Revuelta del añil

Recaudación de fondos para los servidores, 2023

Gestionar un sitio web con millones de lectores por mes es costoso. Además de pagar por los servidores, también tenemos que pagar servicios relacionados como la red de distribución de contenidos, Google Workspace, el correo electrónico y mucho más. Preferiríamos invertir este dinero en producir más contenido sobre historia gratuito para todo el mundo. ¡Gracias por tu ayuda!
$129 / $21000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 14 noviembre 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Bengal Indigo Factory (by Unknown Artist, Public Domain)
Fábrica de añil bengalí
Unknown Artist (Public Domain)

La Revuelta del añil (también conocida como Motín del añil o Motín azul) de 1859-60 en Bengala, India, consistió en una huelga de los cultivadores de añil en protesta por las condiciones de trabajo y los salarios. La violencia posterior se dirigió a los explotadores europeos de las plantaciones, pero la causa fue, durante y después, asumida por los liberales indios anticolonialistas como ejemplo de la necesidad de la independencia.

El comercio del añil

La India era conocida por sus tejidos de algodón durante la Edad Media, y a mediados del siglo XVI Gujarat, en el noroeste de la India, era una importante fuente de añil, el tinte azul-violeta intenso utilizado para colorear el algodón y otros materiales. El añil era muy demandado por las compañías comerciales europeas, incluida la Compañía Británica de las Indias Orientales, que obtenía grandes beneficios de su exportación. La Compañía utilizó bien la larga experiencia de los cultivadores y tintoreros indios de añil, especialmente en centros como Sarkhej en Gujarat y Bayana en el vecino Rajastán, ambos en el noreste de la India.

Eliminar publicidad

Advertisement

La elaboración del tinte de añil era un proceso largo y laborioso. Los esquejes de las plantas se cosechaban una vez al año, en junio o julio, antes del comienzo de la estación de las lluvias. Luego se llevaban a una fábrica en carreta donde se vaciaban en grandes cubetas para remojarlos en agua. El agua teñida y el puré se hervían, ya que así se conseguía un color más intenso en los granos de añil, que luego había que colar. A continuación, los granos se prensaban en tortas secas, que a su vez se prensaban en barriles o, alternativamente, la masa se cortaba en cubos y se empaquetaba en cofres listos para su transporte. La mayor parte del añil se enviaba a Calcuta para su venta a los comerciantes, que luego organizaban el envío a Inglaterra o América, donde se utilizaba para colorear los tejidos. Desde finales del siglo XVIII, Bengala se convirtió en el principal centro de producción de añil, que llegó a representar el 67% del total de las importaciones de Londres de este tinte en 1796 (alrededor de 2 millones de kilogramos) y aumentó aún más en el siglo XIX.

Los cultivadores de añil que se resistían a los controles de precios sufrían intimidaciones, palizas o cosas peores.

La industria del añil era volátil. La cantidad y la calidad del tinte producido cada año se veían afectadas por las lluvias, tanto abundantes como escasas, y en los años de auge, la sobreproducción provocaba una caída del precio. Sin embargo, para el inversor a largo plazo, el añil podía ser una industria muy lucrativa. Desgraciadamente, la especulación financiera que suponía un cultivo con potencial para obtener grandes ganancias era otra fuente de inestabilidad. Por último, la ubicación de muchas plantaciones de añil las hacía propensas a las inundaciones, que no solo dañaban la cosecha sino que a menudo arrasaban con las instalaciones de la fábrica.

Eliminar publicidad

Advertisement

The East India Company trade, c. 1800
Rutas comerciales de la Compañía Británica de las Indias Orientales, c. 1800
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Propietarios de plantaciones

Los propietarios de plantaciones de añil, muchos de los cuales tenían experiencia en la gestión de plantaciones en las Indias Occidentales, eran una de las pocas categorías de colonos que la Compañía de las Indias Orientales permitía en su territorio en la India. Esto se debió a que la tierra agrícola ya estaba densamente poblada, pero el comercio del añil era tan lucrativo que los inversores de añil se convirtieron en una excepción. Aun así, a diferencia de los sistemas de plantación en las Indias Occidentales, los propietarios de plantaciones de añil en la India controlada por la Compañía no podían ser dueños de la tierra. La mayoría de los propietarios de plantaciones de añil se limitaban a alquilar las tierras en las que se encontraban sus cultivos e instalaciones de producción. Después de 1837 y de la flexibilización de la normativa de la Compañía, algunos propietarios de plantaciones comenzaron a comprar o arrendar tierras.

Los propietarios de las plantaciones de añil eran muy peculiares, vivían en enormes bungalows y llevaban una vida relajada.

El propietario de la plantación permitía que campesinos locales cultivaran añil en parcelas de la tierra que él mismo alquilaba, conocidos en este caso como ryots. Estos pequeños cultivadores de añil, que supervisaban y proporcionaban la cosecha cuando llegaba la temporada de producción, no pagaban renta al propietario sino que recibían su inversión de capital para cultivar. A cambio de la inversión, el cultivador se comprometía a vender al propietario de la plantación una determinada cantidad de añil a un determinado precio en una fecha futura. Este sistema era particularmente propenso a los problemas de volatilidad del mercado mencionados anteriormente, y significaba que las relaciones no eran particularmente buenas entre los propietarios y los cultivadores; el historiador D. Gilmour describe estas "relaciones industriales" como "las peores de la India" (217).

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

En general, vivían en granjas aisladas y solo había unos 200 propietarios europeos de plantaciones en la India. Eran muy peculiares, vivían en enormes bungalows y llevaban una vida relajada cuando no era época de cosecha. Jugaban al polo, cazaban jabalíes, tenían elefantes y bebían con frecuencia a todas horas del día, excepto la siesta; de hecho, no era raro recorrer muchos kilómetros a caballo para llegar a algún otro plantador o a una zona urbana para asistir a una de las muchas fiestas que amenizaban la temporada de invierno. El magistrado visitante Gerald Ritchie ofrece el siguiente resumen de su carácter general "colonos rudos, atrevidos y prácticos... [eran] grandes héroes a sus propios ojos... [con] una nota desagradable de excesiva autoafirmación y chulería" (Gilmour, 215-16). La escritora de viajes Emma Roberts (1791-1840) ofreció una visión similar, señalando la "bárbara grandeza" (ibid, 221) en la que vivían estos propietarios lejos de casa.

Cake of Indigo Dye
Torta de tinta de añil
Shisha-Tom (CC BY-SA)

Causas de la Revuelta del añil

Los problemas de la industria del añil comenzaron a mediados del siglo XIX, cuando se produjo una crisis económica mundial que hizo que el precio cayera en picada. Para recuperar el dinero perdido en los contratos, los pequeños cultivadores de añil se vieron obligados a producir el material de tinta como siempre lo habían hecho, pero a un 30-50% del precio de mercado. Además, los intermediarios que cobraban los ingresos de los contratos en nombre de los propietarios a menudo pedían su propia tajada, lo que aumentaba aún más los costos financieros de los cultivadores. Los cultivadores que se resistían a los controles de precios sufrían intimidaciones, palizas e incluso el desalojo de la plantación. También hubo acusaciones de asesinato. Tampoco se permitía a los agricultores cultivar productos alimenticios más lucrativos, como el arroz, ya que estos solo eran valiosos a nivel local y no podían exportarse a Europa para obtener beneficios. A menudo no había recursos legales, ya que los propietarios de las plantaciones europeas sabían perfectamente que no estaban obligados por los tribunales locales y los magistrados coloniales rara vez iban más allá de imponer míseras multas y una advertencia de no maltratar a sus trabajadores en el futuro. Otro problema era que muchos de los propietarios de las plantaciones habían ganado tanto dinero que ya se habían retirado a Gran Bretaña, pero para mantener su fuente de ingresos habían contratado a administradores de fincas, normalmente elegidos específicamente por su actitud intolerante y su estilo de gestión duro e intimidatorio.

Eliminar publicidad

Advertisement

Al principio, los cultivadores de añil adoptaron un enfoque no violento: simplemente se negaron a cultivar más añil, a cumplir sus contratos o a firmar nuevos contratos con los propietarios. Como declaró un plantador, "prefería mendigar que sembrar añil" (Bhattacharya, 14). Otra estrategia consistía en dificultar la vida de los sirvientes indios de los propietarios de las plantaciones, asegurándose de que los aldeanos no les suministraran alimentos y servicios esenciales. Algunos propietarios respondieron demandando a los cultivadores por incumplimiento de contrato o enviando guardias armados para coaccionar a los cultivadores, pero esto solo solía terminar en enfrentamientos violentos que también incluían a mujeres. Las tensiones llegaron a tal punto que en abril de 1860 se produjo una explosión de violencia cuando los cultivadores se organizaron en grupos armados o pagaron a otros para que lucharan por ellos. Durante los disturbios, se destruyeron las cosechas de añil, se quemaron los edificios de las plantaciones y los propios propietarios de las plantaciones fueron atacados y los miembros de su personal asesinados. Los disturbios no estaban coordinados y dependían en gran medida de la opinión de los campesinos sobre los propietarios de las plantaciones. Por estas razones, en algunas zonas hubo poca violencia, mientras que en otras las cárceles estaban abarrotadas.

Los disturbios del añil se producían en torno a un sistema feudal roto y de explotación económica, pero la prensa antibritánica y las clases medias indias de Calcuta aprovecharon los sucesos como una oportunidad para resaltar el sentimiento antibritánico en la India en general. Esperaban que se produjera una escalada como la del Motín de los Cipayos de 1858, también en Bengala, cuando los soldados indios descontentos con la Compañía de las Indias Orientales se levantaron furiosos y luego se les unieron personas de todas las clases y algunos gobernantes de los estados principescos indios. Sin embargo, en realidad, los amotinados del añil luchaban por un solo tema y no se les unieron otros campesinos que cultivaban otras cosechas. Los alborotadores solo tenían un objetivo —los propietarios de las plantaciones— y no atacaron ni a los representantes ni a las instituciones del gobierno colonial británico.

Ruins of an Indigo Factory
Ruinas de una fábrica de añil
Pinakpani (CC BY-SA)

Reacción y apoyo

Las autoridades terminaron sofocando los disturbios y se creó una Comisión de Investigación del Añil para investigar los fallos de la industria. Los bengalíes no olvidaron. Dinabandhu Mitra (1830-1873), director de correos e inspector de ferrocarriles bengalí, escribió en 1860 una obra de teatro basada en el "Motín Azul", su Nil Darpan ("El espejo azul"). Esta obra tuvo un gran éxito y se considera una de las primeras y más importantes obras del teatro bengalí. La obra fue traducida al inglés por James Long, un misionero irlandés, pero Long fue encarcelado durante un mes, ya que las autoridades alegaron que había calumniado a los propietarios de las plantaciones de añil. En 1860 se aprobó la Ley del Añil, y ahora era ilegal que los propietarios de plantaciones británicas obligaran a los arrendatarios de sus tierras a cultivar añil. Por otra parte, en 1866, se elaboró una nueva ley relativa a los contratos para abarcar las negativas a cumplirlos, como se había visto en el caso de los arrendatarios de añil.

Eliminar publicidad

Advertisement

Apenas una década más tarde se produjeron más disturbios provocados por el añil, especialmente en el estado de Bihar, en el valle medio del Ganges. Los trabajadores del añil parecían destinados a no mejorar nunca sus condiciones de trabajo. Ya en 1917, el líder del movimiento independentista indio, Mahatma Gandhi (1869-1948), puso de relieve la situación de los trabajadores del añil y llevó a cabo una de sus campañas de satyagraha (desobediencia civil) no violenta en Champaran (Bihar) en respuesta a la difícil situación de los cultivadores de añil. La industria del añil ya estaba entonces en grave peligro. A finales del siglo XX, se había inventado en Alemania un tinte de añil sintético, cuya producción era mucho más barata, aunque menos brillante que el auténtico. Al final, los propietarios de las plantaciones de añil europeas y euroasiáticas se trasladaron a otros lugares para cultivar otros productos como el café, el té y el caucho, mientras que las antiguas plantas de procesamiento y las mansiones se abandonaron y fueron reclamadas por la selva.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Cuáles fueron las causas de la Revuelta del añil?

Las causas de la Revuelta del añil fueron que los propietarios de las plantaciones sobreexplotaron a los trabajadores del añil y les prohibieron cultivar otros productos.

¿Cuál fue el impacto de la Revuelta del añil?

El impacto de la Revuelta del añil fue un cambio en la ley para que se permitiera a los productores de añil realizar cultivos alternativos, y se creó una nueva ley para proteger los contratos.

Bibliografía

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es Traductora Pública de inglés a español, nacida y residente en Uruguay. Sus áreas de especialización como traductora son la sanidad, la educación, la historia y el derecho.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2022, noviembre 14). Revuelta del añil [Indigo Revolt]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21212/revuelta-del-anil/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Revuelta del añil." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación noviembre 14, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-21212/revuelta-del-anil/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Revuelta del añil." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 14 nov 2022. Web. 04 feb 2023.

Afiliación