Logros de la dinastía Han

Artículo

Mark Cartwright
por , traducido por Gilda Macedo
Publicado el 14 septiembre 2017
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés

Los logros de la dinastía Han (206 a.C. - 220 d.C.), que a menud es considerada tanto por los eruditos como los propios chinos antiguos como la época dorada de la cultura china, tendrían efectos duraderos en todos las que vinieron después, especialmente en las áreas de gobierno, derecho, filosofía, historia y arte. La sed de nuevos conocimientos, la ambiciosa experimentación y la incesante investigación intelectual son las señas de identidad de la cultura Han, y ayudaron, entre otros logros, a desarrollar la red comercial de la Ruta de la Seda, a inventar nuevos materiales como el papel y la cerámica vidriada, a formular la escritura de la historia y a mejorar enormemente las herramientas, técnicas y rendimientos agrícolas.

Han Women, Dahuting Tomb.
Mujeres Han, Tumba Dahuting.
Unknown Artist (Public Domain)

La Ruta de la Seda

La dinastía Han vio el primer comercio oficial con las culturas occidentales desde alrededor del año 130 a.C. Se comerciaba con muchos tipos de productos, desde alimentos hasta lujos manufacturados, y ninguno era más típico de la antigua China que la seda. Gracias a esta mercancía, las rutas comerciales se conocieron como la Ruta de la Seda o Sichou Zhi Lu. La "ruta" era en realidad toda una red de rutas terrestres de caravanas de camellos que conectaban China con Oriente Medio, y de ahí que los historiadores la denominen ahora las Rutas de la Seda. Las mercancías se importaban y exportaban a través de intermediarios, ya que ningún comerciante recorría la longitud de las rutas. Con el tiempo, la red se extendería no sólo a los estados vecinos, como los reinos de Corea y Japón, sino también a los grandes imperios de India, Persia, Egipto, Grecia y Roma. Además de los bienes físicos, una de las principales consecuencias de la Ruta de la Seda fue el intercambio de ideas entre culturas que llevaban no solo los comerciantes sino también los diplomáticos, eruditos y monjes que recorrían las rutas a través de Asia. Las lenguas (especialmente la palabra escrita), las religiones (sobre todo el budismo), los alimentos, la tecnología y las ideas artísticas se difundieron de manera que las culturas de Asia y Europa se ayudaron mutuamente a desarrollarse.

Eliminar publicidad

Advertisement


Una característica del pensamiento de la época es la investigación abierta de cualquier ideología que PUDIERA explicar adecuadamente EL LUGAR de la humanidad en el cosmos.

Filosofía y educación

El confucianismo fue adoptado oficialmente como ideología de estado de la dinastía Han, pero en la práctica también se siguieron los principios del legalismo, lo que creó una mezcla filosófica destinada a garantizar el bienestar de todos sobre la base de sólidos principios legales. El taoísmo fue otra filosofía influyente en la política, y un sello distintivo del pensamiento de la época es la investigación abierta de cualquier ideología que pudiera explicar adecuadamente la posición de la humanidad en el cosmos y forjar un vínculo entre el gobierno, la religión y la cosmología. Las teorías sobre los números fueron especialmente populares entre los intelectuales que buscaban una ideología global que explicara todas las facetas de la condición humana.

Una consecuencia tangible de la promoción del confucianismo y otras filosofías por parte del Estado fue la construcción de escuelas y colegios para promover la alfabetización, de modo que se pudieran estudiar los textos clásicos del pensamiento chino. En el año 124 a.C. se creó una Academia Imperial para que los eruditos estudiaran en profundidad los clásicos confucianos y taoístas. A finales del periodo Han, la Academia formaba a unos impresionantes 30.000 estudiantes cada año. En general, el Estado consideraba que la educación era un distintivo de una sociedad civilizada, aunque el coste de enviar a los jóvenes a la escuela limitaba mucho el acceso a la educación en la práctica. La sociedad seguía estando muy estratificada pero, al menos para los que tenían medios para una educación, ahora existía la posibilidad de acceder a la burocracia estatal.

Eliminar publicidad

Advertisement

East Asia in the year 1 CE
Asia Oriental en el año 1 EC (Era Común)
Stone Chen (CC BY-NC-SA)

Además de la promoción de la filosofía, la destrucción de muchos libros sobre todo tipo de temas por parte del emperador Qin Shi Huangti (259-210 a.C.) hizo necesario un proyecto de reescritura masiva para preservar de la memoria el conocimiento acumulado en esas obras perdidas. Es posible que, al reformular el pasado, los escritores de la dinastía Han fueran selectivos según sus propias ideas y las de sus mecenas, pero también dejaron constancia del pensamiento contemporáneo, de modo que la dinastía Han es uno de los periodos mejor documentados de la historia china.

Literatura

La literatura más antigua que se conserva de la antigua China data del periodo Han, aunque no hay que descartar la posibilidad de que los escritos anteriores hayan sido destruidos deliberadamente o simplemente se hayan perdido con el tiempo. La obra Han más famosa es, sin duda, el Shiji (Registros Históricos o Registros del Gran Historiador) de Sima Qian (135 - 86 a.C.), que a menudo se cita como el primer historiador de China. Qian era en realidad el Gran Astrólogo de la corte, pero como esto también significaba que tenía que recopilar registros de los presagios pasados y crear guías para las futuras decisiones imperiales, era, en efecto, un historiador. El Shiji se basa en registros orales y escritos, incluidos los de los archivos imperiales, y fue iniciado por el padre de Qian, Sima Tan. El Shiji va mucho más allá del registro de los fenómenos astrológicos y documenta las dinastías imperiales en secuencia, empezando por los primeros emperadores legendarios y terminando en la propia época de Qian. Así, los 130 capítulos abarcan dos milenios y medio de historia. Con un nuevo enfoque sistemático que también incluye descripciones de los desarrollos tecnológicos y culturales, así como biografías de personajes famosos que no son parte de la realeza y de pueblos extranjeros, la obra influiría enormemente en las historias oficiales chinas que siguieron en las dinastías posteriores.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Sima Qian
Sima Qian
ZazaPress (CC BY-NC-SA)

Otra obra importante de los Han y otra primicia es el Canon de la Medicina atribuido al Emperador Amarillo, que es un registro de la medicina en la China de los Han. El escritor Ban Gu (32-92 d.C.), además de escribir su famosa historia Hanshu (Historia de la Dinastía Han Occidental), creó un nuevo género, la rapsodia o fu, cuyo ejemplo más famoso es la Rapsodia sobre las dos capitales. Sus obras, que incluyen diálogos dinámicos entre dos personajes, son valiosos registros de costumbres y acontecimientos locales. En el siglo I d. C., el auge de la literatura Han hizo que la biblioteca imperial contara con unos 600 títulos que incluían obras de filosofía, tratados militares, calendarios y obras científicas.

Arte

La estabilidad proporcionada por el gobierno Han y la consiguiente acumulación de riqueza por parte de sus ciudadanos más afortunados dio lugar a un florecimiento de las artes. Los individuos ricos se convirtieron en mecenas y consumidores de obras de arte. Esta demanda condujo a innovaciones y experimentos en el arte, especialmente la primera cerámica vidriada y la pintura de figuras. Esta última fue el primer intento chino de retrato realista de la gente corriente. La captura de paisajes naturales se convirtió en otra preocupación de los artistas Han. El arte, que antes se ocupaba de la religión y las ceremonias, pasó a centrarse en las personas y las actividades de la vida cotidiana, como la caza y la agricultura. Las pinturas en las tumbas, especialmente, trataban de resaltar las características faciales individuales de las personas y representar escenas narrativas.

Eliminar publicidad

Advertisement


La combinación de pincel, tinta y papel establecería la pintura y la caligrafía como las áreas más importantes del arte en China.

Papel

Un invento que contribuyó en gran medida a la difusión de la literatura y la alfabetización fue la invención del papel refinado en el año 105 d. C. El descubrimiento, que utilizaba fibras vegetales prensadas que luego se secaban en hojas, se atribuye a un tal Cai Lun, director de los talleres imperiales de Luoyang. Durante mucho tiempo se habían utilizado pesadas tiras de bambú o madera y una costosa seda como superficie para escribir, pero, tras siglos de esfuerzos, por fin se encontró una alternativa más ligera y barata en forma de rollos de papel. La combinación de pincel, tinta y papel establecería la pintura y la caligrafía como las áreas más importantes del arte en China durante los siguientes dos milenios. Otra innovación de los Han fue el uso del papel para elaborar mapas topográficos y militares. Dibujados a una escala bastante precisa, incluían un código de colores, símbolos para las características locales y áreas específicas de escala ampliada.

Ciencia y tecnología

El periodo Han fue testigo de una serie de importantes inventos y mejoras técnicas que contribuyeron a que la agricultura fuera mucho más eficiente que en épocas anteriores. La mejora de los conocimientos sobre el trabajo del metal y el mayor uso del hierro hicieron que las herramientas fueran más eficaces. El arado, en particular, se mejoró mucho, y ahora tenía dos cuchillas en lugar de una. Además, se podía dirigir con mayor facilidad gracias a la incorporación de dos asas. La llegada de la carretilla ayudó a los agricultores a desplazar las cargas con mayor eficacia. Se utilizaban abanicos para separar los granos de la paja y molinos manuales para moler la harina. El riego mejoró considerablemente gracias a las bombas mecanizadas (que funcionaban con un pedal o con una pértiga con un cubo de contrapeso) y los pozos se convirtieron en depósitos más eficaces al revestirlos con ladrillos. Al mismo tiempo, la gestión de los cultivos se hizo más sofisticada, con un mayor cuidado en el momento de la siembra y en la alternancia de cultivos en hileras sucesivas para maximizar los rendimientos.

Han Dynasty Farm Model
Modelo de granja de la dinastía Han
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Otra área que se benefició de las inversiones de los Han fue la construcción de una red más extensa de carreteras y vías fluviales, así como de puertos mejor construidos. El tejido mejoró enormemente bajo los Han, especialmente el de la seda que, sirviéndose de nuevos telares de pedal, podía tener hasta 220 hilos de urdimbre por centímetro de tela. También se produjeron innovaciones en el campo de la ciencia, como el uso de relojes de sol y sismógrafos primitivos. En medicina, un desarrollo popular fue el uso de la acupuntura.

Eliminar publicidad

Advertisement


En la guerra, la ballesta y la caballería se volvieron mucho más comunes.

En la guerra, la ballesta empezó a usarse mucho más y ahora venía en más tamaños, desde la artillería pesada montada hasta las versiones ligeras de mano. Los Han también hicieron un uso mucho mayor de la caballería que sus predecesores, haciendo del campo de batalla un escenario más dinámico y mortal. Las espadas, alabardas y armaduras de los Han destacaban por su artesanía y se beneficiaban del uso del hierro y el acero de baja calidad.

Cambios sociales

Aunque no son necesariamente "logros", el gobierno Han aprobó leyes que dieron lugar a varios cambios significativos en la vida ordinaria de sus ciudadanos. La conscripción universal había sido una característica de una China inestable durante siglos, pero en el año 31 d.C., los Han la abolieron. Reconociendo finalmente que obligar a los campesinos a luchar no era la mejor manera de conseguir una fuerza de combate disciplinada y capacitada, crearon en su lugar (más o menos) un ejército profesional. El gran tamaño del imperio Han requería un gran número de soldados para defender las fronteras, pero ahora estos se reclutaban entre los mercenarios disponibles, las tribus conquistadas y los prisioneros liberados, en lugar de los agricultores a tiempo completo. Además, el gobierno de Han invertía alrededor del 10 % de sus ingresos en regalos extravagantes para los estados rivales. Muchos estados enviaban tributos a cambio, y el establecimiento de unas relaciones diplomáticas sólidas aseguraba una necesidad menor de invertir en defensa militar.

Uno de los cambios notables en las relaciones de la familia con el Estado fue la decisión del gobierno de nombrar y tratar con un solo representante de cada unidad familiar. Normalmente, este papel recaía en el varón de mayor edad, pero una mujer podía llevarlo a cabo temporalmente si sus hijos aún no eran mayores de edad. Los lazos familiares se reforzaban haciendo a cada uno responsable de la conducta de los demás miembros de la unidad. Si un miembro de la familia era condenado por un delito grave, por ejemplo, los demás miembros podían ser esclavizados como un castigo más amplio. Otro cambio fue la herencia. Mientras que antes el varón de mayor edad lo heredaba todo, los Han cambiaron las reglas para distribuir equitativamente la herencia entre todos los hermanos varones. Sin embargo, las hijas seguían sin recibir nada, y su única esperanza de tener cierta independencia económica era la dote que su familia pudiera proporcionarles.

Eliminar publicidad

Advertisement

Una desafortunada consecuencia de los cambios en la herencia fue que, con el tiempo, las granjas se hicieron cada vez más pequeñas al ser repartidas entre los hermanos, y se hizo más difícil mantener a una familia con una sola parcela. Esto, a su vez, hizo que los pequeños agricultores vendieran y prefirieran trabajar para los grandes terratenientes, concentrando finalmente la propiedad de la tierra en cada vez menos manos. En última instancia, la combinación de la pérdida de ingresos fiscales provocó el descontento general del campesinado mientras que el aumento de la riqueza y el poder de la aristocracia conducirían al derrocamiento de la dinastía Han y a la división de China en tres reinos enfrentados.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Gilda Macedo
Escritora freelance y traductora. Dra. en Humanidades.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2017, septiembre 14). Logros de la dinastía Han [Achievements of the Han Dynasty]. (G. Macedo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1119/logros-de-la-dinastia-han/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Logros de la dinastía Han." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 14, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1119/logros-de-la-dinastia-han/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Logros de la dinastía Han." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 14 sep 2017. Web. 13 ago 2022.

Afiliación