Sitios funerarios de Stonehenge

Artículo

Brian Haughton
por , traducido por Gilda Macedo
Publicado el 20 enero 2011
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Francés

Se ha escrito mucho sobre el motivo de la construcción del monumento prehistórico de Stonehenge, en Wiltshire, al sur de Inglaterra. ¿Quizás fue diseñado como un templo para los ancestros, un calendario astronómico, un centro de curación o un ordenador gigante? ¿Podría incluso haber funcionado como todas estas cosas en varias etapas durante sus 1500 años de historia? La forma en que nuestros antepasados construyeron el gran monumento también ha atraído una enorme atención a lo largo de los años. De hecho, se han llevado a cabo una serie de experimentos cuidadosamente organizados en Stonehenge para descubrir exactamente cómo se transportaron las piedras galesas y las piedras locales de sarsén a la llanura de Salisbury y qué método se utilizó para erigirlas una vez que llegaron al lugar.

Stonehenge
Stonehenge
Jan van der Crabben (Copyright)

Todo esto es bastante fascinante, pero Stonehenge sigue manteniendo sus aspectos menos explorados y más oscuros, entre los que destacan las enigmáticas sepulturas dispersas en este famoso monumento neolítico y sus alrededores. ¿Qué pueden decirnos estos entierros, tanto de cremación como de inhumación, sobre los rituales y actividades que se desarrollaban en Stonehenge hace más de cuatro milenios?

Eliminar publicidad

Advertisement

Lo que los visitantes actuales ven cuando acuden a Stonehenge es un conjunto circular de grandes piedras en pie rodeadas de trabajos en la tierra, los restos del último de una serie de monumentos construidos en el lugar entre c. 3100 a. C. y c. 1600 a. C. Durante sus 1500 años de historia, Stonehenge se erigió en tres grandes fases de construcción, aunque hubo numerosas subfases intermedias, y hay pruebas de actividad humana en el lugar tanto antes como después de estas fechas.

El primer monumento del lugar, que se remonta al 3100 a. c., era un movimiento de tierra circular llamado henge.

El primer monumento del lugar, que se remonta al 3100 a. C., fue un movimiento de tierra circular tipo henge de unos 360 pies (110 metros) de diámetro. En términos arqueológicos, el henge es un área plana de forma circular u ovalada delimitada por un surco en de tierra. Esta estructura contenía probablemente un anillo de 56 postes de madera (o posiblemente un primer círculo de piedra azul), cuyos pozos se denominan Aubrey Holes (en honor al anticuario local del siglo XVII, John Aubrey). Más tarde, hacia el año 3000 a. C. (el comienzo de la fase II de Stonehenge), parece que se construyó algún tipo de estructura de madera dentro del recinto y Stonehenge funcionó como un cementerio de cremación, el más antiguo y más grande descubierto hasta ahora en Gran Bretaña.

Eliminar publicidad

Advertisement

El cementerio de cremación

Durante el siglo XX d. C. se descubrieron en Stonehenge cerca de 60 entierros de cremación, y quizás un par de cientos más en zonas no excavadas del monumento. Curiosamente, la última de estas cremaciones ha sido fechada por radiocarbono en el año 2300 a. C., lo que demuestra que la cremación se seguía practicando en Stonehenge mucho después de la construcción de las piedras azules y los sarcófagos.

Plan of Stonehenge
Plan de Stonehenge
Adamsan (CC BY-SA)

Otro aspecto interesante e inusual de los restos incinerados descubiertos en Stonehenge es que la mayoría eran de varones adultos en el grupo etario de 25 a 40 años. La única conclusión que se puede sacar es que solo ciertas personas podían ser enterradas en este primitivo monumento de Stonehenge. Estos hombres habrían sido políticamente importantes, tal vez aristócratas o líderes de clanes, y probablemente fueron figuras de autoridad en el sitio durante la primera mitad del tercer milenio a. C.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

La mayoría de las restantes sepulturas (de inhumación) en la zona del monumento son más o menos contemporáneas entre sí y datan del período comprendido entre el 2400 y el 2150 a. C. (la primera Edad del Bronce), aunque solo hay un esqueleto completo entre ellos. El examen de este esqueleto intacto, que se encontró en 1978 d. C. enterrado en el foso exterior del monumento, reveló que el hombre había sido disparado a corta distancia por hasta seis flechas con punta de pedernal, probablemente por dos personas, una disparando desde la izquierda y otra desde la derecha. ¿Podría tratarse de una ejecución o incluso de alguna forma ritual de sacrificio humano?

El arquero de Amesbury: ¿rey de Stonehenge?

El entierro del arquero de Amesbury, cerca de Stonehenge, el más rico de los entierros asociados a Stonehenge, y el más pudiente jamás descubierto de la Edad de Bronce británica, fue encontrado entre las tumbas romanas de Amesbury, a 5 km (2 millas) al sureste del monumento. Este entierro de alto nivel, conocido como el "arquero de Amesbury" o el "rey de Stonehenge", y fechado entre el 2400 y el 2200 a. C., proporcionó una asombrosa variedad de objetos funerarios para la época.

Eliminar publicidad

Advertisement

Junto al esqueleto se encontraron cinco vasijas Beaker, dieciséis puntas de flecha de sílex bellamente trabajadas, colmillos de jabalí, dos muñequeras de piedra arenisca (para proteger las muñecas de la cuerda de un arco y una flecha), un par de adornos de oro para el pelo, tres pequeños cuchillos de cobre, un kit de herramientas para el trabajo del metal y el sílex, y un anillo de pizarra para el cinturón. El descubrimiento de un ajuar funerario tan rico indica que se trataba de un individuo de alto estatus que probablemente también fue uno de los primeros trabajadores del metal en las islas.

Resulta fascinante que el análisis químico demostrara que uno de los cuchillos de cobre del arquero era de origen español y que el oro también podría haber procedido de fuera de Gran Bretaña. Los estudios de los restos óseos realizados por Jackie McKinley, de Wessex Archaeology, revelaron que el arquero era un hombre de complexión fuerte de entre 35 y 45 años, aunque tenía un absceso en la mandíbula y había sufrido un accidente cuando era joven que le había arrancado la rótula de la rodilla izquierda. Por ello, durante gran parte de su vida el "arquero" habría caminado con una pronunciada cojera.

Stonehenge, Amesbury, UK
Stonehenge, Amesbury, Reino Unido
Colleen Filipek (CC BY)

Pero el elemento más sorprendente de la historia del arquero estaba aún por llegar. Las investigaciones realizadas mediante el análisis de isótopos de oxígeno en su esmalte dental revelaron que había crecido en la región de los Alpes, ya sea en Suiza, Austria o Alemania. Se cree que el arquero llegó a Gran Bretaña a una edad muy temprana, tal vez siendo un niño. ¿Por qué viajó tan lejos? ¿Tal vez para sellar una alianza entre pueblos distantes? ¿O poseía algún tipo de habilidad "mágica" (¿el nuevo arte "místico" de la metalurgia, quizás?) que se creía necesaria para la construcción de Stonehenge?

Eliminar publicidad

Advertisement

Si esto último es cierto, quizás el inusual entierro del "rey de Stonehenge", que obviamente fue una persona importante y de alto rango, significa que jugó un papel importante en la construcción del primer monumento de piedra en el sitio.

Curiosamente, cerca de su tumba se localizó un segundo entierro que data de la misma época que el del arquero. Este esqueleto, el de un varón de entre 20 y 25 años, que según los análisis óseos podía ser el hijo, el hermano o el primo del Arquero, había sido enterrado con un par de adornos de oro para el pelo del mismo estilo que los del Arquero, aunque por alguna razón se habían dejado dentro de la mandíbula del hombre. Los análisis de isótopos de oxígeno revelaron que este hombre había crecido en la zona de la llanura de Salisbury, aunque su adolescencia tardía podría haber transcurrido en las Midlands o en el noreste de Escocia. Estos fascinantes entierros representan, obviamente, a personas importantes, pero ¿se trataba de reyes o sacerdotes de algún tipo, o tal vez de miembros de un clan o familia gobernante local?

Los arqueros de Boscombe

Los "arqueros de Boscombe" son un grupo de entierros de la Edad de Bronce temprana (datados en torno al 2300 a. C.), encontrados en una única tumba en Boscombe Down, un lugar de pruebas de aviones al sur de Amesbury. Conocidos como arqueros por la cantidad de puntas de flecha de sílex encontradas en su tumba, el entierro consta de siete individuos: tres niños, un adolescente y tres hombres, todos ellos aparentemente emparentados entre sí.

Eliminar publicidad

Advertisement

Los hallazgos de la tumba son similares a los del arquero de Amesbury e incluyen una cantidad inusualmente alta de cerámica Beaker, herramientas de sílex, un colmillo de jabalí y una cabilla de hueso finamente trabajado. Una vez más, fueron las pruebas químicas de los dientes las que proporcionaron la pista sobre el origen de estas personas, en este caso los hombres crecieron en Gales pero emigraron al sur de Gran Bretaña en su infancia. El origen británico de los Bowmen es interesante, teniendo en cuenta la naturaleza continental de muchos de sus objetos funerarios (las vasijas Beaker decoradas con cuerda trenzada, la cabilla de hueso). Seguramente no puede ser una coincidencia que uno de los pocos paralelos de este tipo de ajuar funerario en Gran Bretaña sea el entierro cercano del Arquero de Amesbury.

Dado que los arqueros de Boscombe fueron aproximadamente contemporáneos del transporte y la erección de las piedras galesas en Stonehenge, muchos investigadores creen que pueden haber acompañado a las piedras en su viaje de 300 km (186 millas) a la llanura de Salisbury desde el sur de Gales. Considerados en conjunto, los entierros del arquero de Amesbury y de los arqueros de Boscombe ofrecen pruebas fascinantes no solo de las personas que pudieron participar en la tarea de diseñar y construir Stonehenge, sino también de los estrechos vínculos entre Gran Bretaña y la Europa continental hace más de 4200 años.

El niño del collar de ámbar

En septiembre de 2010 salió a la luz otro entierro sensacional en Stonehenge, aunque la tumba había sido descubierta originalmente en 2005. Apodado "el niño del collar de ámbar", el esqueleto procedía de nuevo de Boscombe Down, pero esta vez pertenecía al final de la Edad de Bronce temprana (fue fechado por radiocarbono en torno a 1550 a. C.).

El esqueleto, que se descubrió junto a un túmulo de la Edad de Bronce, correspondía a un muchacho de 14 o 15 años que había sido enterrado con un collar de unas 90 cuentas de ámbar. Los collares de ámbar son objetos raros y exóticos; el ámbar habría llegado a la zona de Stonehenge desde el mar Báltico, quizás desde Dinamarca, y podría haber llegado como trozos de materia prima antes de ser transformado en pequeñas cuentas a nivel local.

El examen minucioso del esqueleto reveló otro hecho sorprendente. Cuando la profesora Jane Evans, jefa de Ciencias arqueológicas del Servicio geológico británico, analizó muestras de esmalte dental del adolescente, descubrió que no era de la zona. Ni mucho menos. Los resultados de la profesora Evans mostraron que el chico del collar de ámbar había crecido en un clima mucho más cálido que el de Gran Bretaña, probablemente el Mediterráneo. ¿Pero qué estaba haciendo en Stonehenge? El collar sugiere que el chico era una persona de estatus e importancia, pero no mucho más.

Una de las teorías es que el niño viajó como parte de un grupo familiar en algún tipo de peregrinaje a Stonehenge, aunque el gran monumento ya tenía 1500 años en esa época.

¿Acaso la familia del niño participó en la última fase de construcción conocida de la historia de Stonehenge (en el siglo XVI a. C.), los hoyos Y y Z? Estas misteriosas características, dos anillos de fosas circulares concéntricas cortadas alrededor del exterior del Círculo de Sarsen, son de origen y función desconocidos y han desconcertado a los arqueólogos durante mucho tiempo. Por desgracia, sin un análisis más profundo del esqueleto del niño de ámbar y más hallazgos de sepulturas contemporáneas, es imposible saberlo.

No obstante, la fascinante serie de entierros alrededor de Stonehenge ilustra que la gente recorría enormes distancias hasta el monumento durante un periodo de quizás mil años, lo que sugiere que poseía una reputación en toda Europa como uno de los lugares más sagrados y venerados del mundo antiguo.

Eliminar publicidad

Publicidad

Bibliografía

Sobre el autor

Brian Haughton
Autor e investigador de libros sobre civilizaciones y monumentos antiguos, lugares sagrados y folclore sobrenatural. Arqueólogo titulado por la Universidad de Nottingham y con un Máster en Arqueología Griega por la Universidad de Birmingham.

Cita este trabajo

Estilo APA

Haughton, B. (2011, enero 20). Sitios funerarios de Stonehenge [The Stonehenge Burials]. (G. Macedo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-206/sitios-funerarios-de-stonehenge/

Estilo Chicago

Haughton, Brian. "Sitios funerarios de Stonehenge." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. Última modificación enero 20, 2011. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-206/sitios-funerarios-de-stonehenge/.

Estilo MLA

Haughton, Brian. "Sitios funerarios de Stonehenge." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 20 ene 2011. Web. 16 may 2022.

Afiliación