Cómodo

Definición

Donald L. Wasson
por , traducido por Martin Guzman
Publicado el
X

Texto original en inglés: Commodus

Commodus As Hercules (by Mark Cartwright, CC BY-NC-SA)
Cómodo como Hércules
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Cómodo fue emperador romano desde el 180 al 192 EC. Con la muerte del emperador romano Marco Aurelio en marzo del 180 EC, el largo reinado de los cinco emperadores buenos llegó a su fin y con él también lo hizo la Pax Romana (la paz romana). Los emperadores que siguieron durante el próximo siglo serían testigos de una época de caos y decadencia. El primero de estos emperadores ineptos sería Cómodo, el hijo de Marco Aurelio quien, de acuerdo a la mayoría de historiadores, no solo era libertino y corrupto sino también megalómano, viéndose a sí mismo como la reencarnación del dios griego Hércules.

Vida Temprana

Lucio Aurelio Cómodo nació del rey filósofo y Faustina la Menor en Lanuvium, una ciudad a 32 km al sureste te Roma el 31 de agosto del 161 EC. Fue el décimo de catorce hijos y el único varón que sobrevivió, su gemelo Tito Aurelio Fulvo Antonio murió a la edad de cuatro años. Sería el primer emperador nacido mientras su padre era emperador y el último en heredar el trono, ya que los cinco emperadores anteriores (incluyendo a Marco Aurelio) habían obtenido el trono mediante adopción.

Eliminar publicidad

Advertisement

Cómodo como Emperador

No pasó mucho tiempo para que el futuro emperador se convirtiera en una decepción para su padre porque, a pesar de que disfrutaba de los beneficios de una educación de calidad, Cómodo no heredó nada de la ética laboral de su padre y encontraría tediosa la vida gubernamental; algunos creían que esto demostraba que era ilegítimo, debido a los supuestos amoríos de su madre. Después de servir junto a Marco Aurelio en batalla en la frontera norte en el 178 y 179 EC, Cómodo regresó a Roma en el 180 EC después de la muerte de su padre (solo tenía dieciocho años) y negoció un acuerdo de paz sorprendentemente favorable a Roma. Eventualmente, dejaría las riendas del poder en manos de otros mientras que él dedicaba su tiempo a los placeres mundanos. Uno de los primeros en asumir parte de la responsabilidad del emperador fue Saotero, cuya relación con Cómodo pronto provocaría la ira de los miembros del Senado y la casa imperial.

Eventualmente, Cómodo dejaría las riendas del poder en las manos de otros mientras que él dedicaba su tiempo a los placeres mundanos.

Aunque Cómodo consideró su reinado de doce años como una nueva "era dorada", su falta de preocupación por los asuntos políticos junto con su vida de ocio y extrema paranoia trajo consigo lo que otros considerarían como un reinado de terror. El historiador Dion Casio, quien lo llamó el reino del "hierro y óxido", escribió: "este hombre no era malvado por naturaleza sino, al contrario, tan inocente como cualquier hombre que haya existido. Sin embargo, su gran sencillez, junto con su cobardía, echaron de menos la mejor vida y luego se convirtieron en hábitos lujuriosos y crueles, que pronto se convirtieron en una segunda naturaleza". Debido a que confiaba en otros para gobernar en su lugar, quienes lo rodeaban se dieron cuenta que podía ser fácilmente manipulado, permitiendo que se desarrollaran varias conspiraciones contra su vida, una de las cuales fue iniciada por su hermana mayor Lucila y varios senadores en el 182 EC.

Eliminar publicidad

Advertisement

Lucila creía que ella y su esposo Lucio Vero habían sido pasados por alto por Marco Aurelio como posibles herederos al trono. El complot era bastante simple: Claudio Pompeyano Quinciano, su sobrino, esperaría hasta que el emperador entrara al Coliseo y luego lo apuñalaría; sin embargo, el asesinato fue estropeado cuando Quinciano levantó la daga y en lugar de apuñalar rápidamente a Cómodo gritó: "esto es lo que el Senado te ha enviado". Antes de que pudiera completar su oración, fue apresado por la Guardia Pretoriana. Este intento fallido contra su vida, junto con la reciente muerte del chambelán de confianza del emperador, Saotero, causó que Cómodo tomara una acción decisiva, aquellos implicados en el complot fueron ejecutados. Al contrario que algunos autores, Lucila no fue inmediatamente ejecutada; en cambio, fue exiliada y ejecutada posteriormente. Cómodo también tomó la oportunidad para ejecutar a Paterno, el comandante de la Guardia Pretoriana, quien había estado implicado tanto en el asesinato de Saotero como en el complot de Lucila.

Durante este traumático evento en la vida de Cómodo, Tigidio Perenio, quien había servido como comandante conjunto de la Guardia Pretoriana con Paterno, aprovechó la oportunidad y comenzó a acercarse al vulnerable emperador, asumiendo un considerable poder gubernamental, algo que le permitió a Cómodo perseguir otros intereses. Después de la conjura de su hermana, el emperador se negó a aparecer en público y toda la comunicación pasó por el nuevo chambelán. Perenio tomó seriamente su nuevo rol y demostró ser brutal y eficiente, eliminando a cualquier rival a su autoridad mientras se ganaba enemigos en el camino. A medida que amasó una gran riqueza y Cómodo se alejó más de las responsabilidades gubernamentales, empezó a creerse el verdadero emperador en lugar de Cómodo, llegando incluso a conspirar para acabar con el emperador y preparar a sus hijos para la sucesión. Herodiano, en su Historia del Imperio romano, escribió, "Perenio asumió el control personal total del imperio, impulsado por su insaciable avaricia, su desprecio por lo que tenía y su codicioso anhelo a lo que aún no era suyo". Desafortunadamente, se había hecho un enemigo, el antiguo esclavo y miembro de la casa imperial, Cleandro, quien lo llevaría a la ruina. En el 185 EC, a través de un grupo de 1,500 soldados regresando de Britania, Cleandro filtró información a Cómodo del plan de Perenio para derrocarlo y asumir el poder. La ejecución de Perenio (y la de sus hijos) fue ordenada inmediatamente.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Cleandro asumió el rol del nuevo chambelán del emperador y, al igual que con Perenio, Cómodo fue libre para regresar a su vida de placer, y así como con su predecesor, Cleandro eliminó a toda oposición. Todo estaba a la venta, asientos senatoriales así como gubernaturas y, por supuesto, parte del dinero se destinó a Cómodo. Sin embargo, como Perenio, Cleandro no duraría mucho tiempo. En el 190 EC, una escasez del suministro de cereales lo hundiría. El comisionado de cereales, Papirio Dionisio, cortó todo el grano a la población, culpando a Cleandro y su avaricia: supuestamente Cleandro compró todo el grano. La gente se enfureció y pocos días después, mientras estaban reunidos en el Circo Máximo, estalló un disturbio. La gente clamó por la cabeza de Cleandro y marcharon por las calles hasta la residencia del emperador en la villa de los Quintilios. Cómodo temió por su vida y cuando fracasaron los intentos de sofocar a la turba, Cómodo les dio lo que querían: la cabeza de Cleandro que se colocó en un poste y mostrada a través de las calles de Roma. Posteriormente, Cómodo se dio cuenta que tendría asumir el mismo las riendas del gobierno.

Roman Emperor Commodus, Palazzo Massimo
Emperador romano Cómodo, Palazzo Massimo
Carole Raddato (CC BY-SA)

Cómodo como Hércules

Un nuevo Cómodo surgió, uno que se veía a sí mismo como Hércules renacido, quien aparecía en público vistiendo una capa hecha con la piel de un león sobre su cabeza (en referencia al león de Nemea de los doce trabajos de Hércules). Incluso el Senado fue hecho a declararlo como un dios viviente. Herodiano escribió, "primero descartó su nombre y ordenó que no se le llamara Cómodo, hijo de Marco, sino Hércules, hijo de Zeus. Abandonando el modo de vestir romano e imperial, portó la piel de león y el garrote de Hércules. ... Erigió estatuas suyas por toda la ciudad..., porque deseaba que incluso sus estatuas provocarán miedo a él". Después, renombró los doce meses, y después de que un incendio en el 191 EC destruyera gran parte de la ciudad (incluyendo el Templo de la Paz y el Templo de Vesta), aprovechó la oportunidad para reconstruir Roma por completo. Debido a que se consideraba el nuevo fundador, renombró a Roma como Colonia Lucia Annia Commodiana. Para sorpresa de todos, incluso participó en luchas de gladiadores, luchando contra discapacitados y a una serie de bestias desde una plataforma elevada, que incluían un tigre, un elefante e incluso un hipopótamo.

Eliminar publicidad

Advertisement

Muerte

Cuando decidió luchar en la arena el día de Año Nuevo en el 193 EC para celebrar el renacimiento de la ciudad, su concubina Marcia (su esposa Brutia Crispina había sido exiliada y ejecutada en el 191 EC) así como su nuevo chambelán y el nuevo comandante de la Guardia Pretoriana (Quinto Emilio Leto) se dieron cuenta que había ido demasiado lejos. Después de no lograr disuadirlo de sus ridículos planes, se enfureció y amenazó con agregar sus nombres a una larga lista de personas que quería ejecutar. Más tarde, como de costumbre, Marcia le llevó a Cómodo una copa de vino antes de su baño; sin embargo, esta vez estaba mezclado con veneno. Cuando el veneno falló, el entrenador físico de Cómodo, Narciso (un luchador profesional) entró y lo estranguló hasta la muerte. Aunque muchos querían arrastrar su cuerpo por las calles de Roma, Pertinax (quien curiosamente sucedería a Cómodo) se apoderó del cuerpo, evitó su profanación y, finalmente, Cómodo fue enterrado en el Mausoleo de Adriano.

Bibliografía

  • Dio, Cassius. Roman History.
  • Herodian. History of the Roman Empire.
  • Hornblower, Simon ed. The Oxford Classical Dictionary. Oxford University Press, 1996
  • Scarre, Chris. Chronicles of the Roman Emperors. Thames and Hudson, 1995
Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Martin Guzman
Ingeniero en Tecnologías de la Información. Interesado, en temas históricos pero con preferencia a la historia militar. Busca compartir el interés de estos temas y hacerlo llegar a una mayor cantidad de personas.

Sobre el autor

Donald L. Wasson
Donald ha enseñado Historia Antigua, Medieval y de los Estados Unidos en el Lincoln College (Normal, Illinois) y siempre ha sido y será un estudiante de la historia, desde que aprendió sobre Alejandro Magno. Está ansioso por transmitir el conocimiento a sus alumnos.

Cita este trabajo

Estilo APA

Wasson, D. L. (2013, agosto 29). Cómodo [Commodus]. (M. Guzman, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-684/comodo/

Estilo Chicago

Wasson, Donald L.. "Cómodo." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. Última modificación agosto 29, 2013. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-684/comodo/.

Estilo MLA

Wasson, Donald L.. "Cómodo." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 29 ago 2013. Web. 27 oct 2021.