Pedro el Grande

Definición

Liana Miate
por , traducido por Recaredo Castillo
Publicado el 02 octubre 2023
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, turco
X
Portrait of Peter I of Russia (by Maria Giovanna Clementi, Public Domain)
Retrato de Pedro I de Rusia
Maria Giovanna Clementi (Public Domain)

Pedro I de Rusia (Pedro el Grande) fue zar de Rusia de 1682 a 1721 y emperador de Rusia desde 1721 a 1725. Durante su largo reinado, Pedro tuvo poder absoluto y cambió realmente a Rusia, construyendo su primera armada, introduciendo la industrialización, estableciendo instituciones educacionales y edificando la nueva capital rusa, San Petersburgo.

A Pedro le gustaba aprender de los extranjeros, lo que hizo especialmente durante su largo viaje a Europa Occidental (La Gran Embajada). Este viaje le permitió modernizar Rusia poniéndola al nivel de otras naciones europeas poderosas y modernas.

Eliminar publicidad
Publicidad

Infancia y Educación

Pedro nació en Moscú el 30 de mayo de 1672. Era hijo del zar Alejo I (1629-1676) y su segunda esposa Natalia Kirílovna Naríshkina (1651-1694). Aunque era el tercer hijo del zar Alejo, su nacimiento fue mucho mejor recibido que el de sus hermanastros, Teodoro (1661-1682) e Iván (1666-1696), ambos enfermizos y débiles. Gracias a que nació saludable, la familia de la zarina recibió honores y se elevó de rango. Pedro fue bautizado el 29 de junio, día de San Pedro en la Iglesia ortodoxa rusa.

De niño, Pedro estuvo rodeado de lujos y fue criado por una nodriza, una institutriz y un grupo de compañeros de juegos y amigos que obedecían todos sus caprichos. Pedro fue educado por Nikita Zotov (1644-1717), quién le contó historias épicas del pasado de Rusia. Zotov causó tal impresión en Pedro que continuaron siendo amigos por toda la vida, y Pedro juró que, si se convertía en zar, regresaría a Rusia su gloria pasada.

Eliminar publicidad
Publicidad

El problema de la sucesión

Los gritos en apoyo a Pedro superaron a los de apoyo a Iván, y Pedro fue proclamado zar con solo diez años.

El zar Alejo murió en enero de 1676, traspasando su corona a su hijo mayor, Teodoro, que sólo tenía 14 años. Teodoro trató a Pedro y a su madre con amabilidad, tal vez porque Pedro era demasiado joven para representar un riesgo real para su gobierno. Teodoro murió en 1682, pero en ese momento no existía una ley formal de sucesión en Rusia, y la regla más aceptada era que el hijo mayor sucedería al zar. Sin embargo, Teodoro murió sin herederos, por lo que tanto Pedro como Iván se convirtieron en aspirantes al trono. Aunque Iván era mayor, también era cojo y casi ciego, y los boyardos (la forma más alta de nobleza en Europa del Este) en general preferían a Pedro. Los nobles también sabían que un regente tendría el poder real y favorecían al abuelo adoptivo de Pedro, Artamón Matvéyev (1625-1682), sobre el pariente de Iván, Iván Miloslavski (muerto en 1681).

Después de que los nobles se despidieran del zar Teodoro, se decidió que el pueblo debía escoger quién sería el próximo zar. El patriarca Joaquín apareció en las escalinatas delante de la Plaza de la Catedral y preguntó al público quién debía ser el próximo zar. No pasó mucho tiempo antes de que los gritos en apoyo a Pedro superaran a los de apoyo a Iván, y Pedro fue proclamado zar con solo diez años. Al principio Pedro rehusó el título debido a que creía ser demasiado joven, pero finalmente aceptó.

Eliminar publicidad
Publicidad

La revuelta de los streltsí

A ciertas personas poderosas no les gustaba el nuevo zar, especialmente a la princesa Sofía (1657-1704), hermanastra de Pedro, que opinaba que deberían haber nombrado zar a Iván. A diferencia de la mayoría de las princesas rusas, Sofía era educada, de hablar franco, y era conocida públicamente, lo que la convertía en una amenaza real. En el funeral de Teodoro, Sofía armó un escándalo, causando que Pedro y Natalia se retiraran apresuradamente; algo que se vio mal en Rusia.

Peter the Great
Retrato de Pedro el Grande
Jean-Marc Nattier (Public Domain)

Una de las piezas clave en la política y el poder en Rusia eran los streltsí (primeros soldados profesionales de Rusia), que formaban la guardia del gobierno y la realeza rusa. El zar era el que mantenía este cuerpo, que pagaba a los soldados y les proporcionaba comida y alojamiento. En mayo de 1682, los partidarios de Sofía acudieron a los streltsí y declararon que Pedro y su familia habían asesinado a Iván. Esto provocó una revuelta. Los streltsí marcharon al Kremlin para acusar a Pedro y su familia de traidores y asesinos.

Aconsejaron a Natalia que mostrara a Pedro y a Iván al público de manera que vieran con sus propios ojos que ambos niños estaban vivos. Los streltsí quedaron confundidos, pero se tranquilizaron cuando Matvéyev (que había sido comandante de los streltsí) les aseguró que todo estaba bien. El hijo del comandante de los streltsí, el príncipe Miguel Dolgoruki, eligió tontamente ese momento para reprender a los streltsí y tomar el control militar. Esto causó otro desorden y como resultado murieron muchas personas, incluyendo a Matvéyev y a Afanasi, el hermano de Natalia, cuyos cuerpos fueron exhibidos públicamente.

Eliminar publicidad
Publicidad
Era la primera vez en la historia europea que dos gobernantes masculinos habían sido coronados al mismo tiempo.

Sin embargo, el objetivo principal de los streltsí era Iván Naríshkin, hermano de Natalia, que creían que había envenenado a Teodoro y complotado para quedarse con el trono. Sofía advirtió a Natalia de que entregar a su hermano Iván era la única manera de salvarse. Natalia sabía que eso era cierto y llamó a Iván, quien se entregó. Después de su tortura y muerte, los streltsí quedaron satisfechos de haber terminado con los traidores. La Revuelta de los Streltsí tuvo un gran impacto en Pedro, cambiando su visión de Moscú, la Iglesia ortodoxa rusa, y todo lo concerniente a la realeza.

El 23 de mayo de 1682, los streltsí exigieron que Pedro e Iván se convirtieran en cozares y gobernaran conjuntamente. Los boyardos accedieron a este pedido para evitar más derramamientos de sangre. El 29 de mayo, se hizo un nuevo pedido: que Sofía se convirtiera en regente. El 6 de julio, se llevó a cabo la coronación de Pedro e Iván. Esta coronación fue la primera vez en la historia europea en que dos gobernantes masculinos de igual condición fueron coronados al mismo tiempo. Durante los años de la regencia de Sofía, Pedro e Iván cumplieron con sus obligaciones formales. Sin embargo, durante la mayor parte del tiempo Pedro disfrutó de una infancia sin problemas.

Los regimientos y la marina

La educación de Pedro no fue la convencional para un joven zar. Aprendió a construir cosas y a explorar al aire libre, mientras que su educación formal fue dejada de lado. Uno de sus pasatiempos favoritos eran los juegos de guerra, Él y sus compañeros formaron escuelas militares donde estudiaban las costumbres militares, vivían como soldados y construían cosas. Al crecer, comenzó a tomarse los juegos más en serio y ordenó armas. Sabía que algún día gobernaría Rusia y que necesitaría protegerla de sus enemigos. Pedro creó el Regimiento Preobrazhenski (el primer regimiento de la Guardia Imperial Rusa) y el Regimiento Semionovski.

Eliminar publicidad
Publicidad

A los 15 años Pedro supo acerca de un instrumento que podía medir distancias sin moverse. Le pidió al príncipe Yakov Dolgoruki (en torno a 1667-1746) que le trajera uno desde París al término de su misión diplomática allí, pero había un problema: nadie sabía como se usaba el astrolabio. Tuvieron que recurrir a Franz Timmermann, un comerciante holandés que vivía en Rusia. Timmermann se convirtió en un amigo cercano de Pedro y lo animó a aprender geografía, geometría y aritmética.

Peter the Great's Ship
La embarcación de Pedro el Grande
Ninara (CC BY)

En junio de 1688, Pedro y Timmermann paseaban por una antigua finca en Ismailovo cuando Pedro pidió que se abriera una bodega. Allí se encontraba una embarcación de un modelo desconocido en Rusia. Timmermann le informó que se trataba de una embarcación inglesa. Pedro quedó sorprendido al saber que dicha embarcación era capaz de navegar incluso contra el viento y ordenó que fuese reparada para poder estudiarla. Otro holandés, Karsten Brandt, reparó la embarcación. Pedro aprendió a navegar y pronto se obsesionó con su nuevo pasatiempo. Entonces, decidió construir su propia flota y establecer un astillero a orillas del lago Pleshev. Así comenzó un amor por el mar que duraría toda su vida.

Matrimonio y caída de Sofía

No pasó mucho tiempo antes de que Natalia llamara a Pedro de regreso a Moscú, donde se decidió que había llegado la hora de casarse. El matrimonio tuvo lugar el 27 de enero de 1689. La novia, Eudoxia Lopujiná (1669-1731), era tres años mayor que Pedro, era tímida y provenía de una buena familia conservadora. Quedó claro desde el principio que Pedro y Eudoxia no eran compatibles. Pedro era vivaz y aventurero mientras que Eudoxia era temerosa, inculta y demasiado consciente del título de su marido hasta el punto de ser deferente. A pesar de todo, la pareja tuvo tres hijos: Alejo (1690-1718), Alejandro (1691-1692) y Pablo (1693-1693), aunque solo Alejo llegó la edad adulta.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Pedro apenas esperó a que terminara su luna de miel antes de regresar apresuradamente a su construcción naval; sin embargo, Natalia pronto lo llamó de regreso a Moscú a medida que aumentaban las tensiones en la administración de Sofía. Ahora que Pedro había alcanzado la mayoría de edad y estaba casado, Sofía sabía que su posición como regente estaba en peligro. Pedro se negó a reconocer al amante y primer ministro de Sofía, el príncipe Vasili Golitsin (1643-1714), y el 18 de julio de 1689 la tensión se hizo evidente públicamente durante la celebración de la aparición milagrosa del icono de Nuestra Señora de Kazán, cuando Pedro intentó sacar a Sofía de la procesión. Cuando ella se negó, Pedro se fue y regresó al campo.

En agosto de 1689, Pedro se enteró de que Sofía estaba reuniendo un gran número de streltsí y le informaron falsamente que marchaba contra él. Recordando el horrible derramamiento de sangre que tuvo lugar siete años antes, Pedro huyó al Monasterio de la Trinidad y San Sergio, que era una fortaleza sólida y uno de los lugares más sagrados de toda Rusia.

Grand Duchess Sophia at the Novodevichy Convent
La Gran Duquesa Sofía en el convento de Novodevichy
Ilya Repin (Public Domain)

Pedro convocó a los coroneles streltsí al monasterio. Sofía los amenazó y les prohibió viajar. En su lugar, envió al Patriarca Joaquín para que se reuniera con Pedro. Esto fue un error, puesto que el Patriarca se puso del lado de Pedro. Sofía decidió ir ella misma al monasterio, pero la convencieron de que regresara a Moscú. Desesperada, Sofía les rogó a sus partidarios y los sobornó para que permanecieran leales. Mientras tanto, Pedro ordenó a todos los ministros extranjeros que se pusieran de su lado, lo que determinó el verdadero final de la regencia de Sofía. Los streltsí de Moscú pidieron a Sofía que entregara a su cercano confidente y diplomático Fiódor Shakloviti (muerto en 1689), lo que hizo a disgusto sabiendo que era la única manera de salvar su vida. Después, enviaron a Sofía al convento de Novodevichy, donde murió en 1704.

La Alegre Compañía

Los amigos de Pedro, que conformaban una interesante mezcla de extranjeros, soldados, boyardos y aventureros, llegaron a ser conocidos como la Alegre Compañía.

Pedro regresó a regañadientes a Moscú en octubre de 1689. Con sólo 17 años, ya era una figura impresionante de más de 2 metros (casi 7 pies) de estatura. Pedro estaba más interesado en continuar su educación y aprender de los extranjeros que en gobernar Rusia. Para gran desaprobación del Patriarca, Pedro pasaba más tiempo en el Barrio Extranjero, donde conoció al general escocés Patrick Gordon (1635-1699) y al aventurero suizo Francis Lefort (1656-1699). Ambos hombres fascinaron a Pedro y pronto se convirtieron en íntimos confidentes y estadistas. Fue a través de Lefort que Pedro conoció a la que fue su amante durante diez años, Anna Mons (1672-1714), una mujer alemana. Con el tiempo, los compañeros de Pedro, que eran una interesante mezcla de extranjeros, soldados, boyardos y aventureros, pasaron a ser conocidos como la Alegre Compañía. Iban con Pedro a todas partes y a menudo celebraban espléndidos banquetes.

Las campañas de Azov

En la práctica, Rusia se encontraba en estado de guerra con el Imperio otomano, pero a su vez Austria y Polonia la estaba presionando para que tomara una mayor acción. Pedro vio su sueño hecho realidad; por fin podría ir a una guerra de verdad. En 1695, sus regimientos se movieron hacia la fortaleza turca de Azov. Pedro confiaba en que sus hombres derrotarían fácilmente a las fuerzas turcas, pero pronto aprendió que había una gran diferencia entre los juegos de guerra y la guerra de verdad.

Peter the Great and the Russian Empire, c. 1725
Mapa ilustrativo del Imperio ruso durante el reinado de Pedro el Grande, en torno a 1725
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

En agosto de 1695 se libraron dos batallas y los rusos no tuvieron éxito en ninguna. Para empeorar las cosas, había divisiones entre los comandantes. Pedro hizo que sus hombres se retiraran al norte y planeó regresar al año siguiente. De regreso en Moscú, Pedro se puso a trabajar en la construcción de una nueva flota de barcos. El zar Iván murió en enero de 1696, dejando a Pedro como único gobernante de Rusia. Más tarde ese año, Pedro y sus hombres regresaron a la fortaleza de Azov, esta vez con casi el doble de hombres (incluyendo asaltantes cosacos) y con más de 40 barcos. Los rusos iniciaron un asedio, pero los turcos se rindieron pronto y Azov se convirtió en una ciudad rusa. Esta campaña fue la primera vez desde el reinado del zar Alejo en que un ejército ruso ganaba una batalla.

La Gran Embajada

En 1697, Pedro y un gran número de embajadores viajaron a través de Europa Occidental durante 18 meses en lo que se conocería como "La Gran Embajada". Se especula mucho acerca del verdadero propósito de este viaje, pero el propio Pedro había grabado un sello con la inscripción "Soy un alumno y necesito que me enseñen", lo que hace que muchos vean su expedición como un viaje para mejorar su educación. Pedro viajó de incógnito y solo reveló su identidad a determinadas personas. La Gran Embajada pasó por Suecia, Livonia (los actuales Letonia y Estonia), Alemania, Holanda, Inglaterra, Austria y Polonia.

Durante sus viajes, se encontró con miembros de la realeza europea, incluido Guillermo III de Inglaterra (el príncipe de Orange) (1650-1702), un hombre al que Pedro admiraba desde hacía tiempo; el príncipe Jorge de Dinamarca (1653-1708); Leopoldo I, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (1640-1705), y Augusto II de Sajonia (1670-1733). También se encontró con líderes religiosos en Inglaterra, incluido al arzobispo de Canterbury, así como con Sofía Carlota, electora de Brandenburgo, y su madre, la electora de Hanover. Ambas mujeres admiraron su atractivo aspecto, pero también confesaron que sus modales eran algo rústicos.

Russian Tsar Peter I
Retrato del zar Pedro I, llamado el Grande
Godfrey Kneller (Public Domain)

Las reformas de Pedro

Pedro regresó a Moscú inspirado por lo que vio en Europa y decidió que Rusia debía cambiar. Su primera medida fue la eliminación de las barbas largas, aplicando un impuesto a quienes quisieran llevar barba. También reformó el ejército ruso, creó regimientos nuevos e introdujo un uniforme militar moderno. Nombró un eclesiástico para que se hiciera cargo de la administración de la iglesia y se convirtiera en la cabeza de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

Pedro desarrolló varias industrias como la textil, la industria del cuero, y la fabricación de armas (cañones y mosquetes), de manera que Rusia dependiera menos del comercio internacional. Envió artistas rusos a estudiar en Italia y Holanda, y estableció el Museo de la Academia de Ciencias. Uno de los legados más duraderos de Pedro son la Academia Rusa de Ciencias y la Universidad Estatal de San Petersburgo, ambas de las cuales siguen siendo hoy en día las instituciones educacionales más importantes de Rusia.

La Gran Guerra del Norte

Pedro firmó la paz con Turquía (Paz de Carlowitz) en 1699 y volvió su atención hacia el mar Báltico. Sin embargo, había un pequeño problema: el mar Báltico estaba bajo el control de Suecia. Pedro declaró la guerra a Suecia y el rey Carlos XII (1682-1718). La Gran Guerra del Norte duraría 21 años (1700-1721). Una de las batallas más importantes fue la de Narva en 1700. Los rusos lucharon ferozmente, pero fueron derrotados. Sin embargo, Pedro no se desanimó y continuó la guerra. La batalla de Poltava en 1709 fue la más importante y decisiva del conflicto. El rey Carlos XII se movió hacia Poltava, una fortaleza en un pequeño pueblo de Ucrania y lo sitió. Los rusos, ahora con un ejército fuerte y orgulloso, derrotaron a los suecos vengándose así de la batalla de Narva ocurrida nueve años antes.

A lo largo de los años se sucedieron muchas campañas y batallas, y la guerra solo terminaría con la muerte del rey Carlos XII en 1718 y la Paz de Nystad (1720-1721). Después de su victoria, Pedro asumió el título de Emperador de Rusia.

Fundación de San Petersburgo

La fundación de San Petersburgo fue una pura casualidad. En principio Pedro quería tener una fortaleza que custodiara el río Neva. En mayo de 1703, comenzó la construcción de la nueva fortaleza y puerto y los llamó San Petersburgo. Pedro siguió expandiendo el nuevo Proyecto de construcción y pronto éste se convirtió en algo mucho más grande que solo una fortaleza en el río.

Peter the Great Meditating the Idea of Building St Petersburg
Pedro el Grande meditando la idea de construir San Petersburgo
Alexandre Benois (Public Domain)

Pedro contrató al arquitecto e ingeniero italiano Domenico Trezzini, quien se dedicó durante nueve años a la construcción de la ciudad de acuerdo con la visión de Pedro. Pedro "invitó" a su familia y a cientos de hombres y comerciantes pudientes a vivir en San Petersburgo, una perspectiva desalentadora para muchos. En 1712 Pedro convirtió San Petersburgo en la nueva capital de Rusia. Hoy continúa siendo el centro cultural de Rusia y una de las ciudades más hermosas de Europa.

Pedro y Catalina

Después de divorciarse de Eudoxia en 1698, Pedro quedó libre para casarse de nuevo y lo hizo con Marta Skavrónskaya (más tarde Catalina I de Rusia, 1684-1727), quien provenía de una familia rural de Lituania. Estaba empleada en la casa del príncipe Ménshikov (1673-1729) cuando fue descubierta por Pedro, quien se sintió inmediatamente atraído por ella. Fue transferida al personal de la casa de Pedro y se casaron en secreto en 1707, pero no hicieron público su matrimonio hasta 1712. Tuvieron doce hijos, de los que sólo dos sobrevivieron hasta la edad adulta: Anna (1708-1728) y la futura emperatriz Isabel (1709-1762). Después de que Pedro muriera sin nombrar herederos, Catalina fue designada emperatriz.

Peter the Great On His Deathbed
Pedro el Grande en su lecho de muerte
Ivan Nikitich Nikitin (Public Domain)

Legado

Pedro el Grande murió el 28 de enero de 1725, tras sufrir una enfermedad durante las últimas semanas de su vida. Algunos critican su reinado autocrático y otros lo ven como un período dorado en la historia rusa. Sin embargo, no se puede negar que a Pedro le apasionaba mejorar Rusia. Sin dudarlo, se lanzó a nuevas oportunidades que creía que beneficiarían a Rusia. Aunque algunos considerarían sus acciones como imprudentes en ocasiones, es admirable que él personalmente participara en cada nueva empresa en lugar de limitarse a ordenar a otras personas que cumplieran sus órdenes. Donde mejor se preserva su legado es en la gran ciudad de San Petersburgo y en las instituciones educativas que fundó.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Por qué fue tan famoso Pedro el Grande?

Pedro el Grande modernizó Rusia al implementar muchas reformas. También fundó la gran ciudad de San Petersburgo.

¿Durante cuanto tiempo gobernó Rusia Pedro el Grande?

Pedro el Grande fue zar de Rusia entre 1682 y 1721 y emperador de Rusia entre 1721 y 1725.

¿Cuántos hijos tuvo Pedro el Grande?

Pedro tuvo tres hijos con su primera esposa, Eudoxia Lopujiná, y doce hijos (seis hijos y seis hijas) con su segunda esposa, Marta Skavrónskaya (Catalina I de Rusia). Sin embargo, solo tres de sus hijos alcanzaron la edad adulta.

¿Quién sucedió a Pedro el Grande?

Pedro el Grande murió sin designar un heredero, por lo que su segunda esposa se convirtió en la emperatriz Catalina I de Rusia y gobernó entre los años 1725 y 1727.

Bibliografía

La World History Encyclopedia está asociada a Amazon y recibe una comisión por las compras de libros que cumplan los requisitos.

Sobre el traductor

Recaredo Castillo
Una persona sin preparación académica especial, pero que gusta de la Historia y quiere aportar con la traducción de artículos de la Enciclopedia.

Sobre el autor

Liana Miate
Liana es la editora de los medios de comunicación social de la Ancient History Encyclopedia. Tiene una licenciatura en artes y su área de concentración es la Historia antigua: Grecia, Roma y la Antigüedad Tardía. Grecia y Roma la apasionan particularmente, así como todo lo que tiene que ver con la mitología y la mujer.

Cita este trabajo

Estilo APA

Miate, L. (2023, octubre 02). Pedro el Grande [Peter the Great]. (R. Castillo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-22228/pedro-el-grande/

Estilo Chicago

Miate, Liana. "Pedro el Grande." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. Última modificación octubre 02, 2023. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-22228/pedro-el-grande/.

Estilo MLA

Miate, Liana. "Pedro el Grande." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 02 oct 2023. Web. 24 may 2024.

Afiliación