Confucio

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Manuel Luján
Publicado el 29 noviembre 2012
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Francés, Indonesio
Confucius (by Rob Web, CC BY-NC-SA)
Confucio
Rob Web (CC BY-NC-SA)

Confucio (Kongzi) fue un filósofo chino del siglo VI a.C. Sus pensamientos, expresados en la corriente filosófica del confucianismo, han influido en la cultura china hasta el día de hoy. Confucio es una figura de enorme renombre, y a menudo es difícil distinguir la realidad de la ficción en lo que lo atañe. Expresaba sus enseñanzas en frases cortas abiertas a diversas interpretaciones, y se lo considera el primer maestro.

Entre sus ideas filosóficas, se destacan la importancia de llevar a cabo una vida virtuosa, la piedad filial y el culto a los antepasados. También enfatizaba la necesidad de que los gobernantes fueran benévolos y austeros, la importancia de la armonía moral interior y su conexión con la armonía en el mundo físico, y que los gobernantes y maestros fueran modelos a seguir para la sociedad en su conjunto.

Eliminar publicidad

Advertisement

La juventud de Confucio

Se cree que vivió aproximadamente desde el 551 al 479 a.C. en el Estado de Lu (hoy en día, la provincia de Shandong o Shantung). Sin embargo, los documentos más antiguos que lo mencionan datan de unos 400 años después de su muerte, y se encuentran en las Memorias históricas de Sima Qian (o Si-ma Ts’ien). Creció en la ciudad de Qufu (o K’u-fou) y se desempeñó en varios cargos para el señor de Lu, principalmente como director de obras públicas en el 503 a.C. y luego como director del departamento de justicia en el 501 a.C. Más tarde, viajó por muchas regiones de China y pasó por diversas aventuras menores, por ejemplo, una ocasión en la que estuvo preso cinco días tras ser confundido con otra persona. Pasó por este incidente con la calma que lo caracterizaba y hasta se dice que esperó a que se descubriera el error mientras tocaba su instrumento de cuerdas. Finalmente, regresó a su ciudad natal, donde fundó su escuela para impartir las enseñanzas de los antepasados a sus discípulos. Confucio no se consideraba a sí mismo un “creador”, sino un mero transmisor de las tradiciones morales antiguas. Su escuela estaba abierta a personas de todos los estratos sociales, ricas y pobres.

EL CONFUCIANISMO SE CONVIRTIÓ EN LA RELIGIÓN OFICIAL DEL ESTADO DE CHINA EN EL SIGLO II A.C.

Las obras de Confucio

Comenzó a escribir mientras enseñaba en su escuela. Entre sus obras se encuentran dos colecciones poéticas, el Clásico de poesía (Shijing o shi king) y el Clásico de la historia (Shujing o shu king), los Anales de Primavera y Otoño (Lin Jing or Lin King), que narran la historia del Estado de Lu, y el Libro de los cambios (Yi Jing o Yi king), una compilación de tratados sobre adivinación. Para desgracia de la posteridad, ninguna de estas obras define su filosofía, por lo que debió reconstruirse esta corriente a partir de relatos indirectos. Se considera que la fuente más confiable de sus ideas son las Analectas, a pesar de que no hay evidencia concluyente de que estos pasajes y relatos breves sean realmente de su autoría, y a menudo la falta de contexto y claridad hace que muchas de sus enseñanzas queden abiertas a interpretaciones individuales. Las otras tres fuentes principales del pensamiento confuciano son Mencio, Gran saber y Doctrina de la medianía. Junto a las Analectas, estas obras constituyen los Cuatro libros del confucianismo, también conocidos como los Clásicos confucianos. Gracias a estos textos, el confucianismo se convirtió en la religión oficial del Estado en China en el siglo II a.C.

Eliminar publicidad

Advertisement

Confucianismo

La filosofía política y el pensamiento chinos, especialmente el confucianismo, siempre han tratado cuestiones prácticas concernientes a la moral y la ética. ¿Cómo debe vivir el hombre para dominar su entorno, asegurar el buen gobierno y lograr la armonía moral? Una idea central del confucianismo es que la armonía moral del individuo está relacionada directamente con la armonía cósmica, es decir, lo que uno hace afecta a su entorno. Por ejemplo, las malas decisiones políticas pueden causar desastres naturales, como inundaciones. Un ejemplo de la correlación estrecha entre el mundo físico y el moral se expresa en el proverbio que dice: “El cielo no tiene dos soles, ni el pueblo tiene dos reyes”. Se sigue de esta idea que, así como solo existe un entorno cósmico, también existe una sola manera de vivir correctamente y un solo sistema político correcto. Si la sociedad fracasa, es porque se han malinterpretado las enseñanzas y los textos sagrados, los cuales contienen el Camino, pero solo lo revelan a aquellos que lo buscan.

Confucius by Wu Daozi
Confucio, Wu Daozi
Louis Le Grand (CC BY-SA)

Otra idea importante de Confucio es que los maestros y, principalmente, los gobernantes deben enseñar mediante el ejemplo. Deben actuar con benevolencia para ganar el afecto y respeto del pueblo, en lugar de hacerlo por la fuerza, lo cual es siempre infructuoso. También deben ser ejemplos de austeridad y de virtud moral. Por esta razón, la educación china siempre ha priorizado el desarrollo de la sensibilidad moral por sobre las habilidades intelectuales específicas. Más aún, bajo la influencia del confucianismo, la política china se enfocó más en las relaciones personales que en las instituciones.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Mencio y Xunzi

Dos importantes filósofos, Mencio (o Mengzi) y Xunzi (o Hsun Tzu), también hicieron aportes al confucianismo y codificaron sus ideas. A pesar de que ambos estaban de acuerdo en que el sentido de la moral y la justicia separan a las personas de los demás animales, Mencio sostenía que la naturaleza humana es bondadosa en esencia, mientras que Xunzi, si bien no era de la opinión opuesta, sostenía una idea un poco más pesimista acerca de la naturaleza humana y, por lo tanto, subrayaba la importancia de la educación y de los ritos para asegurar que las personas se mantuvieran en el camino de la rectitud moral.

De esta manera, el confucianismo desarrolló la importancia de cuatro virtudes que todos poseemos: la benevolencia (ren), la justicia o rectitud (yi), la conducta ritual adecuada (li) y la sabiduría moral (de). Más tarde se añadió la quinta, la fe, con lo cual las virtudes pasaron a coincidir con los cinco elementos del pensamiento chino: la tierra, la madera, el fuego, el metal y el agua. Este es un ejemplo más del estrecho vínculo que entre el mundo físico y el moral. De la afirmación de que todos poseemos estas virtudes se siguen dos conclusiones: que la educación debe cultivar estas virtudes y que todos los hombres son iguales; “Dentro de los cuatro mares, todos los hombres somos hermanos”. Con el esfuerzo adecuado y el comportamiento apropiado, cualquier persona puede convertirse en un sabio (sheng). No es el talento innato lo que importa, sino la voluntad de forjar el carácter para poseer la mayor virtud posible.

Eliminar publicidad

Advertisement

Confucius, Buddha and Lao-Tzu
Confucio, Buda y Lao Tzu
Lucas (CC BY)

Legado

Tras su muerte en el 479 a.C., Confucio fue sepultado en la tumba de su familia en Qufu (en Shandong) y, en los siglos siguientes, su figura creció en importancia de tal manera que se convirtió en objeto de culto en las escuelas durante la dinastía Han (206 a.C. - 220 d.C.) y se fundaron templos en su nombre en todas las capitales administrativas durante la dinastía Tang (618-907 d.C.). Durante el período imperial, era obligatorio conocer con profundidad los textos fundamentales del confucianismo para aprobar los exámenes de servicio civil. Las personas cultas y las familias aristocráticas a menudo tenían tabletas con los textos de Confucio exhibidas a la vista de todos en su hogar, y a veces incluso estatuas, generalmente sentadas y vestidas con trajes imperiales que simbolizaban su estatus de “rey sin trono”. Las impresiones de retratos también eran populares, especialmente aquellas hechas a partir del original perdido que se atribuye a Wu Daozi (o Wu Taoutsi), pintado en el siglo VIII d.C. Lamentablemente, no ha sobrevivido ningún retrato de Confucio contemporáneo a él. Generalmente se lo representa como un anciano sabio con cabello y bigote gris, a menudo sosteniendo pergaminos.

Las enseñanzas de Confucio y sus seguidores han constituido una parte esencial de la educación china por siglos, y la influencia del confucianismo aún se percibe hoy en día en la cultura de China y de otros países de Oriente, en los que se enfatizan las relaciones familiares, el respeto y la piedad filial, la importancia de los ritos, el valor de prudencia y las ceremonias y la fuerte creencia en el poder y los beneficios de la educación.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué se lo conoce a Confucio?

Se conoce a este filósofo chino del siglo VI a.C. por expresar sus ideas en frases breves y a menudo ambiguas. Creía en la importancia de llevar a cabo una vida virtuosa, de la piedad filial, el culto a los antepasados y los maestros. Enfatizaba la necesidad de que los gobernantes fuesen austeros y benévolos.

¿Cuáles son las cuatro virtudes del confucianismo?

Las cuatro virtudes del confucianismo son la benevolencia (ren), la justicia o rectitud (yi), la conducta ritual adecuada (li) y la sabiduría moral (de). Más tarde se añadió la quinta, la fe.

¿Por qué el confucianismo era importante para los gobernantes chinos?

El confucianismo era importante para los gobernantes chinos porque Confucio creía que estos, al igual que los maestros, eran modelos para la sociedad, por lo que debían ser buenos en sentido moral, ya que sus malas decisiones podían causar desastres, incluso de índole natural, como terremotos e inundaciones. También sostenía que debía haber un solo gobernante, algo que los emperadores chinos utilizaron en su favor.

Sobre el traductor

Manuel Luján
Soy traductor público (inglés a español y viceversa) especializado en traducción jurídica egresado de la Universidad de Buenos Aires. Me interesan las lenguas extranjeras y la historia antigua.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2012, noviembre 29). Confucio [Confucius]. (M. Luján, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11611/confucio/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Confucio." Traducido por Manuel Luján. World History Encyclopedia. Última modificación noviembre 29, 2012. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11611/confucio/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Confucio." Traducido por Manuel Luján. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 29 nov 2012. Web. 30 jun 2022.

Afiliación