Francis Drake y su circunnavegación del mundo

Artículo

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 29 junio 2020
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés

El marino, corsario y explorador inglés Francis Drake (c. 1540-1596) dio la vuelta al mundo entre 1577 y 1580. Drake, que fue el segundo hombre en lograr esta hazaña después de que el explorador portugués Fernando de Magallanes (c. 1480-1521) lo hiciera en 1522, no intentó batir ningún récord de velocidad y pasó meses a lo largo de ciertas costas en busca de oportunidades para enriquecer el creciente botín de su barco, el Golden Hind. El extraordinario viaje incluyó batallas en asentamientos coloniales españoles, la captura de barcos del tesoro y un casi motín, así como los habituales riesgos marítimos de tormentas, escorbuto y encallamiento en arrecifes de coral.

Map of Drake's and Cavendish's Circumnavigations of the Globe
Mapa de la circunnavegación de Drake y Cavendish
Jodocus Hondius (Public Domain)

La exploración de lo desconocido

La idea de organizar una expedición para explorar lo que había al sur del ecuador y comprobar si existía realmente un gran continente austral, la "Terra Australis", fue propuesta por primera vez por Richard Grenville (1542-1591) en 1574. Grenville no pudo encontrar apoyo para su plan, ya que la búsqueda del Paso del Noroeste tuvo prioridad, pero en 1577, Isabel recurrió a Drake para que realizara ese viaje al sur. En secreto, la reina invirtió en el proyecto y dio instrucciones a Drake no solo para que explorara nuevas posibilidades comerciales, sino también para que tomara cualquier tesoro que encontrara de los españoles y atacara los asentamientos coloniales españoles en Sudamérica. Para esta tarea, Drake recibió el mando de una flota de cinco barcos:

Eliminar publicidad

Advertisement

  • Benedict (15 toneladas, pero que más tarde se cambió por un barco español de 50 toneladas capturado frente a África y rebautizado como Christopher)
  • Elizabeth (80 toneladas)
  • Marigold (30 toneladas)
  • Pelican (150 toneladas)
  • Swan (50 toneladas).

A mitad del viaje, el Pelican, el buque insignia de Drake, sería rebautizado como Golden Hind en honor al principal patrocinador de la expedición, Sir Christopher Hatton, que tenía ese distintivo en su escudo familiar. El viaje se organizó como una sociedad anónima en la que los múltiples patrocinadores aceptaban cualquier responsabilidad con la esperanza de recibir beneficios futuros proporcionales a la cantidad que habían invertido originalmente. Los patrocinadores de Drake no quedaron decepcionados.

El Atlántico y el motín

En noviembre de 1577, Drake partió con 164 hombres en lo que resultaría ser un viaje extraordinario; de los cuales 60 nunca volverían a ver Inglaterra. La expedición tuvo el peor comienzo posible cuando una tormenta dañó varios de los barcos y se vieron obligados a regresar a puerto apenas dos semanas después de partir. La flota partió por segunda vez el 13 de diciembre y navegó por la costa del noroeste de África y luego por la ruta del Atlántico a través de las islas de Cabo Verde. Tres barcos fueron atacados y saqueados; uno de ellos, el Mary, se añadió a la pequeña flota de Drake.

Eliminar publicidad

Advertisement

Francis Drake by Hilliard
Francis Drake, por Hilliard
Nicholas Hilliard (Public Domain)

Los barcos pasaron por los Doldrums y cruzaron el ecuador. Hubo algunos problemas con un tal Thomas Doughty, que había sido nombrado capitán del Mary, pero que luego pronunció un discurso cuestionando los planes de Drake y su derecho al mando. Drake hizo que Doughty fuera puesto en el bergantín del Cisne. Después de dos meses sin avistar tierra, la flota alcanzó finalmente la costa oriental de Sudamérica, al norte del Río de la Plata, en abril de 1578. Tras una fuerte tormenta, Doughty volvió a provocar un motín y Drake se esforzó por mantener los barcos unidos como una sola flota. El Christopher, el Swan y el Mary fueron abandonados en agosto por no estar en condiciones de navegar hacia el Pacífico.

El Golden Hind, de tres mástiles, no era grande pero tenía al menos 16 cañones con los que podía atacar los barcos del tesoro enemigos.

Al llegar a la Patagonia, se organizó un juicio para Doughty, que seguía insistiendo en que era el verdadero líder de la expedición. El lugar era exactamente donde Magallanes, en su circunnavegación, había ahorcado a un capitán amotinado medio siglo antes; y las ruinas de aquella horca seguían estando a la vista, lo que inquietaba a Dougthy. El jurado, compuesto por 40 hombres, declaró culpable al amotinado y le dio tres opciones: ser ejecutado, ser abandonado en el lugar donde se encontraba o ser enviado encadenado de vuelta a Inglaterra. Doughty eligió la primera (o el jurado, según la versión de la historia) y fue decapitado el 2 de julio de 1578. En este momento crucial del viaje, Drake volvió a llamar a todos sus hombres a tierra y les aseguró que estaba absolutamente al mando. Para reforzarlo, Drake despidió a todos sus oficiales, que habían sido nombrados por los patrocinadores de la expedición, y volvió a nombrar a los suyos. Los mismos hombres fueron nombrados oficiales de nuevo, pero el punto estaba claro: Drake estaba al mando, no los inversores en Inglaterra. Además, todos los hombres realizarían ahora las mismas tareas, independientemente de su rango. Drake había logrado reunir a sus hombres y hacer que la expedición retomara el rumbo correcto.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

En el extremo sur de Sudamérica, los tres barcos restantes siguieron adelante a través del Estrecho de Magallanes en agosto. El Estrecho era difícil de encontrar y peligroso, pero tras atravesarlo, las fuertes tormentas de septiembre hicieron naufragar al Marigold y el Elizabeth navegó de vuelta a Inglaterra. El Pelican se vio obligado a continuar la expedición en solitario. Al llegar a aguas más tranquilas del Pacífico, Drake rebautizó el Pelican como Golden Hind. Doughty había sido el hombre de Hatton, por lo que es posible que el cambio de nombre del barco fuera un intento de Drake de dar una señal de buena fe con su patrocinador.

A Replica of the Golden Hind
Réplica del Golden Hind
Murgatroyd49 (CC BY-SA)

El Golden Hind

No se conservan dibujos precisos del galeón Golden Hind y su diseño (realizado en modelos a escala y en una réplica a tamaño real) se ha deducido de las descripciones. Era pequeño incluso para los barcos isabelinos, con un peso de 150 toneladas (para comparar, el HMS Bounty de Bligh pesaba 215 toneladas y el HMS Endeavour de Cook 370 toneladas). Con unos 30,5 metros de eslora y una manga de 5,5 metros, el calado a plena carga era de casi 4 metros. Tenía un castillo de proa, un castillo de popa y tres mástiles con una superficie vélica total de 4150 pies cuadrados. Cada banda del barco podía presentar siete cañones que se podían retirar detrás de sus escotillas. La cubierta de popa contaba con otros dos cañones, y se podían utilizar varios cañones más pequeños donde fuera necesario. Llevaba dos pinazas desmontadas para trabajar cerca de la costa. Con frecuencia, Drake utilizaba pilotos expertos cuando se encontraba en aguas costeras desconocidas y el experimentado piloto portugués Nuño da Silva (capturado con el Mary) describió el Golden Hind como:

Eliminar publicidad

Advertisement

...muy robusto y muy fuerte, con doble vaina... Es un barco [estilo francés] bien equipado con buenos mástiles, aparejos y buenas velas, y es un buen marinero, que responde bien al timón. No es nuevo, el fondo no está cubierto de plomo... Se mantiene cuando navega con el viento de popa si no es muy fuerte, pero en un mar dificultoso no hace poca agua.

(Williams, 119)

El Golden Hind tenía una tripulación de 90 hombres. Solo los nueve oficiales tenían un camarote y la mayor parte de la tripulación dormía en la cubierta del cañón. Drake se aseguró de que su barco estuviera bien equipado para una relativa comodidad y tuviera un buen mobiliario. Especialmente su propio camarote, revestido de roble, con una litera, un escritorio, una silla y una mesa de cartas donde el explorador seguía su rumbo y realizaba dibujos y pinturas de las vistas y las costas que encontraba. Drake también tenía una pequeña biblioteca que incluía un registro de la circunnavegación de Magallanes. De este camarote se conserva el cofre de mar del capitán, una gran caja rectangular forrada de cuero y con barcos pintados en el interior de la tapa. Otro superviviente es el tambor de Drake, del que se dice que rueda misteriosamente siempre que Inglaterra está en peligro.

A Model of the Golden Hind
Maqueta del Golden Hind
Alex Butterfield (CC BY)

América del Sur

Drake navegó con el Golden Hind por la costa occidental de Sudamérica. En noviembre, en la isla de Mocha, frente a la costa de Chile, un grupo de indígenas atacó a varios de los marinos cuando estaban en tierra. Drake fue alcanzado por una flecha cerca del ojo y tuvo suerte al escapar. Los asentamientos españoles, como el de Valparaíso, fueron tomados por sorpresa en diciembre de 1578 cuando un barco de guerra inglés apareció en aguas del Pacífico. Drake se hizo con 25.000 pesos de oro de la incursión (los españoles reclamaron pérdidas de 200.000 pesos). Posteriormente se capturaron varios barcos del tesoro mal armados en el puerto de Callao, el puerto de Lima. El Golden Hind volvió a cruzar el ecuador el 28 de febrero de 1579.

A continuación, el 1 de marzo de 1579, capturó el mayor premio de todo el viaje, el Nuestra Señora de la Concepción (también conocido como Cacafuego) frente a la costa de Perú con su enorme cargamento de plata destinado a Panamá. Drake había capturado esta cueva de Aladino flotante haciendo que el Golden Hind pareciera un barco lento. Para ello, tenía todas las velas desplegadas, pero también remolcaba cadenas pesadas, que cuando se soltaron al amparo de la oscuridad, el barco saltó sobre las olas para aturdir a los españoles, en su mayoría desarmados, hasta someterlos. Se tardó seis días en despojar a los españoles de sus riquezas, que pesaban tanto que Drake se vio obligado a deshacerse de parte del lastre del Golden Hind para hacer sitio. Había 13 cofres de chapa, 36 kilos de oro, un montón de piedras preciosas y 26 toneladas de plata sin trabajar.

Eliminar publicidad

Advertisement

Se hicieron más capturas frente a las costas de Nicaragua, Guatemala y México, y Drake solía desembarcar a las tripulaciones y añadir rollos de seda fina y cajas de porcelana china a su ya abultada bodega. Otra adquisición muy útil fueron las cartas españolas que indicaban las rutas que seguían los galeones para cruzar el Pacífico y llegar a Manila.

The Capture of Cacafuego by the Golden Hind
Captura del Cacafuego por el Golden Hind
Friedrich van Hulsen (Public Domain)

Drake siguió navegando por la costa oeste de América del Norte en busca del legendario Paso del Noroeste, que se creía una ruta fácil hacia Asia. Al llegar a la latitud de 40 grados y no encontrar ningún paso, Drake dio marcha atrás y ancló cerca de lo que hoy es San Francisco en junio. Allí reclamó la tierra para su reina, bautizándola como "Nueva Albión" (una reclamación que nunca se llevó a cabo posteriormente). Los marineros desembarcaron y establecieron relaciones amistosas con los pueblos indígenas de la zona, ahora llamada Bahía de Drake. Drake dejó una placa de metal que conmemora su desembarco el 17 de junio de 1579. Esta placa fue "redescubierta" en 1936, pero los análisis químicos revelaron que era falsa.

El barco encalló en un arrecife, lo que obligó a Drake a arrojar seis toneladas de clavos y varios cañones para aligerar el barco.

Indonesia

Drake, que había aprovisionado bien su barco para los meses siguientes, fue arrastrado por los vientos alisios a través del Pacífico. En octubre llegó a las Indias Orientales (Indonesia y Filipinas) y subió a bordo especias, jengibre, pimienta y seis toneladas de valiosos clavos procedentes de las Molucas (también conocidas como Islas de las Especias) donde, por suerte para el capitán inglés, el sultán estaba en guerra con los portugueses. Se hicieron grandes reparaciones en el barco al norte de Java y, a principios de 1580, navegaron por las traicioneras islas y arrecifes de Indonesia. El barco encalló en un arrecife en enero, lo que obligó a Drake a deshacerse de las seis toneladas de clavos y de varios cañones para aligerar el barco. No se sabía si el barco sobreviviría, pero la subida de la marea y el fuerte viento pusieron al Golden Hind a salvo. Francis Fletcher, el capellán del barco, que más tarde escribiría un relato del viaje (The World Encompassed, publicado en 1628), había dicho a la tripulación que la varada era un castigo de Dios por el trato que Drake había dado al amotinado Doughty. Drake no toleró tal desacuerdo con su mando y excomulgó al capellán en su calidad de capitán e hizo que Fletcher llevara un cartel al cuello que decía: "Francis Fletcher, el bribón más falso que existe". El capellán fue perdonado y restituido en sus funciones unos días después.

Eliminar publicidad

Advertisement

De vuelta a casa

En marzo de 1580, el Golden Hind cruzó el Océano Índico. En junio, Drake dobló el Cabo de Buena Esperanza, en el sur de África, donde las tormentas de lluvia fueron recibidas con gratitud para rellenar los cofres de agua dulce vacíos del barco. Drake remontó la costa atlántica de ese continente para llegar a Sierra Leona en julio, de nuevo desesperadamente escaso de agua dulce. Hacia finales de agosto, los marineros llegaron a las Islas Canarias y luego hicieron puerto en La Rochelle, en el oeste de Francia. De nuevo en la conocida recta final, Drake llegó a Plymouth el 26 de septiembre de 1580. Los viajeros habían dado la vuelta al mundo, aunque no de forma directa ni apresurada, durante dos años y nueve meses y medio.

Map of Francis Drake's Circumnavigation, 1577-80 CE
Mapa de la circunnavegación de Francis Drake, 1577-80
Continentalis (CC BY-SA)

Mucho más importante en aquel momento que el logro geográfico era el tesoro que Drake había ido llenando sin descanso en su barco a lo largo del camino. El valor estimado del botín era quizás de 600.000 libras esterlinas (más del doble de todos los ingresos anuales de Inglaterra), y la reina recibió personalmente unas suculentas 160.000 libras. Un inventario del tesoro que se llevó, firmado por Drake el 5 de noviembre de 1580, sobrevive hoy en los archivos de la Torre de Londres. A su llegada, la reina invitó a Drake a una audiencia en el Palacio de Richmond y le dijo que trajera algunas muestras de su fabuloso tesoro.

El 4 de abril de 1581, Isabel subió a bordo del Golden Hind, atracado en Deptford, en el Támesis, y, complacida por los tesoros que había capturado y la gloria de sus logros en la navegación, nombró a Drake caballero en su cubierta. Esto indignó al embajador español, que consideraba a Drake nada más que un pirata. Sin embargo, si la reina nombró caballero a Drake y le quitó una parte de sus ganancias (y las reinas no comercian con bienes robados), entonces no podía estar actuando como pirata sino como representante de su monarca. El mensaje a España era claro: permitir el comercio legítimo en el Nuevo Mundo o enfrentarse a los corsarios.

Drake se había convertido en el lobo de mar favorito de Isabel, un sentimiento que debió de ser mutuo, ya que el marino hizo lujosos regalos a su reina, como una corona de oro incrustada con cinco enormes esmeraldas y una cruz tachonada de diamantes. La reina le hizo regalos a su vez, sobre todo la copa de plata en forma de globo terráqueo que contenía un coco que Drake había traído de su viaje. Otro regalo fue la ahora famosa Joya de la Armada, obra de Nicholas Hilliard en 1588, un broche con incrustaciones de oro y gemas que llevaba dos retratos de la reina. En términos de efectivo en su bolsillo, Drake era probablemente el hombre más rico de Inglaterra. Derrochó en una cartera de propiedades que incluía la Abadía de Buckland. También adquirió un escudo de armas (un barco sobre un globo terráqueo con dos estrellas de plata cruzadas por una línea horizontal ondulada o fess). Su lema oficial pasó a ser Sic Parvis Magna o "La grandeza de los pequeños comienzos".

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2020, junio 29). Francis Drake y su circunnavegación del mundo [Francis Drake's Circumnavigation of the Globe]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1574/francis-drake-y-su-circunnavegacion-del-mundo/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Francis Drake y su circunnavegación del mundo." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación junio 29, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1574/francis-drake-y-su-circunnavegacion-del-mundo/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Francis Drake y su circunnavegación del mundo." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 29 jun 2020. Web. 12 ago 2022.

Afiliación