Leyendas de las Piedras de Rollright, Oxfordshire

Artículo

Brian Haughton
por , traducido por Gilda Macedo
Publicado el 11 mayo 2016
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés

Las Piedras de Rollright es el nombre colectivo de un grupo de enigmáticos monumentos prehistóricos situados junto a una antigua senda conocida como la Vía Jurásica, en la frontera entre los condados ingleses de Oxfordshire y Warwickshire. El nombre "Rollright" deriva de Hrolla-landriht, "la tierra de Hrolla". El complejo de monumentos consta de tres elementos principales: los "Hombres del Rey", un círculo de unas setenta piedras que probablemente se remonta a unos 2500 años a. C.; la "Piedra del Rey", un monolito solitario y erosionado que data de 1792 a. C.; y los "Caballeros susurrantes", los restos de la cámara funeraria de un dolmen de pórtico del neolítico medio y tardío, que se calcula que data de entre 3800 y 3000 a. C. También hay otros dos monumentos, ambos casi completamente destruidos, un mojón redondo (un túmulo semiesférico construido principalmente con piedras) y un túmulo redondo con zanjas (un túmulo semiesférico).

En los alrededores de Oxford hay grandes piedras que parecen dispuestas como en alguna conexión por la mano del hombre. Se desconoce quiénes las dispusieron, en qué momento, para qué conmemoración o con qué significado. Aunque los habitantes llaman Rollendrith al lugar. (De Mirabilibus Britanniae, siglo XI)

Rollright Stones
Piedras de Rollright
Roger Marks (CC BY-NC-ND)

Brujería

Aunque no son tan grandiosos ni están tan bien conservados como los paisajes rituales de Avebury o Stonehenge, los monumentos de Rollright poseen una atmósfera propia y única, y a lo largo de los siglos han atraído una gran cantidad de folclore sobrenatural relacionado con brujas, hadas, "daneses" invasores y la famosa profetisa Madre Shipton. De hecho, los monumentos de la zona parecen haber atraído más leyendas que casi cualquier otro lugar prehistórico de Inglaterra.

Eliminar publicidad

Advertisement

La primera creencia conocida sobre las piedras (que eran hombres petrificados) se menciona por primera vez en la Britannia de Camden, escrita en latín en 1586.

La primera creencia conocida sobre las piedras (que eran hombres petrificados) se menciona por primera vez en la Britannia de Camden, escrita en latín en 1586, que afirma que "la gente común suele llamarlas piedras Rolle-rick y sueña que eran hombres convertidos en piedras duras por una maravillosa metamorfosis".

Los escritos en la revista Folklore (septiembre de 1902) de Percy Manning mencionan tal vez la primera aparición de una conocida rima sobre las Piedras de Rollright, añadida como notas manuscritas a su copia de la Historia Natural de Oxfordshire del Dr. R. Plot, (2ª edición, 1705):

Eliminar publicidad

Advertisement

Dijo el general danés, / Si pudiera ver Long Compton / Entonces debería ser rey de Inglaterra. / Pero contestó el general sajón ["británico" eliminado]: "Levántate a la colina y quédate en la piedra, porque no serás rey de Inglaterra".

King Stone, Rollright Stones
La Piedra del Rey, Piedras de Rollright
Ed W (CC BY-NC-ND)

A mediados del siglo XIX de nuestra era, el "general sajón" había sido sustituido por una bruja. La bruja se enfrenta a un rey conquistador en Rollright que se encuentra a pocos pasos de la cresta de la colina desde donde se ve el pueblo de Long Compton, situado en el valle de abajo. Según la versión más completa del cuento, recopilada por Arthur Evans entre los habitantes de la zona y publicada en Folklore en 1895, la bruja detuvo al rey en su camino diciéndole: "Siete largas zancadas darás, y si ves Long Compton, serás rey de Inglaterra". Al darse cuenta de que la aldea sería visible desde el borde de la colina, el Rey se adelantó gritando: "Palo, cepa, piedra, como Rey de Inglaterra seré conocido". Al dar siete zancadas, el rey se encontró de repente con un largo montículo de tierra que se alzaba mágicamente ante él (el montículo de tierra que todavía se encuentra junto a la Piedra del Rey) y que le impedía ver el valle de abajo. La bruja dijo entonces: "Como Long Compton no puedes ver / Rey de Inglaterra no serás. / Levántate, palo, y quédate quieto, piedra, / Porque rey de Inglaterra no serás, / Tú y tus hombres serán piedras de arenisca / Y yo mismo un árbol viejo". Y así el rey y su ejército se convirtieron en el círculo de piedras del Rey y de los Hombres del Rey y la bruja se convirtió en un árbol mayor. Se dice que los Caballeros susurrantes eran un grupo de soldados acurrucados que tramaban una traición contra el rey cuando también fueron convertidos en piedra por la bruja. La bruja de este cuento a veces recibe el nombre de la mítica profetisa Madre Shipton, probablemente solo por la proximidad de Rollright con un pueblo llamado Shipton-under-Wychwood.

Como muestra este cuento popular, en el imaginario colectivo las piedras están relacionadas con la brujería, aunque no está claro hasta dónde llega esta conexión. La folclorista Jennifer Westwood, que escribe en la revista 3rd Stone (invierno de 2000/2001), ha demostrado que tanto la bruja como los elementos relacionados con el árbol de saúco del folclore de Rollright son relativamente recientes, ya que no hay pruebas de que ninguno de los dos motivos sea anterior a mediados del siglo XIX en las historias del lugar. De hecho, en las versiones del cuento de la petrificación de principios del siglo XIX, no es una bruja sino un "mago" quien convierte al rey y a su ejército en piedra.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Whispering Knights, Rollright Stones
Los Caballeros susurrantes, Piedras de Rollright
David Evans (CC BY)

El elemento de la bruja en Rollright parece haberse hecho popular debido a que el pueblo de Long Compton y la zona circundante tenían cierta reputación por brujería en el siglo 19 d. C., aunque la región no parece haber sido conocida por sus brujas durante las persecuciones de los siglos 16 y 17 d. C. En septiembre de 1875, una anciana de Long Compton llamada Anne Turner fue apuñalada hasta la muerte con una horquilla por un trabajador agrícola de mente débil llamado James Haywood, que creía que era la jefa de un aquelarre local de brujas que lo había maldecido. La creencia local en las brujas seguía siendo fuerte en 1945, cuando se produjo otro asesinato, esta vez en Meon Hill, cerca de Lower Quinton, a unos pocos kilómetros al noroeste de Rollright. El día de San Valentín, un campesino llamado Charles Walton fue encontrado clavado en el suelo con una horquilla de heno, con una cruz tallada en el pecho y el cuello. El asesinato nunca se resolvió, aunque algunos sospecharon que se trataba de un asesinato ritual o relacionado con la "brujería", pero nunca se aportaron pruebas al respecto. En las últimas décadas, las Piedras de Rollright han atraído a seguidores de la brujería moderna o "wiccanos", así como a otros grupos paganos y de magia ritual que todavía hoy celebran ceremonias dentro del círculo de piedras.

Hadas

Las hadas suelen estar relacionadas en el folclore con los monumentos prehistóricos y los Rollrights no son una excepción. A finales del siglo XIX, Arthur Evans recibió la noticia de que un hombre llamado Will Hughes, del pueblo de Long Compton, había visto a las hadas bailando alrededor de la Piedra del Rey y las describió como "pequeñas personas que parecen niñas". La viuda de Will Hughes, Betsey (cuya madre, al parecer, había sido "asesinada por bruja"), una mujer de entre 70 y 80 años, contó en una entrevista con Evans que cuando era niña y trabajaba en los setos había un hueco en la orilla cerca de la Piedra del Rey, de donde salían las hadas para bailar por la noche. Betsey y sus amigas a menudo habían colocado una piedra plana sobre el hueco por la noche para mantener a las hadas dentro, solo para encontrarla volcada a la mañana siguiente.

Eliminar publicidad

Advertisement

Folklore megalítico

El folklore de las Piedras de Rollright contiene tres de los motivos habituales relacionados con los monumentos megalíticos. El primero es que quien retira una piedra del lugar sufrirá las consecuencias, bien ilustradas por la historia del granjero que se llevó la piedra principal de los Caballeros susurrantes para que sirviera de puente sobre el arroyo de Little Rollright. Tras una agotadora prueba en la que utilizó "una veintena de caballos" para arrastrar la piedra hasta el arroyo, el granjero y sus ayudantes la colocaron para formar el puente. Pero todas las mañanas se encontraba la piedra tirada en la hierba, ya que se había caído durante la noche. Decidieron que la piedra era más problemática de lo que valía y el granjero se las arregló para devolverla. Bastó con solo un caballo para subirla a la colina.

Otro elemento común en el folclore megalítico es la idea de que es imposible contar con precisión la cantidad de piedras. Hay una historia de Rollright sobre un panadero que colocaba una barra de pan en cada piedra para contarlas correctamente, pero no importaba cómo las colocara, al final siempre encontraba una piedra sin barra.

El tercer motivo relacionado con los megalitos es el de las "piedras para beber". Se dice que la Piedra del Rey y los Caballeros susurrantes bajan la colina a medianoche para beber de un manantial en Little Rollright Spinney. La Piedra de Banbury, en Worcestershire; la Piedra de Whet en Kington, Herefordshire; y la Piedra de Hoar en Enstone, Oxfordshire, son otros ejemplos de "piedras para beber".

Eliminar publicidad

Advertisement

The King's Men, Rollright Stones
Los Hombres del Rey, Piedras de Rollright
Rockman of Zymurgy (CC BY-NC-ND)

Por desgracia, la historia reciente de las Piedras de Rollright, ahora propiedad del Rollright Trust, no ha sido nada agradable. En los últimos años, las piedras han sido objeto de repetidos actos de vandalismo. En marzo de 2004, muchos de los Hombres del Rey fueron pintados de amarillo, mientras que el 23 de marzo de 2006, la cabaña del guardián del lugar fue asaltada y quemada. El último acto de vandalismo sin sentido se produjo en septiembre de 2007, cuando la placa del monumento de la Piedra del Rey fue arrancada de la barandilla y rota, y el tablón de información fue pintado con grafitis. Más grave aún: se forzó un neumático sobre una de las piedras del círculo de los Hombres del Rey, se llenó de madera y se le prendió fuego, lo que ennegreció gran parte de la piedra e hizo que aparecieran grietas en su circunferencia. No está claro qué provoca este tipo de actos, pero George Lambrick, presidente de la organización benéfica Rollright Trust, ha dicho que ahora están considerando "instalar algún tipo de sistema de televigilancia para disuadir de nuevos ataques". Probablemente esta medida sea necesaria si queremos preservar lo que queda del antiguo paisaje ritual de Rollright antes de que sea demasiado tarde.

Eliminar publicidad

Publicidad

Bibliografía

Sobre el traductor

Gilda Macedo
Escritora freelance y traductora. Dra. en Humanidades.

Sobre el autor

Brian Haughton
Autor e investigador de libros sobre civilizaciones y monumentos antiguos, lugares sagrados y folclore sobrenatural. Arqueólogo titulado por la Universidad de Nottingham y con un Máster en Arqueología Griega por la Universidad de Birmingham.

Cita este trabajo

Estilo APA

Haughton, B. (2016, mayo 11). Leyendas de las Piedras de Rollright, Oxfordshire [Legends of the Rollright Stones, Oxfordshire]. (G. Macedo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-903/leyendas-de-las-piedras-de-rollright-oxfordshire/

Estilo Chicago

Haughton, Brian. "Leyendas de las Piedras de Rollright, Oxfordshire." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 11, 2016. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-903/leyendas-de-las-piedras-de-rollright-oxfordshire/.

Estilo MLA

Haughton, Brian. "Leyendas de las Piedras de Rollright, Oxfordshire." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 11 may 2016. Web. 04 oct 2022.

Afiliación