James Armistead Lafayette

Costes de servidor Recaudación de fondos 2024

¡Ayuda a nuestra misión de proporcionar educación histórica gratuita al mundo! Haz un donativo y contribuye a cubrir nuestros costes de servidor en 2024. Con tu apoyo, millones de personas aprenderán historia de forma totalmente gratuita cada mes.
$2309 / $18000

Definición

Harrison W. Mark
por , traducido por Rosa Maria Barquin
Publicado el 09 febrero 2024
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
James Armistead Lafayette (by Unknown engraver, after John B. Martin, Public Domain)
James Armistead Lafayette
Unknown engraver, after John B. Martin (Public Domain)

James Armistead Lafayette (en torno a 1748-1832) fue un patriota afroamericano que sirvió como espía en el Ejército Continental en la guerra de Independencia de los Estados Unidos (1775-1783). Durante el asedio de Yorktown, se infiltró en el campamento británico para llevar información crucial a los americanos. Después de la guerra, fue liberado de la esclavitud con la ayuda del marqués de Lafayette, cuyo nombre adoptó.

Primeros años

James Armistead Lafayette nació en la esclavitud alrededor del año 1748 en el condado de New Kent, Virginia (algunas fuentes atribuyen su año de nacimiento a 1760). Nació en la propiedad del coronel John Armistead, y se convirtió en su esclavo; aunque escritores e historiadores posteriores se refirieron a él como James “Armistead”, él nunca adoptó el apellido de su amo durante su vida y, en cambio, simplemente se lo conoció como “James”. James fue criado junto al hijo del coronel Armistead, William, con la intención de que James finalmente sirviera a William de criado personal. Para este propósito, se le dio a James una educación básica y se le enseñó a leer y escribir, habilidades excepcionales para las personas esclavizadas en la América colonial. Cuando William Armistead cumplió la mayoría de edad, el coronel le regaló a James como sirviente; William heredó el resto de los esclavos de su padre y las tierras cuando el coronel murió en 1779.

Eliminar publicidad
Publicidad
DECENAS DE MILES DE AFROAMERICANOS TUVIERON QUE DECIDIR SI LOS PATRIOTAS O LOS TORIES (LEALISTAS) LES OFRECÍAN LA MEJOR OPORTUNIDAD DE SER LIBRES.

James probablemente se habría quedado como criado durante el resto de su vida, desapareciendo en la oscuridad histórica de la misma manera que la mayoría de los otros 450.000 individuos esclavizados que vivían en aquel momento en las Trece Colonias. No obstante, en 1779, el mismo año en que murió el coronel Armistead, ocurrió algo que cambió el curso de la vida de James para siempre: la guerra de Independencia llegó al sur. En ese momento, la guerra ya entraba en su cuarto año; los Estados Unidos de América habían declarado la independencia, se había luchado en las decisivas Batallas de Saratoga en Nueva York, el Ejército Continental se había reorganizado en Valley Forge, y el Reino de Francia había entrado en la guerra en el lado americano. Pero hasta entonces, la mayor parte de la lucha había tenido lugar en el norte, particularmente en Nueva York, Nueva Jersey, Massachusetts, y Pensilvania; los británicos se habían centrado en apoderarse de ciudades americanas clave como Filadelfia y la Ciudad de Nueva York, mientras simultáneamente aislaban a Nueva Inglaterra, que se creía el corazón de la rebelión americana.

No obstante, después del fracaso de varias campañas norteñas, los británicos centraron su atención en los estados sureños, que se rumoreaba estaban repletos de Lealistas que esperaban deseosos el regreso de la autoridad real. Los británicos ejecutaron su estrategia sureña, capturando Savannah y Georgia en diciembre de 1778 y sitiando Charleston, Carolina del sur, a comienzos de 1780. Con la llegada de los Casacas Rojas a sus costas, se forzó a los colonos sureños a elegir donde residían sus lealtades; esto incluyó a las decenas de miles de afroamericanos, como James, que tuvieron que decidir si los Patriotas o los Tories (Lealistas) les ofrecían la mejor oportunidad de ser libres.

Eliminar publicidad
Publicidad

Los Lealistas negros y los Patriotas negros

En noviembre de 1775, solo unos meses después de que comenzara la guerra, el gobernador monárquico de Virginia, lord Dunmore, emitió una declaración en la que prometía la libertad para cualquier hombre esclavizado que tomara las armas contra los Patriotas. Miles de hombres afroamericanos del sur viajaron a Norfolk, Virginia, para responder a la llamada de Dunmore y luchar para los británicos; muchos de estos exesclavos se organizaron en una unidad del ejército donde todos eran afroamericanos lealistas llamada Regimiento etíope de lord Dunmore. El regimiento parecía tentador ya que ofrecía libertad, aventura y una oportunidad de heroísmo a hombres que habían pasado todas sus vidas llevando a cabo trabajos forzosos en beneficio de sus propietarios blancos. Para hacer hincapié en este aspecto, en los uniformes del Regimiento etíope incluso se inscribieron las palabras “Libertad para los esclavos”. No obstante, antes de que el regimiento pudiera ver ninguna batalla importante, una gran cantidad de sus tropas fueron incapacitadas o murieron por un brote de viruela que devastó la unidad en el invierno de 1775-76. Aunque el Regimiento etíope se desmanteló en el verano de 1776, muchos Lealistas negros continuaron su ayuda al esfuerzo bélico británico con la esperanza de ganar su libertad; quizá el mejor ejemplo de ello fuera la Brigada negra, una milicia compuesta de afroamericanos Lealistas dirigida por un exesclavo llamado coronel Tye, que devastó la campiña controlada por los Patriotas del Condado de Monmouth, New Jersey, en 1780.

Smock Similar to the Uniforms of Dunmore's Ethiopian Regiment
Blusón similar a los uniformes del Regimiento etíope de Dunmore
Chitt66 (CC BY)

Aunque muchos afroamericanos lucharon por la causa Lealista, hubo muchos más que pelearon por Los Estados Unidos en ciernes. Los patriotas negros existían desde hacía tanto tiempo como el propio movimiento Patriota; de hecho, una de las primeras bajas de la Revolución americana fue un mestizo negro y nativo americano llamado Crispus Attucks, que fue una de las víctimas de la Masacre de Boston (5 de marzo 1770) y que después fue aclamado como mártir de la causa por la libertad americana. Cinco años más tarde, un esclavo llamado Prince Estabrook fue uno de los 77 milicianos Patriotas que se encaró con unos 700 regulares británicos en Lexington Green; Estabrook fue herido en la resultante pelea, conocida como las batallas de Lexington y Concord (19 de abril de 1775), pero se recuperó a tiempo de vigilar el cuartel general del Ejército Continental durante el asedio de Boston. Otro miliciano esclavizado, Salem Poor, se distinguió durante la batalla de Bunker Hill (17 de junio de 1775). Después de que la mayoría de los otros milicianos americanos ya habían huido del fortín en Breed´s Hill, Poor se quedó atrás para ayudar a evacuar a los heridos. Mientras los británicos asaltaban el fortín americano, Poor realizó el disparo que supuestamente mató al teniente coronel James Abercrombie, un oficial británico que dirigía la carga.

Eliminar publicidad
Publicidad

Por consiguiente, cuando la Guerra Revolucionaria llegó a Virginia, había miles de afroamericanos sirviendo con valor y distinción en ambos lados del conflicto, todos ellos con la creencia de que su lado era la mejor oportunidad de asegurarse la libertad. En 1781, James aún no había elegido un lado; no había atendido la llamada de lord Dunmore a los Lealistas negros, ni había ido a luchar en el Ejército Continental, que oficialmente había comenzado a reclutar soldados afroamericanos in 1778 ofreciendo a los hombres esclavizados la libertad a cambio del servicio militar. En cambio, se quedó como criado personal de William Armistead, que era un ferviente Patriota virginiano. Cuando James escuchó que el general francés Gilbert du Motier, marqués de La Fayette (más conocido en EE. UU. como Lafayette), buscaba reclutar afroamericanos concretamente para ayudar a la causa Patriota, James pidió permiso a su amo para servir en ella. William Armistead accedió con la condición de que James siguiera siendo su esclavo cuando terminara su servicio.

Espiando para los Patriotas

En ese momento de la guerra, el general Lafayette dirigía un destacamento de tropas americanas en busca del ejército británico dirigido por Benedict Arnold, que había sido una vez un general americano antes cambiarse de bando célebremente e irse con los británicos. George Washington había ordenado a Lafayette que capturara a Arnold y lo colgara por traidor. Para conseguirlo, Lafayette esperaba conseguir información sobre las intenciones y el número de tropas de Arnold; la mejor manera de hacerlo era utilizar afroamericanos como espías, con el pretexto de que eran esclavos que huían esperando unirse a los británicos para asegurarse su libertad, como seguía garantizando la Proclamación de Dunmore.

JAMES SE CONVIRTIÓ EN UN AGENTE DOBLE QUE SE MOVÍA DE UN LADO PARA OTRO ENTRE EL CAMPAMENTOS AMERICANO Y EL BRITÁNICO.

Cuando James se unió a Lafayette a comienzos de 1781 fue utilizado en este trabajo. Haciéndose pasar por un esclavo que huía, James se dirigió al campamento de Arnold en Portsmouth, Virginia, donde juró servicio a los británicos. James, que conocía el territorio de la zona bastante bien, fue capaz de ganarse la confianza de Arnold guiando a las tropas británicas a través de las tierras circundantes; Arnold, que pensó de la misma manera que Lafayette, también decidió utilizar a James como espía y lo envió de vuelta al campamento americano a reunir información. De esta manera James se convirtió en un agente doble que se movía de un lado para otro entre el campamento americano y el británico. Reunía información del campamento británico y lo llevaba a Lafayette, mientras a la vez daba información falsa a los oficiales de Arnold. Era un juego peligroso ya que James era un espía y no un soldado alistado, no estaba protegido por las reglas de guerra que gobernaban el destino de los soldados que se capturaban en batalla. Al igual que el famoso Nathan Hale antes que él, estaba sujeto a ser colgado si los británicos descubrían alguna vez que trabajaba en secreto para los americanos. No obstante, James demostró ser un espía bastante exitoso; Washington y Lafayette, utilizando la información que James les llevó, fueron capaces de evitar que 10.000 refuerzos británicos se unieran al ejército principal británico en Virginia, dirigido por Lord Charles Cornwallis.

Eliminar publicidad
Publicidad

Después de que Arnold abandonara Virginia y se dirigiera de vuelta al norte, James se quedó atrás y sirvió como un manifiesto mensajero para Lord Cornwallis. En esta tarea, pudo oír conversaciones entre oficiales británicos y leer cartas que el personal de Cornwallis le confiaba; debido a que era esclavo, pocos esperaban que James supiera leer o escribir, lo cual ayudó mucho a su eficacia como espía. Continuó proporcionando información al Ejército Continental sobre el cuartel general de Cornwallis durante el asedio de Yorktown (28 de septiembre a 19 de octubre de 1781), con su trabajo de espionaje ayudó a conducir a la victoria final americana en el asedio. Con la rendición del ejército de Lord Cornwallis en Yorktown, el último enfrentamiento importante de la guerra de Independencia había terminado; dos años más tarde se firmó el Tratado de París, que puso final a la guerra oficialmente. Las últimas tropas británicas evacuaron los Estados Unidos en noviembre de 1783 llevándose con ellos miles de refugiados Lealistas negros.

American War of Independence, 1775 - 1783
Guerra de Independencia estadounidense, 1775-1783
Simeon Netchev (CC BY-NC-ND)

Emancipación

Después de la guerra, el Congreso de los Estados Unidos liberó a aquellos hombres esclavizados que habían servido en el Ejército Continental. No obstante, esto no se le aplicó a James ya que él había servido como espía y nunca se había alistado como soldado. En cambio, James regresó donde su antiguo amo, William Armistead, para reanudar sus deberes como criado esclavizado. No obstante, ello no le impidió reclamar su libertad a la Asamblea de Virginia, ya que argumentó que él había proporcionado un servicio mayor a los Estados Unidos, y había arriesgado su vida al igual que hombres como Prince Estabrook y Salem Poor que lucharon en los campos de batalla de la Revolución y ganaron su libertad. Pero debido a que James no era soldado, su primera petición fue denegada.

En 1784, Lafayette supo que James seguía siendo esclavo; recordó los servicios que James había realizado para la causa americana y el marqués accedió a encontrarse con James en Richmond, Virginia. Allí, Lafayette proporcionó a James un testimonio escrito en el que elogiaba los servicios que James había prestado a la nueva república. El marqués dio fe de que James había realizado:

Eliminar publicidad
Publicidad

un servicio esencial para mí mientras tuve el honor de comandar en este estado [de Virginia]. Su información del campo enemigo se recogió laboriosamente y se entregó de la manera más fiel. Se desenvolvió perfectamente con algunos encargos importantes que yo le di, y me parece facultado para todas las recompensas que su situación pueda admitir. (Unger, 200).

Armado con el testimonio de Lafayette, James pidió de nuevo su libertad al gobierno de Virginia. Esta vez, su amo, William Armistead, que había ganado un escaño en la Cámara de congresistas de Virginia en 1786, lo ayudó. Las dos cámaras de legislatura de Virginia votaron para aceptar la petición de James, que fue firmada por el gobernador de Virginia el 9 de enero de 1787; finalmente James fue liberado y Armistead fue compensado financieramente por la pérdida de su esclavo. Al conseguir su libertad, James adoptó el apellido “Lafayette” para mostrar su gratitud al general francés.

Vida posterior

Después de ganar su libertad, James Lafayette se mudó a 15 km (9 millas) al sur del Condado de New Kent, donde compró 16 hectáreas (40 acres) de tierra y emprendió una granja. Se casó y formó una gran familia, aunque no recibió la pensión militar que el Congreso le debía hasta 1819, 27 años después del final de la guerra. Después de muchos años de pedir al Congreso el dinero que se le debía, finalmente le fue concedida una pensión anual de 40$, así como 60$ de pagos atrasados.

The Marquis de Lafayette with James Armistead Lafayette
El marqués de Lafayette con James Armistead Lafayette
Jean-Baptiste Le Paon (Public Domain)

En 1824, casi 50 años después del comienzo de la Guerra de Independencia, el presidente James Monroe invitó al anciano marqués de Lafayette a una gira por los Estados Unidos. El marqués, que no había estado en América hacía décadas, aceptó encantado, y visitó cada uno de los 24 estados, donde fue aclamado por multitudes de americanos extasiados que esperaban echar un vistazo a uno de los últimos héroes sobrevivientes de la Revolución. Cuando el marqués se encontraba visitando Yorktown, Virginia, escuchó a alguien gritando su nombre; al mirar entre la multitud, el marqués vio la cara familiar de James Lafayette, que reconoció de inmediato. Entonces, el marqués de Lafayette saltó de su caballo, corrió hacia la multitud, y abrazó al ex espía en medio del aplauso del gentío reunido de virginianos.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

James Lafayette murió en 1830 o 1832 cuando tenía alrededor de 80 años. Su larga vida fue realmente extraordinaria: nacido en la esclavitud, arriesgó su vida espiando para los americanos, y ayudó a alcanzar la victoria americana final en Yorktown. Después entró en otro tipo de batalla; una legal, en la que, con ayuda del marqués de Lafayette, ganó su libertad. Realmente, James Lafayette es un personaje a menudo pasado por alto que merece ser mencionado como una de las figuras destacadas de Guerra de Independencia.

Eliminar publicidad
Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Quién fue James Armistead Lafayette?

James Armistead Lafayette fue un afroamericano esclavizado que sirvió como espía para los Patriotas durante la Revolución americana. Su trabajo crucial de espionaje contribuyó a alcanzar la victoria Patriota en el asedio de Yorktown.

¿Cuál era la relación de James Armistead Lafayette con el marqués de Lafayette?

James Armistead Lafayette trabajó como espía para el marqués de Lafayette, proporcionando información al general francés de los campamentos británicos. En 1784, después de la Revolución, el marqués ayudó a asegurar la libertad de James de la esclavitud, lo que llevó a James a adoptar el apellido "Lafayette" como muestra de gratitud.

¿Por qué no se liberó a James Armistead Lafayette de la esclavitud después de la Revolución?

Mientras que los soldados negros esclavizados de la Revolución americana fueron liberados inmediatamente después de la guerra, no fue así para James Armistead Lafayette porque había servido como espía y no como soldado enlistado. Tuvo que luchar por su libertad, la cual alcanzó en 1787 con la ayuda del marqués de Lafayette.

Sobre el traductor

Rosa Maria Barquin
Debido a mi gran interés por aprender humanidades, soy traductora voluntaria para WHE, lo que me da la oportunidad de profundizar en las olas del tiempo.

Sobre el autor

Harrison W. Mark
Harrison Mark se graduó de la Universidad Estatal de Nueva York en Oswego, donde estudió historia y ciencias políticas.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, H. W. (2024, febrero 09). James Armistead Lafayette [James Armistead Lafayette]. (R. M. Barquin, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-22646/james-armistead-lafayette/

Estilo Chicago

Mark, Harrison W.. "James Armistead Lafayette." Traducido por Rosa Maria Barquin. World History Encyclopedia. Última modificación febrero 09, 2024. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-22646/james-armistead-lafayette/.

Estilo MLA

Mark, Harrison W.. "James Armistead Lafayette." Traducido por Rosa Maria Barquin. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 09 feb 2024. Web. 14 jul 2024.

Afiliación