Las esposas de Jamestown

Artículo

Joshua J. Mark
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 11 marzo 2021
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés

Las esposas de Jamestown (también conocidas como las esposas del tabaco) eran mujeres jóvenes solteras que fueron llevadas de Inglaterra a la Colonia de Jamestown en Virginia, entre 1620 y 1624, para casarse con colonos ya establecidos allí. Ellas mismas tenían sus propios motivos para hacer la cruzada transatlántica, pero la Compañía Virginia de Londres era la que las alentaba.

La Compañía Virginia de Londres proveía los dotes de estas mujeres, la misma que había financiado la expedición mediante la cual se estableció Jamestown en 1607. Muchos de los hombres que habían viajado allí regresaban a casarse en Inglaterra una vez que reunían una cantidad de dinero suficiente, otros morían y otros incluso tenían esposas americanas nativas y se habían ido a vivir con sus tribus. En 1619, uno de los fundadores de la Compañía de Virginia, Sir Edwin Sandys (pronunciado Sands, 1561-1629), instauró el programa para enviar mujeres-esposas, con el objetivo de evitar que los hombres abandonaran la colonia y para generar mayor estabilidad, armonía y un sentido de comunidad. Así, se dio inicio al programa Esposas de Jamestown.

Eliminar publicidad

Advertisement

Jamestown Brides
Las esposas de Jamestown
John Clark Ridpath (Public Domain)

Para el programa, se recomendaban muchachas a través de cartas que llevaban consigo durante el viaje. Si bien se ha sostenido que la Compañía de Virginia «vendía» las mujeres a los colonizadores, esta afirmación ha sido desacreditada en más de una ocasión. La afirmación encuentra su argumento en la cantidad que la Compañía de Virginia cobraba a los hombres de la compañía: entre 120 y 150 libras de tabaco por una esposa (de aquí el epíteto: «esposas de tabaco»), pero esta suma era para cubrir costos del viaje y dotes otorgadas por la compañía. El tabaco no era un precio por la esposa; a los hombres que deseaban casarse pero no podían pagar el costo se les ofrecía la posibilidad de pagar lo que pudieran, cuando pudieran.

Hubo intentos de obtener beneficio económico del programa y raptar muchachas y enviarlas a Virginia en contra de su voluntad, y si bien es probable que esto ocurriera más veces de las que se sabía, los registros oficiales indican que estas personas fueron capturadas, procesadas y generalmente ejecutadas, y las mujeres eran liberadas. En 1623 el programa todavía se llevaba a cabo - aunque no se sabe con certeza cuántas mujeres arribaron ese año - y se dio por finalizado cuando el Rey James I de Inglaterra (reinado: 1603-1625) revocó el estatuto de la Compañía de Virginia y, en 1624, tomó el control directo de la colonia. La serie televisiva Jamestown (2017-2019), que tuvo críticas positivas por su fidelidad histórica, es un drama actual de las Esposas de Jamestown.

Eliminar publicidad

Advertisement

Los primeros años de Jamestown

Jamestown se estableció como inversión comercial de la Compañía Virginia de Londres en 1607. La colonia estuvo lejos de ser un éxito inmediato; los aproximadamente 100 hombres y muchachos que hicieron la expedición sabían poco y nada de agricultura, y además, los jefes habían decidido ubicar el establecimiento en un pantano. Sobrevivieron solo el primer año, gracias a la generosidad del Jefe Powhatan (también conocido como Wahunsenacah, c. 1547- c. 1618). El capitán John Smith (1580-1631) negoció la paz con la Confederación de Powhatan, que los colonizadores ponían en peligro con continuos abusos a los nativos, a quienes les robaban alimentos y tierras. La relación fue puesta más en jaque con la llegada de más colonos en 1608, traídos por Christopher Newport (1561-1617) uno de los fundadores que habían regresado a Inglaterra en busca de provisiones y solo volvió con más colonos que demandarían alimento y refugio.

LA PROPORCIÓN HOMBRES-MUJERES EN LA COLONIA ERA DE 7 A 1 APROXIMADAMENTE. LOS HOMBRES ABANDONABAN LA COLONIA PARA CASARSE CON AMERICANAS NATIVAS O REGRESABAN A INGLATERRA CON EL MISMO PROPÓSITO.

Una de las nuevas llegadas fue Anne Burras, criada de Thomas Forrest y Sra., quien se convertiría en la primera mujer inglesa en casarse en la colonia, esposa de John Laydon, uno de los colonizadores, a fines del otoño de 1608. Más mujeres vendrían con las idas y venidas de Newport a través del Atlántico, con las que se iba repoblando la colonia, pero con escasas provisiones.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

En octubre de 1609, el capitán John Smith resultó herido por un accidente de pólvora y regresó a Inglaterra para recibir tratamiento, pero incluso antes de su partida, las relaciones con las tribus Powhatan se habían crispado debido a las constantes demandas de los colonizadores y los reiterados robos de alimentos y tierras. Esta conducta hizo que, finalmente, el Jefe Powhatan estableciera límites a la interacción con los colonizadores y dispusiera, en 1609, que los colonizadores debían permanecer dentro de la fortificación de Jamestown; aquellos que fuesen encontrados en tierras de Powhatan serían ejecutados.

La orden de Powhatan contribuyó a lo que se conoce como La era del hambre en Jamestown durante el invierno de 1609-1610, en la que comían perros, caballos, insectos, cadáveres y, en una oportunidad, una mujer. Según John Smith, un colono no identificado...

Eliminar publicidad

Advertisement

Mató a su esposa, la pulverizó y comió parte de ella antes de que se supiera, por lo que fue ejecutado, como bien se lo merecía; ahora, si hubiera quedado mejor rostizada, hervida o asada, no lo sé, pero nunca había escuchado de un plato como esposa en polvo. (411)

En mayo de 1610, arribó el nuevo gobernador, Sir Thomas Gates (c. 1585-1622) que, al encontrarse con solamente 60 colonizadores vivos y con Jamestown casi en la ruina, dispuso que la colonia fuera abandonada. Tenía ya a los sobrevivientes a bordo y se dirigía río abajo cuando se encontró con otro barco, que traía al aristócrata Thomas West, Barón De La Warr (1577-1618), quien se le impuso y ordenó que Jamestown fuera restablecida. Occidente instauró nuevas políticas severas respecto de los Nativos Americanos y libró la Primera Guerra Powhatan (1610-1614) en la que murieron más de 400 colonizadores. La guerra no detuvo la llegada de más colonos ingleses, aunque la mayoría eran mujeres. Cecily Jordan Farrar, quien sería la matriarca de la conocida familia Farrar, llegó en 1610 siendo una niña de 10 años cuyo nombre figura en una lista de pasajeros junto a 20 mujeres.

Jamestown Settlement - English Homes
Establecimiento Jamestown - Hogares ingleses
Bill Barber (CC BY-NC)

No obstante, la proporción hombres-mujeres en la colonia seguía siendo de aproximadamente 7 a 1. Los hombres abandonaban la colonia para casarse con nativas americanas o regresaban a Inglaterra con el mismo propósito, y muchos más, por supuesto, morían en la guerra, por desnutrición o enfermedad. En 1611, llega Sir Thomas Dale y establece sus famosas leyes estrictas que prohibían el matrimonio con nativas, a pesar de que no parecieron detener la deserción de la población masculina.

Las esposas de Jamestown

John Rolfe (1585-1622), arribado con Gates, sembró con éxito el cultivo de tabaco que salvaría la colonia hacia 1614, auge económico que atrajo más colonizadores pero no la cantidad de mujeres suficiente. La Primera Guerra Powhatan vio su fin en 1614 con el casamiento de John Rolfe con Pocahontas (c. 1596-1617), hija del Jefe Powhatan, inaugurando una época de tranquilidad y prosperidad conocida como la Paz de Pocahontas (1614-1622). Durante este período, colonizadores y nativos intercambiaron mercancías e interactuaron casi sin conflicto, lo cual promovió una mayor estabilidad. No obstante, Jamestown seguía teniendo más aire de enclave militar que de emprendimiento comercial o establecimiento colonial. La Compañía Virginia se dio cuenta de que necesitaba una fuerza estabilizadora y la solución al problema fue el programa de las esposas de Jamestown.

Eliminar publicidad

Advertisement

Baptism of Pocahontas
Bautismo de Pocahontas
John Gadsby Chapman (Public Domain)

Sir Edwin Sandys, el entonces tesorero de la Compañía Virginia, coincidió en que la colonia necesitaba un gobierno directo, práctico y representativo que abordara los problemas rápidamente, y no que todo el tiempo se estuviera enviando noticia a Inglaterra. En 1619 dispuso que se estableciera la Cámara de los Burgueses y ese mismo año dio comienzo al programa de las esposas. La compañía no se había hecho las cosas fáciles hasta el momento; primero habían tratado de estabilizar Jamestown enviando niños sin hogar, “de 12 años en adelante” que serían sirvientes por deuda hasta la edad de 21 años (Neill, 161); luego propusieron solucionar el problema de sobrepoblación carcelario en Inglaterra y su propia necesidad de más colonizadores embarcando reclusos a Virginia. Ninguno de estos programas contribuyó a la estabilidad de la colonia.

Sandys hizo colocar folletos sobre el nuevo programa por todo Inglaterra y lo publicó en los periódicos. Los avisos hacían hincapié en la buena vida que esperaba a las mujeres en Virginia y la garantía de casarse con un hombre acaudalado. Los Registros de la Compañía Virginia dejan claro que las mujeres eran libres de elegir sus parejas y que no se las obligaría a casarse con alguien que no les agradara. Una carta al gobierno colonial, señala:

Hemos sido sumamente cuidadosos y diligentes en la selección y solo hemos admitido a aquellas que tuvieran testimonio de haber tenido una vida honrada y sean de buena familia, con cuyos nombres hemos enviado para la satisfacción de aquellos con quienes se esposen...Todo lo cual, conjuntamente con sus buenas habilidades y vuestra gracia y cuidado harán que, según esperamos, puedan esposarse con hombres diligentes y con medios suficientes para cubrir el precio; pero en caso de que alguna de ellas se entregara, de forma incauta o por afecto (libertad de matrimonio en la que no está en nuestro interés inmiscuirnos) a aquel que no fuera capaz de realizar el pago en el momento, es nuestro deseo que, tan pronto como sea posible, se obligue a aquel a pagar la cantidad de tabaco correspondiente y que esta deuda sea preferente por sobre todas las otras que quedaran pendientes. (Neill, 246-247)

En esta época, el tabaco cumplía el mismo propósito que la moneda oficial. El pago por el viaje, los alimentos y las modestas dotes de las mujeres era de 120 libras de tabaco en 1620 y de 150 hacia el 1622 (equivalentes a £5.000,00 actuales, aproximadamente). Se esperaba que el alto precio requerido para enviar una esposa de familia y buenos modales disuadiera a los hombres de escasos recursos de la idea de cortejar a alguna de las mujeres, asegurando, de ese modo, que las esposas tuvieran un futuro cómodo y estable.

Eliminar publicidad

Advertisement

Las mujeres

Las que eligieron participar en el programa lo vieron como una oportunidad de tener una nueva vida exenta de la rígida jerarquía social de Inglaterra. Las chicas de familias pobres tenían muy pocas esperanzas de tener una dote que les permitiera casarse bien, pero el programa les proveía una dote modesta y la promesa de un hombre acaudalado como esposo. Las jóvenes muchachas y mujeres que trabajaban todo el día como domésticas en casas de familias pudientes depositaban en el programa la esperanza de que un día podrían estar en su propia casa y quizás tener sus propios sirvientes. Hacia 1620 llegaron entre 90 y 100 mujeres, un barco –el Marmaduke– trajo 13, posiblemente otro trajera más en 1621 y un tercero, igual o mayor cantidad, en 1622. La académica Misha Ewen señala:

Las mujeres que llegaron en este período tenían motivos personales para viajar a Virginia. Confiaban en sus propias facultades para buscar oportunidades allí, como Abigail Downing, una viuda que viajó a la colonia en 1623. Pagaría el costo de su viaje para poder ser “libre de disponer de sí misma cuando llegara a Virginia” con la intención de casarse con un “hombre honrado”. No había sido engañada respecto de la situación en Jamestown y se comprometía a “dar su mejor esfuerzo y hacer todo lo necesario” para “ganarse el pan”. En Inglaterra, las oportunidades de casarse y tener una familia en casas independientes estaban ceñidas al clima económico y social. La población creció en forma acelerada hacia fines del siglo XVI y XVII, al tiempo que los salarios reales caían y dejaban a muchos desempleados y empobrecidos. Sin ganancias decentes, las parejas no podían permitirse establecerse. Las 13 mujeres de entre 16 y 28 años de edad que partieron hacia Virginia en el Marmaduke en 1621 estarían muy al tanto de esta realidad. (Musselwhite, et. al., 138)

Después de 1622, una vez llegadas a Jamestown, las mujeres eran alojadas en su propio pueblito conocido como Pueblo de las Criadas; antes de 1622, se presume que eran recibidas por miembros de la compañía o se les designaba alojamiento en el pueblo. Los registros oficiales del programa subrayan la buena suerte de las participantes y el futuro brillante que les aguardaba, sin embargo, según explica la académica Jennifer Potter:

A pesar de que los libros y registros dan cuenta de los nombres de las pasajeras a bordo, no pueden decirnos qué estaban pensando o qué expectativas tenían mientras aguardaban [el viaje al Nuevo Mundo]. (17)

Jamestown Colonists Choosing Brides
Colonos de Jamestown eligiendo esposas
Eunice C. Corbett and Anna Content (Public Domain)

El paquete de documentos que enviaba la Compañía Virginia al gobierno colonial incluía información sobre las habilidades, antecedentes, vínculos de parentesco y clase de las mujeres, y es probable que muchas se sintieran como caballos, terneros o perros de caza cuya raza sería inspeccionada antes de que se les admitiera y acogiera. Potter señala:

En la recopilación de documentos para potenciales esposos, la Compañía Virginia se esforzó por enumerar los logros de las mujeres. Para la mayoría de las chicas de clase alta, la procedencia era suficiente garantía de valor, mientras que las mujeres de menor estatus contaban con dos tipos de destrezas: por un lado, habilidades prácticas en tareas domésticas y, por otro, habilidades más finas de bordado y costura. (20)

Se les presentaba los potenciales esposos en reuniones financiadas por los hombres de la compañía y el cortejo estaba supervisado por las señoras de la comunidad. A pesar de que, según los registros oficiales, no se les engañaba respecto de la vida en Jamestown, los informes de los hombres que abandonaban la colonia dejaban en claro que la Colonia de Virginia mostraba la vida en el Nuevo Mundo mucho mejor de lo que era en realidad. La Paz de Pocahontas brindó cierta calma y prosperidad a Jamestown y a los establecimientos dependientes, y ciertamente, el cultivo rentable del tabaco trajo riquezas a muchos agricultores, pero la vida en Jamestown seguía siendo difícil en términos generales, y la paz no duró.

Conclusión

En 1617 muere Pocahontas, en su regreso de un viaje promocional por Inglaterra, pero Wahunsenacah mantuvo la paz hasta su propia muerte, c. 1618. Desde 1610, los colonizadores continuaron inmiscuyéndose en tierras nativas americanas, profanando lugares sagrados, robando maíz nativo y otros alimentos, usualmente también abusando de las tribus indígenas de la región. El 22 de marzo de 1622, el nuevo Jefe Powhatan, Opchanacanough (1554-1646) lanzó una ofensiva de un día conocida como la Masacre indígena de 1622 en la que murieron más de 300 colonos y que dio inicio a la Segunda Guerra Powhatan (1622-1626). Esta guerra se llevaría todavía más vidas y las hostilidades continuaron incluso luego de que fuera oficialmente dada por terminada.

La guerra no desalentó a las mujeres a participar en el programa y siguieron llegando en 1623 y principios de 1624. Muchas mujeres que habían sobrevivido a los ataques de los nativos morían por enfermedad o durante el parto, y mayor era el número de las que morían por desnutrición, abusos domésticos y accidentes. Apenas poco más de 30 mujeres de las 150 que participaron en el programa de las esposas de Jamestown llegaron a vivir su sexto año en la colonia. En 1624, el Rey James I disolvió la Compañía Virginia en respuesta a la Masacre indígena de 1622 y emitió un estatuto real que le permitiría tomar el control directo de la colonia.

James I puso fin al programa de las esposas, pero para ese entonces, ya se había cumplido el deseo de Sandy de una colonia de familias estable. Jamestown y los demás establecimientos de la Compañía Virginia siguieron afrontando grandes desafíos, pero ahora estaban poblados por familias enteras y no por hombres solteros. Otras mujeres, con y sin marido, llegaron luego, alentadas por el hecho de que las leyes de Virginia eran mucho menos estrictas que las de Inglaterra y les otorgaba más derechos.

Los registros de la época muestran que las mujeres podían negarse a recitar los votos matrimoniales tradicionales, podían firmar y rescindir contratos comerciales y acuerdos matrimoniales, y las viudas podían ser propietarias y administradoras del patrimonio de sus maridos. Las esposas de Jamestown que sobrevivieron a los primeros años en la colonia se convirtieron en mujeres respetadas de la Colonia de Virginia y, en muchos casos, cumplían el sueño de tener sus propios hogares y dirigir sus propias vidas.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark ha vivido en Grecia y Alemania; también ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2021, marzo 11). Las esposas de Jamestown [Jamestown Brides]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1708/las-esposas-de-jamestown/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Las esposas de Jamestown." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación marzo 11, 2021. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1708/las-esposas-de-jamestown/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Las esposas de Jamestown." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 11 mar 2021. Web. 14 ago 2022.

Afiliación