Peregrinación de Gracia

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 11 mayo 2020
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Banner of the Holy Wounds (by Thomas Gun/Diego Sanguinetti, Public Domain)
Estandarte de las Santas Llagas
Thomas Gun/Diego Sanguinetti (Public Domain)

La Peregrinación de Gracia es el nombre colectivo de una serie de rebeliones en el norte de Inglaterra, primero en Lincolnshire y luego en Yorkshire y otros lugares, entre octubre y diciembre de 1536. Nobles, clérigos, monjes y plebeyos se unieron para oponerse tanto a la decisión de Enrique VIII de Inglaterra (quien reinó de 1509 a 1547) de separar la Iglesia de Inglaterra de Roma como a su política de cierre de monasterios y confiscación de sus propiedades, la Disolución de los Monasterios. Otros agravios eran el temor a nuevos impuestos y a la confiscación de los bienes de la Iglesia, así como la falta general de representación política en el norte de Inglaterra. La Peregrinación de Gracia, llamada así porque sus participantes se consideraban "peregrinos", no amenazó Londres, pero fue la mayor rebelión del periodo Tudor (1485-1603). Los 40.000 manifestantes fueron dispersados mediante la amenaza de la fuerza armada y falsas promesas de indultos y reformas pero, finalmente, muchos de los líderes, entre ellos el abogado Robert Aske y Lord Darcy, fueron ejecutados como traidores y Enrique continuó a buen ritmo con la Reforma en Inglaterra.

El "gran problema" de Enrique VIII

Enrique VIII tenía un problema. Quería divorciarse de su primera esposa, Catalina de Aragón, para poder casarse con la más joven y bella Ana Bolena (c. 1501-1536), que podría darle lo que tanto deseaba: un heredero varón. El problema, que el rey llamó su "gran problema", era que en la Iglesia católica no se permitía el divorcio. Tras mucha actividad diplomática, el Papa se negó a conceder a Enrique la anulación de su matrimonio. El rey, con la ayuda de su canciller Thomas Cromwell (c. 1485-1540), decidió entonces que se convertiría en jefe de su propia Iglesia en Inglaterra y así podría conceder su propio divorcio. En consecuencia, Thomas Cranmer, el arzobispo de Canterbury, anuló formalmente el primer matrimonio de Enrique en mayo de 1533, lo que significaba que Enrique se podía casar por segunda vez (lo que ya había hecho en secreto unos meses antes). Además, la hija de Enrique con Catalina, la princesa María (nacida en febrero de 1516), fue declarada ilegítima y desheredada. Enrique fue excomulgado por el Papa por sus acciones trascendentales, pero esto fue solo el comienzo.

Eliminar publicidad

Advertisement

El primer problema, la revuelta de Lincolnshire, comenzó en Louth en octubre de 1536, cuando una procesión ordinaria en la iglesia se convirtió en una marcha de protesta masiva.

El Acta de Supremacía del 28 de noviembre de 1534 hizo formalmente al rey inglés jefe de la Iglesia de Inglaterra, lo que significaba que Enrique, y todos los monarcas ingleses posteriores, solo tenían una autoridad superior: Dios mismo. La siguiente escena de este trascendental drama se produjo en 1536, cuando Enrique presentó al Parlamento un proyecto de ley para abolir todos los monasterios de su reino, la Disolución de los Monasterios. El proyecto de ley fue aprobado y los bienes de los monasterios comenzaron a ser redistribuidos a la Corona y a los partidarios de Enrique, los abades de Glastonbury, Colchester, Reading y Woburn fueron ahorcados, y así comenzó la Reforma inglesa que vería cómo el catolicismo daba paso al protestantismo en Inglaterra. Finalmente, Cromwell introdujo las Órdenes en agosto de 1536, un conjunto de recomendaciones sobre lo que exactamente el clero debería enseñar a sus congregaciones, como explicar mejor los diez mandamientos y los siete pecados capitales.

Henry VIII by Holbein
«Enrique VIII» de Hans Holbein el Joven
Hans Holbein (Public Domain)

Causas de la rebelión

Es probable que Enrique VIII estuviera muy satisfecho con su hábil forma de esquivar la autoridad papal, y muchos de sus nobles estaban igual de contentos con apropiarse de las tierras y riquezas de la Iglesia. Además, muchos plebeyos también estaban muy contentos de ver marcharse a aquellos sacerdotes y monjes rapaces y corruptos que habían asolado sus pueblos. Sin embargo, los monasterios, en particular, habían sido una parte integral de las comunidades locales durante siglos, dando limosna a los pobres, educación a los niños pequeños, proporcionando empleo y dando orientación espiritual. Por lo tanto, había mucha otra gente a la que no le gustaba que el rey cerrara algunos monasterios y sus planes de cerrar muchos más. Esto ocurría especialmente en el norte de Inglaterra, donde había una gran concentración de monasterios. El primero y más importante de los críticos del rey era el respetado ex canciller de Enrique, Sir Thomas More (1478-1535), que no estaba de acuerdo con el divorcio real ni con el Acta de Supremacía. Sir Thomas fue ejecutado por sus convicciones en julio de 1535, pero aún quedaban muchas personas con ideas afines, y estas fueron las fundadoras de la Peregrinación de la Gracia, la rebelión más seria en Inglaterra desde la infame Revuelta de los Campesinos de 1381.

Eliminar publicidad

Advertisement

El movimiento de protesta elaboró una lista de importantes demandas a su rey con la esperanza de revertir los preocupantes cambios en la vida parroquial tradicional. Los principales objetivos de la Peregrinación de Gracia eran los siguientes:

  • restaurar las relaciones entre el papado e Inglaterra;
  • restaurar los monasterios y evitar más cierres;
  • restaurar a la princesa María como heredera del rey;
  • eliminar a los plebeyos del círculo de ministros del Rey (especialmente a Cromwell);
  • eliminar a dos de los principales arquitectos de la Reforma: el arzobispo de Canterbury Cranmer y Hugh Latimer, obispo de Worcester;
  • derogar el Estatuto de Usos de 1536, un impuesto sobre las tierras heredadas; y
  • asegurar una mejor representación política de los condados del norte.

Los rebeldes, que se llamaban a sí mismos "peregrinos", no querían reemplazar a su rey, sino que lo consideraban mal guiado por consejeros corruptos, en su mayoría advenedizos sociales o ricos nobles del sur que solo querían saquear el norte de Inglaterra para su propio beneficio a corto plazo. Esta situación volátil se veía empeorada por el hecho de que las cosechas de 1535 y 1536 fueron pobres, por el aumento constante de las rentas y por la política de cercamiento de tierras, mediante la cual se tomaban tierras públicas de caza y pesca para uso privado de los ricos.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Thomas Cromwell by Hans Holbein the Younger
«Thomas Cromwell» por Hans Holbein el joven
Hans Holbein the Younger (Public Domain)

Revuelta de Lincoln y York

El primer problema, la revuelta de Lincolnshire, comenzó en Louth, Lincolnshire, en octubre de 1536, cuando una procesión ordinaria de la iglesia se convirtió en una marcha de protesta masiva. Los miembros de la base se unieron al movimiento después de que corrieran rumores persistentes por el norte de Inglaterra de que, tras el cierre de los monasterios, las iglesias parroquiales serían las siguientes en la lista de objetivos del rey. Se temía que el rey, como mínimo, saqueara las iglesias por sus objetos de valor, como las cruces de oro. Los comerciantes, por su parte, temían que las ferias locales celebradas para festejar los días de los santos fueran reprimidas. Incluso se rumoreaba que los bautismos, los matrimonios y los entierros recibirían un nuevo impuesto. Los comisionados del gobierno ya habían visitado el norte para evaluar lo que se podía confiscar y si se cumplían las Órdenes.

Los rebeldes empezaron por abrir algunos de los monasterios cerrados. Esto fue bien visto por muchos plebeyos que obtuvieron empleo y recibieron caridad. Enrique respondió enviando un ejército para hacer frente a los manifestantes en Lincoln, que se dispersaron el 18 de octubre. Sin embargo, la noticia de la protesta se difundió y se agravó en las ciudades de York y Pontefract, donde se tomó el castillo. Los manifestantes se reunieron bajo su estandarte, las "Cinco llagas de Cristo" y se autodenominaron "Peregrinación de Gracia por el bien común". Los integrantes prestaron el siguiente juramento de fidelidad a la causa:

Eliminar publicidad

Advertisement

Llevar ante vosotros la cruz de Cristo y la fe de vuestro corazón para la restitución de su iglesia y la supresión de las opiniones de los herejes. (Miller, 105-6)

El líder de este grupo era el abogado de Yorkshire Robert Aske (c. 1500-1537). Tanto York como Pontefract fueron tomadas, y Aske formó un consejo que creó la lista de demandas mencionadas anteriormente, conocidas en conjunto como los Artículos de Pontefract. Aske contaba con el apoyo de muchos de los miembros de la alta burguesía local, pero incluso logró persuadir a figuras como Lord Darcy (1467-1537) para que se unieran a la causa, y fue él quien cedió el castillo de Pontefract a los rebeldes. Darcy luego afirmó que había querido infiltrarse entre los manifestantes para servir mejor a los intereses del rey. Otras familias nobles que simpatizaron con la revuelta fueron los Nevilles, los Dacres y los Percys. Ver el fin de las nuevas leyes del Estatuto de los Usos, que gravaban las tierras heredadas, fue otro factor de motivación para la alta burguesía local. También hubo apoyo material de figuras como Eustace Chapuys (c. 1490-1556), embajador imperial en Inglaterra de Carlos V, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico (de 1519 a 1556). Ahora, con una cantidad cada vez mayor de manifestantes organizados eficazmente en cuerpos locales dirigidos por capitanes, en los que participaban tanto nobles como plebeyos, y con la propagación de las revueltas que ahora llegaban a Lancashire y Cumbria, todo el movimiento se había convertido en una especie de cruzada y en algo muy peligroso para Enrique VIII.

Ruins of Whitby Abbey
Ruinas de la Abadía de Whitby
Afshin Darian (CC BY)

Un acuerdo pacífico

El rey respondió enfáticamente enviando un segundo ejército al norte, esta vez compuesto por 8000 personas y dirigido por Thomas Howard, el duque de Norfolk. El duque, católico acérrimo y rival de Thomas Cromwell, fue una elección inteligente por parte de Enrique. Para estar absolutamente seguro de un resultado favorable, Enrique también envió una flota de diez barcos al norte de Inglaterra como respaldo. De manera crucial, los grandes condes norteños de Northumberland, Westmorland, Cumberland, Derby y Shrewsbury permanecieron leales al rey, aunque algunos hubieran dudado inicialmente.

Norfolk se reunió con los manifestantes mientras marchaban hacia Doncaster. El 6 de diciembre, receloso de la gran cantidad de rebeldes a los que se enfrentaba (quizás hasta 40.000, muchos de ellos armados), el duque ofreció una amnistía general y el establecimiento de un nuevo consejo ampliado del Norte con sede en York para representar mejor sus quejas. Hasta que este Parlamento estuviera en sesión, el cierre de los monasterios y la confiscación de sus riquezas debían quedar en suspenso. En una carta de Norfolk a Enrique queda claro que todo esto no era más que una táctica para sofocar la rebelión: "Le ruego que se tome a bien cualquier promesa que haga a los rebeldes, porque seguramente no cumpliré ninguna" (Miller, 105). Los manifestantes pensaron que habían ganado concesiones significativas, por lo que se retiraron y se dispersaron el 8 de diciembre, en lo que fue una sabia decisión. Luego se supo que el consejo había disuadido al rey de abstenerse de ejecutar a los líderes de inmediato.

Eliminar publicidad

Advertisement

El ajuste de cuentas

Enrique, quizás ahora más cauto, seguía decidido a continuar con sus reformas religiosas de manera implacable y, para evitar futuros disturbios, decidió que se acorralara y ahorcara al abad y los monjes de Sawley, ya que creía que habían sido ellos los que habían provocado el problema inicial. El rey recibió amablemente a Ask en la corte, pero Enrique, que seguía siendo un monarca medieval, estaba indignado en privado porque sus súbditos cuestionaran su política, fuera cual fuera.

Por desgracia, en enero de 1537 estalló otra rebelión, también en Yorkshire. Enrique, cada vez más receloso de la frecuencia de estos problemas, trató con brutalidad este tercer brote de descontento y decidió dar un escarmiento a los líderes de la Peregrinación de la Gracia, entre los que se encontraban Aske, Lord Darcy, los abades de Whalley, Kirkstead y Jervaux, el exabad de la Abadía de Fountain y varios miembros destacados de las familias Percy y Neville. En consecuencia, 178 fueron arrestados, sometidos a un simulacro de juicio y luego ejecutados en junio de 1537. La cabeza de Darcy se colocó en una pica en el puente de Londres, mientras que el cuerpo de Aske y varios otros rebeldes fueron colgados con cadenas de los muros del castillo de York como una fuerte advertencia para los demás. Mientras tanto, el Consejo Privado del Rey redujo los cercamientos ilegales de tierras y se reformó el Consejo del Norte, lo que no solo dio a los habitantes de los condados septentrionales una sensación de representación política más cercana, sino que también permitió a Enrique vigilar más de cerca esa parte de su reino para evitar otras rebeliones que pudieran perturbar su reinado.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2020, mayo 11). Peregrinación de Gracia [Pilgrimage of Grace]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18928/peregrinacion-de-gracia/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Peregrinación de Gracia." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 11, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18928/peregrinacion-de-gracia/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Peregrinación de Gracia." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 11 may 2020. Web. 29 nov 2022.

Afiliación