Göbekli Tepe: ¿El primer templo del mundo?

Artículo

Brian Haughton
por , traducido por Gilda Macedo
Publicado el 04 mayo 2011
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Turco, Francés

Situado en la actual Turquía, Göbekli Tepe es uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del mundo. El descubrimiento de este impresionante yacimiento de 10 000 años de antigüedad en la década de los noventa del siglo XX conmocionó al mundo de la arqueología y a otros ámbitos, y algunos investigadores llegaron a afirmar que se trataba del Jardín del Edén bíblico. Los numerosos ejemplos de esculturas y arquitectura megalítica que componen el que quizá sea el templo más antiguo del mundo en Göbekli Tepe son anteriores a la cerámica, la metalurgia, la invención de la escritura, la rueda y el inicio de la agricultura. El hecho de que los pueblos cazadores-recolectores pudieran organizar la construcción de un sitio tan complejo en el décimo u onceavo milenio a. C. no solo revoluciona nuestra comprensión de la cultura cazadora-recolectora, sino que plantea un serio desafío a la visión convencional del surgimiento de la civilización.

Göbekli Tepe
Göbekli Tepe
Teomancimit (CC BY-SA)

Descripción del yacimiento de Göbekli Tepe

Göbekli Tepe (en turco, "colina del ombligo") es un montículo de 30 metros de diámetro situado en el punto más alto de una cresta montañosa, a unos 15 kilómetros al noreste de la ciudad de Şanlıurfa (Urfa), en el sureste de Turquía. Desde 1994 se han hecho excavaciones dirigidas por Klaus Schmidt, de la rama de Estambul del Instituto arqueológico alemán, con la cooperación del Museo de Şanlıurfa. Los resultados obtenidos hasta la fecha son asombrosos, sobre todo si se tiene en cuenta que los excavadores estiman que su trabajo solo ha descubierto un 5% del yacimiento.

Eliminar publicidad

Advertisement

Göbekli Tepe consta de cuatro disposiciones de pilares monolíticos unidos entre sí por segmentos de muros de piedra seca toscamente construidos para formar una serie de estructuras circulares u ovaladas. Hay dos grandes pilares en el centro de cada complejo, rodeados por piedras ligeramente más pequeñas orientadas hacia el interior. Los arqueólogos creen que estos pilares podrían haber sostenido techos. Las estructuras varían en tamaño entre unos 10 y 30 metros de diámetro y tienen suelos de terrazo (cal quemada).

Los megalitos de Göbekli Tepe

Los megalitos, de los que se han desenterrado 43 hasta ahora, son principalmente pilares en forma de T de piedra caliza blanda de hasta casi 5 metros de altura, y fueron excavados y transportados desde una cantera de piedra en la ladera suroeste inferior de la colina. Los estudios geofísicos realizados en la colina indican que hay hasta 250 megalitos más enterrados alrededor del yacimiento, lo que sugiere que en Göbekli Tepe existieron otros 16 complejos.

Eliminar publicidad

Advertisement

Aunque algunas de las piedras en pie de Göbekli Tepe están vacías, otras muestran extraordinarias obras de arte en forma de zorros, leones, toros, escorpiones y más.

Aunque algunas de las piedras en pie de Göbekli Tepe están en blanco, otras muestran extraordinarias obras de arte en forma de zorros, leones, toros, escorpiones, serpientes, jabalíes, buitres, aves acuáticas, insectos y arácnidos minusiosamente tallados. También hay formas abstractas y un relieve de una mujer desnuda, que posa de frente en posición sentada. Varias de las piedras en forma de T tienen representaciones de lo que parecen ser brazos a los lados, lo que podría indicar que las piedras representan seres humanos estilizados o quizás dioses. Aunque los pictogramas de Göbekli Tepe no representan una forma de escritura, pueden haber funcionado como símbolos sagrados con significados que las poblaciones de la época comprendían de manera implícita.

Las representaciones de buitres en Göbekli Tepe tienen paralelos en otros yacimientos de Anatolia y Oriente Próximo. Las paredes de muchos de los santuarios del gran asentamiento neolítico de Çatal Höyük (que existió aproximadamente entre el 7500 a. C. y el 5700 a. C.) en el centro-sur de Turquía estaban adornadas con grandes representaciones esqueléticas de buitres.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Una de las teorías propuestas para explicar el protagonismo de los buitres en el Neolítico temprano de Anatolia se inscribe en el contexto de posibles prácticas de excarnación que sugieren un culto funerario. Después de la muerte, los cuerpos habrían sido dejados deliberadamente al aire libre y expuestos, tal vez en algún tipo de marco de madera, donde sus esqueletos eran despojados de carne por los buitres y otras aves de rapiña. A continuación, los esqueletos se enterraban en otro lugar. Tal vez el ritual de la excarnación era el centro de un culto a los muertos practicado por los habitantes de Göbekli Tepe, como ciertamente parece haber sido en otros lugares de Anatolia y Oriente Próximo en el Neolítico prealfarero.

Göbekli Tepe: Pillar
Pilar de Göbekli Tepe
Ronnie Jones III (CC BY-NC-SA)

Curiosamente, Schmidt y su equipo no han encontrado hasta ahora ningún indicio de asentamiento en Göbekli Tepe: no hay casas, ni fogones, ni pozos de basura. Sin embargo, los arqueólogos encontraron más de 100 000 fragmentos de huesos de animales, muchos de los cuales presentaban marcas de corte y bordes astillados que indican que los animales eran sacrificados y cocinados en algún lugar de la zona. Los huesos procedían de animales de caza silvestres como la gacela (que representaba más del 60% de los huesos), el jabalí, la oveja y el ciervo, y de diferentes especies de aves como buitres, grullas, patos y gansos. Todos los huesos eran de especies salvajes, lo que demuestra que los habitantes de Göbekli Tepe eran cazadores-recolectores y no agricultores primitivos que mantenían animales domesticados.

Eliminar publicidad

Advertisement

Yacimientos similares en la zona

Debido a la presencia de múltiples complejos monumentales en una fecha tan temprana, Göbekli Tepe es un yacimiento algo único. Sin embargo, existen algunos paralelismos con el yacimiento del asentamiento neolítico temprano de Nevalı Çori, en el río Éufrates medio, en el este de Turquía, que se encuentra a solo 12,5 km al noroeste de Göbekli Tepe. El templo principal de Nevalı Çori fue datado en torno al año 8000 a. C., quizás mil años después de Göbekli Tepe. Los complejos de culto del asentamiento tenían una serie de características comunes con Göbekli Tepe, como un suelo de cemento calcáreo de estilo terrazo, pilares monolíticos en forma de T construidos en paredes de piedra seca y dos pilares independientes en el centro del área del complejo. Los pilares en forma de T muestran relieves de lo que parecen ser manos humanas. Desgraciadamente, Nevali Çori se ha perdido, sumergido bajo un lago creado por la presa de Atatürk en 1992.

Los excavadores de Göbekli Tepe creen que hacia el año 8000 a. C. los habitantes del lugar enterraron deliberadamente los monumentos bajo montañas de tierra y residuos de asentamientos, como pedernales y huesos de animales, traídos de otros lugares. Este relleno es la principal razón por la que el yacimiento se ha conservado después de tantos miles de años. No se sabe a ciencia cierta por qué los habitantes de Göbekli Tepe abandonaron el yacimiento, aunque es evidente que los monumentos habían perdido su relevancia, lo que puede tener alguna relación con el nuevo modo de vida que acompañó al desarrollo de la agricultura y la ganadería que se produjo en esa época.

The plains of Göbekli Tepe
Las llanuras de Göbekli Tepe
Ronnie Jones III (CC BY-NC-SA)

Gracias a la datación tipológica (de herramientas de piedra) y a las fechas de radiocarbono, sabemos que la última fase de construcción de Göbekli Tepe data de alrededor del año 8000 a. C. Sin embargo, la fecha de su primera ocupación no está nada clara. No obstante, las fechas de radiocarbono (a partir de carbón vegetal) para la parte más reciente de la capa más antigua (estrato III) del yacimiento se centran en torno al 9000 a. C. Klaus Schmidt y su equipo estiman que los monumentos de piedra de Göbekli Tepe tienen esta edad, aunque las estructuras no han sido datadas directamente. A partir de las pruebas disponibles, los excavadores del yacimiento estiman que los inicios de Göbekli Tepe se sitúan en el año 11000 a. C. o antes, lo cual es increíblemente temprano para un conjunto de monumentos tan complejo.

Eliminar publicidad

Advertisement

¿Una sociedad organizada?

La planificación y construcción de un sitio como Göbekli Tepe habría requerido un grado de organización y recursos hasta ahora desconocido en las sociedades de cazadores-recolectores. Schmidt ha hecho la intrigante sugerencia de que, en lugar de construir templos y otras estructuras religiosas después de haber aprendido a cultivar y vivir en comunidades asentadas, los cazadores-recolectores de la zona construyeron primero sitios megalíticos como Göbekli Tepe y sentaron así las bases para el posterior desarrollo de sociedades complejas.

De hecho, las investigaciones realizadas en otros yacimientos de los alrededores de Göbekli Tepe han revelado la existencia de un poblado prehistórico a tan solo 32 kilómetros de distancia en el que se han recuperado pruebas de las variedades de trigo domesticadas más antiguas del mundo. Según las fechas de radiocarbono, la agricultura se desarrolló en la zona hace unos 10.500 años, apenas unos cientos de años después de la construcción de Göbekli Tepe. Otros yacimientos de la región muestran evidencias de la domesticación de animales ovinos, bovinos y porcinos 1000 años después de la construcción de los monumentos de Göbekli Tepe. Todas estas pruebas sugieren que la zona que rodea a Göbekli Tepe estuvo a la vanguardia de la revolución agrícola.

Quizá el aspecto más difícil de entender de las estructuras megalíticas de Göbekli Tepe sea su función: ¿por qué los cazadores-recolectores construyeron monumentos tan elaborados? En opinión de Schmidt, el emplazamiento era un lugar importante para el culto a los muertos y, aunque hasta ahora no se han descubierto entierros concretos, cree que se encontrarán bajo el suelo de los monumentos circulares.

Eliminar publicidad

Advertisement

Göbekli Tepe: Site
Sitio de Göbekli Tepe
Ronnie Jones III (CC BY-NC-SA)

Ante la ausencia de casas o edificios domésticos de cualquier tipo en la zona, Schmidt considera que Göbekli Tepe se asemeja a un destino de peregrinación que atraía a fieles de hasta cien kilómetros de distancia. De hecho, la gran cantidad de huesos de animales descubiertos en el yacimiento sugiere sin duda que aquí se celebraban regularmente festines rituales (e incluso sacrificios). Quizás exista un paralelismo con el yacimiento mucho más tardío de Durrington Walls, cerca de Stonehenge, en Wiltshire, Inglaterra. Durrington Walls era un enorme círculo ritual de madera en el que se descubrieron enormes cantidades de huesos de animales, principalmente cerdos y ganado, lo que sugirió a su excavador, el profesor Mike Parker-Pearson, que los festines rituales eran una característica importante del lugar.

Curiosamente, en recientes excavaciones en Göbekli Tepe el equipo de Schmidt ha descubierto trozos de huesos humanos en el suelo procedentes de los nichos situados detrás de los pilares de piedra del yacimiento. Schmidt cree que los huesos demuestran que los cadáveres eran llevados a las zonas rituales delimitadas por la piedra grabada en forma de T, donde eran depositados y dejados para ser despojados de sus tejidos blandos por animales salvajes. Esta actividad convertiría a Göbekli Tepe en un cementerio y en el centro de un culto regional a la muerte.

¿El Jardín del Edén?

Es difícil creer que el árido semidesierto donde se encuentra Göbekli Tepe fuera en su momento una región de verdes prados, bosques y campos de cebada y trigo silvestres. La zona también habría estado repleta de grandes manadas de gacelas, bandadas de gansos y patos. De hecho, los restos de animales y plantas indican un escenario tan rico e idílico que Göbekli Tepe se ha relacionado con la historia bíblica del Jardín del Edén. Para los que toman la historia como una verdad literal, la ubicación bíblica del Edén (en un punto donde confluyen cuatro ríos) se ha interpretado como dentro del Creciente Fértil.

El antiguo Creciente Fértil se define como una región rica en agricultura en Asia Occidental que consiste en los actuales Irak, Siria, Líbano, Israel, Kuwait, Jordania, el sureste de Turquía y el oeste y suroeste de Irán. Los cuatro ríos del Edén bíblico incluyen el Tigris y el Éufrates, y los creyentes en la conexión entre ambos lugares, como el autor David Rohl, señalan que Göbekli Tepe se encuentra entre ambos. El libro del Génesis también afirma que el Edén está rodeado de montañas, al igual que Göbekli Tepe.

Totem Statue - Göbekli Tepe
Estatua Tótem - Göbekli Tepe
Ronnie Jones III (CC BY-NC-SA)

Otros investigadores creen que la narración del Edén en la Biblia podría interpretarse mejor como una alegoría de la transición de un estilo de vida de cazadores-recolectores a la agricultura; aunque los relatos bíblicos se registraron milenios después de que tuviera lugar esta transición. Curiosamente, Klaus Schmidt opina que el cambio de la caza a la agricultura en la zona provocó el declive de Göbekli Tepe. Con el intenso trabajo necesario para que las sociedades agrícolas tuvieran éxito, ya no había tiempo ni quizás necesidad de los monumentos de Göbekli Tepe. En los alrededores se talaron los árboles, los suelos se agotaron y el paisaje se transformó gradualmente en el árido desierto que vemos hoy.

Lamentablemente, a medida que la fama de Göbekli Tepe se ha ido extendiendo, los ladrones de arte y los traficantes de antigüedades ilegales se han puesto en alerta. A finales de septiembre de 2010, se robó del yacimiento una estela de 4 metros de altura, en forma de T, decorada con una cabeza humana y una figura animal. Desde el robo, se ha mejorado la seguridad del yacimiento instalando una puerta con cerradura y un sistema de cámaras; es de esperar que esto sea suficiente para disuadir a futuros ladrones.

Mientras solo se haya excavado una mínima parte del increíble yacimiento de Göbekli Tepe, nunca podremos saber con seguridad por qué se construyó y por qué se enterró y abandonó. Los futuros trabajos en el yacimiento arrojarán sin duda más luz no solo sobre estos enigmas, sino sobre nuestra comprensión de una etapa crítica en el desarrollo de las sociedades humanas. Una cosa es segura: Göbekli Tepe tiene muchos más secretos fascinantes que revelar.

Eliminar publicidad

Publicidad

Bibliografía

Sobre el traductor

Gilda Macedo
Escritora freelance y traductora. Dra. en Humanidades.

Sobre el autor

Brian Haughton
Autor e investigador de libros sobre civilizaciones y monumentos antiguos, lugares sagrados y folclore sobrenatural. Arqueólogo titulado por la Universidad de Nottingham y con un Máster en Arqueología Griega por la Universidad de Birmingham.

Cita este trabajo

Estilo APA

Haughton, B. (2011, mayo 04). Göbekli Tepe: ¿El primer templo del mundo? [Gobekli Tepe - the World's First Temple?]. (G. Macedo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-234/gobekli-tepe-el-primer-templo-del-mundo/

Estilo Chicago

Haughton, Brian. "Göbekli Tepe: ¿El primer templo del mundo?." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 04, 2011. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-234/gobekli-tepe-el-primer-templo-del-mundo/.

Estilo MLA

Haughton, Brian. "Göbekli Tepe: ¿El primer templo del mundo?." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 04 may 2011. Web. 29 jun 2022.

Afiliación