.

Esta práctica se extendió a las clases sociales altas que bordaban dragones y tigres en los vestidos de seda con el mismo propósito. En la dinastía Sui (589-618 EC), el emperador decretó que había mucha similitud en la vestimenta de la gente común y las clases sociales acomodadas, (aunque los nobles ricos eran todavía los únicos que podían vestir seda) y dictó una ley que obligaba a toda la gente común a vestir ya sea de azul o negro, sólo los adinerados podían vestir colores.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

La clase social estaba determinada, más o menos, desde el nacimiento. Si el padre de uno era un campesino, uno sería campesino también. La división social entre la clase gobernante, nobles, comerciantes (dueños de negocios) y los campesinos trabajadores se profundizó más con la invención de la escritura; la población se dividió entre las clases altas que sabían leer y los campesinos analfabetos.

Sin embargo, a partir de la dinastía Shang una persona podría mejorar su escala social mediante el Examen Imperial y así trabajar para el gobierno. Estos exámenes eran muy difíciles de pasar. No bastaba con ser culto, sino que uno tenía que memorizar casi nueve libros (conocidos como Los Cinco Clásicos y los Cuatro Libros) para poder contestar preguntas relacionado a estos textos.

Eliminar publicidad

Advertisement

La clase media y adinerada eran los nobles, comerciantes, políticos o funcionarios públicos, mientras que los pobres eran los campesinos, granjeros y trabajadores agrícolas. Las tabernas y bares eran lugares muy populares donde se reunían hombres de todas las clases, pero cada clase social tenía su propio tipo de bar, las clases altas no irían a las tabernas de las clases bajas, y a las clases bajas no se les permitía entrar a los bares de las clases altas. El especialista Charles Benn escribió:

A lo largo de la muralla sudeste de la ciudad, en Changan había tabernas que eran amenizadas por poetas. Empleaban mujeres rubias de piel blanca y ojos verdes de Asia central que cantaban y bailaban para que sus clientes gastaran más dinero en cerveza. Además, de las tabernas dentro de la muralla de Changan existían bares a lo largo de las diecinueve millas del camino del este de la ciudad, donde los lugareños vendían cerveza a los viajeros. (57)

Las tabernas urbanas ofrecían sus servicios a gente de clase media, citadinos y personas de clase baja. En la ciudad de Changan durante la dinastía Tang (618-907 EC) existía un área en el distrito North Hamlet, conocida como los Gay Quarters, que daban servicio a los ricos —la palabra 'gay' se debe entender como "corazón alegre"— donde el personal era de alta clase y las cortesanas muy costosas. Charles Benn escribió, "Valían mucho, tanto por su espectáculo para entretener en fiestas que, por sus servicios sexuales, parecían geishas japonesas" (64).

Nadie de clase baja podría entrar a los Gay Quarters, y si lo hacían, no podrían darse el lujo de visitar ninguna de las casas. Las tabernas eran operadas, con regularidad, por mujeres, pero los Gay Quarters los operaban hombres responsables ante el alcalde de la ciudad. Este era el arreglo común en toda China, ya que las cortesanas estaban bajo el control riguroso del gobierno.

Eliminar publicidad

Advertisement

También, la diferencia de clases en épocas ancestrales se notaba en los peinados y otras preferencias personales. Hombres y mujeres de todas las clases tenían su cabello largo, ya que se pensaba que el cabello de uno provenía de los antepasados y era una falta de respeto cortárselo. En la vida cotidiana, uno peinaba su cabello hacia arriba con un chongo, pero nunca se podía cortar. Las mujeres adineradas peinaban su cabello con detallados pasadores hechos de marfil, oro o plata, mientras que las mujeres pobres lo llevaban amarrados con un cordón de cáñamo.

Así como el cabello, se pensaba que el cuerpo era un regalo de los ancestros y no debía maltratarse. El cuerpo de uno no era propio y no podía uno hacer lo que quisiera; se tenía que tratar con respecto. Por esta razón, la mayoría de la gente menospreciaba a aquellos con tatuajes, además que, marcar el cuerpo con tinta estaba asociado a costumbres bárbaras. Los tatuajes se usaban para marcar a criminales, por consiguiente, aquellos con una marca la llevaban por el resto de sus vidas. Aún si trataban de borrar la marca, siempre tendrían una cicatriz.

Chinese Hairpins
Horquillas chinas
The Trustees of the British Museum (Copyright)

Sin embargo, existen registros de unos pocos que escogían tatuarse como una expresión artística. Charles Benn escribió acerca de un hombre que "pago 5,000 en efectivo para que un artista tatuara su pecho y estómago para lucir un paisaje repleto de pérgolas asentadas en las montañas, pabellones sobre ríos, arboles, pájaros y animales” y otro quien "se tatuó en su juventud una serpiente a lo largo su cuerpo. La imagen de la víbora empezaba en su mano derecha, entre su pulgar y el dedo índice estaba abierta la mandíbula de la serpiente. El cuerpo de la culebra se enrollaba en su muñeca, brazo y cuello. Después se deslizaba hacia su pecho, estómago, muslo y pierna donde terminaba con la cola" (112-113).

Eliminar publicidad

Advertisement

Los tatuajes, en su mayor parte, los llevaban los convictos o miembros de bandas. Benn cita un ejemplo de una banda callejera que tenían tatuajes y la cabeza rapada; golpeaban y robaban a las personas en el mercado de Changan. Cuando los arrestaron gran parte de ellos fueron públicamente golpeados hasta morir en la plaza del pueblo, después de eso muchas personas en la ciudad con tatuajes se los quitaron para no ser asociados con la banda.

Igual que los tatuajes, el olor corporal estaba asociado con criminales y bárbaros, los chinos eran muy meticulosos y cuidadosos para perfumarse. Benn escribió, "Mujeres y hombres se perfumaban. Las damas del palacio se aplicaban generosamente esencias que cuando salían a pasear dejaban su fragancia impregnada en el aire por millas" (113).

También usaban desodorante hecho de limón, incienso, clavo, savia dulce y flores. Benn escribe, "El compuesto se empacaba en pequeñas bolsas que se ponían en las axilas. Las autoridades también recomendaban lavarse las axilas con orina en el día de Año Nuevo" (114). Se pensaba que bañarse diario propiciaba las enfermedades, y la costumbre era bañarse sólo cada cinco días. Para el mal aliento, los chinos masticaban clavo y era obligatorio para cualquiera hacerlo antes de presentarse con el emperador y hablar con él. El olor de pies era otro asunto, el cual se controlaba con perfumes o alcanfor.

Los zapatos de los ricos eran suaves y hechos de seda y respingados, mientras que los campesinos usaban botas toscas o sandalias hechas de paja, cáñamo o madera. Dentro de la casa, todas usaban pantuflas hechas ya sea de paja, cáñamo o seda. Tanto los hombres como las mujeres de las clases altas dejaban crecer las uñas de los dedos para mostrar que ellos no tenían que trabajar. Tenían sirvientes que les hacían todo, incluso alimentarlos, para así no dañarse las uñas. Las mujeres adineradas usaban joyería como aretes, brazaletes, collares, amuletos y anillos. Algunas mujeres sujetaban a su ropa un escarabajo verde para que los hombres las encontraran más atractivas.

Silk & Textile Shoe from China
Zapato de seda y textil de China
The Trustees of the British Museum (Copyright)

Durante el período conocido como las Cinco Dinastías y los Diez Reinos (907-960 EC) empezó la práctica de vendar los pies. Quizá empezó antes, pero se hizo costumbre con el reinado del emperador Li Yu (937-978 EC). El emperador había levantado una gran estatua de oro en forma de flor de loto en su jardín y su consorte Yia Niang amarró sus pies para asemejar una media luna y bailó para los invitados para honrar su develación. Su baile fue tan hermoso que hizo que las mujeres que estaban ahí quisieran tener pies tan pequeños y elegantes como Yia Niang, y pronto se desarrolló la idea de que una mujer hermosa debía tener pies pequeños.

A las niñas pequeñas como de 2 o 3 años se les ataban los pies con vendajes tan ajustados que los dedos se rompían y estos se enroscaban. Las niñas tenían que caminar sobre sus dedos y estaban en constante dolor por años hasta que se acostumbraban. A pesar que esta práctica empezó entre las clases altas, pronto se volvió común para todas las mujeres en China. Era muy difícil trabajar en los campos de arroz o hacer cualquier tipo de actividad. En fotografías antiguas se ve a mujeres arrastrándose en los arrozales porque no podían caminar. El vendado de pies continuó por siglos hasta que fue prohibido en 1911 EC. A muchas mujeres se les entrevistó a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, acerca del vendaje de pies y hablaron de cómo lloraban por el dolor por años y que esto nunca las hizo sentirse más hermosas.

Agricultura, comida y bebida

La principal cosecha en China era el arroz. El arroz crecía mejor en el sur de China en campos anegados, así que se excavaron más canales para inundar los campos en todo el país. Se acostumbraba pagar un impuesto por el arroz. En cada comida se comía en alguna forma. Incluso se fermentaba para hacer vino. El trigo y otros granos también se cosechaban, pero nunca fueron tan importantes como el arroz.

La dieta china fue (y aún lo es) mayormente vegetariana. Los templos y monasterios chinos enseñaban a las personas que una dieta sana llevaba a una larga vida y enfatizaba el vegetarianismo como una forma de comida humanitaria y saludable. Los chinos comían rara vez carne, porque uno nunca mataría a una gallina que sigue poniendo huevos. El pescado era el plato más popular y se servía con arroz y vegetales.

Ding
Ding
The Trustees of the British Museum (Copyright)

La comida se cocinaba a fuego lento en la casa en una vasija de tres patas llamada ding. El ding se podía poner directamente en el fuego y se le iba añadiendo los ingredientes para cocinarlos a fuego bajo, así la familia al llegar de los campos ya tenía lista su comida. También la gente adinerada tenía sirvientes que usaban el ding para cocinar, pero además usaban cacerolas y cocinaban en hornos. La bebida más importante era el té que se preparó la primera vez c. 100 AEC con hojas hecha polvo. Se mezclaban diferentes hojas para distintos sabores o para producir diversos efectos. El té era considerado una fuerte medicina, también era una bebida tan popular que la gente disfrutaba y se relajaba sólo al tomarlo. Esta popularidad dio inicio a la cultura del té en China que se conoce como la Ceremonia del Té.

Chinese Tea Ceremony
Ceremonia del té chino
Oleksii Leonov (CC BY-SA)

Una tradición dice que un antiguo gobernante Yan Di quería encontrar hierbas medicinales que ayudaran a su pueblo. Un día probó una hierba que lo envenenó, cuando estaba muriendo, una gota de un árbol de té cayó en su boca y lo curó. A partir de ahí plantó arboles de té y se los dio a su pueblo. Las personas comían hojas de té como verdura con sus alimentos, el té se consideró una ofrenda muy apreciada en los templos. Los jardines de té se popularizaron entre los ricos y así se desarrolló la Ceremonia del Té que es un ritual muy minucioso de respeto en donde la gente toma té juntos. La persona que prepara el té honra a sus invitados por medio de la preparación y presentación y los agasajados muestran su respeto al participar adecuadamente.

Vida en casa, juegos y deportes

La Ceremonia del Té significaba que uno era bienvenido como huésped y se presentaba en la casa o en el jardín. La casa, igual que en la actualidad, era el centro de la vida familiar. Las mujeres la atendían entretanto los hombres trabajaban en los campos. Todas las mujeres, hombres e hijos de la clase agricultora trabajaban en los campos. Las casas chinas difieren, entre otras cosas, de la clase social y cuánto dinero tiene uno. Los campesinos vivián en chozas, mientras que los comerciantes y la clase media vivían en casas hechas de madera, la cual se construía alrededor de un patio rectangular con un jardín. El jardín era el límite del patio y alrededor se plantaban árboles y arbustos.

Había habitaciones para dormir dentro de la casa, una cocina y un salón (a veces muy grande) que funcionaba como comedor y área de entretenimiento. Las familias comían en el salón, conversaban y escuchaban música o leían en compañía de su gato. Los gatos eran las mascotas más populares en China y casi en cada casa había un gato como mascota. No hay Año del Gato en el Zodiaco Chino, y esto se debe a una leyenda que dice; que cuando los animales estaban participando en la gran carrera para ver a cuál escogerían para el zodiaco, la rata asustó al gato, cayó al río y éste se lo llevó, de ahí nace el odio de los gatos hacia las ratas. Los perros eran más para seguridad y una fuente de comida. Aunque hay evidencia que los antiguos chinos jugaban con sus perros como mascotas.

La lectura de cuentos era un pasatiempo muy popular y en la literatura china abundan historias tradicionales y de fantasmas las cuales casi siempre tienen un mensaje moral. Los animales con frecuencia aparecen en estos cuentos y probablemente, el más destacado sea el cerdo. En China los cerdos eran muy valorados y tener uno se consideraba como un signo de éxito; cuanto más cerdos tenía uno mayor la riqueza. Los cerdos eran tan admirados que el ideograma para "hogar" en la escritura china es un techo en la parte de arriba y un cerdo abajo (Benn, 71).

Las personas también se divertían con juegos de fichas como el mahjongg, (una especie de ajedrez chino). También disfrutan jugar kickball, football (como se dice en todos lados excepto en Estados Unidos), luchas y tiro con arco. El nado no era un deporte popular en China debido a la creencia de que existía un fantasma conocido como el Shui Gui, que era el espíritu de una persona que se había ahogado y esperaba en el agua para ahogar a alguien más y poder así liberarse. Los chinos si la practicaban, pero no era un pasatiempo muy popular.

Chinese Board Game
Juego de mesa chino
The Trustees of the British Museum (Copyright)

En cada casa había un altar dedicado a los ancestros familiares, al dios Tudi Gong y a los dioses que la familia creía. En la cocina siempre había una imagen de papel del dios de la cocina, Zao Shen. Probablemente, el dios más importante de la casa era Zao Shen debido a que su trabajo era vigilar a la familia, mantenerlos a salvo, pero también reportar la conducta diaria a otros dioses. Era como tener en casa un pequeño espía de los dioses que a su vez protegían a los que espiaba.

Una vez al mes, Zao Shen salía de la casa para dar reporte a los dioses locales de cómo la gente se estaba comportando y durante este tiempo la familia era muy cuidadosa en no hacer nada que pudiera invitar a espíritus malignos a entrar, ya que estaban sin protección. Una vez al año, en la noche del Año Nuevo, Zao Shen salé para hacer un reporte completo a Shangti y otros dioses en el cielo. A su imagen se le ofrecían comida y bebida y se le untaría la boca con miel para que sólo diera buenos informes cuando llegara al cielo.

Después la imagen de papel se quemaba para enviarlo de viaje, y fuegos artificiales se encendían para que fuera más rápido, de esta forma daría el mejor informe de cómo la familia se portaba. Al día siguiente de Año Nuevo, la mayor y la más honorable de las mujeres de la casa hacía una nueva imagen de Zao Shen y lo colocaba arriba de la estufa y vigilaba a la familia por el próximo año.

Religión

La religión china empezó en la prehistoria cuando la gente practicaba una especie de animismo. Esta práctica evolucionó en la adoración de los ancestros y en el desarrollo de dioses y diosas que representaban las fuerzas naturales. El dios Tudi Gong simbolizaba los espíritus terrenales que debían respetarse y honrar todo el tiempo. Eran los espíritus de cierto lugar, algunas veces era el alma de una gran persona que había vivido ahí alguna vez, o alguien al que habían bendecido porque los honraban o alguien que habían maldecido porque no los honraban, la veneración por los espíritus terrenales fue probablemente la forma más vieja de religión, pero la adoración por los ancestros empezó poco después o incluso antes.

Se pensaba que las personas que morían vivían con los dioses y tenían una influencia muy poderosa en el mundo de los vivos. La práctica de la adivinación se hizo muy popular durante la dinastía Shang en donde las personas irían con un místico quien pudiera decirles su futuro por medio de huesos de oráculo. La creencia de que los que morían seguían viviendo también dio origen a la creencia de fantasmas.

Los fantasmas eran (y aún lo son) un concepto muy importante en la cultura china. La Festividad de los Fantasmas se sigue conmemorando cada año en China durante la cual la gente prepara platillos especiales para los que se fueron, queman incienso para complacer a los fantasmas o ahuyentar los espíritus malignos, incluso cierra sus tiendas para que los espectros puedan mirar en paz sin que ningún humano los moleste. El día que se barren las tumbas se celebra durante el Festival de Qingming (se lleva a cabo el 4 o 5 de abril) y es una práctica muy antigua. Durante Qingming las personas visitan las tumbas de sus parientes y demuestra respeto al cuidar sus sepulcros y dejan regalos incluso comida. Si uno desatiende las tumbas de los ancestros, corre el riesgo de ser espantado por ellos.

Oracle bone
Oráculo hueso
The Trustees of the British Museum (Copyright)

Las almas iban a la otra vida (a la cual se les impidió llegar a los fantasmas), el cielo y la tierra estaban precedidos por dioses y diosas que la gente veneraba. Una diosa muy popular era Xi Wang Mu, la Reina Madre del Oeste, diosa de la inmortalidad quien vivía en un gran palacio de cristal en las montañas Kunlun y tenía un huerto de duraznos de la inmortalidad por el que caminó. La gente usaba amuletos y construía altares a la Reina Madre para que fueran dignos de su protección y recompensaba a sus seguidores con una larga vida.

Shangti era el dios supremo de la creación, ley y justicia. También era conocido como el Emperador Amarillo y se pensaba que le había dado a la gente cultura y lenguaje. Cai Shen era el dios de la riqueza quien recompensaba a aquellos que se comportaban bien con una vida feliz, los Menshen eran dioses del sueño apacible que vigilaba a las personas y los protegía de espíritus malignos y malos sueños.

Algunos de estos dioses y diosas eran venerados en altares y templos y otros sólo eran reconocidos por medio de amuletos, brazaletes, estatuas y pinturas en las paredes. Los Menshen, por ejemplo, siguen pintándose a un lado de las entradas para protegerse de los fantasmas o espíritus malignos, se le rezaba y veneraba regularmente quizá tanto como a Cai Shen.

Entre las deidades más populares estaba Guanyin, diosa de la misericordia y compasión que ayudaba a todos y se convirtió en la diosa patrona de los marineros, Niu Lang y Zhi Nu, dios y diosa del amor que inspiró uno de los festivales más populares en China; Las Siete Noches de las Siete Lunas (también conocido como el Festival del Doble Siete) en el cual las mujeres rezaban para obtener destreza para tejer y coser, también oficial o no oficialmente era la noche romántica para los enamorados. La gente miraba a las estrellas y contaba la historia de Niu Lang (la estrella Altair) y Zhi Un (la estrella Vega) quienes estaban separados por la Vía Láctea todo el año excepto en esa noche. Astrónomos y astrólogos relaciona a estas dos estrellas como una expresión de la unificación de deidades. Los astrónomos eran siempre hombres mientras que los astrólogos podían ser hombres o mujeres.

Educación y asistencia médica

En la antigua China sólo los hombres recibían educación, por esta razón es que los astrónomos eran hombres muy cultos. Las mujeres permanecían en casa y aprendían como ser ama de casa y madres. Los hombres jóvenes permanecían en casa también y ayudaban con el trabajo afuera y cuando estaban en su adolescencia iban a la escuela y sólo era para las clases altas.

Confucio empezó a enseñarles a los jóvenes los principios de cómo ser la mejor persona que pudieran, esto sentó las bases de la educación china. Todos debían conocer las Cinco Virtudes de Confucio de memoria. Estas eran: Li (modales) considerada la más importante, Ren (amabilidad), Xin (lealtad), Yi (honestidad) y Zhi (conocer la diferencia entre el bien y el mal y conocimiento moral).

En las primeras escuelas los estudiantes escribían en tablas de madera, después en rollos de madera amarrados. En 105 DEC se inventó el papel, durante la dinastía Tang (618-907 EC) el proceso de grabado en placas de madera hizo posible la producción en masa de los libros que se usaban en la escuela. Los libros que se debían leer eran los textos conocido como Los Cinco Clásicos y Los Cuatros Libros: El I-Ching (Libro de cambios), El Libro de la Poesía Clásica, El Registro del Rito, El Libro de la Historia Clásica, Los Anales de Primavera y Otoño, Las Analectas de Confucio, Los Trabajos de Mencio, La Doctrina de Justo Medio y El Gran Libro del Conocimiento, la mayoría de ellos estaban basados en escritos de Confucio.

Todos debían conocer las Cinco Virtudes de Confucio de memoria. Estas eran: Li (modales), Ren (amabilidad), Xin (lealtad), Yi (honestidad) y Zhi (conocer la diferencia entre el bien y el mal y conocimiento moral).

Ya que sólo los hombres sabían leer y escribir y se necesitaba ser alfabetizado para leer textos médicos, durante la época de la dinastía Tang los doctores eran hombres. Había mujeres herbolarias en las áreas rurales, pero la profesión era dominada por hombres. La mayoría de los doctores eran sacerdotes o tenía antecedentes en prácticas religiosos.

Antes de la dinastía Tang, los doctores eran esencialmente chamanes que curaban por medio de remedios herbolarios y exorcismos. Creían que una enfermedad era causada por espíritus malignos o fantasmas. Después el Budismo llegó a China, sacerdotes budistas precedían los establecimientos conocidos como los Campos de Compasión que eran hospitales, clínicas, orfanatos, casas de retiro, centros de orientación, todo al mismo tiempo. Eran por lo regular operados afuera o contiguo a un monasterio.

El segundo emperador de la dinastía Tang, Taizong (626-649 EC) estableció escuelas de medicina y añadió la profesión médica a la lista de las carreras que se necesitaba para pasar los Exámenes Imperiales. Estos doctores eran laicos a diferencia de los chamanes anteriores y debían tener un alto nivel de conducta.

Una vida sana y larga era muy valorada por los chinos. Sacerdotes, monjes, chamanes y doctores laicos todos hacían énfasis en la dieta como el factor más importante para la salud de una persona. Una dieta vegetariana era considerada como saludable y humanitaria ya que no se mataban animales para alimentarse. La gente si comía carne y con frecuencia sacrificaban animales (en especial los cerdos) a los dioses y espíritus, pero los doctores en especial los laicos, desalentaban esto.

La creencia imperante en la dinastía Tang era que el balance de una vida larga y armoniosa sólo se consigue evitando los platillos con carne y vivir de los regalos de la agricultura que los dioses les otorgaban a las personas. Para dar las gracias por estos regalos y por otros regalos, los chinos honraban a sus dioses y para celebrar su vida, llevaba a cabo varios festivales a lo largo del año.

Festivales

Había festivales nacionales que todos seguían y festivales regionales y locales. Una celebración local podía ser conmemorar el cumpleaños de algún ciudadano famoso quien habría hecho buenas obras por el pueblo o un poeta o un artista. Las fiestas regionales y locales podían también llevarse a cabo para honrar al dios Tudi Gong. Ceremonias taoístas se realizaban para limpiar una villa, pueblo o ciudad de los espíritus malignos, para apaciguar a los muertos inquietos o para honrar a los antepasados y pedir sus bendiciones.

El festival nacional más importante era el día de Año Nuevo, que se celebraba entre el primero y el decimoquinto día del primer mes lunar. Fuegos artificiales y petardos se lanzaban para dar la bienvenida al año nuevo y para acelerar el viaje de Zao Shen a los cielos. Estos petardos también servían para espantar a los espíritus malévolos. Se hacían con bambo seco que se prendían temprano en la mañana y estallaban muy fuerte cuando se quemaban. Cada casa encendía petardos y si podían costearlo lanzaban fuegos artificiales, aunque cada municipio tenía algún tipo de presentación pública de fuegos artificiales.

En Año Nuevo se le permitía a la gente matar cerdos, pollos y borregos a gran escala para asegurar la fertilidad de la tierra para el año venidero. El ritual de Shen Dzu ("Cerdo Sagrado") se celebraba en la fiesta de Año Nuevo cuando los cerdos los hacían engordar lo más posible, entraban a un concurso y ganaba el que tenía mayor peso, el ganador era sacrificado en honor a la deidad local y después seguían los demás.

A los oficiales gubernamentales se les daba vacaciones por siete días, y las tiendas cerraban o abrían sólo a ciertas horas. El objetivo del festival era dar gracias por el año que se acababa y hacer previsiones para el nuevo. Estas precauciones hacían hincapié en la protección contra las almas malévolas y espectros. Los pollos sacrificados y las pieles de los borregos se colgaban afuera de las casas como ofrendas, se prendía incienso y se tomaba cerveza conocida como Matando Fantasmas y Reviviendo Almas. se pensaba que beber grandes cantidades de esta cerveza los protegía de enfermedades causadas por espíritus dañinos o fantasmas inquietos.

El Festival de las Linternas se celebraba el decimoquinto día del primer mes lunar y concluye con la celebración de Año Nuevo. Esta era una fiesta de luz que honraba a la luna llena, la gente enviaba linternas encendidas a lagunas, lagos o arroyos, observaban la luna llena, jugaban, bailaban y disfrutaban de un banquete. De acuerdo a su posición social y riqueza algunos exhibían grandes exposiciones para la celebración. Charles Benn escribió:

Los patricios competían para ver quien hacia las lámparas más grande. Una dama de la aristocracia a mitad del siglo XVIII hizo una linterna en un árbol con varios cientos de ramas que media ochenta pies de altura. Cuando las linternas se encendieron en el Festival, la luz era visible por millas. Sin embargo, no se puede comparar con la del Emperador Ruizong. Erigió una linterna en forma de ruleta que medía 200 pies de altura afuera de la puerta de Changan en 713 EC. El aparato estaba revestido con brocados y mallas de seda y adornado con oro y jade. Cuando encendió las 50,000 copas de aceite, su resplandor parecía un árbol floreando. (151)

Si uno podía costearlo no se debía reparar en ningún gasto para celebrar el Festival de la Linterna. Un buen festival significaba prosperidad para el año venidero.

Lantern Festival
Festival de los faroles
gill_penney (CC BY)

Había también un Festival de Ilustración que se realizaba en el tercer día de la tercera luna cuando la gente espantaba a los espíritus malignos tomando grandes cantidades de cerveza. El día entero estaba dedicado a festejar y tomar en exceso. El Festival Qingming se celebraba en abril honrando a los antepasados y el Festival del Quinto Día de la Quinta Luna (Festival de Botes de Dragón) se llevaba a cabo en julio para homenajear a un respetable hombre de estado quien escogió morir dignamente que vivir en deshonor. El Festival de los Fantasmas Hambrientos en agosto reconocía la dimensión espiritual de la vida y honraba aquellos que habían muerto.

El Festival de la Séptima Noche de la Sexta Luna celebraba a los dioses y diosas del amor, el Festival de la Mitad de Otoño rendía tributo a la luna. El Festival del Último Día de la Décimo Segunda Luna era un ritual para enviar a Zao Shen a su viaje con los dioses en la Víspera de Año Nuevo y corresponde a muchas fiestas de la Víspera de Año Nuevo en la actualidad. Las personas empezaban bebiendo la cerveza Matando Fantasmas y Reviviendo Almas, hacían fiestas y encendían fuegos artificiales. El festival mantenía a las personas en contacto con su pasado, los conectaba con sus valores culturales y eran un aspecto muy importante de las vidas en la antigua China. En la actualidad muchos de estas mismas celebraciones se siguen haciendo cada año. Las ceremonias implican regresar cientos o incluso miles de años y continúa celebrándose en forma muy similar o en la misma forma.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

 María Josefa Barreiro Arpón
I am a freelance translator. I have taken various translation courses together with my English Literature' degree at UNAM, Mexico City. My passion is to know more about British and ancient history. I enjoy traveling as I like exploring different cultures.

Sobre el autor

Emily Mark
Emily Mark studied history and philosophy at Tianjin University, China and English at SUNY New Paltz, NY. She has published historical essays and poetry. Her travel writing debuts in Timeless Travels Magazine.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, E. (2016, abril 27). La vida cotidiana en la antigua China. [Daily Life in Ancient China]. (M. J. B. Arpón, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-890/la-vida-cotidiana-en-la-antigua-china/

Estilo Chicago

Mark, Emily. "La vida cotidiana en la antigua China.." Traducido por M. J. B Arpón. World History Encyclopedia. Última modificación abril 27, 2016. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-890/la-vida-cotidiana-en-la-antigua-china/.

Estilo MLA

Mark, Emily. "La vida cotidiana en la antigua China.." Traducido por M. J. B Arpón. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 27 abr 2016. Web. 12 abr 2021.