Reino de Benín

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 02 abril 2019
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, portugués, malayo, francés
Benin Ivory Hip Pendant Mask (by The British Museum, Copyright)
Máscara colgante de marfil de Benín
The British Museum (Copyright)

El Reino de Benín, situado en los bosques del sur de África Occidental (la actual Nigeria) y formado por el pueblo Edo, floreció desde el siglo XIII hasta el XIX. La capital, también llamada Benín, era el centro de una red comercial controlada exclusivamente por el rey u oba y que incluía relaciones con comerciantes portugueses que buscaban oro y esclavos. Benín entró en decadencia durante el siglo XVIII, cuando el reino se vio asolado por las guerras civiles, y finalmente fue conquistado por los británicos en 1897. Hoy en día, el reino es quizás más conocido por sus impresionantes esculturas y placas de bronce, que a menudo representan a los gobernantes y su familia, y que están catalogadas entre las mejores obras de arte producidas en África.

Orígenes: la tradición de Nok e Ife

La región del sur de África Occidental conoció (o desarrolló por sí misma) la tecnología del trabajo del hierro al menos a partir del siglo IX. Al disponer de mejores herramientas para la agricultura, el rendimiento de las cosechas mejoró. Los pueblos del cinturón de bosques lluviosos y secos que atraviesa el sur de África Occidental hicieron claros para sus aldeas y cultivaron con éxito batatas, plátanos y granos de palma aceitera.

Eliminar publicidad

Advertisement

EL REINO PROSPERÓ GRACIAS AL COMERCIO REGIONAL CON BENÍN, QUE PARECÍA ACTUAR COMO INTERMEDIARIO ENTRE OTROS REINOS.

El Reino de Ife, situado en la actual Nigeria, al igual que el Reino de Benín, floreció entre los siglos XI y XV. El reino produjo muchos bronces fundidos de gran calidad, especialmente esculturas expresivas de cabezas humanas. Ife quizás estuvo influenciada por la anterior cultura de Nok (del siglo V a.C. al II d.C.) y por la de Igbo-Ukwu (en su apogeo en el siglo IX d.C.). En las tradiciones orales de Benín, fue el rey de Ife quien envió a un maestro artesano al sur de Benín a finales del siglo XIII para que difundiera sus habilidades escultóricas, lo que puede reflejar el movimiento histórico de los pueblos yoruba que trabajaban el hierro en el territorio de los Edo en Benín. La tradición Edo también afirma que fueron ellos los que invitaron al príncipe Oranmiyan de Ife a gobernarles y que fue su hijo, Eweka, quien se convirtió en el primer rey de Benín.

Como afirma el historiador del arte P. Garlake, "los mitos y tradiciones de la ciudad de Benín señalan a Ife como el origen de la realeza y la fundición de bronce" (139). Los puntos de similitud entre el arte de las dos culturas incluyen el uso de un leopardo en relación con la muerte y las serpientes, como las que entrelazan los frontones del palacio de Benín y un relieve de Ife. Sin embargo, la arqueología aún no ha establecido ninguna conexión firme entre estos estados que dominaron sucesivamente la parte sur de África occidental por encima de la bahía de Benín.

Eliminar publicidad

Advertisement

Map of Ancient & Medieval Sub-Saharan African States
Mapa de los estados de la África subsahariana antiguos y medievales
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Panorama histórico

El Reino de Benín estaba situado cerca de la costa meridional de África Occidental, en una región que hoy es el sur de Nigeria (el estado moderno de Benín se encuentra más allá de la costa, al oeste, y lleva el nombre de golfo de Benín). El territorio es una mezcla de selva tropical, bosque seco y manglares. Formado en el siglo XIII d.C. como un estado propiamente dicho, el Reino de Benín estaba habitado por el pueblo Edo, de lengua kwa, y cubría en su apogeo un área de unos 400 kilómetros de largo y 200 de ancho. El núcleo era un círculo alrededor de la capital, también llamada Benín, que se extendía unos 60 kilómetros en todas las direcciones y era gobernado directamente por el rey. A continuación había una franja exterior de territorio gobernada por príncipes reales y, por último, un tercer anillo de tribus que ofrecían tributo al rey de Benín, pero que no eran gobernadas directamente por él.

Brass Manilla Currency
Moneda de manilla de latón
The British Museum (Copyright)

El reino prosperó gracias al comercio regional y Benín parecía actuar como intermediario entre otros reinos, comerciando bienes que producían otros, como el algodón y las cuentas de piedras semipreciosas. Otros bienes que se intercambiaban entre los pueblos de África Occidental eran el pescado, la sal, el ñame y el ganado, por nombrar algunos. Tan arraigadas estaban estas relaciones comerciales que hay pruebas de que se utilizaban monedas autóctonas con forma de manillas (brazaletes pesados en forma de herradura), alambres y varillas, fabricados con metales como el cobre, el latón y el bronce. También hay pruebas de que las conchas de cauri (que llegaron a través de Persia y las Maldivas) se utilizaban como moneda en Benín antes del contacto directo con Europa, un hecho que apunta al comercio con los reinos de la sabana del norte de África, que las habrían adquirido a través de las rutas comerciales terrestres.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Benín comerciaba con los portugueses, que establecieron una presencia de 30 años en Ughoton desde 1487.

A partir de 1450, aproximadamente, los barcos portugueses navegaban por la costa atlántica de África y ofrecían una alternativa a las rutas de caravanas transaharianas y a las redes comerciales entre los reinos del interior de África. A partir de 1471, estos barcos accedieron a la bien llamada Costa de Oro, en el sur de África Occidental, en busca del oro que tanta riqueza había proporcionado al Imperio de Malí (1240-1645) y al Imperio songhai (c. 1460 - c. 1591). De repente, los pueblos del sur de África Occidental, que habían estado en el extremo de la cadena comercial que partía de Europa y pasaba por el norte de África, el Sáhara y la sabana de África Occidental, se encontraron ahora en el extremo opuesto de un comercio marítimo en auge, ya que los barcos desembarcaban directamente desde Europa. Benín no era un Estado costero, pero mantenía contactos a través del puerto de Ughoton, en el río Benín.

Tras la colonización portuguesa de Santo Tomé y Príncipe en el siglo XV, Benín comerciaba con los portugueses, que establecieron una presencia de 30 años en Ughoton desde 1487. Los europeos se interesaban por las cuentas, las telas de algodón, el marfil y los esclavos, que luego podían comerciar con otros pueblos de África Occidental a cambio de lo que más apreciaban: el oro y la pimienta (los dos únicos bienes demandados en Europa). Las tribus de África Occidental también buscaban las finas telas de algodón de la India, las cuentas de cristal y las conchas de cauri que los portugueses llevaban a África. Benín también debía tener una demanda insaciable de cobre y bronce con plomo, necesarios para fabricar el latón de sus famosas esculturas. El rey de Benín impuso un estricto control sobre el comercio de su reino, y creó un monopolio real. De hecho, el rey tenía claramente una fuerte posición de negociación con los europeos, ya que prohibió la venta de esclavos masculinos después de 1516 porque los necesitaba para su propio ejército.

Eliminar publicidad

Advertisement

Benin Brass Head
Cabeza de latón de Benín
The British Museum (Copyright)

En 1514, el rey de Benín inició las relaciones diplomáticas con el gobierno portugués enviando una embajada a Europa, aparentemente con el objetivo de negociar el envío de armas de fuego a su reino. Los portugueses no estaban dispuestos a armar a un enemigo potencial y, en cambio, enviaron a varios misioneros cristianos para intentar, como se había intentado en otros lugares de África, convertir al gobernante y, por tanto, a su pueblo, al cristianismo. El rey se mantuvo fiel a sus creencias tradicionales y, aunque se construyeron algunas iglesias y algunos africanos se convirtieron, el proyecto de propagar el cristianismo se abandonó en gran medida por lo que era: un endeble velo de decencia para ocultar la política portuguesa de despojar la tierra de todos los objetos de valor de la forma más rápida y barata posible. Tampoco se intentó instalar ningún tipo de aparato administrativo, una ambición que, en cualquier caso, se vio gravemente obstaculizada por las altas tasas de mortalidad de los europeos una vez que se encontraron con las enfermedades locales. Solo a partir del siglo XIX, los misioneros europeos comenzaron a atacar realmente las creencias indígenas en África Occidental.

El rey u oba

Los reyes de Benín tenían el título de oba y se consideraba que tenían un derecho divino a gobernar. El rey no solo controlaba todo el comercio con los extranjeros, sino que también poseía personalmente la gran mayoría de los bienes de alto valor del reino, como las pieles de leopardo, la pimienta, el coral y el marfil. En el arte de Benín se conmemora a muchos gobernantes. Las máscaras de marfil, que los gobernantes llevaban en las caderas, muestran a los reyes con coronas y collares de cabezas humanas, tal vez europeas, y representan el monopolio del oba sobre el comercio o su dominio sobre los extranjeros. Los reyes suelen figurar en las placas de bronce que adornaban el palacio de Benín, donde aparecen como líderes guerreros. Se les puede identificar por los símbolos de su rango, como las marcas de escarificación de manchas de leopardo y los collares de dientes de leopardo. El leopardo era un símbolo apropiado para el oba, ya que este animal era considerado el "rey de la maleza" y solo el rey podía matar uno, lo que solía hacerse en un sacrificio anual por su propio honor. Otros símbolos reales que se ven en las representaciones de los reyes de Benín son el casco con adornos de coral y los adornos de la máscara que llevan alrededor de la cintura, que son blancos, un color que simboliza tanto la pureza como el homólogo del rey en el gobierno, Olokun, el dios del mar y fuente de riqueza y fertilidad. Al igual que los dioses y los espíritus de los antepasados, tras su muerte, los reyes recibían ofrendas y sacrificios, incluso humanos.

Benin Warriors Plaque
Placa de los guerreros de Benín
Metropolitan Museum of Art, New York (Copyright)

Tal vez el mayor rey de Benín fue Ewuare el Grande (que reinó de 1440 a 1473), considerado no solo un gran guerrero sino también un poderoso mago. Se le atribuye la supervisión de un período de especial prosperidad y la expansión del reino hasta su mayor extensión, pero también se le imputa el asesinato de su hermano y el establecimiento del papel del oba como monarca absoluto. Ewuare creó el sistema de gobierno que persistiría durante el resto de la duración del Reino de Benín. El rey estaba asesorado por un grupo de jefes con título y hereditarios y otro grupo de jefes nombrados por el rey para gobernar ciudades específicas. Además, Ewuare creó la convención de que el hijo mayor del rey heredaría el trono de su padre. El oficial de la marina inglesa Thomas Windham visitó Benín en 1553, y su relato de la corte del rey de Benín es el siguiente:

Eliminar publicidad

Advertisement

...el rey se sentó en una enorme sala [con nobles] agachados (...) sobre sus nalgas con los codos sobre las rodillas y las manos ante la cara, sin levantar la vista hasta que el rey se los ordenara.

(citado en Fage, 517)

La ciudad de Benín

Benín, la capital del reino, está situada a unos 30 kilómetros de la costa y al oeste del río Níger. Las excavaciones en la ciudad han revelado que estuvo rodeada de altos muros de tierra, pero, al haber muchas lagunas, no se cree que tuvieran una finalidad defensiva. Es posible que las murallas sirvieran para delimitar los diferentes grupos de parientes dentro de la capital, todos ellos leales al rey, pero cada uno con sus propias tierras de cultivo periféricas. La ciudad habría estado dividida además en distritos para los artesanos que pertenecían a gremios.

El rey, su corte y el palacio eran el corazón político y espiritual del reino de Benín. El palacio tenía muchos patios y varias galerías con pilares de madera para sostener el techo. En estos pilares se encontraban las placas de bronce, consideradas uno de los puntos culminantes del arte de África Occidental de cualquier época.

Bronces de Benín y otras artes

Las esculturas producidas en Benín con latón (que a menudo se denominan "bronces") se han hecho conocidas a nivel mundial por su ejecución y arte. La producción se disparó a partir de finales del siglo XV con la llegada de los portugueses, que trajeron grandes cantidades de latón para el comercio. La técnica de la cera perdida se utilizó a partir de esta época (a diferencia de la herrería anterior al siglo XVI) para producir esculturas de todo tipo, pero una especialidad particular fueron las placas. Rectangulares y de unos 45 centímetros de altura, estas placas muestran figuras en alto relieve, muy a menudo de guerreros y gobernantes. Originalmente fijadas a los pilares de madera del palacio real de Benín, muchas de las placas conmemoran conflictos históricos, muestran escenas de la vida en la corte y rituales religiosos de Benín.

Eliminar publicidad

Advertisement

Además de las placas, los artistas de Benín producían esculturas de latón en tamaño natural de cabezas, así como figuras humanas y animales pequeñas pero de cuerpo entero, y campanas ceremoniales. El marfil era otro de los materiales preferidos por los artesanos de Benín, que lo tallaban en las máscaras de cadera mencionadas y también en cajas, peines y brazaletes extremadamente ornamentados e intrincados. Como ya se ha mencionado, se tallaban máscaras de marfil para llevarlas alrededor de la cintura de los reyes, y se conserva un magnífico par, uno de ellos en el Museo Británico de Londres y el otro en el Museo Metropolitano de Nueva York. Ambas máscaras podrían representar a Idia, la madre del rey Esigie, que gobernó en el siglo XVI.

Benin Brass Plaque
Placa de latón de Benín
The British Museum (Copyright)

También es probable que muchos escultores de Benín trabajaran con madera, pero este material no sobrevive mucho tiempo en África debido a los estragos del clima y los insectos. Los artistas de Benín tampoco se resistieron a realizar obras específicas para el mercado portugués, y tallaron objetos como saleros de marfil con jinetes europeos o fundieron soldados de latón con mosquetes, todo con un toque exclusivamente africano.

Decadencia e historia posterior

A finales del siglo XVI, además de los portugueses, otras naciones europeas se interesaron por el África Occidental, como los británicos, los franceses y los holandeses. Gran Bretaña, decidida a reducir el control de los reyes de Benín sobre el comercio, conquistó el reino en 1897, que ya estaba muy debilitado por una larga serie de disputas dinásticas y guerras civiles. Sin embargo, los reyes no fueron desplazados del todo y los descendientes de la dinastía real de Benín siguen ostentando el título de oba en la actualidad, ya que desempeñan una función consultiva para el gobierno de Nigeria. El nombre de Benín también perdura, ya que la colonia francesa de Dahomey lo recuperó cuando declaró su independencia en 1975 y se convirtió en la República de Benín.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2019, abril 02). Reino de Benín [Kingdom of Benin]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18066/reino-de-benin/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Reino de Benín." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación abril 02, 2019. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18066/reino-de-benin/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Reino de Benín." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 02 abr 2019. Web. 03 oct 2022.

Afiliación