Neandertal

Definición

Emma Groeneveld
por , traducido por Emiliano S. Grill
Publicado el 21 octubre 2016
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
X
Neanderthal Man (by Tim Evanson, CC BY-SA)
Hombre de Neandertal
Tim Evanson (CC BY-SA)

Los neandertales son un grupo extinto de humanos que aparecieron en la Eurasia occidental a mediados del Pleistoceno medio y compartieron escenario con los primeros humanos modernos que llegaron a Europa hace unos 45.000 años, antes de desaparecer del registro fósil hace unos 40.000 años. Los neandertales fueron un grupo de gran éxito, ya que se adaptaron bien al clima impredecible de una región en la que las capas de hielo que avanzaban y retrocedían eran comunes. Su constitución baja y fornida los hacía robustos y poderosos, mientras que sus grandes cerebros les permitían cazar incluso las criaturas más grandes de la Edad de Hielo, como mamuts o rinocerontes lanudos.

Nosotros, los humanos modernos, estamos vinculados a los neandertales de muchas maneras. Compartimos un antepasado común en África, entre hace 550.000 y 750.000 años, y coexistimos en Europa durante algún tiempo. Allí, ambos debieron de competir por los recursos, pero también se sabe que se cruzaron entre sí, lo que provocó que los neandertales tuvieran un impacto genético en nosotros que aún hoy es visible en nuestro ADN. Otra especie humana, los llamados «denisovanos», está más estrechamente ligada a los neandertales que nosotros, los humanos modernos: los dos son grupos hermanos que divergieron de un antepasado común hace más de 390.000 años, quizá entre 430.000 y 473.000 años, una separación posterior a la de los humanos modernos. Hasta ahora solo se conocen los denisovanos de la cueva de Denísova, en el macizo de Altái (Siberia), donde también se han hallado restos de neandertales. El descubrimiento más sorprendente y un ejemplo muy directo de que los neandertales también se cruzaron con los denisovanos se produjo en 2012, cuando se encontró un fragmento de hueso largo con una antigüedad datada de entre 80.000 y 120.000 años que pertenecía a una mujer de madre neandertal y padre denisovano.

Eliminar publicidad
Advertisement

Descubrimiento

Cuando se desenterraron los primeros fósiles de neandertal a principios del siglo XIX (el niño de Engis en 1830 y el adulto de Forbes Quarry en 1848), no se reconocieron inmediatamente como un tipo de humano arcaico. En su lugar, la peculiar anatomía de los esqueletos, que difería claramente de la de los humanos modernos, se explicó como resultado de enfermedades como el raquitismo. Sin embargo, tras el descubrimiento de un esqueleto en el valle de Neander (Alemania) en 1856, las investigaciones posteriores se vieron influidas por la publicación de El origen de las especies de Darwin en 1859, y la pelota empezó a rodar. En 1864, los misteriosos esqueletos ya pertenecían a la especie Homo neanderthalensis.

Los neandertales «clásicos», con todos los rasgos que se les atribuyen, no aparecieron hasta hace unos 70.000 años.

¿Cuándo y dónde vivieron?

Debido a las dificultades que el proceso evolutivo añade a la clasificación de las especies, no existe una fecha clara para la aparición inicial de los neandertales. Más bien, reconocemos que los primeros rasgos neandertales aparecieron entre hace 600.000 y 400.000 años, con una expresión progresivamente más fuerte de su morfología a lo largo del tiempo. Entre hace 200.000 y 100.000 años sus rasgos son claros y reconocibles, aunque los que vemos como neandertales «clásicos», con el conjunto completo de rasgos asociados a ellos, no aparecieron hasta hace unos 70.000 años.

Eliminar publicidad
Advertisement

Los neandertales comparten un antepasado común con los humanos modernos en África, entre hace 550.000 y 750.000 años. Suele identificarse a este ancestro como Homo heidelbergensis, aunque un estudio de 2016 sugiere una fecha de divergencia para los neandertales tan lejana en el tiempo que los descarta, y en su lugar propone al Homo antecessor como el mejor candidato. Fuera quien fuese, un grupo de la especie de este ancestro común migró a Europa, donde evolucionó no solo hacia los neandertales, sino también hacia su grupo hermano, los denisovanos, divergiendo estas dos ramas hace más de 390.000 años, quizá entre 430.000 y 473.000 años. El grupo ancestro común que permaneció en África evolucionó hasta el homo sapiens.

Geographical Range of Neanderthals
Rango geográfico de los neandertales
Ryulong (CC BY-SA)

Los neandertales estaban muy extendidos: se han encontrado ejemplares desde España y el Mediterráneo hasta el norte de Europa y Rusia, así como por todo Oriente Próximo, y tan al este como Uzbekistán y Siberia.

Eliminar publicidad
Advertisement

Morfología neandertal

Teniendo en cuenta que los neandertales evolucionaron a partir de su predecesor en la Eurasia occidental de la Edad de Hielo y vivieron allí durante tanto tiempo, necesitaban estar bien adaptados al clima, a menudo frío. De estatura baja y fornidos, con una media de 169 cm para los hombres y 160 cm para las mujeres, y con una caja torácica ancha y profunda, estos humanos tenían una constitución diferente a la de los humanos modernos, más altos y larguiruchos. Se distinguían aún más por sus cejas gruesas, sus rostros grandes con narices apropiadamente grandes y la falta de mentón.

Por lo demás, los neandertales comparten con los humanos modernos toda una serie de rasgos: entre ellos un cerebro más grande (sus encéfalos eran incluso más grandes que los nuestros) y una cara menos prominente que la de muchos humanos arcaicos anteriores. Estos rasgos hacen que los cráneos neandertales sean notablemente diferentes de los nuestros. En cuanto al color del pelo y de la piel, es probable que los neandertales tuvieran una gran variabilidad, sin duda mayor que la de los humanos modernos que llegaron. El ADN de dos especímenes de Italia y España sugiere piel pálida y pelo pelirrojo, mientras que la piel más oscura y el pelo castaño o pelirrojo están indicados en tres individuos de Vindija, Croacia.

Neanderthal Adult Male Skeleton
Esqueleto de hombre neandertal adulto
Tim Evanson (CC BY-SA)

Los registros fósiles también revelan que los neandertales eran aguerridos: llevaban una vida dura y peligrosa. Casi todos los esqueletos adultos bien conservados muestran algún signo de traumatismo, normalmente alrededor de la cabeza o la región del cuello, quizá relacionado con estrategias de caza en las que tenían que acercarse a grandes animales de presa. El hecho de que la mayoría de estas lesiones estuvieran curadas o parcialmente cicatrizadas significa que los individuos en cuestión recibían cuidados por parte de su grupo y se recuperaban de sus heridas para cazar otro día. Sin embargo, no todos tuvieron esa suerte; en promedio, la esperanza de vida de los neandertales adultos era muy baja, debido claramente a la naturaleza físicamente estresante y peligrosa de sus vidas.

Eliminar publicidad
Advertisement

Estilo de vida

Tanto la poderosa complexión como la cantidad de traumatismos observados en los neandertales indican que eran cazadores activos, y lo que sabemos sobre la alta dependencia de la carne en su dieta se relaciona con la cantidad de energía que la caza habría requerido. Comían sobre todo carne de herbívoros, de mamíferos como el bisonte, el ganado salvaje, el reno, el ciervo, la cabra salvaje y el jabalí. Curiosamente, los mayores herbívoros de la Edad de Hielo, los mamuts y los rinocerontes lanudos, representaban una gran parte de la dieta neandertal. No habría sido nada fácil abatir a estos animales, ni siquiera para un grupo coordinado de cazadores hábiles, como habrían sido los neandertales. Aparte de la carne, su dieta también incluía un fuerte componente vegetal, probablemente legumbres y hierbas, semillas y frutas. Además, está claro que los neandertales cocinaban sus alimentos y quizá incluso conocían los usos medicinales de las plantas.

En cuanto a las herramientas que utilizaban los neandertales, se los asocia normalmente (aunque no únicamente) con la tecnología lítica musteriense. Las lascas de sílex se convertían en raspadores laterales, puntas retocadas y pequeñas hachas de mano, hechas generalmente con materiales disponibles localmente. Se conocen muy pocas herramientas de hueso, pero lo más probable es que también se utilizaran herramientas de madera. Desde hace al menos 200.000 años los neandertales tenían la capacidad de controlar el fuego: sabemos que lo utilizaban como herramienta para producir brea de corteza de abedul, aunque es probable que ya lo utilizaran mucho antes, ya que el uso controlado del fuego apareció en toda Europa a partir de hace 400.000 años.

Neanderthal Tools - Levallois Point
Herramientas de neandertales: punta de Levallois
Didier Descouens (CC BY-SA)

Poco dados a construir sus propias estructuras (aunque se conocen excepciones), sus fuegos habrían iluminado predominantemente cuevas u otros refugios naturales, en los que las zonas habitables que se han encontrado son relativamente pequeñas y un poco caóticas, sin mostrar un foco claro de actividad. Sin embargo, los sitios para fogatas están bien definidos y probablemente desempeñaban un papel central no solo en lo relacionado a la cocina o para calentarse, sino también para fabricar herramientas.

Eliminar publicidad
Advertisement

Tradicionalmente, a los neandertales se les consideraba cognitivamente inferiores a los humanos modernos, con una cultura menos sofisticada y una falta de pensamiento simbólico que habría dado ventaja a nuestros antepasados. Sin embargo, esta imagen ha quedado invalidada: los neandertales eran claramente un grupo complejo. Además de la caza coordinada (para la que se necesita una comunicación eficaz), el cuidado de sus heridos, el uso avanzado del fuego y la fabricación de herramientas, se sabe que los neandertales enterraban intencionalmente a sus muertos. Además, los anillos de estalagmitas construidos por los neandertales en la cueva de Bruniquel (Francia), datados hace 176.500 años, muestran planificación, control del medio subterráneo y, tal vez, un uso simbólico. También perforaron y colorearon conchas marinas y, sorprendentemente, parece que utilizaron ocre rojo en un yacimiento de Maastricht-Belvedère hace unos impresionantes 200.000-250.000 años, equiparándose al intervalo de tiempo documentado para el uso del ocre en África. No eran simples brutos, y su desaparición no puede explicarse por una supuesta gran diferencia de inteligencia entre nuestras especies.

Desaparición

Hace unos 55.000 años, la principal oleada de humanos modernos que había abandonado África se encontró con los neandertales en Oriente Próximo y Oriente Medio, donde se cruzaron. Hay que decir que no era la primera vez que ambas especies se encontraban: también hay indicios de intercambio genético entre ellas hace unos 100.000 años, posiblemente en Oriente Próximo. Sin embargo, el acontecimiento de hace unos 55.000 años dejó la mayor huella genética en nuestra especie, y desde Oriente Próximo los humanos modernos se extendieron por Eurasia, llegando a Europa hace unos 45.000 años como fecha más temprana. Llegaron en cantidades mucho mayores, tanto en tamaño de grupo como en densidad de población global, que los actuales neandertales, que de repente se enfrentaron a la competencia por los recursos. Poco después (en una escala de tiempo prehistórica), hace unos 40.000 años, los neandertales desaparecieron del registro fósil.

Shanidar Cave, Kurdistan, Iraq
Cueva de Shanidar, Kurdistán, Irak
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Además de la competencia, otro factor que puede haber influido en la desaparición de los neandertales es el clima, mucho más inestable en aquella época de lo que se creía. Esto puede haber afectado a su población, que ya era mucho menor que la de los humanos modernos invasores, haciéndola vulnerable a su impacto.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Además, el mestizaje con los neandertales ayudó a los humanos modernos a adaptarse al clima más frío de Europa, ya que sus genes influyeron en el color de nuestra piel y nuestro pelo. Debido a que nuestros antepasados se mezclaron con los neandertales tras abandonar África, en total, los humanos no africanos poseen de media alrededor de un ~2% de ADN neandertal. Sin embargo, los dos grupos estaban claramente en el borde de la incompatibilidad biológica, ya que la investigación ha demostrado que el mestizaje dio lugar a una disminución de la fertilidad, así como a abortos involuntarios cuando los bebés varones poseían un cromosoma Y neandertal. Esto habría disminuido la contribución genética neandertal total. Si combinamos este hecho con la gran diferencia de tamaño de las poblaciones de ambos grupos, podemos deducir que el mestizaje desempeñó un papel importante en la desaparición de los neandertales, que quizá fueron parcialmente «absorbidos» por nuestra población. Al final, la desaparición de los neandertales debió de deberse a una combinación de muchos factores, como la gran competencia, la dureza del entorno y cierto grado de mestizaje. Sin embargo, solo estamos empezando a descubrir los detalles exactos de la influencia genética que ejercieron sobre nosotros, por lo que aún no hemos acabado con ellos.

Eliminar publicidad
Publicidad

Bibliografía

  • B. Vernot, J. M. Akey. "Resurrecting Surviving Neandertal Lineages from Modern Human Genomes." Science, Vol. 343, Issue 6174, 28 Feb 2014, pp. 1017-1021.
  • C. N. Simonti, B. Vernot e.a. "The phenotypic legacy of admixture between modern humans and Neandertals." Science, Vol. 351, Issue 6274, 12 feb 2016, pp. 737-741.
  • Henke, W. & Ian Tattersall. Handbook of Paleoanthropology. Vol III. Springer, 2015
  • J. Jaubert, S. Verheyden e.a. "Early Neanderthal constructions deep in Bruniquel Cave in southwestern France." Nature, 534, 2 June 2016, pp. 111–114.
  • J. Zilhão e.a. "Symbolic use of marine shells and mineral pigments by Iberian Neandertals." PNAS, Vol. 107 no. 3, 19 Jan 2010, pp. 1023–1028.
  • M. Meyer e.a. "Nuclear DNA sequences from the Middle Pleistocene Sima de los Huesos hominins." Nature, 531, 24 March 2016, pp. 504–507.
  • O. M. Pearson, R. M. Cordero, A. M. Busby. "How different were Neanderthals' habitual activities? A comparative analysis with diverse groups of recent humans." Vertebrate Paleobiology and Paleoanthropology, edited by Jean-Jacques Hublin, Katerina Harvati, Terry Harrison (ed). Springer Netherlands, 2006, 135-156.
  • P. J. Heyes e.a. "Selection and Use of Manganese Dioxide by Neanderthals." Nature, Scientific Reports 6, 29 February 2016, pp. Article number.
  • Paola Villa, Wil Roebroeks. "Neandertal Demise: An Archaeological Analysis of the Modern Human Superiority Complex." PLOS one, 9 (4), April 30, 2014.
  • R. E. Green e.a. "A Draft Sequence of the Neandertal Genome." Science, Vol. 328, Issue 5979, 7 May 2010, pp. 710-722.
  • S. Sankararaman e.a. "The genomic landscape of Neanderthal ancestry in present-day humans." Nature, Vol. 507, 20 March 2014, pp. 354-357.
  • W. Rendu e.a. "Evidence supporting an intentional Neandertal burial at La Chapelle-aux-Saints." PNAS, Vol. 111 no. 1, 7 Jan 2014, pp. 81–86.
  • Wil Roebroeks e.a. "Use of red ochre by early Neandertals." PNAS, Vol. 109 No. 6, 7 Feb 2012, pp. 1889–1894.
  • Kuhlwilm, M e.a. "Ancient gene flow from early modern humans into Eastern Neanderthals." Nature, Vol 530 (25 feb 2016), pp. 429-433.
  • Slon, V. e.a. "Neandertal and Denisovan DNA from Pleistocene sediments." Science, 356 (12 May 2017), pp. 605-608.
  • Slon, V. e.a. "The genome of the offspring of a Neanderthal mother and a Denisovan father." Nature, Vol 561 (6 September 2018), pp. 113-116.

Sobre el traductor

Emiliano S. Grill
Nacido y criado en Uruguay, Emiliano es un traductor, subtitulador y aficionado a la historia. Le apasionan los idiomas, la lectura y la escritura.

Sobre el autor

Emma Groeneveld
Emma estudió Historia e Historia de la Antigüedad. Durante su maestría, se centró en Heródoto, así como en la jugosa política de las cortes antiguas, pero más recientemente ha estado inmersa en todo lo relacionado a la prehistoria.

Cita este trabajo

Estilo APA

Groeneveld, E. (2016, octubre 21). Neandertal [Neanderthal]. (E. S. Grill, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15351/neandertal/

Estilo Chicago

Groeneveld, Emma. "Neandertal." Traducido por Emiliano S. Grill. World History Encyclopedia. Última modificación octubre 21, 2016. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15351/neandertal/.

Estilo MLA

Groeneveld, Emma. "Neandertal." Traducido por Emiliano S. Grill. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 21 oct 2016. Web. 23 may 2024.

Afiliación