Guiza

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 02 septiembre 2009
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Sphinx and Khephren Pyramid (by carinemahy, Copyright)
La Esfinge y la pirámide de Kefrén
carinemahy (Copyright)

Guiza es una meseta al suroeste de El Cairo moderno que sirvió de necrópolis para la realeza del Antiguo Reino de Egipto. Es famosa por las pirámides de Keops (terminada hacia el 2560 a. e. c.), Kefrén (hacia el 2530 a. e. c.) y Micerino (hacia el 2510 a. e. c.) y la Gran Esfinge (construida hacia el 2500 a. e. c.), pero las recientes excavaciones en la meseta han revelado numerosos complejos de tumbas privadas y barrios de trabajadores.

La necrópolis original de Guiza se trazó con una precisión y habilidad asombrosas, pero una vez que se asoció con los grandes reyes de Egipto y sus pirámides, atrajo la atención de funcionarios menos prominentes y de menor rango. Estos funcionarios tenían suficiente dinero y prestigio para comprar sus parcelas de sepultura en Guiza, pero no tenían en cuenta la simetría de los esquemas originales y hacían cavar sus tumbas donde encontraban espacio disponible. Esto dio lugar a una serie de complejos de tumbas por todo Guiza, que no habrían sido autorizados por los reyes que construyeron las famosas pirámides que, a lo largo de la historia, han atraído a visitantes de todo el mundo.

Eliminar publicidad

Advertisement

Las pirámides de Keops, Kefrén y Micerino

Aunque la meseta de Guiza se asocia más con las pirámides de Keops, Kefrén y Micerino, el emplazamiento ya se utilizaba en la Primera Dinastía de Egipto, como demuestra la tumba del rey Djet, encontrada hacia el borde de la meseta. También se han encontrado pruebas de que al menos un rey de la Segunda Dinastía de Egipto (Nynecher) fue enterrado en Guiza. Además, las inscripciones relatan cómo el rey Keops tuvo que despejar muchas tumbas y complejos funerarios anteriores para construir la Gran Pirámide de Guiza. Se desconoce qué ocurrió con los cadáveres o el ajuar funerario de esas tumbas.

La Gran Pirámide de Keops es la última que queda de las antiguas Siete Maravillas del Mundo y tiene una altura de 481 pies (147 metros). La pirámide de Kefrén mide 144 metros y la de Micerino, 65 metros. La Gran Esfinge de Guiza se encuentra en el lado oriental de la meseta, aparte de las pirámides, pero se cree que en su época fue una parte importante del complejo de pirámides que cubría la zona. Los egiptólogos creen que la cabeza de la Esfinge es la del rey Kefrén, aunque otros sostienen que representa a Keops. Más adelante, la gran barcaza solar de Keops, que es el barco intacto más antiguo que existe, se encontró enterrada en una fosa cerca de la Gran Pirámide en 1954. El barco, que data del año 2500 a. e. c., mide 43 metros de largo y 5,9 metros de ancho. Cerca del complejo de pirámides hay una serie de estructuras más pequeñas conocidas como Pirámides de la Reina. No se sabe con certeza quién fue enterrado bajo estas pirámides, pero las pruebas sugieren que fueron las tumbas de Hetepheres I (la madre de Keops), Meretites (la esposa de Keops) y una reina posterior llamada Henutsen.

Eliminar publicidad

Advertisement

Las pirámides estaban recubiertas de piedra caliza pulida que reflejaba la luz del sol de forma brillante.

Las pirámides estaban recubiertas de piedra caliza pulida que, según los escritores antiguos, reflejaba la luz del sol de forma brillante. Con el paso de los años, la piedra caliza fue despojada para utilizarla en otros proyectos de construcción, sobre todo en las mezquitas de El Cairo. Sin embargo, de las tres pirámides principales, solo la de Micerino se ve hoy sin nada de su revestimiento original de piedra caliza; la pirámide de Kefrén conserva sus piedras de revestimiento en su vértice, mientras que la de Keops tiene un resto más pequeño en su base. Los lados de las tres pirámides de Guiza estaban orientados astronómicamente para ser precisos de norte a sur y de este a oeste dentro de una pequeña fracción de grado.

Otras tumbas

La disposición original de la necrópolis de Guiza parece haber sido muy precisa y bien ordenada, pero tras el final del Antiguo Reino, se excavaron otras tumbas sin tener en cuenta el modelo original. A veces se excavaron encima de las tumbas existentes, lo que convierte a la actual Guiza en una gran riqueza de material arqueológico. Las excavaciones recientes han descubierto tumbas de altos funcionarios, magistrados y supervisores de proyectos de construcción, así como monumentos en honor a los trabajadores egipcios que trabajaron en las pirámides y a otros que estuvieron empleados y vivieron en las inmediaciones.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

The Giza Pyramid Complex of Ancient Egypt, c. 2600-2500 BCE
El complejo de pirámides de Guiza del antiguo Egipto, c. 2600-2500 a. e. c.
Simeon Netchev (CC BY-NC-SA)

Debido en gran parte a los grabados y aguafuertes del siglo XIX y principios del XX (y a las tarjetas postales y calendarios de los tiempos modernos), mucha gente piensa que la meseta de Guiza y las pirámides se encuentran en un lugar remoto y desértico azotado por el viento, cuando en realidad se encuentra en el mismo borde de la expansión urbana de El Cairo en la actualidad. En su época también habría sido un centro de actividad diaria con muchos edificios, columnatas, terrazas y tiendas. La imagen de la meseta de Guiza en la actualidad es, por tanto, muy diferente de su aspecto durante la Cuarta Dinastía de Egipto, cuando se construyeron las pirámides. Había una aldea de trabajadores, que ha sido descubierta y excavada, a unos 1300 pies (400 metros) al sur de la Gran Esfinge, donde vivían los obreros que trabajaron en la pirámide de Micerino, y los que construyeron la pirámide de Keops fundaron una pequeña aldea (la aldea de Keops) en el lado más alejado del complejo.

Los constructores de las pirámides

No se ha descubierto ninguna evidencia de trabajadores esclavos hebreos en Guiza ni en ningún otro lugar de todo Egipto, en contra de la opinión popular y de las versiones cinematográficas de la historia egipcia basadas en el Libro del Éxodo bíblico. De hecho, está bien documentado que a los egipcios se los obligaba a realizar servicios comunitarios para el faraón mediante la construcción de monumentos, parques públicos y tumbas. La evolución de la muñeca Shabti (figuras a semejanza de un individuo que se enterraban con los muertos) surgió de esta política de exigir a los egipcios que renuncien a una parte de su año para trabajar en proyectos de construcción pública.

Eliminar publicidad

Advertisement

La única forma de eludir este servicio era que otro ocupara su lugar. Se pensaba que, puesto que la otra vida era un espejo de Egipto, el gran dios Osiris requeriría el mismo servicio de las almas en la otra vida. La muñeca Shabti, bendecida con encantamientos y ritos funerarios, cobraría vida en el otro mundo y trabajaría para Osiris en lugar del alma del difunto. Las tumbas y las sepulturas de todo Egipto se reconocen fácilmente como pertenecientes a ciudadanos más ricos o más pobres en función de la cantidad de muñecas Shabti que se encuentran en ellas; cuantas más muñecas, más rica era la persona y más placentera se suponía que era su vida después de la muerte. La tradición de los esclavos hebreos que trabajaban en condiciones de esclavitud en Egipto no está respaldada por ningún otro documento antiguo que no sea el Libro del Éxodo, mientras que la práctica de los trabajadores egipcios calificados que construyeron las pirámides de Guiza, y los demás monumentos de todo el país, está bien documentada en los registros antiguos y en las pruebas arqueológicas.

Great Pyramid of Giza, Reconstructed
Gran Pirámide de Guiza, reconstruida
NeoMam Studios (CC BY-SA)

Estos trabajadores estaban bien alimentados y atendidos. Se calcula que los trabajadores consumían a diario hasta 4000 libras de carne de ganado vacuno, ovino y caprino, y tenían acceso a los mejores cuidados médicos. Estas afirmaciones se ven corroboradas por la cantidad de huesos de animales encontrados en el yacimiento (más de 25.000 huesos de oveja y 8000 de vacuno, entre otros animales) y por las tumbas de los trabajadores cuyos esqueletos muestran huesos remendados por expertos. Estos trabajadores también parecen haber tenido cuidados dentales y se cree, basándose en los esqueletos encontrados en otros lugares, que los trabajadores de las pirámides disfrutaban de una calidad de vida superior a la que tendrían en los pueblos de los que procedían.

Abandono y descubrimiento

Durante el Primer Período Intermedio (c. 2181-2040 a. e. c.), Guiza fue abandonada y cayó en la decadencia durante el Reino Medio (c. 2040-1782 a. e. c.). Las tumbas, incluidas las pirámides, fueron asaltadas y robadas, y los reyes del Reino Medio derribaron templos, rompieron calzadas y retiraron estatuas para utilizarlas en sus propios proyectos de construcción. Los faraones del Reino Nuevo (1570-1069 a. e. c.) invirtieron esta política y se dedicaron a los esfuerzos de conservación.

Eliminar publicidad

Advertisement

Ramsés II (1279-1213 a. e. c.) se interesó especialmente por Guiza e hizo construir allí un pequeño templo frente a la Esfinge. Sin embargo, fue el cuarto hijo de Ramsés, Khaemwesset, el que más trabajó para preservar el sitio. Khaemwesset nunca gobernó Egipto, pero fue un príncipe heredero cuyos esfuerzos por restaurar los monumentos del pasado están bien documentados. De hecho, hoy se lo considera el "primer egiptólogo" del mundo por su labor de restauración, conservación y registro de los monumentos antiguos. Khaemwesset devolvió la vida a la meseta de Guiza, que siguió siendo utilizada como necrópolis por las siguientes dinastías, cada vez con menor frecuencia, hasta que Egipto fue tomado por el Imperio Romano en el año 30 a. e. c.

La meseta de Guiza estuvo más o menos abandonada (salvo por los turistas, los que desmantelaban las estructuras para sus propios usos y los saqueadores de tumbas) hasta la campaña egipcia de Napoleón de 1798-1801. Napoleón llevó consigo un equipo de científicos, artistas e ingenieros que se dedicaron a investigar y registrar datos sobre los monumentos de Guiza y otros en todo Egipto. El trabajo de Napoleón atrajo a otros a Egipto y arqueólogos, aventureros, empresarios y eruditos comenzaron a viajar a Egipto para investigar estos monumentos por sí mismos.

Entre los más famosos se encuentra Sir William Matthew Flinders Petrie (1853-1942), cuyo trabajo sigue considerándose la contribución más importante a la egiptología y que dio a conocer la Gran Pirámide al mundo. Gracias a la labor de personas como Flinders Petrie, los trabajos de conservación, restauración y arqueología han continuado casi sin interrupción desde el siglo XIX hasta la actualidad. La meseta de Guiza es una de las atracciones turísticas más populares del mundo y sigue atrayendo a visitantes de todo el mundo a diario.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark ha vivido en Grecia y Alemania; también ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2009, septiembre 02). Guiza [Giza]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-92/guiza/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Guiza." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 02, 2009. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-92/guiza/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Guiza." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 02 sep 2009. Web. 08 dic 2022.

Afiliación