Mantícora

Definición

Liana Miate
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 19 agosto 2022
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, italiano
Manticore (by British Library, Public Domain)
La mantícora
British Library (Public Domain)

La mantícora, derivada del persa medio temprano merthykhuwar o martiora, que significa "devorador de hombres" (también conocida como mantichora o martichora), es una temible criatura híbrida que aparece en la literatura clásica y medieval. Tiene el cuerpo de un león, la cabeza de un hombre y una cola de escorpión que puede disparar dardos venenosos.

La mantícora es una de las criaturas más extrañas y feroces representadas en los bestiarios clásicos y medievales. Sus raíces se remontan a la India y Persia (actual Irán). El mito de la mantícora se perdura a lo largo de varios siglos y es mencionado sobre todo por Ctesias (siglo V a.C.), Plinio el Viejo (23-79 a.C.) y Pausanias (c. 115 a c. 180 a.C.).

Eliminar publicidad

Advertisement

Aspecto y características

La primera mención conocida de la mantícora procede del historiador y médico griego Ctesias en su Indica (escrita en el siglo V a.C.). Aunque la Indica se ha perdido en el tiempo, existen fragmentos de la obra de Ctesias en los escritos de otros autores, y tenemos una clara descripción de la mantícora. Según Plinio el Viejo en su Historia natural:

Ctesias escribe que entre estos mismos hombres se encuentra un animal llamado Mantícora que tiene tres filas de dientes como un peine, la cara y las orejas de un humano, y ojos azulados. Es de color rojo, con el cuerpo de un león y una cola con aguijones como un escorpión. Su voz es como si los sonidos de la pipa se mezclaran con los de una trompeta y es una criatura de gran velocidad que persigue ávidamente la carne humana. (8.75)

El relato de Plinio sobre la mantícora influyó en escritores posteriores. Parecía dar al monstruo una base de realidad, ya que fue considerado el experto en criaturas extrañas y maravillosas durante cientos de años.

Eliminar publicidad

Advertisement

La mantícora es famosa por no dejar rastro de su presa.

Se cree que la morfología de la mantícora se desarrolló a partir de su entorno: el paisaje escarpado y árido de los desiertos de la India y Oriente Medio. Necesitaba ser feroz y disponer de armas para poder atrapar a sus presas y evitar ser atrapado por los depredadores. Al principio se alimentaba de animales como cerdos y cabras montesas, pero la mantícora empezó a ser atraída a los pueblos por el ganado que cazaba e inevitablemente empezó a atacar y alimentarse de seres humanos, estableciendo la leyenda de la mantícora devoradora de hombres.

La mantícora es famosa por no dejar rastro de su presa. Podía atacar a un humano de cerca con sus afiladas garras o disparar dardos venenosos con su cola de escorpión desde una distancia segura. Cuando lanza los dardos venenosos de su cola, la cola se dobla hacia atrás o se estira. El escritor romano Aelian (175-235 d.C.) afirma que "todo lo que golpea, lo mata, a excepción de los elefantes"(Características de los animales, 4.21). Los aguijones venenosos se describen como gruesos como una cuerda y de 1 pie (30 cm) de longitud. Una vez que lanza un aguijón, crece otro en su lugar.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Las mantícoras no solo satisfacen su apetito matando a un único humano, sino que persiguen a varias personas a la vez, y sienten un gran placer en la caza. Su forma favorita de atraer y cazar a su presa era ocultar su cuerpo en la hierba, de modo que desde la distancia, todo lo que los humanos podían ver era una cabeza humana. Engañados por esta imagen, los humanos se acercaban a la mantícora y, antes de que se dieran cuenta, los atacaba y asesinaba. Esto demostraba lo astuta e inteligente que era la mantícora. Aunque los humanos eran sin duda la presa preferida de la mantícora, también cazaban regularmente al reino animal, excepto a los leones, a los que nunca podían dominar.

Manticore in British Library
La mantícora en la Biblioteca Británica
Unknown Artist (Public Domain)

Para frenar la naturaleza agresiva de las mantícoras, los indios cazaban crías de mantícora y les aplastaban la cola con piedras para evitar que crecieran y dispararan sus dardos venenosos y así quitarles la capacidad de dañar a los humanos a gran distancia. Las mantícoras vivían en madrigueras a gran profundidad, donde podían esconderse de sus presas y evitar ser vistas por los humanos.

Eliminar publicidad

Advertisement

Orígenes y posibles explicaciones

Se cree que la mantícora tiene su origen en la antigua India y Persia. Algunas fuentes afirman que se originó en la antigua mitología persa, mientras que otras afirman que era una criatura india. Según Aelian, en su obra Características de los animales, "Ctesias afirma haber visto una de estas criaturas que fue llevada al rey persa como regalo" (4.21). Otros autores respaldan esta afirmación y sostienen que, aunque Ctesias vio por primera vez a la criatura en Persia, había venido originalmente de la India. Por lo tanto, quizás sea correcto decir que se originó en la literatura persa, pero que fue representada como una criatura de la mitología india.

A pesar de que Plinio el Viejo aceptó la mantícora como una realidad, o eso parecía en su Historia natural, algunos de sus colegas escritores no tuvieron reparo en descartar la criatura como un puro disparate y sugerir que se trataba de otro animal que vio Ctesias. Por ejemplo, en su Descripción de Grecia, el historiador y geógrafo griego Pausanias compara la mantícora con un tigre e intenta dar una explicación racional a sus orígenes:

Según el relato de Ctesias, en la India existe una bestia llamada "martichora" por los indios y "devoradora de hombres" por los griegos, que yo considero que se refiere al tigre. Tiene tres filas de dientes en cada mandíbula y un aguijón en la punta de la cola. Se defiende con estos aguijones en los combates cuerpo a cuerpo y los lanza cuando lucha a distancia como una flecha de arquero. Creo que el excesivo temor a la bestia ha llevado a los indios a recibir un relato falso de los demás. (9.21.4)


En el siglo II d.C., el escritor griego Flavio Filóstrato (c. 170-245 d.C.) afirmó que la mantícora era un "cuento chino" (Vida de Apolonio de Tiana, 3.45).

Eliminar publicidad

Advertisement

Aristóteles (384-322 a.C.), que, junto con Plinio el Viejo, también era considerado una gran autoridad en el mundo conocido durante la Edad Media, negó que existieran criaturas híbridas. Señaló que sería imposible que animales tan diferentes procrearan entre sí con éxito. Sin embargo, esto no impidió el aumento de la popularidad de los monstruos híbridos que aparecían en el arte y la literatura.

En el siglo XIII, un escolástico de París, Bartholomew Anglicus, comparó la mantícora con un oso y la situó en la India, en su De proprietatibus rerum (Sobre el orden de las cosas). El erudito italiano Brunetto Latini la clasificó con otras criaturas carnívoras como el lobo y la hiena en su enciclopedia Li Livres dou Trésor (Libro de los tesoros).

Manticore at the Church of St Mary and St David, Kilpeck, Herefordshire (12th century)
La Mantícora en la Iglesia de Santa María y San David, Kilpeck, Herefordshire (siglo XII)
andy dolman (CC BY-SA)

La prominente dentadura y la extraña llamada de la mantícora hicieron que algunos escritores clásicos y de principios de la época moderna la compararan con la hiena africana; mientras que su larga cola y su velocidad hicieron que otros pensaran que se parecía más a un guepardo. La naturaleza temible de la criatura y su amor por la carne humana pueden haber representado simplemente el miedo a lo desconocido y extraño.

Eliminar publicidad

Advertisement

Representaciones

Durante la Edad Media, la mantícora era uno de los elementos favoritos de los bestiarios. A menudo aparecía como decoración en las catedrales medievales, simbolizando al profeta hebreo Jeremías, que predecía la muerte. En el siglo XVI, las mantícoras aparecían a veces en la heráldica; sin embargo, esta tendencia no duró mucho, ya que se pensaba que representaban el mal, una idea muy extendida durante el periodo medieval.

Las representaciones de la mantícora se encuentran en el Mappa Mundi de Hereford (un mapa medieval del mundo conocido), donde aparece enfrentada a un tigre. Un mural del castillo de Runkelstein (situado en el Tirol, Italia) muestra a uno de los caballeros del rey Arturo enfrentándose a una mantícora y a otro animal (un león o un leopardo). En la obra de Edward Topsell (1572-1625) History of Four-Footed Beasts (Historia de las bestias de cuatro patas), figura una xilografía de la mantícora con sus característicos dientes junto a una descripción de la criatura.

Durante los siglos XIII y XIV, la mantícora se menciona en varios libros románticos sobre Alejandro Magno (que gobernó del 336 al 323 a.C.), en los que las mantícoras y otras bestias temibles atacaban a su ejército durante sus campañas.

Woodcut from Edward Topsell's The Historie of Foure-footed Beastes (1607)
Xilografía de La historia de las bestias de cuatro patas de Edward Topsell (1607)
Edward Topsell (Public Domain)

En representaciones más modernas, no falta la mantícora en juegos y libros de fantasía. La mantícora aparece en la primera edición de Calabozos y Dragones (1974) y en el juego de cartas Magic: El encuentro (1993). En la serie de libros Percy Jackson y los dioses del Olimpo, de Rick Riordon, el Dr. Thorn, oponente del héroe Percy Jackson, puede transformarse en una mantícora con una cola de escorpión mortal. El Premio Nobel de Literatura Salman Rushdie incluye a la mantícora en el primer capítulo de sus famosos Versos satánicos (1988). La mantícora también aparece en la apreciada serie de Harry Potter de J. K. Rowling. En Harry Potter y el prisionero de Azkaban (2004), los protagonistas leen acerca de una mantícora que mataba a la gente, y en Harry Potter y el cáliz de fuego (2005), Hagrid cría una mantícora con cangrejos de fuego para crear una nueva criatura híbrida llamada escreguto de extremidades explosivas. Curiosamente, no todas las mantícoras de la fantasía son representadas como bestias despiadadas: en El libro de los dragones, de la autora E. Nesbit, uno de los jóvenes héroes ayuda a una tímida y gentil mantícora a escapar de un bestiario.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Qué es una mantícora?

La mantícora es una criatura de la mitología persa e india que aparece a menudo en la literatura y el arte griego y medieval. Tiene la cabeza de un ser humano, el cuerpo de un león y una cola de escorpión que puede lanzar púas venenosas. Es una criatura muy temible.

¿Cómo se mató a la mantícora?

Al igual que otras criaturas grandes y peligrosas, la mantícora se podía matar con lanzas y flechas, si se podía atrapar. Eran muy rápidas y a menudo se escondían en madrigueras bajo el suelo.

¿Cuál es el punto débil de la mantícora?

Aunque la mantícora no tiene muchos puntos débiles, tiene aversión a los elefantes; de hecho, los elefantes son la única criatura que las mantícoras evitan.

¿Cuál es el mito de la mantícora?

La mantícora no tiene un mito concreto, pero se menciona en la literatura y los bestiarios persas, griegos y medievales.

¿Son venenosas las mantícoras?

Las mantícoras tienen una cola parecida a la de un escorpión, de la que pueden disparar dardos venenosos.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Liana Miate
Liana es la editora de los medios de comunicación social de la Ancient History Encyclopedia. Tiene una licenciatura en artes y su área de concentración es la Historia antigua: Grecia, Roma y la Antigüedad Tardía. Grecia y Roma la apasionan particularmente, así como todo lo que tiene que ver con la mitología y la mujer.

Cita este trabajo

Estilo APA

, L. M. (2022, agosto 19). Mantícora [Manticore]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20988/manticora/

Estilo Chicago

, Liana Miate. "Mantícora." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación agosto 19, 2022. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20988/manticora/.

Estilo MLA

, Liana Miate. "Mantícora." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 19 ago 2022. Web. 08 dic 2022.

Afiliación