Eridu

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 20 julio 2010
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, árabe, francés, serbio
Representation of the Port of Eridu (by Таис Гило, Public Domain)
Representacion del puerto de Eridu
Таис Гило (Public Domain)

Eridu (la actual Abu Shahrein, en Irak) estaba considerada por los antiguos sumerios como la primera ciudad del mundo, y se cuenta entre las ruinas más antiguas de Mesopotamia. Fue fundada en torno al 5400 a.C. y se creía que había sido creada por los dioses y que era el hogar del gran dios Enki (también conocido como Ea por los acadios), que evolucionaría de ser un dios local del agua dulce hasta ser el dios de la sabiduría y la magia (entre otros atributos) y tomar su lugar junto con otras deidades como Anu, Enlil e Inanna como los más importantes del panteón mesopotámico.

La Lista Real Sumeria cita Eridu como "la ciudad de los primeros reyes", y afirma que "cuando la realeza descendió de los cielos, se encontró en Eridu". Las diferentes ciudades-estado de Mesopotamia consideraban a Eridu como una metrópolis de una "época dorada", de la misma manera que los escritores del Génesis de la Biblia crearon un "Jardín de Edén" como un paraíso mítico, muy probablemente basado en Eridu. La ciudad fue abandonada en torno al 600 a.C. probablemente por un uso excesivo de la tierra, y acabó en ruinas.

Eliminar publicidad

Advertisement

La primera ciudad

LA CIUDAD DE ERIDU TIENE UN LUGAR ESPECIAL EN LA MITOLOGIA SUMERIA, NO SOLO COMO LA PRIMERA CIUDAD SINO TAMBIÉN COMO EL HOGAR DE LOS DIOSES.

La ciudad de Eridu tiene un lugar especial en la mitología sumeria, no solo como la primera ciudad y el hogar de los dioses, sino también como el lugar al que viajó la diosa Inanna para recibir los dones de la civilización que luego ella compartió con la humanidad desde su hogar en la ciudad de Uruk. Entre los académicos modernos, Uruk y Eridu se disputan el honor de ser la ciudad más antigua de Mesopotamia, o incluso la más antigua del mundo.

Ciertamente, en la antigüedad creían que Eridu era la primera ciudad y la Lista Real Sumeria presenta reinados imposiblemente largos (algunos entre 28000 y 36000 años) para sus reyes, mientras que los escribas sumerios afirmaban que la realeza de la tierra descendió de los cielos y se estableció en Eridu. El estudioso Stephen Bertman escribe que:

Eliminar publicidad

Advertisement

La tradición hizo de ella la primera ciudad en tener un rey, antes de los días del mítico diluvio universal. La historia arqueológica de Eridu se puede seguir por lo menos hasta el sexto milenio a.C. Si la tradición de la antigüedad es cierta, es posible que Eridu fuera la primera ciudad de la tierra. (19)

Incluso si no lo es, ciertamente es de las más antiguas. Los antiguos mesopotámicos a menudo construían ciudades sobre las ruinas de asentamientos más antiguos (al igual que en otras culturas). Las excavaciones en Eridu han revelado una secuencia de construcción que se remonta al periodo El Obaid (en torno a 6500-3800 a.C.) y que continúa de ahí en adelante hasta llegar a su apogeo durante el periodo de Ur III (2047-1750 a.C.) bajo gobernantes como Ur-Nammu (que reinó de 2047-2030 a.C.) y Shulgi de Ur (que reinó de 2029-1982 a.C.). La estudiosa Gwendolyn Leick destaca que "Eridu nunca fue la sede de una dinastía. Tenía una importancia religiosa más que política, ya que era el santuario principal de Enki" (62). Enki, el dios de la sabiduría, aparece de manera destacada en muchos textos de Mesopotamia, en especial en el cuento del gran diluvio tal y como se cuenta en el Atrahasis y el Génesis de Eridu.

Enki y Eridu

Eridu era el hogar de Enki y el centro de su culto. Bertman hace un comentario sobre las ruinas del templo de Enki:

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Se ha encontrado el templo del dios y se puede ver que fue reconstruido a lo largo de miles de años. En la primera fase (que se remonta hasta en torno a 5500 a.C.) medía más o menos 3,6 por 4,5 metros (12 por 15 pies), estaba hecho de ladrillos de barro y tenía un podio o altar sencillo dedicado a los sacrificios, además de un nicho en el que poner la estatua del dios. A juzgar por los indicios encontrados en un nicho posterior, con huesos de pescado y cenizas esparcidos por el suelo en torno al altar, la comida favorita del dios era el pescado de agua dulce. La antigüedad del templo lo convierte en el más antiguo de la historia religiosa y arquitectónica de Mesopotamia. (20)

Enki estaba relacionado con el agua dulce, así como la propia Eridu ya que se encontraba en los pantanos meridionales del Éufrates, así que no es sorprendente que tanto Enki como Eridu aparecieran en las primeras historias del gran diluvio a partir de las cuales se desarrollarían la historia de Noé y el Arca. El Génesis de Eridu (compuesto en torno a 2300 a.C.) es la descripción más antigua del gran diluvio, anterior al libro bíblico del Génesis, y cuenta la historia de Utnapishtim (también conocido como Atrahasis o Ziusudra), un buen hombre que construye un gran barco por voluntad de los dioses y reúne en él "la semilla de la vida" por sugerencia de Enki. Enki fue instrumental en la creación de la humanidad y cuando Enlil, rey de los dioses, se cansó del ruido de los humanos y decidió destruirlos, fue Enki el que preservó la vida en la tierra al salvar a Utnapishtim y todos los animales del mundo.

El Génesis de Eridu puede que fuera el primer registro escrito de una larga tradición oral de la época de en torno a 2800 a.C. cuando la crecida del Éufrates reventó las orillas y causó una inundación en la región. Las excavaciones en Ur de Leonard Wooley en 1922 d.C. revelaron una capa de unos 2,5 metros (8 pies) de cieno y barro, consistente con el sedimento del Éufrates, que parece respaldar la idea de que hubo una inundación catastrófica en la zona en torno a 2800 a.C. Sin embargo, las notas de la excavación tomadas por el asistente de Wooley, Max Mallowan, muestran que fue un acontecimiento local, no global.

Eliminar publicidad

Advertisement

Una historia del protogénesis del Jardín se ha encontrado en Eridu en la que Tagtug el tejedor (o jardinero) es maldecido por Enki por comerse la fruta del árbol prohibido del jardín después de que le dijeran que no lo hiciera. Eridu también está asociada con la historia del gran sabio Adapa (hijo de Enki), que fue iniciado en el sentido de la vida y todo el entendimiento por el dios de la sabiduría, pero al final este lo engañó y le negó lo que más deseaba: el conocimiento de la vida sin muerte, vivir eternamente.

El deseo de la inmortalidad aparece mucho en la literatura de Mesopotamia, y en especial los escritos sumerios, y su epítome es la historia de Gilgamesh de Uruk. La unión de Uruk y Eridu es importante porque la importancia inicial de Eridu fue eclipsada más tarde por el ascenso de Uruk. Algunos expertos, como el historiador Samuel Noah Kramer y Paul Kriwaczek han visto la transferencia de poder y prestigio como el principio de la urbanización en Mesopotamia y un cambio importante del modelo rural de la vida agrícola a un modelo centrado en la urbe. La historia de Inanna y el dios de la sabiduría, en la que la diosa de Uruk le quita el meh sagrado (los dones de la civilización) a Enki, el dios de Eridu, se puede ver como una antigua historia que simboliza este cambio de paradigma de la cultura sumeria. El próspero centro comercial de Uruk sustituyó el centro rural de Eridu.

Map of Sumer and Elam
Mapa de Sumeria y Elam
Phirosiberia (CC BY-SA)

Eridu como Babel

Aun así, Eridu era un centro importante para el comercio y la religión y, en su apogeo, fue un gran "crisol" de culturas y diversidad, tal y como se hacen evidentes en varias formas de arte que se han encontrado en las ruinas. Bajo el reinado de Ur-Nammu y Shulgi, la ciudad prosperó. Bertman escribe:

Eliminar publicidad

Advertisement

Los ciudadanos de la antigua Eridu estaban orgullosos [con razón] de otra estructura [aparte del templo de Enki]: un imponente zigurat construido en torno a 2100 a.C. por Ur-Nammu, rey de Ur, y su hijo. Aunque la plataforma erosionada hoy en día se alza tan solo 9 metros, su base de ladrillos cocidos mide más de 46 por 61 metros (150 por 200 pies) y en algún tiempo aguantó una estructura mucho más imponente. (20)

El gran zigurat de Amar-Sin en el centro de la ciudad se ha asociado con la Torre de Babel de la Biblia del libro del Génesis y la propia ciudad con la ciudad bíblica de Babel. Esta asociación surge de descubrimientos arqueológicos que respaldan la afirmación de que el zigurat de Amar-Sin se parece más a la descripción de la torre bíblica que cualquier otra descripción del zigurat de Babilonia.

Más aún, la historia babilónica de Beroso (que vivió en torno a 200 a.C.), que fue una fuente importante para los historiadores griegos posteriores, parece referirse claramente a Eridu cuando escribe de "Babel" como "Babilonia". Su "Babilonia" está en los pantanos meridionales del Éufrates y su patrón es el dios de la sabiduría y el agua dulce. Esta asociación es una fuerte sugerencia de que Eridu es la Babel bíblica original, ya que la historia del gran zigurat de Amar-Sin probablemente se transmitió oralmente antes de que Beroso pusiera por escrito la historia de esta legendaria estructura.

Conclusión

Eridu fue abandonada intermitentemente a lo largo de los años por razones que siguen siendo desconocidas y, al final se terminó por abandonar por completo en algún momento en torno al 600 a.C. La causa más probable es el uso excesivo de la tierra. El estudioso Lewis Mumford, que ha estudiado el fenómeno de la ciudad tanto en la antigüedad como actualmente, indica que una ciudad entra en declive cuando "ya no tiene una relación simbiótica con la tierra circundante" (6). Sin duda este es el motivo por el que cayeron muchas, si no la mayoría de las grandes ciudades de Mesopotamia que no fueron destruidas por conquistas.

Eliminar publicidad

Advertisement

Como un centro religioso popular, Eridu sin duda atraía a mucha gente, como peregrinos y mercaderes, por no mencionar a los ciudadanos. Esto quiere decir que las exigencias sobre las regiones circundantes y sus recursos pudo haber sido bastante importante, y al final simplemente fue demasiado. Es posible, o incluso probable, que la ciudad se abandonara periódicamente para darle tiempo a la tierra a recuperarse. Sea cual fuere el motivo de su abandono final, hoy en día las ruinas de Eridu son en gran medida dunas de arena barridas por el viento. Queda muy poco que pueda recordar al visitante la poderosa ciudad fundada y amada por los dioses.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Tiene un profundo interés por la historia, especialmente la antigua Grecia y Egipto. Hoy en día escribe subtítulos para clases online y traduce textos sobre historia y filosofía entre otras cosas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark ha vivido en Grecia y Alemania; también ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2010, julio 20). Eridu [Eridu]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-129/eridu/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Eridu." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación julio 20, 2010. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-129/eridu/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Eridu." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 20 jul 2010. Web. 01 feb 2023.

Afiliación