Las seis esposas de Enrique VIII

Recaudación de fondos para los servidores, 2023

Gestionar un sitio web con millones de lectores por mes es costoso. Además de pagar por los servidores, también tenemos que pagar servicios relacionados como la red de distribución de contenidos, Google Workspace, el correo electrónico y mucho más. Preferiríamos invertir este dinero en producir más contenido sobre historia gratuito para todo el mundo. ¡Gracias por tu ayuda!
$126 / $21000

Artículo

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 28 abril 2020
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, portugués

En su búsqueda por asegurar la continuación del linaje Tudor, Enrique VIII de Inglaterra (que reinó de 1509 a 1547) se casó seis veces. Algunos matrimonios fueron fruto de la pasión, mientras que otros se concertaron por motivos políticos. Un divorcio provocó la ruptura de la Iglesia de Inglaterra con Roma, dos esposas fueron encarceladas y ejecutadas en la Torre de Londres, y solo dos sobrevivieron a Enrique. Sin embargo, a pesar de todo el alboroto y el esfuerzo, solo la tercera esposa de Enrique, Juana Seymour, dio a luz a un niño bastante sano. Aquí están las historias de las seis mujeres que se convirtieron en reinas de Enrique.

The Six Wives of Henry VIII of England
Las seis esposas de Enrique VIII de Inglaterra
Mark Cartwright (CC BY)

Enrique VIII

Enrique VIII, segundo de los reyes Tudor después de su padre Enrique VII de Inglaterra (que reinó de 1485 a 1509), heredó un reino relativamente estable y rico. Sin desafíos significativos a su gobierno ni grandes guerras extranjeras que lo distrajeran, el rey tuvo más tiempo que la mayoría de sus predecesores para ocuparse de su vida privada. Como ninguna reina había reinado por derecho propio en Inglaterra durante 500 años, uno de los principales deberes de Enrique era tener un heredero varón. Esta obligación resultó ser mucho más difícil de lo que cualquiera podría haber imaginado, y la búsqueda, junto con la insaciable pasión del rey por las mujeres más jóvenes, daría como resultado nada menos que seis reinas reinando en Inglaterra en un período de cuatro décadas.

Eliminar publicidad

Advertisement

Carismático y encantador, dominante y obstinado, Enrique VIII era un hombre difícil de resistir.

Enrique era un buen partido, pero no solo por su título y su riqueza, ya que, a diferencia de sus posteriores y ahora más famosos retratos, en su juventud el rey tenía una figura atlética. Con sus 1,9 metros de altura, su pelo y barba pelirrojos, era un hombre de gran presencia al que le gustaba la equitación, el tiro con arco, el tenis y participar en torneos medievales. El rey también era inteligente, y escribía poesía, música y textos de teología. Carismático y encantador, dominante y voluntarioso, Enrique VIII era un hombre difícil de resistir.

Las seis esposas de Enrique VIII y sus hijos fueron:

Eliminar publicidad

Advertisement

  • Catalina de Aragón (matrimonio: junio de 1509) - María (nacida en febrero de 1516)
  • Ana Bolena (m. enero de 1533) - Isabel (n. septiembre de 1533)
  • Juana Seymour (m. mayo de 1536) - Eduardo (n. octubre de 1537)
  • Ana de Cléveris (m. enero de 1540)
  • Catalina Howard (m. en julio de 1540)
  • Catalina Parr (m. julio de 1543)

Catalina de Aragón

Catalina de Aragón (1485-1536) era la hija menor del rey Fernando II de Aragón (que reinó de 1479 a 1516) y de la reina Isabel de Castilla (1451-1504). Catalina se había casado con el príncipe Arturo (nacido en 1486), el hijo mayor de Enrique VII, en 1501, pero Arturo murió al año siguiente por enfermedad. Como no quería desperdiciar sus esfuerzos diplomáticos ni perder una dote, Enrique VII dispuso que Catalina se casara con su otro hijo y ahora heredero, Enrique. Así, Enrique se casó con Catalina el 11 de junio de 1509 y dos semanas después fue coronado Enrique VIII en la Abadía de Westminster.

Catherine of Aragon
Catalina de Aragón
Unknown Artist (Public Domain)

Catalina era muy bella en su juventud, y también era bien educada. El matrimonio fue feliz al principio y tuvieron seis hijos, pero todos, excepto uno, murieron en la infancia. La única superviviente fue María, nacida el 18 de febrero de 1516 y futura reina María I de Inglaterra (que reinó de 1553 a 1558). Mientras tanto, Enrique tuvo un hijo ilegítimo, Enrique Fitzroy, duque de Richmond (nacido en 1519), con una amante, una tal Elizabeth Blount, pero eso no le sirvió de mucho a un rey que necesitaba un heredero reconocido. No ayudó que los embarazos pasaran factura física a Catalina y que los seis años de diferencia de edad entre el rey y la reina empezaran a notarse. Cuando la reina cumplió 40 años, Enrique decidió que su mejor oportunidad de tener un hijo estaba en otra parte. Alrededor de 1526, Enrique se fijó en una joven de la corte, una tal Ana Bolena. El problema era anular su matrimonio, ya que la Iglesia Católica no permitía el divorcio. La cuestión se conoció como el "gran asunto" del rey.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

A Catalina se le prohibió usar el título de "Reina de Inglaterra", en su lugar tuvo que usar el de "Princesa viuda".

Enrique escribió una carta al Papa Clemente VII (que reinó de 1523 a 1534) en 1527 sugiriendo que la falta de un heredero varón era un castigo de Dios por casarse con la esposa de su difunto hermano, un punto apoyado por el libro del Levítico en el Antiguo Testamento (20:21). El rey argumentó que su matrimonio nunca se debería haber permitido en primer lugar. El Papa no estaba de acuerdo, a pesar de las mejores persuasiones del Lord Canciller de Enrique, el Cardenal Arzobispo de York, Thomas Wolsey (c. 1473-1530). El punto es que Arturo y Catalina probablemente nunca consumaron su matrimonio, pero lo más importante es que el Papa estaba muy interesado en mantener un buen favor con el gobernante más poderoso de Europa en ese momento, el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos V de España (que reinó de 1519 a 1556), sobrino de Catalina. Enrique destituyó a Wolsey y lo sustituyó por Sir Thomas More (1478-1535) en 1529, pero este no aceptó el divorcio por principios. La tercera elección de Enrique como Lord Canciller fue Thomas Cromwell (c. 1485-1540) y así, a partir de 1532, el rey adoptó un enfoque mucho más radical. Separó la Iglesia de Inglaterra de Roma, se declaró su máxima autoridad y aprobó su propio divorcio.

Un nuevo arzobispo de Canterbury, Thomas Cranmer, anuló debidamente el matrimonio de Enrique el 23 de mayo de 1333. El Acta de Sucesión (30 de abril de 1534) declaró ilegítima a su hija María y a Catalina se le prohibió utilizar el título de "Reina de Inglaterra"; en su lugar tuvo que usar el de "princesa viuda". El Acta de Supremacía del 28 de noviembre de 1534 declaró al rey cabeza de la Iglesia y así comenzó la Reforma inglesa. Catalina, mientras tanto, había sido separada de su hija y confinada en su residencia de Buckden en Cambridgeshire desde 1533 y en Kimbolton después de 1534. Catalina, consumida por la falta de alimentación y asolada por el cáncer, murió a los 50 años el 9 de enero de 1536. La antigua reina fue enterrada en la catedral de Peterborough.

Eliminar publicidad

Advertisement

Ana Bolena

Ana Bolena (c. 1501-1536) fue una dama de compañía de la corte, hermana menor de María Bolena, antigua amante del rey Enrique. Era hija de Sir Thomas Boleyn (futuro conde de Wiltshire) y de Elizabeth Howard, hija de Thomas Howard, duque de Norfolk. Ana también tenía una conexión real, ya que su tía era la hija menor de Eduardo IV de Inglaterra (que reinó de 1461 a 1470 y de 1471 a 1483). Ana tenía una buena educación y había crecido en las cortes reales de los Países Bajos y Francia; en 1522 se unió a la corte de Enrique.

Anne Boleyn Portrait
Retrato de Ana Bolena
Unknown Artist (Public Domain)

En 1533, Ana se convirtió en la segunda esposa de Enrique, y a menudo se la conoce como "Ana de los mil días" por su breve reinado como reina del corazón del rey. Ana era morena, delgada y hermosa. Su ingenio y su audacia se ganaron fácilmente el afecto de Enrique, pero ella rechazó las joyas como regalos de cortejo y se negó a acostarse con el rey hasta que se casaran. Sin embargo, Ana aceptó el título de marquesa de Pembroke con sus correspondientes propiedades e ingresos. Ya hemos visto que la ambición de Enrique de anular su primer matrimonio se vio frustrada por la Iglesia, pero al menos se sintió lo suficientemente seguro de cómo resultarían las cosas como para que Ana lo acompañara en un viaje a Francia como su consorte oficial en octubre de 1532.

En algún momento de diciembre de 1532, Ana, quizá viendo un bebé como la mejor manera de librarse de su rival Catalina, se acostó con el rey y quedó embarazada. Ahora era imprescindible que Enrique se casara con Ana para que sus hijos fueran herederos legítimos. En consecuencia, la pareja se casó en secreto el 25 de enero de 1533, varios meses antes de la anulación oficial del primer matrimonio. Ana, con el embarazo ya muy avanzado, fue coronada reina de Inglaterra el 1 de junio de 1533. El 7 de septiembre de 1533 nació la hija de la pareja, Isabel I de Inglaterra (que reinó de 1558 a 1603).

Eliminar publicidad

Advertisement

Ana Bolena, acusada de adulterio, fue arrestada y confinada en la Torre de Londres el 2 de mayo de 1536.

Ana utilizó su posición para apoyar a los reformistas de la Iglesia. Desafortuna búsqueda de Enrique de un heredero varón, ya que dos se perdieron por abortos espontáneos (1534 y 1535) y uno nació muerto en 1536. La relación real se deterioró, la testaruda Ana insultaba abiertamente al rey en la corte y había rumores en el extranjero de que el rey inglés no se había casado más que con una vulgar prostituta. El destino de Ana estaba a punto de seguir un camino similar al de su predecesora, con el ojo errante de Enrique ahora en busca de la tercera esposa, una opción realista tras la muerte de Catalina de Aragón en 1536. El rey había captado el afecto de otra dama de compañía, Juana Seymour, y la colmó de cartas y regalos, que Juana rechazó, ya que, al igual que Ana, esperaba nada menos que el matrimonio.

Ana fue acusada de adulterio, arrestada y confinada en la Torre de Londres el 2 de mayo de 1536. El caso contra ella fue inventado por Cromwell, que contó con la ayuda de la fuerte facción a favor de Catalina que aún estaba en la corte en su búsqueda de pruebas falsas. Por si fuera poco, Cromwell añadió un montón de cargos más que incluían incesto con su propio hermano, Lord Rochford, aventuras con al menos cuatro amantes, intento de asesinato por envenenamiento de su marido e incluso brujería. Se obtuvo una confesión bajo tortura del músico favorito de Ana, un tal Mark Smeaton, pero la propia Ana negó todos los cargos, al igual que los demás "amantes". No obstante, el tribunal la declaró culpable. El matrimonio de Ana con Enrique fue anulado el 17 de mayo, la princesa Isabel, al igual que su hermanastra María, fue declarada ilegítima, y la reina fue condenada a ser ejecutada en la Torre de Londres. Ana ofreció retirarse a un convento si Enrique se apiadaba, pero no lo hizo. El 19 de mayo de 1536, antes de su ejecución, la antigua reina habría proclamado:

El rey ha sido bueno conmigo. Me ascendió de simple doncella a marquesa. Luego me elevó a reina. Ahora me elevará a mártir.

(citado en Philips, 103)

Juana Seymour

El mismo día de la ejecución de Ana, el desalmado Enrique anunció su compromiso con Juana Seymour (c. 1509-1537), dama de compañía de las dos reinas anteriores de Enrique. Unas semanas más tarde, Enrique se casó con Juana el 30 de mayo de 1536 en el Palacio de Whitehall. Juana era muy apreciada en la corte, aunque parece que era una "Juana sencilla", que apenas sabía leer y escribir, con nariz y barbilla grandes, todo lo contrario a Ana Bolena. Quizás este era su atractivo para un rey que ahora quería una esposa sumisa después de dos matrimonios turbulentos.

Eliminar publicidad

Advertisement

Jane Seymour by Hans Holbein
«Juana Seymour» de Hans Holbein
Hans Holbein (Public Domain)

Juana finalmente dio al rey un hijo, Eduardo, nacido el 12 de octubre de 1537, el futuro Eduardo VI de Inglaterra (que reinó de 1547 a 1553). La tan esperada llegada de un heredero varón provocó alegres salvas de cañón, toques de campana y banquetes en toda Inglaterra. Trágicamente, Juana murió poco después (24 de octubre de 1537), probablemente a causa de una fiebre de posparto, y Enrique lloró su muerte de manera auténtica y se encerró en el castillo de Windsor, donde rechazó todas las audiencias. De todas sus esposas, Enrique solo deseaba ser enterrado con ella, en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor. El hermano de Juana, Eduardo Seymour (c. 1500-1552), ascendería en la corte hasta convertirse en Lord Protector, regente efectivo, de su sobrino Eduardo VI.

Ana de Cléveris

Para su cuarta esposa, Enrique volvió a sus andanzas con una ventaja diplomática y arregló su matrimonio con Ana de Cléveris (1519-1557), la hija mayor de Juan, duque del ducado alemán de ese nombre. El vínculo fue orquestado por Thomas Cromwell, ya que Inglaterra necesitaba aliados protestantes contra las superpotencias católicas de Europa: Francia y España. Los prometidos se conocieron poco después de la llegada de Ana a Inglaterra, el 26 de diciembre de 1539, pero resultó ser un decepcionante regalo de Navidad para el rey.

De inmediato, Ana no fue del agrado del rey, por su aspecto, su higiene personal, su voz alta y sus modales impetuosos. Enrique y Cromwell habían sido engañados por un retrato demasiado halagador de ella antes de conocer a Ana en persona. El cuadro era, como muchos otros retratos de la época, del alemán Hans Holbein el Joven, pero era un artista más interesado en plasmar magníficas joyas y trajes que rostros precisos. El rey declaró a Cromwell: "Mi señor, si no fuera para satisfacer al mundo y a mi reino, no haría lo que debo hacer hoy por ninguna cosa terrenal" (Philips, 103).

Anne of Cleves by Hans Holbein
«Ana de Cléveris» de Hans Holbein el Joven
Hans Holbein (Public Domain)

Enrique, que ya no era exactamente la figura elegante de su juventud, se casó de todos modos con Ana el 6 de enero de 1540 en el palacio de Greenwich, pero según se dice, la llamó "yegua de Flandes", y pronto cambió de opinión. La coronación de Ana prevista para febrero se canceló y la pareja se divorció de mutuo acuerdo el 9 de julio de 1540. Según los rumores, el matrimonio nunca se consumó. Ana se sintió aliviada al escapar con vida, pero Enrique le dio dos mansiones, un castillo y una asignación muy generosa de 4000 libras al año, suficiente para vivir la alta vida hasta su muerte el 16 de julio de 1557. A Thomas Cromwell no le sentó bien la debacle y, ya con poderosos enemigos en la corte, cargó con la culpa del rey por el inadecuado acuerdo. Cromwell fue arrestado, acusado de herejía y traición, y ejecutado sin juicio, el 28 de julio de 1540. Ana también obtuvo el mejor trato de las esposas de Enrique en cuanto a la vida futura, así como posmatrimonial, ya que fue enterrada en la Abadía de Westminster.

Catalina Howard

La quinta esposa fue Catalina Howard (c. 1523-1542), que entonces era solo una adolescente y otra bella y núbil dama de compañía en la corte que había llamado la atención del rey. Catalina era prima de Ana Bolena y había sido dama de honor de su predecesora como reina. Era hija de Lord Edmund Howard, un miembro algo empobrecido de esa distinguida familia, pero también era sobrina del poderoso Thomas, duque de Norfolk, quien la impulsó para llamar la atención del rey y así desacreditar aún más a su gran rival en la corte Thomas Cromwell.

Catherine Howard by Hans Holbein
«Catalina Howard» por Hans Holbein
Hans Holbein (Public Domain)

Enrique y Catalina se casaron el 28 de julio de 1540 (el mismo día de la ejecución de Cromwell) y el rey parecía enamorado, se refería a Catalina como su "rosa sin espinas" (Ralph Lewis, 110). El rey regaló a su esposa diamantes, rubíes, perlas y pieles mientras retozaban abiertamente en la corte. Sin embargo, en última instancia, la reina sufrió el mismo destino que Ana Bolena cuando también fue acusada de tener una relación extramatrimonial con un miembro de la corte, un tal Thomas Culpeper, y se presentó una carta de amor incriminatoria en su audiencia ante el Parlamento el 16 de enero de 1542. No hay que olvidar que el propio Enrique había empezado a tener una aventura con Catalina cuando aún estaba casado con Ana de Cléveris.

Se obtuvieron confesiones bajo tortura, y Culpeper y otro amante, Francis Dereham, fueron ejecutados como traidores y sus cabezas se expusieron en el puente de Londres. La investigación había revelado que Catalina se había ganado una reputación indeseable antes del matrimonio después de que salieran a la luz varias aventuras prematrimoniales, entre ellas con Dereham, que había presumido tontamente de su conquista ante los miembros de la corte del rey cuando Enrique visitó el castillo de Pontefract en agosto de 1541. Los enemigos de los Howard y quienes estaban a favor de la Reforma estaban encantados de descubrir estos esqueletos en el armario real, y cuando la propia Catalina nombró imprudentemente a Dereham como su secretario privado, su destino estaba sellado. Como resultado de este embarazoso episodio, el Parlamento llegó a aprobar un proyecto de ley que declaraba que cualquier futura reina debía ser casta antes de su matrimonio con un rey inglés. Esto permitió a Enrique retractarse de su promesa a Catalina de que tendría piedad con ella. Catalina Howard fue ejecutada por decapitación en la Torre de Londres el 13 de febrero de 1542. Los restos de Catalina, al igual que los de Ana Bolena, fueron enterrados en la Capilla de San Pedro de la Torre.

Catherine Parr
Catalina Parr
Unknown Artist (Public Domain)

Catalina Parr

La sexta y última esposa fue Catalina Parr (c. 1512-1548), hija de Sir Thomas Parr. La boda tuvo lugar el 12 de julio de 1543 en Hampton Court. Catalina era atractiva pero ya había enviudado dos veces. Había planeado casarse con Thomas Seymour (hermano de Juana Seymour), pero Enrique lo había impedido para poder tenerla para sí. A sus treinta años, era una dama más madura que sus predecesoras inmediatas y, quizás por ello, el matrimonio fue un éxito y el hogar familiar, feliz. Catalina era muy culta y se encargó personalmente de la educación de sus tres hijos adoptivos. Aunque la reina masajeaba el ego de Enrique y se plegaba a su voluntad, se interesaba mucho por los asuntos religiosos. La reina celebraba lecturas diarias de las escrituras en sus aposentos, animaba a los eruditos protestantes a enseñar las ideas de la reforma a sus hijos, y escribió un tratado, Lamento de un pecador, en 1548. Catalina sobrevivió a Enrique, pero murió por complicaciones en el parto el 7 de septiembre de 1548, tras su cuarto matrimonio con Tomás Seymour el año anterior. Catalina fue enterrada en el castillo de Sudeley, en Gloucestershire.

La salud de Enrique VIII empeoró rápidamente en sus últimos años. El rey sufrió una grave úlcera en la pierna y tenía tanto sobrepeso que había que empujarlo en un artilugio con ruedas. El rey murió el 28 de enero de 1547 en el palacio de Whitehall en Londres, con apenas 55 años. Fue enterrado en la Capilla de San Jorge del Castillo de Windsor, junto a su tercera y favorita esposa, Juana Seymour.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es Traductora Pública de inglés a español, nacida y residente en Uruguay. Sus áreas de especialización como traductora son la sanidad, la educación, la historia y el derecho.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2020, abril 28). Las seis esposas de Enrique VIII [The Six Wives of Henry VIII]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1547/las-seis-esposas-de-enrique-viii/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Las seis esposas de Enrique VIII." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación abril 28, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1547/las-seis-esposas-de-enrique-viii/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Las seis esposas de Enrique VIII." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 28 abr 2020. Web. 04 feb 2023.

Afiliación