Crac de los Caballeros

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Recaredo Castillo
Publicado el 07 septiembre 2018
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, portugués, ucraniano
X
Krak des Chevaliers (by Troels Myup, CC BY-NC-ND)
Crac de los Caballeros
Troels Myup (CC BY-NC-ND)

El Crac de los Caballeros (también Krak de los Caballeros, y conocido en árabe como Hisn al-Akrad) es un castillo de Siria construido originalmente por el emir de Alepo en 1031, que luego adquirieron y reconstruyeron los Caballeros Hospitalarios en 1144. Considerado prácticamente inexpugnable, fue el mayor castillo de los cruzados en el Medio Oriente y un baluarte contra la expansión de los estados musulmanes durante los siglos XII y XIII. El castillo es patrimonio de la humanidad de la UNESCO.

Ubicación y función

El castillo, ubicado en una ciudadela natural cerca de la costa del sur de Siria entre Tartús y Trípoli, fue construido originalmente por el emir de Alepo en 1031 sobre el sitio de una fortificación anterior. Después de la derrota del emir, la fortaleza fue entregada por Reinaldo II de Trípoli (quien gobernó de 1137 a 1152) a la medieval orden militar de los Caballeros Hospitalarios en 1144, probablemente porque de esa manera se conseguía una guarnición confiable que daría una buena cobertura a la frontera oriental del condado de Trípoli, uno de los Estados Latinos de Oriente, creados por los cruzados en el Levante. El castillo, uno entre más o menos 25, fue uno de los más importantes de los mantenidos por los Caballeros Hospitalarios, cuyo cuartel general estaba en Jerusalén y a partir de 1191 en Acre.

Eliminar publicidad
Publicidad

Ampliado y con una nueva muralla defensiva exterior, el Crac de los Caballeros se convirtió en uno de los mayores baluartes de la región. Encumbrado sobre un barranco abrupto, ubicado en un paso estratégico que daba acceso desde la costa a las llanuras del interior de Siria, el castillo ayudaba a controlar la región circundante. Como el castillo alojaba en forma permanente una guarnición de Caballeros Hospitalarios, constituía una amenaza militar para cualquier ejército que pasara por la región. Además, el territorio que quedaba bajo la protección del Crac de los Caballeros incluía el de la secta musulmana de los Asesinos, quienes, en consecuencia, pagaban un tributo anual a los Hospitalarios.

En su mejor momento, el castillo albergaba unas 2000 personas incluyendo caballeros, infantes, ballesteros y mercenarios.

En su mejor momento, el castillo albergaba unas 2000 personas incluyendo caballeros, infantes, ballesteros y mercenarios, aunque la cantidad real de hermanos caballeros era de apenas unos 60, según los registros que datan de 1255. El imponente castillo fue fundamental en la defensa del conjunto de los Estados Latinos de Oriente en los siglos XII y XIII. El Crac de los Caballeros no estaba lejos de las ciudades musulmanas de Homs y Hama, ciudades contra las cuales se lanzaron varias incursiones durante la primera mitad del siglo XIII. La gran capacidad de los Hospitalarios para entorpecer los planes expansionistas musulmanes se muestra en una descripción que hizo del castellano o comandante del castillo, el historiador musulmán Ibn al-Athir en 1170 y que dice:

Eliminar publicidad
Publicidad

Un hombre que, por su valor, ocupó un puesto eminente y fue como un hueso atascado en la garganta de los musulmanes. (citado en Nicolle, 21)

Mural Towers, Krak des Chevaliers
Torres de las murallas, Crac de los Caballeros
Bernard Gagnon (CC BY-SA)

Características del diseño

El castillo fue construido siguiendo los últimos avances tecnológicos de los siglos XII y XII para maximizar la defensa. La versión final hospitalaria de la fortaleza tenía murallas concéntricas compuestas por una muralla circular exterior con torres redondas sobresalientes, y una muralla interior también con torres. Las torres sobresalientes proporcionaban un buen campo de tiro hacia las murallas adyacentes para el caso en que una fuerza atacante lograra llegar tan cerca, y para entonces se reconocía que las torres redondas eran mucho más estables y desviaban mejor los proyectiles lanzados por las catapultas, en comparación con las torres cuadradas. La mayor altura de la muralla interior, respecto de la exterior, permitía también tener un excelente campo de tiro sobre el enemigo en el supuesto caso de que este se tomara la primera línea de defensa. En el lado sur, tenía protección adicional proporcionada por un ancho foso entre las dos murallas.

Los muros exteriores de piedra caliza del castillo se hicieron lo más alisados posible para que fuera más difícil escalarlos, y como toda la estructura estaba construida sobre una plataforma natural de roca sólida, había poco peligro de que los zapadores enemigos la minaran. Las murallas almenadas y las estrechas aspilleras brindaban protección adicional a los defensores cuando apuntaban a los atacantes con sus arcos y ballestas. A pesar de las formidables defensas de los castillos, la principal táctica de batalla era en realidad ofensiva, de manera que la caballería pesada realizaba incursiones y salidas contra el enemigo, incluso cuando el castillo estaba sitiado.

Eliminar publicidad
Publicidad

Uno de los puntos más débiles de cualquier castillo era la puerta principal, por lo que se puso mucho esfuerzo en el Crac de los Caballeros para asegurar la integridad defensiva del castillo. Primero, había un largo corredor de acceso cuyo muro estaba cubierto de aspilleras. Los atacantes estaban obligados a ralentizar su avance al tener que trepar por pendientes que giraban en ángulo recto tres veces antes de alcanzar una serie de cuatro puertas protegidas por un rastrillo de hierro. Alrededor del castillo también había puertas más pequeñas o poternas, por las que solo podía pasar un hombre a la vez, como medio de escape, en rincones poco visibles del perímetro de las murallas.

Hall of the Knights, Krak des Chevaliers
Sala de los Caballeros, Crac de los Caballeros
High Contrast (CC BY)

El patio interior del castillo tenía un gran salón de reuniones, un refectorio y un elegante pórtico que recorría uno de los lados del patio principal. Había establos para la guarnición de caballeros del castillo y excelentes habitaciones privadas para los miembros superiores de la orden. Las habitaciones del maestre en el Crac, ubicadas en lo alto de una de las torres interiores del suroeste, tenían bóvedas de crucería y fueron cuidadosamente decoradas con frisos y capiteles decorativos de piedra. Las capillas del castillo también recibieron una hermosa decoración con pinturas murales. Las escenas al fresco que se conservan, y que datan de principios del siglo XIII, muestran la vida religiosa y caballeresca diaria de los miembros de la Orden Hospitalaria.

Resumen histórico

Un terremoto azotó la región el 29 de junio de 1170 y dañó muchos castillos, incluido el Crac de los Caballeros. Otro terremoto ocurrió en 1202 y fue probablemente entonces cuando los Hospitalarios aprovecharon la ocasión para rediseñarlo y agregar las murallas concéntricas y las torres.

Eliminar publicidad
Publicidad

El castillo soportó un breve sitio por parte de Saladino, sultán de Egipto y Siria (quien gobernó de 1174 a 1193) en julio de 1188, pero este decidió luego retirar su ejército y esperar la llegada de las fuerzas de la Tercera Cruzada (1189-1192). Aunque era una base segura durante la primera mitad del siglo XIII el castillo no era, sin embargo, inmune a los ataques. El sultán ayubí de Egipto al-Kamil (quien gobernó de 1218 a 1238) lanzó una incursión en 1228 como represalia por una incursión Hospitalaria sobre Hama.

Barrel-vaulted Chapel, Krak des Chevaliers
Bóveda de cañón de la capilla, Crac de los Caballeros
Bgag (CC BY-SA)

En 1271 el castillo y la región en general cayó ante el líder musulmán de los mamelucos, Al-Zahir Baibars, Sultán de Egipto y Siria (quien gobernó de 1269 a 1277). Baibars llegó al Crac de los Caballeros el 21 de febrero y comenzó el ataque a la fortaleza el 3 de marzo. Después de una demora inicial causada por una copiosa lluvia, el sultán atacó las murallas del castillo con sus catapultas a partir del 18 de marzo. Los musulmanes dañaron seriamente una de las torres exteriores y abrieron una brecha en ella, pero las defensas del castillo eran tan resistentes que llevó dos semanas más atravesar la muralla interior. Una vez adentro, los atacantes masacraron a los caballeros que quedaban, pero aun entonces una pequeña fuerza resistió por otros diez días en la torre más grande de la muralla interior. Finalmente, el 8 de abril de 1271, se rindieron los últimos defensores, tal vez después de recibir una carta, falsificada, del Gran Maestre Hospitalario de Acre, en la que les ordenaba rendirse. A quienes se rindieron se les prometió el paso libre hacia Trípoli. El poderoso Crac de los Caballeros quedó al fin en manos musulmanas. Poco tiempo después los Caballeros Hospitalarios dejaron el Medio Oriente y se reubicaron en un nuevo cuartel general en Chipre en 1291. Mientras tanto, Baibars reparó el daño que sus fuerzas habían causado al Crac de los Caballeros y lo convirtió en el cuartel general de su comando en Siria. El sultán hizo buen uso del armamento capturado y se llevó una enorme catapulta llamada "Victoriosa" cuando continuó su campaña para recuperar el Levante.

La historia posterior del castillo se conoce poco, pero parece que se lo descuidó bastante. Recientemente, el castillo sufrió daños no especificados, pero al parecer limitados, durante la guerra civil siria del 2011 al 2014, mas sigue siendo uno de los mejores castillos medievales que todavía sobreviven, como lo resume el historiador T. Asbridge:

Eliminar publicidad
Publicidad

Podría decirse que el castillo es el monumento más espectacular de la época de las Cruzadas. Tallado en piedra caliza, posee una elegante belleza en sus proporciones, su artesanía sin igual habla de la misma dedicación a la precisión impecable y la excelencia arquitectónica que se observa en las enormes catedrales góticas que se construyeron en Europa occidental en ese tiempo. (545)

Eliminar publicidad
Publicidad

Sobre el traductor

Recaredo Castillo
Una persona sin preparación académica especial, pero que gusta de la Historia y quiere aportar con la traducción de artículos de la Enciclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es el director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2018, septiembre 07). Crac de los Caballeros [Krak Des Chevaliers]. (R. Castillo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-17071/crac-de-los-caballeros/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Crac de los Caballeros." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 07, 2018. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-17071/crac-de-los-caballeros/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Crac de los Caballeros." Traducido por Recaredo Castillo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 07 sep 2018. Web. 29 may 2024.

Afiliación