Lady Jane Grey (Juana Grey)

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 01 mayo 2020
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
The Execution of Lady Jane Grey (by Paul Delaroche, Public Domain)
La ejecución de Lady Jane Grey
Paul Delaroche (Public Domain)

Lady Jane Grey (1537-1554) fue declarada reina de Inglaterra durante nueve días en julio de 1553 tras la muerte de su primo Eduardo VI de Inglaterra (que reinó de 1547 a 1553). Con apenas 16 años y sin haber sido coronada oficialmente, Lady Jane fue una peona, primero sin saberlo y luego sin quererlo, en un golpe político orquestado por John Dudley, el conde (de 1504 a 1553) de Northumberland, que era, de hecho, el regente de Eduardo VI. Ni Dudley ni Eduardo deseaban que la hermanastra del rey, María, se convirtiera en reina, ya que era una católica acérrima y desharía el progreso de la Reforma inglesa y probablemente ejecutaría a Dudley. Al final, tanto la nobleza como los plebeyos prefirieron como reina a una hija de Enrique VIII de Inglaterra (que reinó de 1509 a 1547). La preocupación por la legitimidad triunfó sobre las cuestiones religiosas. María I de Inglaterra (que reinó de 1553 a 1558) encarceló a Lady Jane Grey en la Torre de Londres, donde fue ejecutada en febrero de 1554.

Relaciones familiares

Lady Jane Grey nació en octubre de 1537, hija de Enrique Grey, duque de Suffolk (1517-1554). Tenía una lejana conexión con la realeza, ya que Jane era bisnieta de Enrique VII de Inglaterra (que reinó de 1485 a 1509) a través de su madre Frances, a su vez hija de María Tudor, reina de Francia (1496-1533), hermana de Enrique VIII. Lo más significativo de todo es que Lady Jane se convirtió en nuera de John Dudley, el hombre más poderoso del reino, al casarse con su hijo Lord Guildford Dudley el 21 de mayo de 1553. Para extender aún más sus tentáculos de poder, Dudley hizo que las dos hermanas menores de Jane, Catherine y Mary, se casaran con dos de sus partidarios.

Eliminar publicidad

Advertisement

La sucesión de María Tudor significaría el retroceso de la Reforma y probablemente tomaría represalias contra sus principales partidarios.

Jane era hermosa, sensible y, tutelada por el afamado erudito y teórico de la educación Roger Ascham (1515-1568), estaba muy bien educada. Jane quedó bajo la tutela de Thomas Seymour (fallecido en 1549), esposo de Catherine Parr (c. 1512-1548), ex esposa de Enrique VIII. Thomas era hermano de Eduardo Seymour (c. 1500-1552), Lord Protector y regente de Eduardo VI. Cabe destacar que Jane fuera educada como una devota protestante, por lo que fue una combinación de sus conexiones familiares y sus convicciones religiosas lo que finalmente selló su extraño destino que la llevó a convertirse, aunque fugazmente, en la reina de Inglaterra.

El historiador Nigel Jones da la siguiente descripción física de Jane:

Eliminar publicidad

Advertisement

Era una criatura diminuta que disimulaba su pequeña estatura llevando "zancos" (tacones de corcho construidos) bajo el vestido... Una chica guapa con el pelo castaño, ojos avellana, cejas oscuras, pecas, labios rojos y dientes brillantes, Janes no era ninguna tonta... Ella también era una verdadera Tudor. (229)

John Dudley, Earl of Northumberland
John Dudley, Conde de Northumberland
Unknown Artist (Public Domain)

Dudley, Conde de Northumberland

John Dudley, el conde de Warwick, había tomado el relevo del tío materno de Eduardo, Eduardo Seymour, el Lord Protector, en octubre de 1549. Dudley se había beneficiado de la falta de acción decisiva de Seymour contra varias rebeliones, sobre todo la de Kett en Norfolk en 1549. Dudley, en cambio, había liderado el ejército que había masacrado a los rebeldes de Norfolk en Dussindale el 26 de agosto y así pudo promoverse como sucesor de Seymour. Dudley se convirtió en el hombre más poderoso de Inglaterra y en regente de Eduardo VI en todo menos en el nombre. En 1551, Dudley se nombró a sí mismo conde de Northumberland y destituyó a cualquier rival de los cargos públicos, incluso el desacreditado Eduardo Seymour fue ejecutado el 22 de enero de 1552.

Dudley siguió adelante con la Reforma, que había comenzado con el padre de Eduardo, Enrique VIII, con gusto, quizás más motivado por la codicia de la riqueza de la Iglesia que por una verdadera convicción religiosa. En 1552 se introdujo el radical Libro de Oración Común y se impusieron más restricciones a las prácticas "papistas", como la atenuación de las vestimentas del clero y la abolición de la misa por las almas de los muertos. El rey y Dudley colaboraron estrechamente y el conde enseñó en secreto a Eduardo los discursos que podía pronunciar con delicadeza ante el Consejo del Rey al día siguiente. Pero entonces llegó el desastre. Eduardo contrajo sarampión y viruela en el verano de 1552. En 1553, tras un invierno especialmente duro, los efectos de la tuberculosis pasaron factura y sus días estaban contados.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Enrique VIII había estipulado que, si su hijo moría sin hijos propios, la hermanastra mayor de Eduardo, María (nacida en febrero de 1516), se convertiría en reina. María era una católica acérrima, sin embargo, y su sucesión significaría el retroceso de la Reforma y, lo que era aún más grave para Dudley, probablemente tomaría represalias contra sus principales partidarios.

Portrait of Lady Jane Grey
Retrato de Lady Jane Grey
Unknown Artist (Public Domain)

La reina de los nueve días

Para salvarse a sí mismo, en primer lugar, y a la Reforma, en segundo lugar, Dudley persuadió a Eduardo, que era un reformista entusiasta, para que nombrara a su prima Lady Jane Grey, en lugar de María. Este documento, a menudo llamado "escritura de sucesión", también desheredaba específicamente a María y a su hermanastra menor, Isabel (nacida en septiembre de 1533), y, además, las declaraba bastardas. El "legado" contradecía la ley y no fue aprobado por el Parlamento, aunque algunos obispos protestantes estaban más que contentos de aceptarlo. Northumberland contaba con el apoyo de nobles como los condes de Oxford, Warwick y Huntingdon, el marqués de Northampton y los lores Clinton y Grey, mientras que otros fueron engatusados para que dieran su consentimiento, aparentemente, tal y como se desarrollaron los acontecimientos, en contra de su buen juicio. Finalmente, Lady Jane se sorprendió como nadie al enterarse de que iba a ser reina (aunque no lo supo hasta que murió el rey) y protestó desde el principio que quizás ella no era la opción correcta.

Eliminar publicidad

Advertisement

Lady Jane Grey se convirtió en una de las muchas detenidas famosas de la Torre de Londres. en su caso, su palacio real rápidamente se transformó en su prisión.

Eduardo murió de tuberculosis pulmonar el 6 de julio de 1553 en el palacio de Greenwich, con apenas 15 años. Dudley mantuvo la muerte en secreto durante unos días mientras se movilizaba para instalar como reina a Lady Jane Grey, que entonces solo tenía 16 años. El consejo del rey y el Parlamento aceptaron el nombramiento de Jane por parte de Eduardo, que fue declarada reina el 10 de julio. Dudley trató de persuadir a Jane para que nombrara a su marido como rey, pero ella se negó, y solo aceptó otorgarle el título de duque.

Por desgracia para todos los planes cuidadosamente elaborados por Dudley, María Tudor no estaba dispuesta a dejar escapar esta oportunidad, y tenía muchos apoyos a los que podía recurrir inmediatamente. Dudley (o Eduardo) cometió el error fatal de no encarcelar a María, por lo que esta huyó a la seguridad de sus propiedades en Norfolk. Los nobles y sus ejércitos se reunieron rápidamente para apoyar a María en su fortaleza del castillo de Framlingham, y el 19 de julio María se declaró reina. Finalmente, una fuerza de 30.000 personas marchó en nombre de María sobre Londres, y tanto la nobleza como los plebeyos de allí y de otros lugares se unieron para que se cumpliera el deseo original de Enrique VIII. La elección entre una dama con solo parentescos reales lejanos y una hija de Enrique VIII era fácil para el público, independientemente de sus convicciones religiosas. Además, aceptar el "designio" de Eduardo era poner al monarca por encima del Parlamento y de la ley, una medida peligrosa que podría acarrear graves problemas en el futuro. Dudley fue debidamente abandonado por el consejo y arrestado en Cambridge cuando se dirigía a intentar capturar a María el 21 de julio. El ejército de 2000 hombres de Dudley se desvaneció como el humo en el viento; una declaración de última hora en apoyo de María no fue suficiente para salvar su cuello.

Mary I of England by Antonis Mor
María I de Inglaterra por Antonis Mor
Antonis Mor (Public Domain)
El 3 de agosto de 1553, María fue recibida en Londres por una multitud que la aclamaba. Lady Jane Grey, que había participado a regañadientes en todo el plan y que le dijo a María que estaba sumamente feliz de volver a su vida normal, fue confinada en la Torre de Londres junto con su marido. María fue coronada en la Abadía de Westminster y se convirtió así en María I de Inglaterra el 1 de octubre de 1553.

Eliminar publicidad

Advertisement

Encarcelamiento y ejecución

Lady Jane Grey se convirtió en una de las muchas detenidas famosas de la Torre de Londres, en su caso, su palacio real rápidamente se transformó en su prisión. Jane, recluida en el alojamiento del teniente, se quejó de los reformistas, que se dejaron llevar fácilmente por María y la legitimidad real. Incluso su propio capellán se había convertido en capa, como Jane anotó en su diario, antes de su confinamiento era un "miembro vivo de Cristo" y después de su caída, se convirtió en "el diablillo deforme del Diablo" (Brigden, 206). También escribió una larga carta a su reina en la que explicaba los recientes acontecimientos y en la que aceptaba la culpa por haber presumido de tomar su corona, pero que no había pretendido perjudicar a María. Como ella misma resumió: "Nadie puede decir que la busqué como propia, o que me complació" (Jones, 235). Incluso el cautivo Dudley exoneró a Jane como participante activa en toda la debacle. La reina María sí contempló la posibilidad de liberar a su prima, como ya había hecho con muchas otras prisioneras de la Torre, pero fue advertida de que Jane podía convertirse en un foco de rebelión.

Dudley fue ejecutado el 22 de agosto de 1553. María, sin entender que su popularidad residía en su apellido y en su legitimidad más que en sus convicciones religiosas, estaba decidida a devolver a Inglaterra al catolicismo. En octubre de 1553, cuando la reina anunció su compromiso con Felipe (nacido en 1527), hijo del rey Carlos V de España (que reinó de 1516 a 1556), el enemigo católico número uno de Inglaterra, la rebelión estaba en el aire. Había rumores de que se planeaba una invasión española de Inglaterra. La volátil situación selló el destino de Lady Jane, ya que María no podía permitirse que se convirtiera en la figura de un complot para destronarla. Lady Jane fue juzgada en el Guildhall de Londres el 13 de noviembre de 1553. La sentencia era automática para las mujeres condenadas por traición: ser quemadas en la hoguera. La reina firmó la sentencia de muerte de Jane, un documento que aún hoy sobrevive, pero conmutó el método por la decapitación. María había actuado sabiamente, ya que un ejército rebelde dirigido por Sir Thomas Wyatt marchó sobre Londres en enero de 1554 y el padre de Jane, el duque de Suffolk, intentó, sin éxito, levantar una rebelión contemporánea en Leicestershire.

The White Tower, the Tower of London
La Torre Blanca, Torre de Londres
Frerk Meyer (CC BY-SA)
Lady Jane pasaría seis meses en la Torre, su encarcelamiento está bien documentado por uno de sus frecuentes visitantes, Rowland Lee, un funcionario de la Real Casa de la Moneda que se encontraba allí. En contraste con su sombría reputación, la Torre de Londres solo se utilizó realmente como prisión en el sentido de que se detenía a importantes alborotadores políticos o religiosos. No había celdas, y los detenidos estaban, más bien, confinados en ciertos apartamentos. A Jane se le permitían cuatro asistentes regulares, entre los que se encontraba una enfermera. La antigua reina recibía incluso una remuneración durante su reclusión: unos atractivos 90 chelines semanales para ella y 20 chelines para pagar a sus sirvientes (un comerciante especializado de la época habría ganado un chelín al día). Tenía acceso a libros e incluso podía pasear por los jardines de la Torre. Aunque estaba separada de su marido, Jane podría haberse comunicado secretamente con él por carta; sabemos que lo hacía con otras prisioneras ocultando cartas en un libro de oraciones.

Eliminar publicidad

Advertisement

Después de que la reina María enviara a su capellán a preguntar si Jane estaría dispuesta a renunciar a su protestantismo y recibiera un "no" rotundo, finalmente se produjo la terrible sentencia. Jane rechazó la oferta de ver a su marido por última vez, afirmando que "se reunirían en breve en otro lugar" (Jones, 242). El 12 de febrero de 1554, Guildford Dudley y poco después Lady Jane Grey fueron ejecutados por decapitación. La ejecución se llevó a cabo dentro de los muros de la Torre de Londres en lugar de en la habitual Tower Hill, ya que Jane era de sangre real y, por lo tanto, no podía haber una avalancha de simpatía pública por ella. Se ató tranquilamente la venda habitual y, tras luchar un poco por encontrar el bloque sobre el que apoyar la cabeza, dijo sus últimas palabras: "Señor, en tus manos encomiendo mi espíritu" (Jones, 244). La reina María, por su parte, siguió reinando hasta 1558 y reinstaló la Iglesia católica en Inglaterra, pero sus planes se arruinaron, esta vez de forma permanente, por su propia sucesora, su hermanastra Isabel I de Inglaterra (que reinó de 1558 a 1603).

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2020, mayo 01). Lady Jane Grey (Juana Grey) [Lady Jane Grey]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18903/lady-jane-grey-juana-grey/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Lady Jane Grey (Juana Grey)." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 01, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18903/lady-jane-grey-juana-grey/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Lady Jane Grey (Juana Grey)." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 01 may 2020. Web. 13 ago 2022.

Afiliación