Relación entre el vino y la poesía en los simposios de la antigua Grecia

Artículo

Elaine Sanderson
por , traducido por Luis Mario Caso González
Publicado el 13 noviembre 2015
Disponible en otros idiomas: inglés, italiano
X

En la antigua Grecia, el simposio se consideraba una parte importante de la cultura. En este lugar la élite bebía, festejaba y se entregaba a actividades a veces decadentes. Aunque tales prácticas estaban presentes en los simposios, la escritura y la declamación de poesía es quizás el elemento más interesante y estimulante de la antigua tradición simpótica.

Este ensayo tiene como objetivo investigar la interesante y variada relación entre el simposio y la poesía, abordándola en varios niveles diferentes: el primero explora la capacidad de la poesía para informar a su lector sobre el simposio y sus prácticas asociadas; el segundo explora las relaciones poéticas y las similitudes con otros componentes simpóticos esenciales, como el vino; el tercero cuestiona la capacidad de la poesía como fuente para establecer la naturaleza de tal relación.

Eliminar publicidad
Publicidad

Symposiast & Hetaira
Simposiasta y hetaira
Sebastià Giralt (CC BY-NC-SA)

Desde una perspectiva moderna, que el simposio fuera un contexto para la representación de la literatura implica inmediata e indiscutiblemente una conexión entre la poesía y el simposio. Esto plantea entonces preguntas sobre la naturaleza de dicha relación: ¿la poesía sencillamente cantaba sobre la actividad simpótica, abriendo el mundo exclusivo y esquivo de la antigua élite griega? ¿De qué manera era el ambiente del simposio particularmente adecuado para la interpretación de poesía? ¿Determinaba o influía de alguna manera este entorno en el tipo de poesía interpretada?

Jenófanes, un filósofo, teólogo, poeta y crítico griego, ofrece un espléndido relato de las costumbres simpóticas, donde destaca la disposición del cuenco para mezclar vino, la comida disponible y las oraciones y libaciones a las deidades antes de comenzar los procedimientos. De este modo, insinúa que el simposio tenía un fuerte carácter ritual. Además, aunque escribió casi un siglo antes, Alceo, un poeta lírico griego, escribió el verso "de las copas de Teia vuelan las gotas de vino", que indica que se jugaban suertes de beber. Es interesante observar las diferentes épocas en las que se escribió cada poema: la gran brecha cronológica entre los dos muestra que la tradición de representar eventos simpóticos en la poesía no sólo se mantuvo, sino que fue importante.

Eliminar publicidad
Publicidad
“Desprecia la tormenta, aviva el fuego, sazona, sin escatimarlo, el vino dulce como miel, y luego reclina tus sienes sobre un blando cojín.” ALCEO

Aunque en muchos casos, como se examinó anteriormente, la poesía simpótica aparentemente proporciona descripciones y representaciones de actividades y eventos durante el simposio, se ha argumentado que las imágenes de fiestas donde se bebía moderadamente no tienen por qué reflejar la realidad, sino que son más bien una guía sobre cómo beber "adecuadamente". Al considerar que el simposio era un centro para la transmisión de valores tradicionales, parece lógico que la poesía refleje no sólo los acontecimientos sino también los objetivos e intenciones del evento.

Por ejemplo, Anacreonte, que escribió en el siglo VI a.C., no slo proporciona datos sobre la proporción adecuada de la mezcla de agua y vino: “Venga ya, tráenos la copa, muchacho, que de un trago la apuro. Échale diez cazos de agua y cinco de vino, para que sin excesos otra vez celebre la fiesta de Baco”, pero también aconseja sobre la forma en que se debe consumir el vino: “Vamos, de nuevo, sin tanto estrépito y griterío ahora practiquemos el beber con vino, no al modo escita, sino brindando al compás de hermosos himnos”. Además, Alceo, un poeta de los siglos VII-VI a.C., advierte de los peligros del vino: “si el vino entorpece el ingenio, a menudo baja la cabeza y se culpa a sí mismo, lamentando lo que ha dicho, pero ya es demasiado tarde para retractarse.”

Eliminar publicidad
Publicidad

La aparición de estos temas rectores en la poesía escrita con casi 100 años de diferencia enfatiza su importancia e insinúa que esa relación entre el simposio y la poesía era fuerte y continua.

Estas tres instancias demuestran este papel poético y resaltan un intercambio mutuo entre el simposio y la poesía; si bien el simposio puede proporcionar el tema, la poesía puede proporcionar las limitaciones y la orientación para dicho tema. Esto demuestra que, aunque sólo sea después de una breve investigación, la relación entre la poesía y el simposio es más intrincada de lo que parece.

Se ha establecido que un aspecto clave de la relación entre el simposio y la poesía es la capacidad de la poesía para representar actividades simpóticas: los componentes “visibles” del simposio, por así decirlo. Sin embargo, la relación asume una nueva dimensión cuando se considera la representación de la atmósfera simpótica “invisible”, más que con imágenes y palabras, a través de la naturaleza misma de la poesía simpótica. El simposio como reunión exclusiva de las élites implica un ambiente íntimo y protegido para la recitación de poesía.

Eliminar publicidad
Publicidad

La cerámica que contiene representaciones de los simposios se enfoca en los eventos internos entre los participantes, y Jenófanes sugiere un diseño orientado hacia “el interior”, quien señala “el altar en el medio adornado con flores”, lo que da lugar a la idea de que el simposio era una reunión separada del mundo exterior. La repetición de estas imágenes en diferentes tipos de fuentes da fuerza y ​​credibilidad al argumento a favor de un simposio dirigido hacia “el interior”. A partir de aquí, se pueden establecer paralelos entre la poesía simpótica y el ámbito en el que ésta se representó y se escribió.

Scene from a Symposium
Escena de un simposio
James Lloyd (Copyright, fair use)

Como ejemplo de la noción de aislamiento simpótico, se ha sugerido que Teognis, un poeta lírico griego del siglo VI a.C., vio los temas de la poesía simpótica y el simposio como un refugio contra la corrupción de Mégara, que apoya la idea del entorno simpótico como algo a resguardo del mundo exterior. De manera similar, aunque un poco más alegre, Alceo muestra el simposio como un escape del mundo exterior, pero en este caso del clima: “Desprecia la tormenta, aviva el fuego, sazona, sin escatimarlo, el vino dulce como miel, y luego reclina tus sienes sobre un blando cojín.” Además, aunque la poesía simpótica más temprana puede haber sido contemporánea de la épica temprana, el contenido de los respectivos géneros varía ampliamente, ¿debido quizás en parte a los diferentes entornos de interpretación y audiencias de cada género?

Habiendo investigado los rasgos más directos de la relación entre el simposio y la poesía, ha llegado el momento de dirigir la atención a sus componentes más sutiles y esquivos. Posiblemente el hecho más interesante de esta relación cada vez más intrincada es que la poesía no sólo se encuentra asociada con el simposio en su conjunto, sino también vinculada de manera laberíntica a elementos clave dentro del simposio mismo, como el vino. Es decir, que las conexiones entre la poesía y el simposio representan relaciones dentro de una relación.

Eliminar publicidad
Publicidad

No hace falta decir que el vino era un componente clave del simposio. Lo curioso es la forma en que las características del vino y la poesía están estrechamente relacionadas y en algunos casos entrelazadas. Por un lado, casi se podría afirmar que la poesía es el elogio literario del vino, y que, en el contexto del antiguo simposio, la poesía se abordaba de una manera no muy alejada de la forma en que se veía el vino. Sin embargo, por otro lado, se podría afirmar que la poesía era la antítesis simpótica del vino, revelando una relación más complicada entre la poesía y el vino de lo que se había apreciado anteriormente.

Es evidente que muchas características del vino y la poesía están íntimamente ligadas en el simposio. Alceo señala que “el vino elimina las preocupaciones” y que “el vino es una ventana al hombre” , propiedades compartidas también con la poesía, especialmente dentro del contexto simpótico que tocaba temas particularmente placenteros, como se mencionó anteriormente. Aunque han comenzado a surgir paralelismos entre los efectos del vino y la poesía, esto no quiere decir que el vino y la poesía funcionen de la misma manera. También se pueden establecer paralelismos, estableciendo una relación, entre el vino y la composición poética. El historiador Whitmarsh afirma que los sólidos y los líquidos no son lo mismo que la comida y la bebida, que requieren ingenio y cultivo.

Está demostrado que el vino era en gran medida un producto cultivado y refinado, que había sido traído desde fuera al hogar, estableciendo muchos paralelismos con el dios Dioniso, un actor clave en el simposio. La escritura y el “cultivo” de la poesía por parte del autor parece reflejar fielmente el proceso de elaboración del vino. Además, la práctica ritual y controlada de mezclar agua con vino, mencionada anteriormente en el verso de Anacreonte, puede interpretarse como un reflejo del cuidadoso arte de engarzar palabras en una métrica repetida regularmente para luego cantarlas en una melodía repetitiva similar a la de la métrica. Por tanto, no es descabellado sugerir que la poesía podría, de hecho, hacerse pasar por el equivalente literario del vino.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Paestum Painting, Scene from a Symposium
Escena de simposio en una pintura de Paestum
Carole Raddato (CC BY-SA)

A pesar de la apariencia de una relación armoniosa y estrecha entre la poesía y el vino, se puede ver que, si bien la poesía puede hipotéticamente ofrecerse como el equivalente literario del vino en el contexto del simposio, puede actuar simultáneamente como una antítesis literaria del vino, casi como un antídoto simpótico. El hecho de que la poesía y el vino compartan capacidades similares, como se expresó anteriormente, plantea la cuestión de si la poesía podría interpretarse como un medio que proporciona todos los beneficios del vino, pero sin el riesgo de vergüenza social.

No se puede ni se debe negar la utilidad de la poesía antigua como fuente para estudiar el simposio. Sin embargo, es importante no dejar que esta utilidad se interponga en el camino al intentar establecer la relación entre el simposio y la poesía, ya que la perspectiva moderna de la relación podría nublar la relación antigua. Por un lado, como se ha mostrado anteriormente, la poesía tiene mucho que decirle al lector, tanto implícita como explícitamente sobre el simposio antiguo, lo que demuestra que es una buena fuente para establecer la relación entre el simposio y la poesía.

Sin embargo, por otro lado, el hecho de que se pueda ver una relación entre la poesía y el simposio sin una investigación muy profunda sobre el tema plantea la cuestión de si sería mejor considerar otras fuentes, como la cerámica, por ejemplo, para obtener una perspectiva más amplia y clara de la relación. Por último, es interesante preguntarse por qué la poesía se considera una fuente tan adecuada para establecer la relación entre el simposio y la poesía; ¿Es porque, al igual que el simposio, la poesía fue un elemento clave de la cultura griega que perduró a través del tiempo, por lo tanto, el erudito moderno está interesado en vincular los dos con el objetivo de descubrir su método de supervivencia?

La relación entre la poesía y el simposio era compleja, tanto más cuanto más se profundizaba en los elementos simpóticos individuales, encontrándose conexiones y similitudes más sutiles en cada nuevo acercamiento. Es casi seguro que también hubo cierto grado de intercambio mutuo entre los dos, en el que uno influía e inspiraba al otro y viceversa.

Destaca una cosa en particular; que las interpretaciones de la relación entre la poesía y el simposio continuarán cambiando y evolucionando con el tiempo, de la misma manera que se puede considerar que la poesía y el simposio se ayudaron mutuamente a desarrollarse en el mundo antiguo. El hecho de que todavía hoy pueda observarse una relación activa entre dos aspectos de la cultura griega antigua es muy emocionante.

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Luis Mario Caso González
Soy un joven graduado de inglés y ruso. Me encanta la historia, el arte y la filosofía. A través de la traducción puedo ayudar a acceder al conocimiento para entender mejor el mundo y tomar buenas decisiones.

Sobre el autor

Elaine Sanderson
Preparo mi doctorado en Historia Antigua por la Universidad de Liverpool sobre Lucano, la nigromancia y la guerra civil.

Cita este trabajo

Estilo APA

Sanderson, E. (2015, noviembre 13). Relación entre el vino y la poesía en los simposios de la antigua Grecia [The Relationship Between the Greek Symposium & Poetry]. (L. M. C. González, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-834/relacion-entre-el-vino-y-la-poesia-en-los-simposio/

Estilo Chicago

Sanderson, Elaine. "Relación entre el vino y la poesía en los simposios de la antigua Grecia." Traducido por Luis Mario Caso González. World History Encyclopedia. Última modificación noviembre 13, 2015. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-834/relacion-entre-el-vino-y-la-poesia-en-los-simposio/.

Estilo MLA

Sanderson, Elaine. "Relación entre el vino y la poesía en los simposios de la antigua Grecia." Traducido por Luis Mario Caso González. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 13 nov 2015. Web. 15 jun 2024.

Afiliación